Reclamo mi trozo de tarta

 

Reclamo mi trozo de tarta       x
y vuelvo a por más
-porque me gustó...-

Me relamo con la lengua
dando una vuelta de bufanda
a la comisura del cuenco.

"Chorreoso" de alegría,
rescato las migajas sobrantes
antes de que se sequen
o se pierdan por el mantel.

Tengo.../tendría que vivir,
por los muertos a destiempo/
a destajo/por los no nacidos,
por los malditos.

Les debo una...

No soy lo suficientemente modesto

No soy lo suficientemente modesto      x
como para no desearme la salvación/
...y amor eterno.
Me recomiendo para un puesto privilegiado
una vez consumida mi porción del pastel.

Agradecido quiero brindar por el placer
que he tenido/el gusto en conocerme/
y de conocerte...
Por insignificante o ridículo/
por nefasto o glorioso
no deja de ser un lugar en la fiesta...

Fiel a la naturaleza.../me gusta todo 
en su óptimo estado.
El antes y el después
para cuando no haya más remedio.
Y la nada para siempre...
Es tan amplia/tan esbelta/
tan dulce.../tan tranquila.

Que tú y yo estemos aquí

Que tú y yo estemos aquí         xx
no se lo debemos a nadie/
porque tarde o temprano
tendríamos que pagar
a razón de lo que vale

y... -que yo sepa-,
la vida no tiene precio.

Acaso con la muerte...
y eso no tendría
ningún sentido.

Que existas/que dures/
que comas/que andes descalzo
...sólo es una suerte.

De todo lo que te podía estar pasando/
sólo te pasa
...lo que en este preciso momento
el destino ha elegido para ti.

Tan sólo unas líneas de bolígrafo/papel/pantalla…

Tan sólo unas líneas de bolígrafo/papel/pantalla...   xx? 
a dos palmos de nuestra nariz nos separan.

¡Y que tú repares en mí
y vengas a buscarme...?/querido lector...!
O hayas caído por casualidad
en el hoyo/trampa de internet/libro.
...Me da un poco de así/cosa.

De todas las maneras y formas
a ti también te lo debo/... -el ser...?-.
-¡Como si alguna vez hubiera sido sólo cosa mía… ¿?!-

Mi descarnado entusiasmo por perdurar
se ha solapado/brotado/transportado en/a
otra mente…/la tuya.
Y entonces sé que vivo…/ por el cosquilleo de las raíces
intentando salirse del tiesto/
que tan amablemente has sujetado/mantienes.../
has puesto por unos instantes en tus manos.

Quiero amasar la amenazante neblina
que entre lo tierno/dúctil y baboso de tus sesos/sexo
me atrae/tira de mí hacia ti...
y quiere comerse/gratinar al bestiario.

Sé que puede no significar nada/todo esto...
Pero se inmortaliza en la garganta/
palabra de honor de las letras/voz
de nuestro espíritu viajero/aventurero/
Viaje en el tiempo/disimulo/desmayo hacia el fondo/
fin de la eternidad…

Mi corazón así, en tus manos... saltando de alegría
para que lo guardes en uno de tus bolsillos
del reloj/del chaleco/de la falda/de la billetera/pañuelo…
Junto/más juntos/más cerca del tuyo... ¡Eso es...!

Ahora nos latimos/lamemos/limamos al unísono/
como dos amantes acariciados por el tacto/
trasiego/ajetreo.../el uno sobre el otro…
Aguantando la respiración del susto de la inmediatez/
inmensidad del abismo en el que hemos caído...

A ti, y sólo a ti.../ por siempre y obra del destino...
te debo la vida señor anónim@.
Y a mí, que me he querido/perseverado tanto.

Un beso a discreción para todos/en el pecho/pulmón/plumón...
Y al vecino de al lado.../imagen/cara/ ...ese rostro 
que todavía late y sonríe al leer toda esta sarta de farfullas/
“pelufas” de cañizo/cariño/desazón
que parten de mi araña de agua/entrañas/
inconsciencia.
¡Zas…!
Te espero…

Un adiós nunca es una despedida/si uno de los dos
no se va.../se queda...

La soledad de un castigo no merecido.

La soledad de un castigo no merecido.           x

La humillación en la esquina de la clase
como un bicho raro/cara a la pared,
mientras el profesor continúa
con sus clases magistrales
pervirtiendo al alumnado...

Cuesta no pertenecer al grupo de la normalidad
por lo que tiene de incómodo;
pero con el tiempo es tan natural
esa extrañeza para los demás
como para ti...

acostumbrándote a echar continuamente
por el lado torpe de la vida.

A veces notas

A veces notas         x
que el extraño eres tú.
Ese que todos esperan
que no tarde en desaparecer.

Siempre en celo
como una superstición abstracta
en algo que desconoces/
siguiendo el rastro
desde el fondo de la playa
por donde no pasa nadie.

Abandonado/arrumbado
en ese lugar donde se amontonan
los detritos del mar
por la pala excavadora al amanecer.

Deberíamos tener un estercolero/
el hoyo de la basura
donde tirar los desperdicios del día
como en las casas de la huerta de antes.

Tal vez así no andaríamos/
no tropezaríamos continuamente
entre tanta porquería.

Tal vez así...
no oleríamos tan mal.

Sorprendido de contento

Sorprendido de contento/              xxx
entusiasmado hasta el susto
has tirado la caja de los juguetes
del niño que fuiste alguna vez.

Ahora crecidito no encuentras en el montón,
aquel con el que  lo arreglabas todo.

Te das cuenta…
de que hay más peces en el agua.
De que el peso del humo
es el del incendio.
De que un gesto transforma a otro.
De que el día huele a mujer desnuda/
recién bañada.
De que sólo amamos una vez,
el resto es para empujar/
seguir en pie.

De que a veces... es conveniente
andar cerca/echarnos a un lado,
no siempre hay que entrar o salir.../volver.
De que hacemos continuas mudanzas
-distraídos por el camino-
sin darnos cuenta de lo que olvidamos
o se pierde.

De que  hay que intentar
desconocer una vez más lo aprendido
pues la ignorancia ayuda a ser feliz.
De que ningún niño se dejó vencer
con sus soldados de plástico.
De que ninguna niña dejó sola a otra
en su casa de muñecas.

De que al final... eres tú/
-casi siempre...- quien elige
como conservarse/
si recocidito/macerado/fresco...
en almíbar o aguasal.