En su cáliz delirante embrujado clama:

En su cáliz delirante embrujado clama:  xx?   
-No sé qué.
Cavernas mohosas, deidades sustrajera…
-¡Qué mal, qué mal…!, ¡fatal!

La probable disculpa se suavizó intacta,
te conceda tibieza con la presente respuesta...
Yo ensayando para el papel principal.
-Up…

Cruenta en ti reposa la ensoñación aletargada
hogareña/halagadora perdida ya para siempre.
-Cuesta creerlo, pero vas a tener que decírselo…
¿El qué?

Disculpa, se ha largado… no hay manera…
-¡Pedazo de cafre…!

Para mí la gente se define sola.
Todo lo que existe es lo que tienes.                
El mundo cambia...
Debemos hacer balance
     y que la gente/tú reflexiones,
despierten...

Creo que con esto nos podemos lucir.
-Debí imaginármelo que te pasaba algo raro…



 

De lo que seré, su eco

De lo que seré, su eco        xx?
de la otra dimensión huye despavorido
poseído...
Me gustaría adentrarme en el espejo y escapar.
Jamás rendido así ante nadie...

¿Me equivoqué de sitio donde lo esperaba?
¡Seguro!

Efímeros orgasmos/orgías de mi vida perdida
con una sonrisa siniestra se esconden de alguien
que en algún lugar me esperan... 
Lo sé. 

Jaula de grillos y su exterminador de plagas
blande su látigo/ni puede nombrarme rey
más de una vez hoy conquistado...

¿Cómo es posible que ya no quede nada/nadie?
-Usted no tiene la culpa, va por túneles distintos
que se pierden.

No lo entiendo, en fin, nada importante.
Cuesta despedirse de uno cuando todavía hay tiempo…
-¿Y cómo te las apañas?
Hago cosas bastante feas...

Entre dos páginas el tíquet de la bibliotecaria
marca por donde vas.... ¿Lo sabes?
Son de los mejores de mis recuerdos olvidados.
Ahora que lo pienso,
     ¡quitaos de en medio!

-¿Podemos hablar de esto en privado?
Un segundo, pensemos con lógica.


Cruzo ya sin ninguna posibilidad/viabilidad…

Cruzo ya sin ninguna posibilidad/viabilidad         xx?  
ocioso en escolta de su talle
donde me aclama la claridad/espesura del verbo.

¿Prevalecerá él de entre sus recuerdos
en la escucha/escuela de los átomos de la memoria...
Amalgamado/aclamado por los arrecifes infieles/
infelices e incómodo cajón de su sepulcro
y la completa curvatura/parábola del ser... ¿?

-¡Para Rintintín…! que has entrado en barrena.
Se te ve a cien yardas.../a las claras del huevo
las intenciones.

¡Por fin lo entiendes pupilo mío!
¿Sabías que los puñales de Julio Cesar auparon a Augusto?
Sí, y que la conciencia aprende/prende sola...

Pues... [Hora est orandi  (“Es la hora de rezar.”)]
-¿Dónde iremos después?
¡Porque tengo unas ganas locas de ver si esto cambia algo/
aunque sea un poco...!

Qué habríamos podido ser…

Qué habríamos podido ser         xxx 
                       de no ser lo que somos
más allá de la extensión de estas palabras
         de su tiempo y de su luz      
de su punto de partida en su yo ya sin retorno,
sino la lenta agonía de lo que no es 
para toda la eternidad.

Y debajo en algún sitio, alguien que nos espera
                        como lo que no fuimos.
Vapor/cieno/silencio/víbora/víspera infinita
acabada con/
             en la pregunta.

Sí, sólo somos preguntas que no saben encontrar la respuesta.
En el fondo no hay ni una 
ni las otras.       
Porque no existimos ninguno.../
                         tan solo está en nuestras cabezas.

No valen, no sirven para nada ninguna de las dos
     que no sea para hacernos levitar/    engordar nuestro ego.
No obstante,
      por si acaso estuviera o no equivocado.
¿Sabes cuál es la tuya...?

Y tú, siendo un avance de/hacia cualquier cosa...
¿De qué te tratas, de qué te curas o afliges? 
                      ¿de qué crees que va todo esto...?
¿Y di en qué piensas
después de leer esta sarna/sarta de farfullas...?

P.D.
Ser o no ser.../esa no es la cuestión
                    ni hasta cuando tampoco.
La verdadera interrogante seria/sería...
¿Eres tú la respuesta...? 

 

La vida es una mortaja, una mandanga/

La vida es una mortaja, una mandanga/   xx?
          venda que nos lía como a momias
cuando aún estamos conscientes, calentitos
                     y coleando. 

Tendríamos que desvestirnos/desvivirnos
desvirgar al desnudo/               
solos ante el patíbulo del pasado 
                      ante nuestro presente futuro.
              Para que nos unte bien, nos embalsame el fornicador/
fornido verdugo...
Y nos apriete las carnes, nos prepare para la otra vida
                    como se cura un jamón.
Para que no te pudras más de lo que estás
ni huelas de esa manera
         tan peculiar/particular tuya antes de irnos...

¿¡Pero de qué ungüentos estamos hablando, cari!?
De una coraza de acero y algodón por dentro
con fibra de vidrio, carbono o metacrilato...
De unas pastillas eternas/sana-lo-todo. 
De unos calzoncillos de oro macizo.
De un puñal/pañal de diamantes.
De unas gafas de sol graduadas para cada ocasión...
De un pene, vagina insaciable -súper reconfortantes-.
De una mente hostil/volátil/versátil y articulada. 
No creer en nada. ¿Morir joven…?

Ahora te toca a ti....
¡Sigue con tu retahíla de deseos!
Súmate/súbete al carro/
                 noria de los despropósitos.  
Ven...

Hay algo en sentido contrario

Hay algo en sentido contrario       xx?  
a lo que hacemos antes de perdernos extraviados.
                   Sí, siempre lo hay...
¿Sabes qué es?
No, no tiene una explicación. Y así 
hasta el fin.       
      ¿Verdad...?

La bolsa de la basura se vuelca
                 pero desde lo que cae no nos aclara nada.
Una sustancia viscosa sale de ella al poco/         
algo que no comprendes ni alcanzas a ver.
El estado gaseoso de las circunstancias/-tal vez sea eso-
            Su esencia, la fragilidad/
dureza de lo común que allí encierra
como parte nuestra/de ti nos emborrasca
emborracha y atonta.

Basura, sólo basuras...
                Pero hoy estás de suerte...
El mundo cruje en tus entrañas
y yo pienso en él/lo que podemos hacer contigo...
Me parece que necesita más cariño que nunca
pero no sé cómo dártelo, ni hacerlo/
ni montármelo.

¿Y siempre que te equivocas de camino
también le echas un polvo...?

Ven, toma 
    que no te engaño...
           Mira lo que tengo entre las manos.
¡No seas cobarde...!    
Verás lo que/cómo te gusta...!

¡Déjate de chorradas...!
Sí, justo.../de eso te hablo...de mi chorra/

El oído y su tetera…/

El oído y su tetera...       xx+
Tu pensamiento liado/atrapado     
           en la raíz de la lengua
de charlatán.
La marcha de un final en el horizonte que se pierde
y el humo enredado
penetrando en el último vagón del tren
                 que se confunde con las nubes.
Así soy yo...turbio/

El truco está en el poniente   -me digo-
La urgencia irrelevante de lo que no se puede evitar.
              Y ser hierro/traviesa/tornillo/grava
asquerosa-mente salpicada de grasa y de mierdas.
Camino de la ciudad de las ideas
                    donde trasnochamos aquel día
y de cómo no te acuerdas/ni disfrutas en volver.

Pues ya no sé qué decirte?
Mira...
El cosquilleo de mariposas en tu estómago 
no son sino el movimiento de las larvas/gusanos de tus queridas/
entrañables sensaciones
               cuando padeces algún tipo 
de satisfacción especial/espacial...
Pero sin salir/haber salido aún de su capullo.
                   ¡Tú eres el capullo!