Cuando todo empieza a ser

Cuando todo empieza a ser            xx
representaciones de hechos pasados
la vida pierde su encanto
y los comediantes bazofias de asco.

Tu mundo escueto y santo
se aleja por el barranco manso.
La calma espera sentada,
...ya no flotas en alfombras de mágicas.

No quiero romperme
ni abandonarme...
ni llorar con las lágrimas de siempre
Sólo quiero cortar esta hemorragia
que hace volverme enclenque.

Buscaré nuevos ramajes/muebles
que ocupen el escaño lisiado
parlamento de fiambres
balaustradas y palcos...

Disfrutaré con un buen vaso de vino,
cambiaré el chip amotinado,
perderé el carné de identidad
para morir de viejo arrugado.

P.D.
Cuando se llega a una edad
donde se mezclan continuamente
los recuerdos con el presente;
o todo recobra nuevo sentido
o que te estás volviendo idiota...


¡Oh desequilibrio…

¡Oh desequilibrio...    xx?
   -delirio del deseo-!      
  Beso/bebo de tu boca 
            la sed que no atajo/tengo ni debo...

Hay paraísos que no han sido imaginados/
conquistados, ni pisados
...-dibujados por mente alguna-
a los que me uno, y me siento siervo/esclavo 
en/de su ausencia
                                    por descubrir...

-Hay tanta belleza oculta a la que quiero llegar-.
Lo sé por la puta “punzá”/punta del iceberg 
                       por el que transito…-
Como el erizo/lomo de Mobik Dik lleno de arpones... 
tiñendo el óceano de rojo
vaciando/bombeando con su viejo corazón
                   la sangre/furia de la vida.

¡Una cosa...!?
¿A dónde van las mariposas cuando desaparecen...?
¿Te imaginas que nos pasara a nosotros igual/lo mismo?
-Tenían/tienen una entrevista 
                  con el Gran Wayomin.

No es momento para bromas...
Te estoy hablando de lo que nos perdemos a cada instante
                                  sin saberlo/-borrego-
                          y donde vamos a acabar después...
      llenos hasta los topes de nuestra sabia ignorancia
borrachos/embarrados en su polvo de arcilla.

Y siendo verdad/siento la suposición de volver 
transformados... -por alguna magia especial-
    y empezar como si fuera ayer.
¿Te lo imaginas/ no sería maravilloso...?
Como Peter Pan/Wendy y Campanilla en El país del Nunca Jamás
que nos apeteciera...

Hay tanta fe/esperanzas, inversiones catastrales puesta en ello.
-dádivas y prebendas- 
¿Será que el hombre se ve reflejado en la naturaleza
y la copia/acopla a su imagen/gustos... verdad?
Para escapar.

-¡Oye! que yo sólo quería maquillar-lo maquiavélico/tétrico
    en lo que acostrumbras covertirlo todo cuanto tocas,
                      con una liviana sonrisa...

¡Tío!... pues yo sigo pensando en las mariposas/
la ballena/
y el cocodrilo Tic Tac.
 

Sonríe la boca/

Sonríe la boca con gesto tosco,           xx+
tesón rígido, como impuesto...
en el dilatado almuerzo de gusanos
con las musas de Ulises por el Egeo.

Miran los ojos fijos, duros,
desguazando el silencio,
en la maraña de huellas atrasadas,
que te pillan adelantándote perplejo.

Tu cuerpo anda estremecido,
“rizao” con resentimiento
como la espiral del sarmiento.

Tanta norma te provoca,
tantas babas te ahogan,
tanto adiós te despide,
tanto hola te apelmaza.
¿Qué buscas? 
¿Eres cierto...?
¿O solo un espectro?

Yo soy el que busco
la verdad que no encuentro,
“deslumbrao” en el reflejo
que me da por cierto.

Acaso me noto y confío...
¿Soy algo
o un ajeno extravío?

Si lo fuera,
porque lo soy,
si no...
me da igual
esto que siento
es sólo mío.

P.D.
Es un error
no poner frente al paredón
continuamente las ideas;
ellas deben morir o vivir
según nos convenga...

Porque las cosas
son simples copias de la nada,
y la nada es la totalidad de las cosas.

No existe algo determinado
a lo que merezca la pena
atribuirle el calificativo de existencia,
ni tan siquiera, el mero hecho de suponerlo...


Por el calor de fuera

Por el calor de fuera               xx?
      sabré de tu presencia/sol.           
Por su silencio y quietud el pasaje/paraje que habitaré...

Cuando vague en mi cajón 
a las espaldas/hombros de mi famila/amigos o del coche fúnebre
    y me detendré ante ti, -mi fosa- 
            donde tantas veces supe que vendría.
 A imaginarnos tal como éramos...
  en lo que hoy nos hemos convertido.

¡Piedad y perdón para el cambio que se aproxima...!

¿Dónde estaré ahora si ya me habré ido 
con todo su peso a otro lomo/espada/puñal en la cintura
     combatiendo mano a mano con mis ángeles custodios
  a todos los demonios que me esperan en el infierno, 
predicho/profetizado/prefabricado 
en el más allá de los cuadros que han pintado 
para meternos el miedo en el cuerpo -que lo tengo-
           y que asustados obedezcamos al Santísimo?...

¡Oh tú, mi adiós del destino/Dios que todo lo sabe...! 
¿Ya lo has visto antes... verdad?/desde tu atalaya.

Y yo con mi cruz acostado/
                al costado del sueño que dormido duermo...
Esto que nunca termina, con su ligero desliz/ronco susurro
como el ruido del viento 
que no ha de pasar más por mi garganta/quebrada/cañon
al interior de mi pecho, ya inutil, 
sin bomba/motor. 

Entre los apuntados a mi lista para el trágico final...
Qué mejor que empezar con el primer sospechoso/
                                 la enfermedad.

¿Me despertará acaso el dolor y no sabré si estoy soñando 
                             o que puñetas sea...? 
Como el primer cólico nefrítico
    donde me vi partido por la mitad 
entre los dientes de una motosierra.
O el primer infarto... donde me veía atropellado por un Mamut...
Pero entonces reaccioné, y aquí estoy para contarlo...

Pero ese dolor de la muerte y el después
            tampoco me podré preguntar ya sin respuesta
                            ni oido ni voz que funcione.
O sí...?

¿En qué se convertirán con el tiempo los huesos 
que hoy me soportan/mi cerebro, mis vasos sanguineos, 
mi corazón, 
mi querido corazón... ¡póbrecito?

¿En negro carbón como los árboles de piedra fosilizados 
                 para que nos descubran edificio…?
O mejor bajo la superficie del mar en polvo o en crudo
y contemplar el cuerno de luna atravesando su manto/
mecido en las profundidades del azul...
Azul, bendito azul para la sepultura ideal.
Pero no es el caso...

A mí me gusta tumbado. 
           ¡Con lo que llevo tanto tiempo ensayando...!
Espero terminar también donde siempre he vivido/ahora 
a las afueras, 
en el cementerio de mi región/religión
        para no echar nada en falta ni de menos...

Entre el pueblo, la huerta, el soto/
Justo allí me quedaré... -Si Dios quiere¡?-
Con los míos que ya empezaron a desfilar 
        su viaje/andadura secular particular... 
de los que no he vuelto a saber nada.
Y eso también me mosquea un montón... 
                    ¿para qué tanto misterio/silencio...?
¿Es acaso la señal del precipicio en el han caido/
vamos cayendo 
hasta posarnos en su fondo/lecho, árbol de mentiras
de lo eterno irrreversible?

¡Espero...!
En el pozo/hoyo familiar/vertedero de sangre seca.../
de una herencia genética concluida, 
           -si no escarban y nos clonan después-,
¿Y sabremos que somos nosotros...? 
Cuanto lío...

Sí, me enterrarán...
junto a tantos como puedo recordar que ya tengo en olvido
si no fuera por las fotos enmarcadas 
-a pie de cañón...-
Sobre la tumba/o en el mueble bar del salón/comedor/
cocina, dormitorio... 
que por todos sitios parece que te acechan...

Los saludaré desde lo alto cuando llegue
        algunos puestos en pie, que me seguirán
dándome la bienvenida...
-los menos lisiados o más allegados/conocidos-. 
Después ya sea en polvo/ceniza o a granel/orre 
o enteretico/que no, mejor en una bola de acero inoxidable
-para acomodarme mejor a la tierra- 
             como una canica en el barro del que salimos...

Allí te estaré esperando...
Y cuando nos volvamos a ver, nos abrazaremos largo tiempo
-como es la moda ahora-, 
Por eso de sentir los latidos del otro/la respiración/
el habla/los sentidos 
con las carnes fluidas/fofas/fundiéndose como las nubes antes 
de desaparecer... 

Así que dejaré que pase lo que tenga que pasar...
Y yo esperaré, te esperaré
               todo el rato del tiempo que tenga que esperar.

¡No!… No pasa nada, no me va a molestar 
que llegues a la una o a las tantas/o de tal 
                       o mengana forma/hora...
        o de esta o de aquella manera, no me importará,
                                para nada... te lo juro.

Cuando toque/toca, y así...
Ya ves, como debe y tiene que ser
No quiero ni despedirme, os quiero tanto...
Me cuesta, en serio que me cuesta/ahora y después 
                                      la definitiva.

Estaría días y días/horas y horas despidiéndome.
Stricto sensu (“En sentido estricto.”)
-Mira que si luego...

Ya lo sé, no confío que haya nada, sólo el vacío 
                                   más absoluto
y la oscuridad más negra, y fin.

Y cantaremos... 
Lástima que terminó el festival de hoy...
Y nuestro "yo" Porky, 
    detras de la ventana en el autobus de la WB dirá...
Eso es "to"... eso es "to", eso es todo amigos.
The End.

No se trata de romper camisas usadas,

No se trata de romper camisas usadas,          x?
ni de tragarse el aliento de un borracho,
ni cobijarte en la cosecha que sembró tu hermano...

Ahora se trata de hacer eterno el canto.
¡Si! Ese canto... estrechado al paso
cuando todos andan y te haces a un lado.

Hoy es el día de paso firme, de cadete
sobrio e inmaculado, bien calculado, solemne/
estridente o de sopetón, 
pero que te viene a resurgir y restablece...

Hoy sonará la flauta en tu mochila,
te quitarás el abrazo que hilvana tu costillar 
                             al hueso del pecho 
...en el pegajoso incesto
de meterle mano al corazón, sin ninguna corrida.

Hoy dejarás de alimentar el hambre
del mecánico mundo que te secuestra
y te lleva al cajón desastre de su sinfonía.

Hoy es el momento de coger tu yo
sin más tortura que la de ser normal
un cobarde fenomenal, con familia...
y muchas púas que clavar.

¡Espera!
No te inmoles todavía
esto parece una  broma...
Sólo se trata de algún gracioso, 
que quiere medir tus fuerzas.

P.D.
"Las cadenas que nos atan
son las mismas que nos liberan".






A veces llego al verso que busco

A veces llego al verso que busco       xx   
  demasiado tarde.../o "cagando leches" quizás.

Uso las palabras como el que afila su navaja/cuchillo
y no es así...
ellas no quieren eso y se esconden.
-¿Qué nos queda/qué te preocupa? Él también  lo hace...

Bla, bla, bla... bla/bla /es curioso... muy curioso,
su aullido te atormenta.
Por un momento acepta que todo es así/que nada es así...
hasta que las cosas se pierdan de vista.
-¡Por favor...detente/cógelo ya de una vez,
o calla!

Y desaparecer entre las nubes igual que llegamos
como lo venimos haciendo... 
  por la pura inercia de la especie.
       -Triste aflicción/ficción la mía,
    quiero multiplicar por diez lo irrepetible... ¿sabes?-.

-¡Y vas y te despiertas...!


No se trata

No se trata             xx?
de sondear en bazofias    
con los cables de alta tensión de la razón.
...Ni degollado por el nudo en la garganta
de la desazón, ponerte a llorar.

No se trata 
de sentarte en una pila/mojón
y esnifarte a perpetuidad...
Ni en el fragor de la batalla
   que te den ganas de cagar.

Ni siquiera...
dejar que los pedos caídos,
te adelanten y te planten cara
invitándote, sumiso...
a que los vuelvas a disfrutar.

Se trata
de que no trajines más...
Cuando eres madera tizón
no hueles a “na”,
apenas hay matrimonio mental
entre tu sol y la realidad.

Acuerdaté...
Nunca sigas si no estás,
porque después/si te buscas,
         no te encontrarás.

P.D.
Sólo somos un reflejo del exterior
en un espejo sin fondo;
     vivimos lo que vemos,
pensamos y sentimos
como el tiempo que nos tocó.
Nos queda poco margen
para la improvisación.

La vida solo tiene sentido
cuando la aceptamos con agradecimiento,
como algo bueno
y, confiados, no le exigimos
más de lo que nos merecemos.
O sea... -nada-,
es un regalo.