He abierto los ojos…

He abierto los ojos... y amanece    x?
en algún lugar de un día cualquiera.
Los he vuelto a cerrar asustado
de tanta complejidad/oscuridad 
              -aunque nos protege-.

Y volvemos/vuelvo a la muerte silenciosa...
en esa porción diminuta del sueño/de mi tiempo 
donde nos buscamos en cada recuerdo
-recuentos del pasaje- que se olvida distinto
a/de como tú lo ves... 
para hacernos diferentes
para ir a buscarte sumergido/emergente
de su antecesor... lisiado/liado -esta vez-
como un ovillo de punto-lana de oveja negra
en manos del gato Garfield.

Y entonces quieres escapar, lo admito...
-pero ya es tarde-
Han cerrado/estrechado las vías
de drenaje y baipás...
Las han juntado-llevado a la sala de operaciones 
para que el diablo juegue al escalectric
-improvisados cochecitos de humanos-
que aún respiran en la caverna de Platón
llenos de focos deslumbrantes
y de médicos armados hasta los dientes
...y no se han dormido/ni apartado del todo
de su calendario de ejecuciones.

Tu navegar de anfibio-larva de mosquito
con el aro de santo/Saturno en tu cabeza
/asa de donde te puedan agarrar
cualquiera de los angelitos/demonio 
que vengan a por ti...
es de fino/delicado calibre
-y... con tanta luz- destiñe tu alma.

Lo malo de todo esto... 
es que después de la eternidad 
                  no quede nada. -me digo
Y tú, ratón de hogar... toda la vida/
todavía en el quirófano
oliendo al queso del Señor 
atrapado por el cuello en su trampa...

P.D.
Hagas lo que hagas nunca te liberan
del secuestro... ninguna de tus ideas/
ideales/remolacha/nabos pintados de naranja
ni con esas orejeras para T. Rex
-podrán pagar el rescate-.

La confusión es total/insalvable
sólo nos queda la espera en el patíbulo
/-mar de tu Jurásico-
mientras el verdugo almuerza...
Somos la razón de tantas cosas
como necesidades/ necios
rizaos tengamos los cuernos de Moisés.

Ser a la espera de ser... es un tormento/
Terminar con todo y cumplir la condena
-un alivio para ti y al matarife-.
Acercarnos a la verdad del mundo... 
un engaño más/ 
apresados en el pozo de lo indeterminable; 
en cualquiera de los hemisferios-
del reloj de arena/
-ventrículos y aurículas del corazón-.

Somos lo que somos, sea lo que sea...?
-y mientras se realiza la función-
el ser se ejecuta a sí mismo
-combustible de su liberación-
como un samurái/kamikaze sobrado de honor.
Morir es un principio de lealtad al mundo
-y así mismo...- como nacer a lo desconocido.
Todo tiene un motivo por el cual seguir y luchar;
la vida por ejemplo... que se resiste
a ser abolida/ desaparecer de la faz-careta
donde te miras al espejo del pequeño dios 
                         que creemos ser?

Nos queremos hasta tal punto/
con tanta profundidad... como alcanza la mirada detrás
de lo que hemos visto/ ante el hondo cristal.
Somos del que añoramos en sueños... 
lo que llevamos dentro
-al que conocemos y no se quiere abandonar-.
Hasta el linde de enamorarnos de su compañía
y presencia... aún sin conocernos del todo bien.

La necesidad/dependencia vital se funde entonces
en un mismo músculo
cuyo latido lo hace al unísono... 
porque se sienten carne y espíritu en la unidad.
Somos la fusión del mundo, -en nuestra mente-
ojos y mano en la retina de su creador/
-Ufff... por fin/ cómo te lías majo...!! 




Me dispuse paciente

Me dispuse paciente y repetí...            x+
Pido ficha/carta... pero no,
alguien saca más alto que yo... -la tiene más larga-.

La suerte heredera del azar licua las expectativas
derramándose como lava/larva de gusano
dentro de la boca del pez que soy/
prisionero en su medio, agua en sazón y anzuelo
                        burbujas de la razón
                         en un tazón de saque...

Entonces te vas desclavando del madero,
sin bajarte total-mente 
te sientas en el reclinatorio de tu cruz
a rezar por los que te rezan... 
-por los que oran y oran-
con los ojos cerrados obedientes/sometidos...
mientras sienten los latigazos del orco hambriento
-legionario del Pilatos de un imperio-
que intenta desprender su piel en finas tirillas/
aperitivos para satisfacer al mundo de la economía
                        finanzas de prisas/presas 
                     de esta sociedad de suicidas...
para devolverle la moneda al Cesar
con la que levantaste un hogar.

Y te mueres otra vez... y otra vez resucitas... 
-clon que envejece al ritmo del sonido
del cocodrilo de Peter Pan-.
Pero no te das cuenta/ni nadie que te diga nada
porque nadie sabe nada y te repites/
te desclavas y te mueres de nuevo 
y te rezan... y así hasta el final de la eternidad.

¡Somos lo que somos.../ -despojos del otro para otro-
que quiere comernos, conocerte imposible vivo
porque le gustó el sabor de tu mano.
Hasta convertirnos en un manojo de huesos secos/
vaso vacío-cráneo sin seso
donde dar de beber/alimentar a la tropa.

El mundo se comporta/es frente a ti 
como ceniza al viento.
Naciste para perder... -me digo
No, nunca he ganado nada, -le contesto
¿Y eso no es lo mismo...? -me dice
¡No si lo entiendes... 
y terminé la conversación.

Somos de nuestro estreñido entendimiento 
la razón de su por qué...?
La savia de lo correcto que le corroe/recorre
su sangre/
-la misma que le alimenta y mata-.

Sólo somos lo que comprendemos... -al tuntún-
                   el resto es la escoria/  serrín
         del árbol de la vida que muere por nosotros
al convertirse en fuego/papel y sombra de su creador...

Nunca saldremos del sitio en el que estamos metidos
           porque nunca vamos a saber... -dónde vamos
                        ni de dónde venimos-
En el origen/destino está la respuesta.
¿Alguien me lo puede explicar?



La verdad

La verdad en cada receptor es engañosa   x+
subjetiva y arbitraria...
Somos ratas de laboratorio
en manos de unos cuantos chiflados/ desaprensivos.

La cabeza del mundo ha perdido la razón.../
el corazón de su cerebro se ha secado
el mundo ya no tiene cabeza.
Hace tiempo que cuelga de una pica
en lo alto del imperio capital/list@.

Somos tripas y nervios embutidos de sexo/seso y sebo
colgando como perniles/raíces secas
sacadas de la tierra-animal donde nos encontró 
el druida flauta 
bajo los efectos terapéuticos de las religiones
...en el sembrado/jardín/desierto de Dios.

Convencidos de que estábamos a salvo/
salvados de antemano... de que habíamos comprado/
comparecido ante las indulgencias
con buen criterio de aceptación... y recaudo/
las vitaminas suficientes para nuestro crecimiento
hoy veneno empozoñado.

Luchemos... es la hora de nuestra revolución
rompamos los engranajes/credos del mundo.
...La máquina de Charlot se está haciendo cada vez
más poderosa, incluso ni la notamos
porque estamos dentro/formamos parte de ella
estrangulados/sedados por la corriente/los cables de red...

Somos espectadores de nuestro final
secuestrados por la palabra.
Entretenimientos del comuniador/político/showman/noticiero
...riendo a pata suelta -a nuestra costa- en la butaca
enganchados al gotero del doctor de la Naranja Mecánica.
-Truman inventado/Matrix de nuestro propio yo-.

El otro día disertaba tan alegre sobre la intrascendencia
del sentido de la vida a estas alturas/
...respecto de la importancia que debía o no
o tenía para mí la muerte
dada la inoperante voluntad del ser
                   ya conquistado/contaminado...

Con su juego/jugo verbal me iba sintiendo incómodo
notaba un resentimiento/
como si algo desde mi interior se retorciera al oírlas...
                   y todo sin hablar -a grito "pelao"-/
Así que abandoné ese camino para relajarme 
y pensarlo mejor...
Pero el caso es que al final estaba inundado 
de sensaciones raras/
me sentía como más rabioso/con menos miedos...
contrariando el sentido al que nos vemos abocados 
                                    sin remisión.

Quería protestar de alguna manera
ante el eco de lo dicho retumbando en las paredes
de mi hueso duro/ del yo plagiado/clon miliciano
del planeta de los simios 
a las afueras del sol...
Frente a lo que entiendo que soy... y no me dejan ser
porque me falta capital material e intelectual
de los que carezco, -porque soy bastante pobre/
-no estudié ni leí lo suficiente...-.

Y empecé a divagar:
si nuestro destino ya está decidido...
si cuanto hagamos nada lo puede cambiar/
si lo que viene para ti nada ni nadie lo va a parar...
Hacer o no hacer ya no basta... hay que romper-destruir
lo que siempre ha sido.

Pero tampoco encontré la respuesta 
con esa especulación desde los extremos/
-demasiado lejos...- -pensé
Si destrozaba lo que hay 
¿desde dónde partiría entonces?

En la imaginación están las alas rotas/
atadas del cautivo... -añadí a mi repertorio-.
Ya que soñando se podría alcanzar alguna solución;
...pero los sueños también están prisioneros/
son dependientes del que somos 
-al mismo tiempo/ y a su vez-.

Es imposible que estemos aquí sin ningún fuste
para no llenar/llegar nunca a colmar nuestros objetivos 
verdaderos intereses...
-como un perro atado sin amo-.

Si de la nada venimos y a la nada vamos...
que nos impide que lo que hacemos ahora
sea llevado ante los dioses 
si no la negación/resignación del después que lo borra... 
-la historia y sus secuaces/por ejemplo-

Y me pregunté de nuevo... ¿Lo que busco es lo que quiero
o es algún tipo de trampa?
¿Acaso soy libre de querer lo que quiero...?

En fin... tuve una revelación o algo así que me dijo:
todo, todo el mundo yace en el fondo/
foso de los fusilados
condenados por el dictador del sentido común.
Está claro que pensar no es ninguna gracia 
ni liberación...
-ser hombre tiene/se cobra así su castigo-.

El saber es darle muerte a lo que nace a cada instante/
-espartanos arrojados por el precipicio
                                      de los prejuicios-
sin que lleguemos a conocer nunca su verdadero potencial.

-A estas horas de la película...-
nadie puede salir del laberinto/el hilo
es del mismo cabo de la tela de araña del Señor
/del anillo/alianza con el que nos desposó con todo...
Esa imagen salvadora/aciaga y sin reflejo
a la que hemos rendido en homenaje nuestra sangre/
cáliz que bebemos 
creyendo escapar de la traición que nos hacemos.

Ya estábamos perdidos antes de venir/
y el mundo gira y gira -a su bola...-.


Descontar lo gastado

Descontar lo gastado de lo que resta/     x?  
ahí estamos todos estancados...
como unos dedos que esculpieran su certeza
en torno a algo... -de piedra dura-.

Sólo hay una huella en el alféizar
...la que ocupará tu cuerpo boca arriba.
¡Pero hay de los afligidos...!
de sus llantos reza el murmullo
de las olas del mar.
Esa desesperación que nadie gobierna
y se estrella contra las rocas...

Lo complicado es la situación abordo
de la nave secuestrada
por el motín de cada una de las partes
del cuerpo inservible/
irrecuperables en progresión contraria
a lo que te gustaría...

Apenas quedan agujas/puntadas en el paño
para coser un nuevo traje...
La tierra prometida no hay quién la cultive
la fe ha escapado en busca de otro lugar
más cálido y seguro.
Desde aquí todo se ve/es gris/ 
ya no está de moda creer en nada...
Los templos están vacíos/-o eso parece-.
¿Era ahí donde te ibas a refugiar?

P.D.
Con los años nos rendimos a la evidencia...
-de que cada vez/ se puede menos-
Sin un espíritu joven dispuesto a la lucha
sólo nos queda esperar la partida de defunción
con el sicario de turno...

Aunque querer es poder... según algunos/
-más vale maña que fuerza-.
Y vete acoplando a tu novedad...
ese cuerpo en continuo declive/cambio
...y no pretendas imaginarte en lo que no eres.

El espejo/ o tus amigos/vecinos de siempre
pueden resultar de gran ayuda...
-sobre todo- si eres corto de vista.
La vida se gasta contigo dentro 
-vais en el mismo lote-
Aunque creas que puedes escapar
con alguna parte tuya etérea/alma...
más vale que te fijes mejor por donde pisas.

Todo lo que empieza acaba alguna vez, ¡seguro!
-Ya... eso lo has dicho decenas de veces...
¡Bueno, para que no se te olvide, chaval!


Nada cura…

Nada cura... y aun así en el mismo cajón      x?
de nuestra mesita de noche/
junto a las pastillas...
de una muerte prematura.

Volamos como un pájaro disecado/resucitado
libre de lo contrario que éramos
o ahora somos... y que nunca será ya
lo que fue.

Y ese miedo terrible/irreversible
a convertirnos en estatua de sal 
     -condimento para la bestia-
si volvemos la vista atrás... 
          que nos persigue.

Todo nos da igual.../
la importancia nos viene de fuera:
la paga/las facturas/la gente...
Atrapados en la llama del tiempo/
en el hambre del espacio que vela/vuela
entorno a nuestra agonía
como ave rapaz... 
-los que nos buscan como clientes-
y de verdad...

Esa pequeña fortuna de lo imborrable/bienes
que amamanta la vida y sus castillos de cera
con la amenaza de encendernos
en misa de doce... -si no nos entra el zapato-
Y el sacristán tirando de la soga/badajo
ojos y lengua de tu cabeza arrancada.

Somos las campanas al vuelo de un cielo/ciegos 
tanteando con la varita atrancada/sujeta 
por las manos/voluntad de un ente superior
que nos menosprecia... 
-a nuestra suerte engañados-

No tenemos solución
porque tampoco somos un problema...
-para nada ni para nadie-.
Tanto lo bueno como lo malo 
-en todas sus vertientes/variantes...- 
está en potencia o en acto en cada uno 
                                 de nosotros. 
Ahí radica/está la salvación...
en saber la dosis-dirimir 
en que territorio nos dejamos conquistar.
-El que busca termina encontrando-.






La tarde vestida

La tarde vestida de piedras preciosas  xx   
a cual más embustera...
Falsas gemas/cristal de “lapis lazuli”/luz huidiza;
oferta/ofrendas de final del día/crepúsculo 
                        repitiéndose cansino.

La bola roja de nieve ha rodado hasta precipitarse/
hundirse/caer al abismo...
Ahora su fantasma vaga por la oscuridad/
filo de la concha/tapia/sinergia
         más pálido que el hielo. 

La noche se engalana de estrellas. 
Fin.

¡Vamos a ver...?
¿Las señales del camino estaban ya...
o ha sido uno de mis enanos majareta
en un ataque de rabia/locura
que los ha ido poniendo...?
-Ahora no te estoy escuchando.
Perdona.

Anda... quita/saca la mano de mi bolsillo 
que por aquí hay mucho tarado.../ y
malpensado.
¿¡Vale!?

¿Te has dado cuenta... qué día
con tan poco fuste?
Días así... -como el de hoy- se diluyen/mezclan 
entre los demás
como si no hubieran existido/sucedido nada...
-Sí, eso también pasa.

P.D.
La mudanza tan igual de la jornada
provoca una indiferencia 
-en su esencia... criminal- 
hacia los detalles de la naturaleza
empeñada en llamar nuestra atención.

La costumbre nos mata con sus balas
de fogueo hasta que llega la de verdad.
El juego empieza cuando se descarga el arma/
alma del vientre que nos parió/
y dio la vida.

El tambor de su revolver -desde entonces-
lo cargan -a dúo/y a gusto- el diablo y el Señor
...pero apuntando a tu sien.
-Feliz Apocalypse Now/The Deer Hunter...
¡colega!



Hay una línea

Hay una línea que lo divide todo,     xx   
una mano que traza y separa el lápiz de la tiza/
                       tinta del boli/pluma...
un punto delante de ti... -insalvable-
Y nunca se sabe hasta cuándo.../
-en qué momento se va a detener todo esto...-
y aprovechar esa pausa para saltar al otro lado...
y que la mano siga allí/donde quiera que ahora esté...
y nuestro brazo no sea el suyo/
y nuestro cuerpo igual tampoco.

Siempre hay una línea roja/una línea blanca/
esa línea/raya negra más profunda 
de lo que nos podamos imaginar...
y esa no tiene cuerpo/ni mano/ni articulación alguna
para que podamos arrancarla del papel 
y echarla a volar.

Lo escrito no te devuelve a ninguna parte
pero sí puede hacer que vivas como eres
y te identifique donde estás...
Ser letra/palabra, también es ser.

Vivimos en la reencarnación de nuestra conciencia
-que para dirigirse a nosotros 
necesita hablarnos-.
Sólo eso... 
Somos el médium entre la nada 
y algún otro tipo de nada.

¿Y mientras tanto qué? -Diría si no fuese yo...
Pues vamos vagando 
como una pareja de novios
suspirando por conocernos/-o meternos mano-
en este extraño/entrañable y manido jardín
                               del diablo.