Escuchad mi grito animal…

Escuchad mi grito animal...         xx
dualidad corrosiva/
carcoma de hambre y pan.

Escuchad mi grito animal;
candilejas de monsergas...
transeúntes en "espantá".

Escuchad mi grito animal;
comadrejas de serpientes/
acordeones en lata.

Escuchad mi grito animal.
Frígidas vestales/
"granás almidonás".

Escuchad mi grito animal.
Hímenes vaporosos,
deseosos del maná.

Escuchad mi grito animal.
Guillotinas cluecas...
de recatada "disfrazá"

Escuchad mi grito animal.
Colgado de este vientre,
viudo a perpetuidad.

Torpe ilusión/torpe vida…

Torpe ilusión/torpe vida...         x?
Más vaga que la pasión,
queda la semilla esparcida
en el paño blanco
de la desquicia suicida.

Es el estoque súbito de placer/
alud de núbiles sinfonías,
que rezuma empapado por doquier,
la curia pasmosa
de la savia perdida.

Pobre yunque...
de cinco martillos callado,
maldigo a tu amo
que escupe batiendo gusanos.

-Diván ondulado
que escuchas aporreado
en la baranda de encinas
donde yace tu garbo-.

Mañana no habrá
ni burla ni simulacro.
Mañana serás...
un señor bien educado.


Ondeaba la mora “tronchá”

Ondeaba la mora "tronchá"       xx
en la reja maciza
al amparo venéreo
de la brisa alcalina.

Tenderetes de zarzas
alfombran supinas
las trincheras desplegadas
al hambriento suicida...
Picadero de alondras/
almirez de jauría.

Al raso se descara
con la chicharra dormida
en la mocosa glorieta
de nalgas embutida.
Abrevadero salobre/
rubor que lubrica.

Y envuelto entre guijarros
tizón se obstina...
en echarle de nuevo las cartas
en su ascensión a la mina.

Y solo son nanas bobaliconas
que pretéritas confinan
a su lindo templario
en tan angosta agonía.

Pues hace gala el insensato
de penacho tente tieso.
Y no es -nada más...-
que un payaso de serrín
envuelto en pellejo.


Erecto embajador…

Erecto embajador...         x?
fragancia de tedio.
Despojos de león/
naufrago degüello.

Crepuscular vertebra aciaga.
Erizo clavado en los sesos.
Embutido tieso al son
de la marcha triunfal de tu cuerpo.

Guarida de delfín....
virtual pasajero.
Muleta de hollín/
alpiste en brasero.


P.D.
Tendemos a ser obedientes
con cualquiera de nuestras partes del cuerpo
-alteradas/excitadas...-
y buscamos el anclaje para ese miembro.

Normal-mente ya sabemos la causa;
pero hay veces que cuesta
por lo del imprevisto/improvisar y eso...

Necesitamos hacernos a la idea/
-no siempre- el corazón navega solo
en medio de tanta víscera...












Relámpago mudo…

Relámpago mudo...       x?
invasora cosquilla.
Lomo escamado
de volutas dormidas/

Quieren machacar tus muslos
las proas que se avecinan.
Pero altivos...
en su comba de túmulos,
tus miembros
se confabulan en un puño.

Hasta titilan jubilosos
con su cántico torvo/
acordes de orquesta,
cóncavos mozos.

Y de pronto...
un clamor bituminoso,
como insensato calambre ronco.

Te has estrellado con tu brío
en los velos rocosos...
Ese mural invisible
que modela de gusto tu dorso.

Y aspirando la calma
que anega cualquier soplo,
entre gemas núbiles
jadeas de gozo.


P.D.
Un buen polvo es toda una delicia
-nada se parece tanto a la muerte/
a lo que debe ser el descanso eterno-
Pero esta vez te imaginas que resucitas,
y es verdad/es cierto, 
porque te ves vivito y coleando...

Somos el instrumento de nuestro placer;
el cielo... aquí en la tierra tiene otro nombre/
El juicio final puede esperar
ya no tiene sentido si aprovechamos bien el tiempo.
Ya sabes/ mejor pájaro en mano que ciento volando- 
¡Follemos 
o si lo prefieres, -hagamos/practiquemos el acto del amor...-
¡Todas las religiones nos invitan a ello/
no pueden estar equivocadas!

Grilletes tirantes

Grilletes tirantes        x+
como hervideros de avispa
embozan el gong
de mis colgantes reliquias.

Escalfados glotones
que me ponen en cuclillas.
Pues una balada
de naipes viejos
hicieron vado
en mi anfibio reyezuelo.

Interpelo ante la enagua
del arquero sexo,
que no eche el cerrojo
que viole este pleito.

Testigos te ofrezco;
un par de pelotas
y un bate de béisbol/
Una estola de ángel
y una ganzúa de terciopelo.


Cruel verdor emergente

Cruel verdor emergente          x?
que pululas por las alturas
clavado del bulto que pende
e infragante te mutila.

Bóveda en ascuas/
sudor de túnica.
Candil trasnochador,
nuca espina.

Torpe se disipa
el empuje urgente
que te absorbía
en tan casta misiva.
Arrojándote en el coso alado
remanso de su lidia...

P.D.
Mientras andas algo salido
todo son tropiezos...
El descanso del guerrero 
sólo se consigue/consiste
en aplacar las ganas.

Nunca sabremos la verdad...
-de por qué esto o aquello-
pero lo que se siente por ahí abajo
no deja lugar a dudas.




Se erige el solsticio

Se erige el solsticio            x+
de la piel artesanal
en cautela de cien tarantos
y aliñando arrope de lujuria
en sazón aguanto...

Qué bagaje mollar/
aliviadero angosto,
calentura enhiesta,
borrachera de topo.

Qué prieto ademán
apaciguador de locos...
qué verdugo corcel,
camino de cualquier soto.

Es una llama que declina
en el yugo que le apestilla,
como maroma de barca
que se engoslita en la orilla.

Es el aire que me falta
bendita asfixia...
arrancando del chiquero al toro
haciendo tronar la vida.
...Lo que ayer era queja
hoy me hace trizas.


P.D.
Las trampas que saltamos
son las mismas en las que hemos caído antes/
alguna vez...
La mejor manera de empezar a dejar algo
es hartándote.
Y un buen polvo lleva consigo muchas cosas...
-una de ellas, no volver a cuestionártelo-.

Otra, que no estás solo...
Hay que tener en cuenta el cuerpo 
al que damos forma con la batalla;
calcular sus tiempos/medir sus fuerzas
gravitar en el recipiente de su respiración... 
-si es preciso-.
Adorar sin ahorrar en sus encantos/
fruto en cosecha de tus ganas.
Comer/masticar su gozo, arrancarlo de sus entrañas,
lamer el alma en sus heridas...

Lo demás te lo dejo en arbitrio, al azar;
tonterías de esas de buen seductor.../caricias
besitos/alguna palabra bonica/mirarla a los ojos,
una copa/un rocecito.../que se sienta tranquila/
segura y confiada... Bobadas...
Nunca he sido buen amante, 
¡¿Qué te voy a decir yo que tú no sepas...?!

Y todo... por la calentura de las prisas/
el sentir desbocado,
el descontrol de los miramientos
el amor/la templanza...
-Estos dos últimos no sé por donde coño estaban-/
Un conjunto de sinsentidos que me han liado
más que soltarme... en fin/ no te/me recomiendo
-ni siquiera los escritos del tema-. Amén.




Heráldicas aldabas zurcen

Heráldicas aldabas zurcen         x+
el trillar de las bayonetas
en un sostén de dócil masticar
difuminando las imágenes 
sin romperlas.

Son deleites de carne/
ébano rabioso,
que erizan mis prismas
eclipsándome a lo bonzo.

Ajuar rampante/
granel copioso.
Clarines barítonos
de capiteles gloriosos...
Toda una conjunción
de ramilletes fogosos.
Hornada sanguínea
entre discordantes amorfos.

¡Menudo patíbulo de placer/
inseminador de mozos!
Fiebre de náufrago al amanecer,
sed de beato gozoso.

Quiero degollarme a tus pies,
buzón pendenciero de locos,
muriendo lento/
borracho de sed...
esa que me brindan tus ojos.





Ventosas de cráteres ardientes

Ventosas de cráteres ardientes        x?
ciñen su estaca en mis sienes...
y recorriendo mil títeres
aniñan la tara buida
de este vago inerte.

Lúcida balada/
azote sin pesquisas.
Cordón umbilical
que enhebras cada día...
Aroma que lame este fósil
bramando en agonía.

En el pozo druida
de mi dársena rendija
ascienden cataratas de fosca
en densas marmitas
que antesalan con su degustar
esta humilde guarida.

Y cuanto te escucho.../
la hiena de tu cuerpo
tira de mis bridas.


P.D.
-Estar salido- es bien jodido...
y complicado
y, más cuando el objeto del deseo
lo tienes cerca/
No hay cura, ni rosario
ni templo/ni tiempo que perder.

Hasta el más insignificante de los animales
sabe cómo arreglar esa hambre/la tirantez...
-a fuego lento/o rápido-, a demanda/
 en el estanque de la carne.
[Metiendo la trompa 
en el cuerpo genésico de la flor]
Somos mariposas/
-mimosines llenos de cariño...- ¡Ja!