La carcasa/cáscara de La Tierra nos oye

La carcasa/cáscara de la Tierra nos oye     xx-  
y se detiene...
Tómatelo a bien, con calma... -nos decimos-.

¿Cómo puede uno tropezar en su propio cuarto/
con su propio pie?
Nos tienen cercados, nos han apabullado/amurallado con sus credos.
Esto no es justo, -no hay límites...?-           
Y todo en el mismo desván del polvorín.

Siento el embargo de mis huesos y del alma de cera/arena
en lugar de carne
-casi todo ya en el cono de abajo/lágrima de cristal 
                                                 del tiempo...-
No sé si por castigo/ ni por qué sigo vivo.
El descanso eterno debe ser menos aburrido y más dulce
que todo esto.
           -pero es que hay días que me siento tan simple-

Como un feto acurrucado en la bolsa de su escroto/
   de cada uno de mis ridículos/testículos
maniatado a las argollas oxidadas de cada estancia 
               gineceo del que no quiero/ ni me digno a salir...

-No eres tú el único crucificado... que lo sepas...
La vida nos ha capturado en su red de tela de araña, 
                                        -sólo queda esperar-.


 

Amanece en el lugar de siempre…

Amanece en el lugar de siempre...  xx+   
La habitación está tibia,
             la avispa persigue a la mosca...
             la tinaja de la ganas vacía
             el mosquito... -que no te ha dejado dormir-
ni Dios sabe dónde está.

Una escama/costra de cal o salitre al pie de la escalera
al bajar...
Mientras te quitas la camiseta del pijama 
para cambiar/combatirte
darte una ducha de agua caliente... al vapor del alma 
que se te escapa atrapada en el cristal.
Chorretosa, de lágrima fácil/
                                   hasta el suelo.

El Universo y tú a solas, -en duelo- en mitad de la calle,
cuando te miras al espejo.
Sobre tu piel el dibujo a imagen
           de la tierra cuarteada...
con sus hierbajos secos/manchas/lagunas del fango; 
algunas de aguas turbias
                         canalizadas en azul...
y una huella de lombríz en el fondo que no alcanzo a distinguir...

Su anacronía/avioncito de papel reseco que salta desde la ventana 
de tu corazón 
empujada por la mano del niño 
                   que ayer la hizo volar...
Las golondrinas posando como muñecos de futbolín
ni se inmutan.

Otra vez ese espejo/la puerta de los sueños doblados... 
todos metidos 
en el mismo saco del tío Saín.
Paquete, cuarto de baño/cuadro de Dorian Grey.
Y el espíritu infinito de no envejecer
hecho papilla por la trituradora de la realidad.
Como ese despertador saltando en la mesita de noche
-a todo gas-
bailandote el tiempo.

-Otra vez las sobras...
Tú también estás metido en el ajo, que lo sepas.

Quién cuidará de mí

¿Quién cuidará de mí cuando yo no esté?    xx+ 
¿Mi fantasma, tal vez...?
          ¡Qué angustia! 
 Complots, costa/casa de artilugios.

A cada muerte la entierra su muerto...
-la tumba su último albergue-
El pino te recordará de tus paseos por el monte
    cuando te lleve dentro/ transformado en caja.
 El pozo, su piel/pared 
     escuchará tu silencio. 
El espejo de la luna -escondido entre las nubes- huirá 
de tus sueños convertidos en hombre lobo... 
y el sol
y un chasquido..
y te preguntarás por qué?

Mira...
la eternidad nos lleva en su seno/pecho, 
como a una lagartija la luz le atrae y le ayuda a cazar,
como a una prometida su anillo... al altar.
No te quepa la menor
ni más pequeña duda
-porque todos estamos en lista...
        incluso antes de que el destino lance los dados-

Te aguarda si... a ti/ y a todos,
convencida por la promesa que le hiciste al nacer 
         mientras llorabas berreando arrepentido, -y
querías volver al vientre de mamá-.
         Vivir fuera era empezar a morir,
                ahora lo sabes/la llevas implícita... 

-Te confío/confino a mi otro yo... que quiere escapar también.
¿Lo quieres?
   ¡No!
   Ya tengo bastante...
Viniste cerca del ti que conozco
pero regresaste olvidado del juego/
          fuego graneado al que estamos sometidos.
Y en serio... huir solo, de uno...
Estar herido de por vida/ sabiendo que desaparecerás para no volver
es algo que no entenderé nunca.

¿Para que hemos venido... Señor?
¡Ves como esto es una metía/sarta de mentiras?

-Diminuto caracol en el cáliz de la flor de la manzanilla.
La jaula no es nada sin la sombra de la lombriz 
en el pico del pájaro.
     Como al principio de los tiempos
el amor de Dios y su despiste nos convierte en sus cómplices.

¡Ah! ¡Qué bien!
Los suyos también son preciosos...
  -No, no lo has entendido. Ufff
 Alguna vez tus ojos se darán la vuelta/ 
                                y mirarán para dentro. 

El cielo sangra al apagarse el día.

El cielo sangra al apagarse el día.     xx
Me muero sin tiempo para reflexionar ni arrepentimientos/
            Ni perdón... ni la gracia que me hace se las merece;
     porque nunca lo he sabido... 
ni te voy a olvidar, 
-mi querido Dios de lo que no ha podido/ni llegado a ser-.

-Dejemos las cosas claras.../-
              cada trozo pertenece/obedece al conjunto.
Y yo como que no.../ya no lo recuerdo.  
                             Recoge.

Sólo pensarlo, y no lo hagas... en fin. 
              Y sentarnos a observar el mundo como gira
         hace que recobremos el interés.../ -en serio-.

Tu voz planea sobre el gozo de lo que dices conocer... 
el que nos introduce/
inocula el veneno por los oídos -el deseo-
                 se ha quedado dormido... 
         Y esas cosas que lo incendian todo... y el río 
ya sin márgenes
más o menos triste/según el día... 
y de repente nosotros también nos hemos mentido/
mientras lo pensabas.

La soga al cuello de la bestia tirando te ha convertido 
en estatua de sal... 
No vuelvas la vista, te dije.
     Todos se lo van a perder menos yo -me contestaste/

Es el fin del mundo... 
necesitados en cuidar el entorno, pero ya es tarde...
Y el saber que pierde siempre/ 
ante la lealtad que se aferra a su cáscara de lo vital
y la modela
como el fruto de la nuez... -y se convierte 
                              en un cerebro comestible-
Pero no es así/nunca lo es; 
sólo hay que esperar hasta que se hayan ido
los de siempre y revolverte sin miedo.

Hay nombres secretos para las cosas que todavía no son/
ni sabremos usar...
Ningún animal está seguro ante el cambio. Haz mudanza. 
Los ángeles del infierno vienen en tu busca/
Todo está dicho, y el hijo del día -tú-
un trozo de nada
de tu antes y del después...

Una vez creí verme en medio de un mundo feliz, 
          luego observando a mi alrededor contemplé
           lo mismo 
que habían imaginado antes tanta gente.
Por eso no creo ni confío en lo que se parezca a algo.

El reflejo engaña a la vista...
Nunca somos libres de ver lo que queremos ver.
-Soliloquios en el movimiento de la oscuridad a la luz
y viceversa...
como las olas del mar se rinden en la arena-.
Nuestro ser en medio de la tempestad es faro.
Confía en su luz, te salvará...
-Todos somos Ulises volviendo a Ítaca.

Ayer/hoy/mañana…

Ayer/hoy/mañana...   x?
intercambias sus cualidades sísmicas
          escénica/osceno, telepáticamente, y luego "apretujaos"
                                         los cocinas al vapor.

-¡Excéntrico carnicero!
¿Aún sufres de ansiedad con las pastillas/pesadillas?

Los pecados nos siguen/eligen porque nos conocen...
           Para subsistir hay que ganarse la vida y
                                       hacer mudanza.
            
-Replanteamientos de ultimísima hora... ¿Verdad?
Al círculo del objetivo el cretino destino le dio albergue
con el dardo que te has lanzado al ojo.
-Conversemos hermano...

Chatarras, palos y ramas para el corro de la hoguera.
Todos mis "yo" calentándose...
       La desproporción/descompensación de un punto de tu mirada 
                          es el culpable/coagulo de luz/angor
           que poco a poco va destrozando/descuartiza tu corazón...

-Un ronquido en el puticlub/patíbulo... ¿Te acuerdas?
Grillos perplejos del ruido de la chicharra 
                                       que aún de noche canta...

Noto el nivel freático del pensamiento que se expande.
Soy un apunte tirado a la papelera, la causa/motivo 
                por la que se incendiará mi casa.

-¡Así que quieres disculparte!
¡No...! cada uno elige lo que esconde.
           Además, 
           mañada será otro día.
       -Si Dios quiere... -hermano-.


Cuerpo/mente pobre árbol tú.

Cuerpo/mente pobre árbol tú.    xxx
    A ella la enseñé a volar pero claro...
          era nave suave, hilo de baba.
Ahora contigo/los dos
                es imposible.

¿Pero antes de ti quienes fuimos...?
    Que hemos dejado atado/atrapado en la rueca/
bastidor del viento/hebra/hijos de la memoria...
Que huecos/huesos, arterias y hambres por saciar/llenar
  confinar y ejecutar quedaron lisiados atrás...

Que vacío atrayéndonos se empeña/despeña en/con nosotros.
Que falta nos hace volver al nunca jamás
                                      del hoy pasado…
Que peso llevamos a cuestas sin todo eso/con todo eso
      o el todavía/después, que no nos deja en paz...

¿Dime, por qué sabe tan duro, áspero/amargo
cuesta tanto digerirlo/olvidarse de uno y de su griterío...?
Y ser, sólo ser nuevo, como recién parido
y descubrirte presente
para morir en el acto/en uno mismo, ante el disparo 
                                     de cada latido/
en la injusta indulgencia/sentencia del tiempo 
que no olvida...

Y no teniendo otra oportunidad que la perdida
que te de exactamente igual.
A ti, y sólo a ti.../contigo mismo y de lo pendiente
porque lo demás no importa
                                    y descansar
                   como si nada hubiera pasado/sucedido.

Porque tú eres sustancia única/finito consciente/
ente constituido
    que anida en la unidad de un dolor/...-tu vida-.
Y de su final, 
que  siempre andará muy cerca/sin que lo sueltes
     como la sombra persigue la luz... 

       Todo nace/crece, se sucede, muere... 
y no hay nadie que le ponga freno. 
Eres la secuela/restos de un acto de amor heteróclito.
Sólo eso.../ahora sí, the end.

Segunda parte...
Fíjate que ni siendo/sientes que la nada sea.
Ni la solución o sentido a lo que no deja de no ser
                                     a cada momento. 
Ni de lo que te digo o me dices...
dura más que el tiempo tardado en lo dicho.

Con cada paso que se da, nos encontramos ante dos abismos;
...uno de frente y, uno nuevo debajo de cada huella;
un pozo sin fondo/
acantilados hacia tus espaldas 
aprisionando/atando tus alas con la correa del miedo
al talle de tu cintura/criterio... 

Ya no podemos retroceder, 
sólo nos queda huir en la nave de Odiseo 
perdidos en un mar de tormentas que chocan contra un muro/
cráneo del cosmos...
Somos el relleno entre los agujeros/guijarros del tiempo/
huellas laminadas por el carnicero/
atrapadas en el papel cebolla/film, multi universos.

-¿Y el árbol ese del que hablabas...?
Es un cuento chino, para adornarle el viaje/potaje 
                                    al peaje. 
¿A que te ha parecido que vivías en un planeta azul, 
el cual compartías con otros seres animados?
¡Pues no!, eres un fotograma, 
                    de una peli para no dormir.
inventada por algún realizador de otra dimensión.

-¿Y el sueño...?
El sueño no existe...
-¿Y nuestras pelis de verdad...las de La Tierra?
Pues eso, como tú... una ficción.

Nos multiplicamos como un subproducto manufacturado
para una finalidad reproductiva predeterminada/
ponderada concreta.
Nos elaboran/educan en una secuencia/
                            conciencia colectiva pareja/
pasajeros humildes del tiempo y de su historia.
Nos dan lo justo.../exclavos de un salario limitado
para que no podamos escapar 
y tengamos que volver a por más.
Y encima le sonreímos al estrechar su mano
como si les debiéramos algo, cuando es justo al revés
sin nosotros, -el consumidor- 
no tendría movimiento el capital.

¿Díme acaso si eso no es un montaje genial de campo
de concentración y aniquilación total de la raza/
y las subespecies...?
¿A que es una buena jugada.../de quién sea, 
no me importa, pero lo es.
Porque lo ha hecho y lo vienen haciendo muy bien, 
demasiado... para que no podamos reaccionar. 
Siempre cambian algo... movidos 
por una u otra revolución de turno
                      en el momento más crítico,
que nos despista del verdadero objetivo/     escapar.
Y creemos haberlo conseguido, y volvemos a casa 
a descansar, mientras ellos piensan en la próxima jugada...
¿Te acuerdas del Gato Pardo...? pues eso... 
                      
El caso es que tú y yo seguimos obedeciendo
como zombis -muertos vivientes-
-Por si alguien quería saber el sentido de la vida...-

Somos el suelo del subsuelo de una civilización en crisis/
global-mente amañada
en su prostíbulo de placer y del sufrimiento
      bien acondicionados/olvidados del tramposo...

-Y las religiones/las creencias/el amor...
Chocolatinas/golosinas para entretenernos...
Uffff. pues ya me has dado/amargado el día.

¡Que no!, que es una broma... tonto/
¡Casi cuela?
Vamos a leer algo por ahí, 
            a ver si nos envenenamos un poco más.

Tercera parte...
Los libros tienen un pacto con el diablo; 
nos cuentan cosas 
mientras nos secuestran de nuestro verdadero yo.

Engañados después de cada lectura 
ya nunca -nada- será igual,
ni se alcanzará asumir/reunir la suma/saber necesario
para pagar nuestro rescate.
Las palabras son la causa/las cadenas del mundo... 
la lengua 
sus hojas, 
alas abatidas convertidas en compost.
Nuestro árbol se termina secando de la pulpa/sangre/savia
así arrebatada/robada desde la más tierna infancia
con el primer chupete/capirote de bobo, 
para convertirse en palo/polvo/ceniza
          del brasero a los pies de Dios.

Entiéndase a Este último como el culpable 
ya que todos los ojos/leyes/poder, le apuntan como valedor.
Ya sé que sólo es una palabra inventada/como una meta 
que debamos seguir.
¡Es que si no...! 
¿Cómo íbamos a obedecer sin saber a donde ir?

-Y termino...
Cuerpo/mente, pobre árbol tú.

Cuarta parte...
Esta, te la dejo a ti.
Tuyo es el poder, tuya es la gloria por siempre. Amén.
-Y ya va siendo hora de que nos devuelva 
lo que le hemos dejado...-

Coletilla...
¿Qué queremos que nos devuelva 
y a quién se lo estamos pidiendo...?

En primer lugar: la palabra y su retórica de adornos 
-que nos la preste o devuelva- para crecer/
igual que Él lo ha hecho.
Los templos para reunirnos/oírnos/hablar e intentar
solucionar en vivo y en directo nuestros problemas...
                                          actuales.
Y no los de hace 2.000 años, 
aunque sean parecidos.

Los donativos para los más necesitados/desfavorecidos
-la institución que se lo curre...-
El acondicionamiento de las circunstancias de la fe
            es fundamental y su mayor atrayente, 
a la vez que nuestro mejor argumento 
para volver a poner los pies en La Tierra.
El cielo/paraíso... o el limbo/pulgatorio y el infierno
se los puede quedar.
-Yo con un poco/palmos de terreno que nos baste para crecer 
                                                     y morir-.

Hay que volver a los corros de opinión activa 
al calor de los amigos/alrededor de una buena hoguera, 
con bailes, bromas/bebida
y que nada dure
más allá de satisfacer nuestras necesidades reales
nacidas en el marco de lo espontáneo.

El mundo y sus cataclismos de cambio debe ser observado
y tenido/sopesado en cuenta conforme 
y a la par fluyen 
de/con los nuevos útiles
instrumentos/herramientas de comunicación/combustión
transmisión de conocimientos
acometido y cerrando sus ciclos. -Sin ruptura no hay avance-.

El daño no debe interferir 
o al menos ser inferior a los resultados positivos. 
El balance de las cuentas se hará de acuerdo con los
                     dos principios: de equidad/igualdad.
El respeto/la educación cívica, el trato en general... 
será directamente proporcional 
al esfuerzo en común 
del sacrificio voluntario individual.
Todo se tendrá en cuenta, nada se dejará de lado, 
mientras haya
una sola persona, ser, animal o cosa que lo requiera.

El orden jerárquico/jurídico debe prevalecer 
mirando desde la cúspide de la cabeza/realización personal
de cada hombre, hasta llegar a sus pies... 
y en su reinado proteger al animal que somos/llevamos dentro 
y de las especies en general/garante/guardián
de su supervivencia.
Ninguna muerte fuera de la ley natural. 
Ningún castigo fuera
de la concordia/solidaridad con el prójimo. 

El igual no significa
que sea como tú, pero si que lo trates con respeto.
Sin más payasadas de "ama a tu prójimo como a ti mismo" 
o "no desees para él
lo que no quieras para ti"... bobadas, 
-cada uno es cada cual- Respeto, sólo respeto.
Abandonar todo tipo de frases muleta, 
ya que seguimos cojeando... 
ningún bien ni falta nos hacen
salvo para encasquillarnos más en la casilla de salida.

Todo, absolutamente todo debe adaptarse a los nuevos tiempos...
Los tiempos proveerán de los medios suficientes 
para valerse cada uno por sí mismo 
en una parte 
y el resto dirigido hacia el avance de la comunidad. 
El hombre es un monstruo social, 
y eso no es negociable
no se puede renunciar 
ya que hemos sido abocados a tal situación
imposible de suprimir o de sustituir por otras, 
por lo costoso
posible arbitrariedad, y pérdida de recursos y tiempo.
Se estudiará...

En fin, sigue pensando cosas que nos pueda mejorar
yo estoy casi exprimido/
-soy tan simple...-
Y las apuntas, y luego las destruyes, 
cuando se pase su fermento.
No las dejes que se pudran en las hojas del papel de los libros
-huelen fatal/a rancio, a perro muerto-
ni la dejes que se calienten con la luz blanca/
fría de la pantalla,
dales muerte, eso es... así.
Ya vendrán nuevas ideas... confía en ti.
¡Ufffff!!! Corto y cambio? 
Zulú.