Escamas de vidrio

Escamas de vidrio            x
con bisagras de hierro.
Aletas de plástico
con branquias de goma.
Espina dorsal de cemento.
Cabeza de plomo con el piercing/
anzuelo en el labio colgando del tenso sedal
que tira de ti hacia abajo...

Ni una brazada, ni un movimiento/paralizado
hasta que hundido/desesperado te vas al fondo...
Y te ves, te notas peso/posada de un pesar
el que te arrastra, y sigues 
sigues cayendo...

Repósate en su lecho marino
sin asustarte, en la descompresión
de la respiración aguantada hasta el límite.
Haz tú cama/coma inducido sin un despertar...
Construye allí tu madriguera/morada
hasta convertirte en arrecife.

Donde se cobijen los que huyen de ti
que se sientan seguros/
junto a los que ya ni tienen sitio...
De esos pensamientos tuyos
que no saben nadar.



La tibieza del blanco/

La tibieza del blanco/      xx?     
         y/en la penumbra de sus contornos.
Sin ninguna obligación/necesidad
necesaria...

Como/cuando si de una vez se tratara -el escapado-
         expandiéndose y huido de su futuro en usufructo
               al amparo de lo que no ha de suceder...

Y regresado tras esa frontera 
    en su vuelta a casa conquistado, solo... 
ya en mi cuarto
abatido
sin ser presa del pánico.

Algún nadie/
       y el sutil sin embargo... que se perdió en el trayecto
o la tentación a no ser visto/percibido
ni siquiera fugaz
de ningún sueño cautivo... 
         ni obra acometida engatusado.

Somos la limpieza del molde/su cáscara de transparencias
               máscara inmaculada de la criatura/
                   caricatura de lo que desconocemos
hasta que se realiza 
         al quitársela y quedarse un instante en el mismo sitio.
                                                Y ser eso...
Otra vez nada... -a la espera-
          para poder ser lo que no hemos sido todavía.

-Me dejas anonadado.

Nunca sabremos de lo que somos capaz, ni haciéndolo.
Hay un misterio en la ejecución/
                        una parábola de onda maquiavélica
oculta tras una redrija del espejo  
que nos observa 
pasando la información a la máquina/Matrix 
       que nos devora absorbidos/abducidos...

Sólo somos la reencarnación de una ilusión/     
                                   un sueño que huye
por un camino de cables en las tripas del monstruo
que no se detiene/deben     ni se puede pisar/transitar 
por los que nos interferimos...
magnetizados.

Porque ya estábamos muertos antes de volver del éxtasis
a existir/
Somos entes reanimados...
en el eco de una agónica agonía expandiéndose 
por el espacio sideral 
                                           del caos, 
                                 hacia su aniquilación total 
                                       que le atrae sin remisión.

-Pues me lo pones aún peor...
¡Es una broma, pavo... /que eres un pavo...!
Anda, descansa y tómate algo.

Las manchas del alma

Las manchas del alma
como la espuma del mar          x
son mierdas, babas de caracol
restregadas una y otra vez 
en el agua sal de la conciencia.

Si supieran el porqué
de esa continua fricción/atropello;
contra las rocas, manos, paredes de la pila/
cubo/barreño, mollera...
no les escocería ni sufrirían tanto.
Seguro que no,
y se harían cargo de su castigo
con la penitencia adecuada-mente 
ajustada al delito...

¿A caso te comerías un arroz con caracoles
en la terraza de un restaurante en el desierto;
ubicado a las afueras de un pueblo fantasma
sobre las ruinas de un cementerio indio 
a quinientos metros de la central nuclear del cielo
... y sin ninguna obligación ni miramientos?

-Pues no sé yo...
Pero confío que esto cambie,
debe cambiar de rumbo, el patrón
el peón de zape... de proa a popa.

¡Ya, pero mueve el arroz que se pega!


¡Le falto yo!

-¡Le falto yo! 
Al menos eso me ha dicho...         xx+

Ya...
Encuentra una cita pronto, en ese mar que nos aflige/interfiere.
A veces el cristal y sus transparencias
            nos recuerda lo frágil que somos
y lo duro que resulta todo...

-Pero un muerto ya está muerto, ¿Habíamos quedado en eso...?
sin esperanzas;
ni gime, ni se preocupa, ni espera nada de nadie
                  por nada.

¿Así que todavía vives...?
       ¡Entonces alégrate por el hoy del mañana, del que te alejas
entre tanta culpa/detrás de tanto lamento!

-Sólo quería una excusa 
                para estar un poco más a su lado,
parecía que su dolor buscaba mis caricias...

¡Nada es para siempre, chaval!, salvo el orgullo de la memoria
o el de las mentiras.
El saber engañarnos también es un arte, y del bueno...
Cabalgamos colgados de un hilo/soga que se balancea 
                  al son del viento y de las fuerzas del animal.
Todo depende de la medida y del cálculo 
de tus necesidades.
Con un soplo suyo -el de la riqueza/suerte- bastará para sanarte.
Somos una débil deficiencia por corregir en su parca deriva.
-Cloto,Láquesis y Átropos-
¡Ya ves, poca cosa...! 

-Siempre estás igual.
¿Cuándo acabará todo este martilleo/galimatías
                   martirio que te infringes tan vana-mente?
En cuanto te mueras, ¡tesoro!
y piensa que cada vez te queda menos... 

-Alégrate entonces corazón mío, -sin piedad-
cuyos pasos sigo sonámbulo/borracho/embrutecido 
por un amor caprichoso/incomprendido 
desde mi nacimiento prisionero 
en su celda de castigo
...porque te quiero a morir
y no vivo.

-Tampoco parezcas/resultes un idiota cursi, -aunque lo seas...-
¡Jo! Me dás por todos lados.


¿Te imaginas un reloj con hambre atrasada…?

¿Te imaginas un reloj con hambre atrasada...?          xx
Encogiéndose, farfullando sus tripas/espiral
mientras avanzan las agujas, velamen, aspas
de los demás artilugios que comen/barruntan
apretándolo en su eje, conocimiento, barriga
hasta saltársele los engranajes/cuernos.
Abatido su corazón/bolsa del esperma 
de las esperanzas formidables/geniales
de sus engendros genitales...


Así es la liberación del oprimido.
Así queda el mecanismo del opresor.
Destrozado/aniquilados, borrados del mapa...
Como la ciudad de Cartago por el Imperio Romano.
-Que por cierto, sigue estando allí, en Roma/el poder-.

Pero siempre aparece alguien
con su libro sagrado de mitos, cuentos y leyendas
que lo arregla/recompone...
y vuelta a empezar, a rodar.
Por eso el mundo es redondo
del mismísimo uso que se le da y lo desgasta
maleable como el que más...

¿Te has fijado cuántas cosas
tienen forma curva/redondeada?
¿Te has mirado a los ojos/
las gotas de sangre, odio, sudor...?

¿Has visto la punta de una bala, casco/
capullo/moneda, esquina de la tarjeta de crédito
o la cara de dolor del que sufre por culpa de otro?

El alma de la naturaleza humana -si existiera-
sería un cuadrado de labios/lados infinitos/punzantes...
donde emparedar, fusilar a los truhanes/gilipollas/
necios, indolentes y cobardes que pudiendo tomar medidas
no hacen ni hacemos absolutamente nada.

Alguna vez las pagaremos/pegaran
todas juntas de una en una
las pegatinas de la vileza/deshonor
en el álbum de la historia.
Tú, yo, nosotros, ellos y seremos/
serviremos de combustible a los ojos del futuro
arderemos al amparo del fuego lento del eterno...
-si no es este ya nuestro fin/infierno evidente
única realidad/finalidad, lo que estamos haciendo hoy-.

De todos es la culpa -más o menos-...
La tierra mientras tanto se cuece en su interior 
desesperada de ver su corteza como se la carga/
denigra el hombre. 
Y de vez en cuando le escupe a su cara la lava
producto de la cocción de sus entrañas
o le manda recados en el aire/ojo del huracán
hijo menor del agujero negro que todo lo absorberá...
o moviendo sus tripas por el corte de digestión
que le supone tanto dolor de ver sus almas en superficie
cómo pasan de todo...

Tú, yo otra vez... ¿Qué más da quién sea?
El resultado es fin... mientras te pudres/
echas a perder, delinques, traicionas
desde dentro o desde fuera de ella,
qué más da... 
El caso es que no lo evitamos
ni hacemos nada para remediarlo.

Sólo que a algunos les duele
y pagan con su vida
pero otros, en cambio, parece que disfrutan/
porque les han salido bien las cuentas...
le han echado/tirado buenas cartas
como si les hubiera tocado algún tipo de lotería.
Demasiado bien en este campo de aniquilación total,
cuartel tan bien amañado
a costa de sus hijos/los que vendrán...

Siempre ha sido y es así...
por los siglos de los siglos, amén
O no amén, que también
porque podría darse el caso de que esto cambiara.
Simplemente con dejar de hacer daño/
lo mismo, no sé...

¿De verdad que no vamos a conseguirlo...?
El cambiar este sórdido/ciego mundo
lleno de hormigas/tiburones hombre.

¿Lo necesitamos así?
Como el que padece Síndrome de Estocolmo.
¿Es ese el sentido/motivo de nuestra existencia...?
El estar siempre jodidos, hasta el culo
con el agua al cuello.

Está claro que sólo somos carnaza
para los perros del guardián. Pastor
que nos premia con la promesa 
de llevarnos consigo de caza
para contemplar desde lo alto de su caballo/
castillo, halcón y toda la Corte Celestial;
cómo nos descuartizan, desgarran, desnaturalizan,
masacran/hacen papilla nuestra vida, ilusiones, entrañas/
entre sus colmillos... las fieras de la alianza.
-garrote vil/angustia que no le da al progenitor 
que nos parió en estas condiciones...-.

Mientras Él los acaricia al poco, -conseguido el trofeo-
con su mano de poder absoluto y con la bolica del mundo
sujeta/clavada en uno de sus polos una mini cruz
y el bastón de mando en la otra.
Haciendo estiramientos/estímulandonos para que muevas la cola
mientras te dan...

El hombre nace exclavo de una tierra real y otra su cuerpo
el de una sociedad y su hambre... -demasiados amos-. 
Y cuesta mucho su liberación en tiempo real...
en esta pequeña y diminuta vida.
Sólo de lo que no se sabe aún le puede llegar/venir
la salvación... -somos cautivos de nuestra ignorancia-.
No estamos preparados para entenderlo, lo que sea, de lo que se trate
por eso seguimos igual.
El enigma sigue en baldío por esos campos de Dios...

-Esta vez has echado el resto... 
Pero te recuerdo, que el juego del "tute subastao"
se basa como el mus en un farol.
Casi todos los juegos parten/lucen esa premisa.

Ya lo entiendo, somos engaño, eso es... 
Un engaño en el aire 
que todavía no ha cobrado forma 
           ni surte los efectos deseados en la partida...
¿Es eso lo que intentas/quieres decirme... verdad?

-No, idiota... te digo que aprendas el juego/sus reglas...
A veces, hacerlo sencillo es lo más complicado.

Creo que no puedo, son demasiado buenos para mí.

¿Sabes lo que más me excita

¿Sabes lo que más me excita    xx-
                 al imaginarte? Imaginarnos 
   en lo que te voy a convertir/hacer sin mediar palabra...

¿Sabes lo que más me gusta mientras te miro...?
Las formas, contorno, aromas de lo que pudiera/o 
podido suceder 
pase o no.

De ahí esa vaga insatisfacción 
  casi perenne
debilitado/disminuyéndolo todo
-aunque se goce con el acto de la ilusión, incluso realizándolo-
por el desgaste/descuento infringido con antelación.

Nada cumple ni se ajusta jamás
a las expectativas que nos hacemos/hemos creado.
A no ser...
que se improvise sobre la marcha y te sorprendas grata-mente.
                         A no ser...
que ya se haya soñado en otro sueño, de otro modo, en otros mundos, 
                             desde la otra vida para-lelos. 
En la otra casa/en el otro hogar 
de las mentiras...
-Todo navegaba bien, sin rumbo, hasta que has aparecido/
llegaste tú.

Ya, pero antes de ser mariposa somos oruga/gusanos de Lovecraft...
Quizá a eso se refiere/nos invitan y nos venden;
que vamos a ser lindas y hermosas mariposas en el jardín del Olimpo
después de estar arrastrándonos/incluso clavados en La Tierra.

Los antiguos egipcios lo copiaron del escarabajo del desierto,
sí, su proyección de futuros para el después de la muerte/
esa parafernalia, maquillando el oscuro más allá
que a todos aterroriza.
-Tú siempre tan positivo.

¿Y qué quieres, 
que me fije en las abejas/ovejas/borregos, en las hormigas...
o prefieres que lo haga en los cocodrilos del Pacífico Sur 
con el Capitán Nemo/Trueno,
Sigrid, Crispín y Goliath sobrevolándolos en globo?

Dama de barro/animal del maligno

Dama de barro/animal del maligno,        x
-frente a frente/cara con cara...-
Junto a tus arenas movedizas descansa
el que pronto has de servir hasta tragártelo vivo.

¿Quién habrá, quién llegará antes para sepultarte...
para hacerte/pedirle una misa al redentor/diablo del cura
antes de que desaparezcas?

Que no sople el viento de las bajas presiones/
ni altas intenciones en esa tu rotonda/cruce de caminos
de arterias y venas en la bola roja de tu pecho...
Que se seque su pantano de ríos caminos de la sangre.
Que deje de llover/llorar esas nubes tristes, tan bobas...
en el interior del cristal de tus ojos.
Que cambie el mundo su eje/rumbo de traslación en su rotación.
Que la tierra se gire inclinada y dé marcha atrás
como una peonza puesta del revés...
Que vuelvan los muertos de esa enfermedad incurable.
Que los vivos renazcan/florezcan a cada momento/latido
sin parar, sin deformarse/sin ningún esfuerzo
ni detenerse/siempre jóvenes...

Entonces…
¿Cambiarían nuestros principios
si desapareciera el hipotético final cruel...?

¿Se detendrían los relojes preñados/en cinta
quedándose obsoletos
arrojados al coso/pozo de los leones del sacrificio?

¿Quedarían entonces como amuletos sin fuste
para los supersticiosos/brujas y hechiceros
supuestos habitantes/habitáculos del mundo
en sus nichos/abismo del replicante...?

Ya no tendríamos ganas de escribir/leer
ni de coexistir o soñar.
Cada uno en su foso/coso individual 
voluntaria-mente perseguido esclavos...
Jugaríamos a no comer/ni al juego sexual ¿o sí?,  
¿qué importa, qué más da...?

Volar solo con los brazos, nadar con las orejas o la nariz...
Colegios llenos de niños burbuja en su pompa;
niños probeta por ordenador,
niños de porcelana, de diamante, irrompibles.

Asilos/geriátricos y las iglesias vacías...
Cunas repletas, tiendas a rebosar.
Calles sin coches con pea-tones ebrios/borrachos
arrastrados por la inercia de una vida 
que los pretende asesina.

Animales de todas las calañas/razas y credos 
con sus letanías, rezo reunidos en el bancal del Señor...
Cielo sin gloria ni color/campo de concentración 
de emigrantes en el exilio/deportados entre sus ruinas.
Infiernos clausurados/caducos/obsoletos/cerrados
a cal y canto...sin fuego, y los demonios en blanco
siempre de vacaciones.

Familias sin componentes ni competencias en la educación
de sus retoños ya inexistentes...ajenos al clan 
y glamour de antaño...
Pueblos vacíos/viciosos/viscosos/vírgenes y suicidas 
intentándolo de nuevo, -darse muerte-
porque no aguantan más...
¿Pero qué vida sería esa.../es esta en la que estamos viviendo?

-¡Qué lio!, tú el cínico!
Como sigas así.../ ¡vas a llegar lejos! Con lo sencillo 
que resulta obedecer.

¿Has probado hacer las cosas como Dios manda...?