Yo, soy un animal

Yo, soy un animal        xx
encerrado en un cuerpo
de funcionario de carrera,
-pero sin ninguna meta...-.

Soy un escaparate de bastones,
de mis santos cojones/
perro goloso en este calabozo.

Me va Marco Aurelio, Kipling, Led Zeppelin,
T. Rex, Esopo, Fellini,
Lou Red, Mallarmé y la Grifils
Buñuel, Pessoa, David Bowie, Pavese
Dustin Hoffman, Jim Carrey, American Beauty
El Guiñol, Paul Klee, El Gran Wyoming
El Sabina, Manu Chao, David Hockney
Albert Pla, Gaudí, Condo, Groucho Marx y Kubrik.

Me gustan las migas, el chocolate puro,
los higos, la sémola, el pan y el vino...
El fresco, la noche, la lluvia, los amigos,
la filosofía, el cine, la pintura, la música y los libros.
Los dibujos animados, los besos, el cariño.

Me gusto al saber
que “pá” rico no he nacido.
-Bueno, no lo sé...-
Esto lo digo por decirlo,
parece que suena bien
tal vez porque nada habría sido igual.

Quiero a mi familia,
es la sangre que me lleva y me guía.
Mis huertos son de naranjos.
Las pinturas de acrílicos
...y la respuesta a las preguntas
de tanto escrito en baldío.
Son la aspirina para esta calentura
que me mata por haber nacido.

Ya sé que todo esto suena a cascabel,
pero es que ese es mi ruido.



No sé qué fábula contarte…

No sé qué fábula contarte...       xx
si una agradable, amable
hasta caliente,
o una oscura, rencorosa,
hasta decreciente...
en la mariquilla tatuada
      de nuestra suerte.

No sé qué careta ponerte...
si una que ande de puntillas
afilada, medio condescendiente
o una pesada, enroscada
casi impertinente
en el ombligo de bobos
de este burdel/cabaret de gentes.

No sé qué ungüento ofrecerte,
si unas cenizas de mejillas fieles
o un monóculo de ninfas crueles
en la encrucijada que estrangula
nuestra rebanada de muerte.

*

Nacer, morir, vivir para partir  
al nunca jamás...
Y todo eso sin molestar mucho
ni resultar incómodo, ufff...
¡Cómo cuesta Señor! 

Ya sé... que sólo los ganadores
pueden lucir la etiqueta de sus principios/ 
un -don nadie- lo puede ser cualquiera.

Somos el eco del sonar de nuestra mente
chocando con los otros...
-la voz/la mirada/los escritos, el arte.
Cualquier acto es una manifestación del interior
navegando en la configuración de una conciencia.

Somos una razón de carne y hueso.
Una idea con piernas y brazos/
Un deseo con alas.
Un corazón con garras y dientes.
Una vida que no sabes si es un sueño...
Un futuro a corto plazo.
Un pasado desde hoy mismo.
Un mañana calavera.
Un sentido negándotelo todo.
Un espejo -a lo Santo Tomás-
Un Pepito Grillo de las mentiras.
Un Pato Lucas de la fe.

¡Qué más cosas para decirnos...
 -que yo he estado aquí
y que tú también-.
Hablemos de igual a igual/
lo mismo cuela.



         

Quiero rescatar

Quiero rescatar         x?
la balanza trucada
del albedrío banal
y, extendiendo su fiel a plomo
por el más alto desván,
lucir la piqueta burlona
de ese azote fatal.

Para, después... tender su imagen
sobre las estrellas del cielo abismal
y removiendo la arena con sus huellas
junto al sol lunar,
morderle al espacio y al tiempo
               sin tregua final.

P.D.
No hay que hacerlo todo de una,
aunque sería lo mejor
-siempre que haya lugar...-

¿Acaso alguien se acuerda
de lo que no olvida?
Eso es un presente activo...
incapaz de disolverse en el futuro. 
               *
Somos polvo disuelto en agua de luz.
Una imagen proyectada en el espejo del cosmos
que se repite hasta el infinito
creando nuevas posibilidades
en/a cada parcela/mundos paralelos
de su interior.

Somos la eternidad hecha persona...
y así todo cuanto existe.
Una copia de la copia de la copia...
hasta agotarse/ahogarse en la incomprensión
/inflexión de nuestra mente.

-Cada día te quiero más, y obi y obá...
(con su tono).


Ricardo

Ricardo       xx
-amigo y excompañero de trabajo...-

Tenía hambre
y con las horas brindaba.
Su iris era una sábana
de auroras inseminada.
Su gentil lengua lindaba
con los alvéolos del alma.

Su cuerpo, cada mañana,
bullía como daga preñada.
Su trabajo era un palio
anacoreta putrefacto.

Pero flaca medalla colgó el destino
a ese ser engatillado.
A su nuca,
un golpe oblicuo
le llegó temprano.
Fue en el seno indecoroso
del aseo excusado,
en el bar...
-una caida-
quien quebró su rumbo
con implacable tajo.

Allí le encontraron sin vida
en un escorzo postdesmayo.
Sólo tenía 27 años.
¿Y por qué a él... Señor? 
-como dijo su padre-.

Ya le llevo una vida entera
-de las suyas- de ventaja.
¡Y qué he hecho yo, 
para que lo merezca...?!

Nave subceleste…

Nave subceleste...         xx
zumbido de rezos.
Nido de crisálida,
cascabel de terciopelo.
Maderas de pino,
con púas de acero.

Eres un capullo...
esmaltado de marrón o negro
con el crucifijo de oro
clavado en tu pecho.

Hoy tu brillo se yergue
altivo en el entierro.
Eres la estrella...
único guía del cortejo.

Pero pronto capuzarás
en el mar de los muertos...
cociéndote en el suelo
-a fuego lento-
Ese amigo que ayer
te dio su alimento.





Ven reino de los cielos

Ven reino de los cielos          x+
y apodérate de mis miembros.
Escabroso de gozos/
señor de los muertos...

Ven reino paradisíaco,
alud de condimentos.
Valiente tirano...
/robusto bostezo.

Ven reino cobrizo,
mozo moreno...
de tardes grisáceas
con tono ligero.

Ven reino plebeyo
de tapujos cubierto...
de ramas podridas,
de brazos esqueléticos.

Ven seductor cortejo.
Entre tus cajones guardas
la carne de mi alimento.
...Acércate a este animal
él es tu eterno destierro
irónico y cruel argumento.


P. D.
Siempre tendremos un lugar donde ir,
-la inventiva/imaginación
nunca nos dejará solos...-
El sol, la luna y las estrellas
apenas son nada comparados
con nuestra capacidad de soñar.

El hombre es real y finito
en la medida/peso de sus limitaciones...
Nada se debe/puede crear que valga la pena
ni a sus fines
lejos de su necesidad vital
-salvo la ilusión de poder escapar a la muerte-.

Y esa válvula de escape/desenfreno
es el don de contradecir a la naturaleza;
creando un cielo/paraiso eterno
                       para el después...

-Somos lo que queremos creer que somos...
y eso también cuenta, 
como animal de compañía.












Estás cogiendo cierto estilo…

Estás cogiendo cierto estilo...            x+
a tu paso por este vestíbulo.
Estás asido a una brasa
que jadea como amenaza.

Estás enjaulado en una cesta
donde el más leve trinar te delata.
Estás enano perdido...
preso de tu esperanza.

Estás castigado de normas,
herido hasta las ganas.
Estás pendiente de coger
la nueva racha...
esa que fiera te lance
y arremeta a muerte
       con su venganza.

P.D.
Siempre tenemos la mano echada
a la cuerda de lo que no soltamos...
-aquello que queremos-
y nos la atamos a la cintura.
Mientras nos arrastra...
esperamos que cambie nuestra suerte
rellenando/pateando el talud 
por el que ya hemos caído.

Es una manera de convivir/con fe, creer...
La confianza anima en su funciona-miento
al único ser
capaz de ponerse a salvo/redimirse...
-aquí en La Tierra como en el cielo-
sólo pensando en su resurrección.

-Todos lo necesitamos.../ el rodearnos 
de alguna pequeña/dulce/cálida mentira...