Dejemos que el día    

Dejemos que el día   x.
escape/ -escampe-
se evada a nuestro control...
al de los periódicos
al del hombre del tiempo
al horario obstinado/
obtuso en ser obedecido.

Dejemos que el día se desnude
deslíe/ -disipe abandonado...-
Dejemos algunos momentos vagos
vagabundear como pobres sin destino
en la cola de la beneficencia 
de la eventualidad/
de lo casual...

Esperemos la buena nueva
desde otro sitio, al otro lado/
desde la acera de enfrente
donde no mane ese hedor rancio
ha gastado/ ha usado...
-de lo ya repetido-.

Dejemos que sea él mismo...
-sin terquedad/sin absolutismos-.
Dejemos que elija... que juegue
que se deslice
por el tobogán de su propia muerte.

P.D.
Hay días que se hacen largos... muy largos
demasiado/
Parece que no quisieran acabar
...como si no fueran a terminar nunca.
-Sí, yo también la tengo/ 
-me da esa sensación... alguna vez-.

*Publicado anteriormente 15/03/18


Prisa de insecto…

Prisa de insecto...    x
es el estrés que padecemos.
Nos empuja/ 
nos atrae al quicio del abismo
hasta caer al vacío.

Atrapados en su vértigo goloso
nos tiemblan las piernas.
Hasta nos agachamos
puestos de rodillas/
-cuclillas-
con las manos en la cabeza
esperando esa picadura/
-solución
que hierve la sangre...-

Espina directa al corazón.
Avispa nerviosa/
rabiosa
defendiendo un territorio
hecho de celdas de papel/
Cartuchos llenos de larvas
-pipas de cine de verano-
para el abejorro abusador...
La obligación.

-Las fuerzas externas nos oprimen/
Ya.

*Publicado anteriormente 14/03/18


Me dejo vencer

Me dejo vencer o ganar      xx
según me convenga...
-sólo para darme en el gusto-
Hay veces que me rindo
sin saber de la batalla
para no desgastarme.

Adoro/ saboreo entero
ese espacio vacío
que sólo tiene la forma
que tú le das.
Él también debe ocupar un sitio
de privilegio
aunque sea en el patio de butacas...

Eso de vivir cada segundo
con la misma/-inusitada intensidad-
como si fuera el último
no va conmigo...
ni con la razón de los relojes
ni con una sola gota del sudor incorrupto 
de cualquier esfuerzo.

¡Menudo estrés... insano, innatural,
inapetente, insatisfactorio/
innecesario 
y más ridículo!

¡Qué importa...! dejarse llevar
en brazos de la atractiva
y deseada desgana...
que te reconforta/que te reposa,
-que te desparasita de lo cotidiano-
alejándote macerado navegando
en el flácido-plácido lecho de lo vulgar.

En esa pelea/ lidia casi divina
desprotegido de los cretinos bastardos
que te acosan... -que te hacen "vil-útil"-
después de rota esa vigilia virgen del ahora.

-¿Qué te parece sí nos tomamos una copa...?
¡Yes, very well...!


*Publicado anteriormente 13/03/18


Mi idílico romance

Mi idílico romance   x
con los dioses
más temerarios
llega/
-toca a su fin-.

Ahora busco...
a los más comedidos
los sabios bondadosos
los poderosos atractivos
a los vertebradores del cuerpo/
del espíritu
y del raciocinio...

Para correrme con ellos
la última juerga/la última fiesta
en este dilatado punto final.

*Publicado anteriormente 06/03/18


Aprovecho de vez en cuando

Aprovecho de vez en cuando        xx?
el estar solo
para dedicarme en cuerpo y alma
a no hacer absolutamente nada.
Delego en un tiempo futurible
lo menos primordial.
Pues hago colas empujándose las tareas
que ya no me importan/atraen
ni me afectan...
Las dispongo
no cronológicamente
sino por el interés más inmediato
-en caída libre-.
...Ellas saben muy bien
que el orden es mi desorden
donde radica mi desajuste.

*Publicado anteriormente 05/03/18

Te tengo cerca,

Te tengo cerca, muy cerca... casi te puedo oler/  xx?.
Como el animal que llevo dentro ansía devorar a su presa.

En la distancia que no termina...
donde el azar y/la muerte de la suerte cavan sus trincheras
donde la serpiente estrangula a su víctima...
donde disipa la niebla el disparo de un arma/-alma débil-
en la cerca de tu burdel de paranoias
porque amañas a tu paso cada jugarreta de lazadas
apretando un pie 
listo para aplastar al gusano.

Fabrico muñecos de trapo/papel
con las tijeras de tu mirada/ -sonámbula-
luego los cuelgo como títeres invitados a esta función...
pero la luz que los atraviesa
dejan los hilos que mueves al descubierto
gritando/oyéndose a los inquietos infantes de mi gesta
los gritos de la desesperación 
por haber caído en la trampa de la inocencia 
confiado/confinado por todo el parque
enredos de jueguecitos.../
jardín de la celda.

Mientras tejo la cubierta
y los faldones del fatal desenlace sobre mis cuernos
-a lo Moisés-
una mesa de camilla con su manto -cabeza-
esconde los brazos y las piernas mientras se meten mano
el pensamiento y los deseos del hambre... -de ti-
lejos de que nos vean los angelitos de la guarda
de la habitación... trepar por la colina de Dante.
Tú continuas en tu siesta de olvidos/
como insignificante puzzle/calabazas/bolas de acero rapadas
clavadas en la almohadilla de la caja de costura/
conciencia de los remiendos/
remordimientos... retorciéndose a cada puntada
tragadas por el game over.

Levanto la pegatina del recuerdo deformada y lenta
hasta/para olvidar lo que me está pasando...
pues nada se parece/nada coincide con la realidad
veraz o inventada...
Nada se inserta/encaja adecuadamente,
como si no hubiéramos/o hubiese existido alguno...
como si nadie hubiera hecho/dicho ni mu.
-Un campo de margaritas y de amapolas sobrevoladas
por vampiros/murcielagos de la noche/ -inquietud-
semillas de diente de león al viento...-
Es un sueño al que le falta la respiración! Yo.

Corretean enjugascados por una ligera brisa 
juntando nuestros presagios -hasta ahora perdidos...-/
borrados por la goma de nata del mal
ideas de polvillo de pétalos inhiestos del submundo
envueltos en hollín sembrando el papel de sombras
que se mezclan con un beso en los labios del fantasma
sin notar cosa más allá que tu ausencia... 
-salvo un halito de despedida-
en la nuca.

Me dejas sin aire en los pulmones, sin sangre
que llegue/llene el corazón 
ni por lo que merezca la pena latir... -vivir-
sin poder articular palabra cruda/menuda 
condimento adecuándose a tu adiós
por donde desemboca mi desgracia al vacío.
Pequeño duende de las mazmorras 
intentando minar las defensas del castillo 
ahogado en la fosa común de las desdichas -panza arriba-
atrapado por una fisura en el fondo
de la dársena de las suposiciones
que rodean/roen a cada embestida de los valientes monigotes/
sacristanes de eremita infinitamente incorruptible/
equilibrada/equidistante
polivalente y sabedora de lo no dicho, muda y/sorda
ardiendo frente a las murallas/
con un fuego atroz de bruja.

Arenas de playa/dunas como lomos de león/sal silente
sazonan las cenizas de la comisura de su ideario
-bestiario de la hoguera-.
¡Qué sepas... que una estrategia/entrega así
sin condiciones... no es una derrota ni una rendición.
Me enseñaron a perder
a base de no saber a qué sabe la victoria.
Las ganancias de siempre -con las que soñé-
se esfumaron con la barriga del cerdo de barro
estrellado contra el suelo 
en un golpe de ahorros necesarios.
Pero no me dio para mucho tanta moneda falsa... 
y por eso me tienes aquí... así...
Medio suplicando algo¿? o no/

A veces no se si estoy enojado o es de vicio...
porque después de escribir ya no siento nada/
o sí/?