Que siempre haya alguien más listo…

Que siempre haya alguien más listo.../    xx-    
                            audaz que tú.  
Incluso que haga que te entiendas y conozcas mejor 
cuando lo lees...
Sólo es una coincidencia, un extravío de la casualidad/
canto de ave/duendes invisibles...
Claustrofóbica alucinación que te proporcionas 
en digna mímesis/teletransportación
                convertido en Capitán Memo;
                            -para más inri-.

Tu auténtico demonio.../ángel verificador
espera 
a las puertas del cielo... 
con la única copia de la llave maestra 
             con la que puedes entrar.
¡Eres único, -idiota-!

Nadie/ni nada... por más que lo parezca
debería, ni nos debe hacer sentir                  
                como lo que ni ellos saben que son
-es una aproximación al catón del parvulitos
que nunca nos dejamos atrás...-
Ellos largaron y punto.

A la postre... la eterna complejidad de los elementos,
y sus fisuras en el cosmos
no debe darnos pie 
a aceptarnos hijos adoptivos/putativos
de nadie
-credo ideológico/influencer, religión, poetas...-.

Todos ellos, perros/-guerreros- en el magisterio 
de la santa cloaca/incombustible don de la palabra...
imagen 
que alguien ha procurado preservar 
                     hasta nosotros. 
Y por consiguiente... 
rechazaron/aniquilaron a otras.                  
Por lo que todo tiene de turbio.../injusto, arbitrario.

Desde Homero que pudieron ser más de mil,
hasta el Eclesiastés que lo fue...
Pessoa que se amargó a sí mismo con su soledad/
al Ovidio complaciente.
Shakespeare plagiando a sus coetáneos 
o Cervantes a una mano.
O el Papa Francisco, todo rellenito... 
que les sigue repartiendo hostias/su bendición
y generando santos, beatos, etc.
-todo sea por la causa-.
Igual que otras multinacionales del interés propio...

Algunos entre el saque y los bosques de bambú
a los perdidos.../malditos del absenta.
Pérfidos 
de la sociedad alcoholizada, 
colonizada por una filosofía pura radical...
Suciedad actual confesional de entes/antes y del ahora
vomitiva,  
en la que todos nos vemos dispuestos a seguirles; 
al menos de mente
hasta la muerte global de nuestro espíritu
                                  así secuestrado...   

Pues no, no hay nada nuevo bajo el sol/ o sí...?
-Como esto...- todo está dicho y además
en múltiples ocasiones, en todas las direcciones de las lenguas
y a todo color.
Sólo queda vivir la vida... la que llevamos entre manos/
nos pertenece.
Eres su dueño, no te dejes embaucar/
embadurnar con los Santos Oleos 
             antes de haber muerto/ y de verdad.

Nadie nos va a salvar...
ni aquí/ ni en cualquier otro mundo.
Esto/eso es todo... cara de conejo/ojo derecho de Elmer Gruñón.
Ya has visto como acaban 
          sus preferidos/...   -llenos de perdigones-

Y no sé... pero es que/ si sigo... no acabaría nunca...
¡Es tanto lo que no me encaja y desajusta!
Tal vez sea el recipiente o la serpiente...
                                      ¿Quién sabe? 
Y si no fue ella la que nos creó y/mordió 
como mascota 
que somos de Dios -a su imagen y semejanza...?-
 -pues qué no lo entiendo!
O tal vez sea la nada preparándonos para el sacrificio.

-Más bien eso último... 


Cosida tu boca

Cosida tu boca     xx+
  llena de abejas colmada...   
-plagio erróneo, más dócil que dúctil-
             Me interpreto cuerpo.

Zarpa tu continente.
Tu rostro/cara desencajada
se declara culpable... títere, pajarillo de papel.
Un dibujo, boceto de alegatos 
que no te salvan
   en la erótica caza del masturbador de imágenes 
reconvertido a cazador/recolector de palabras...

Insatisfecho vientre de luciérnaga tus sesos/versos
siempre vacíos, alumbrando a lo oscuro...
Hostigado,
implorándome rezo/-prietas las filas-
            que dejes de desobedecer.
 
-¿Te he dicho que estoy preñando deidades...?
Tengo a rebosar la estancia de soledades geométricas.
Poemas incorruptibles...

Pues claro que te escucho y deseo olvidarte, 
como tú a mí 
y estar completamente solos, 
desintegrándome/descifrando mi código genético,
                ego ergo sum, fantasma incluido... 

Y dormirme en tu canasto como Moisés 
chupándole el dedo gordo/la polla al faraón
mayor del reino,
mejor incrustada que nunca... en las agallas del saber.

-¡Inigualable/inadmisible/inaguantable! 
¡Pero qué cerdo eres...!

Me gusta ser cerdo, ¡imbécil!

 

 


¡Oh desequilibrio…

¡Oh desequilibrio...    xx?
   -delirio del deseo-!      
  Beso/bebo de tu boca 
            la sed que no atajo/tengo ni debo...

Hay paraísos que no han sido imaginados/
conquistados, ni pisados
...-dibujados por mente alguna-
a los que me uno, y me siento siervo/esclavo 
en/de su ausencia
                                    por descubrir...

-Hay tanta belleza oculta a la que quiero llegar-.
Lo sé por la puta “punzá”/punta del iceberg 
                       por el que transito…-
Como el erizo/lomo de Mobik Dik lleno de arpones... 
tiñendo el óceano de rojo
vaciando/bombeando con su viejo corazón
                   la sangre/furia de la vida.

¡Una cosa...!?
¿A dónde van las mariposas cuando desaparecen...?
¿Te imaginas que nos pasara a nosotros igual/lo mismo?
-Tenían/tienen una entrevista 
                  con el Gran Wayomin.

No es momento para bromas...
Te estoy hablando de lo que nos perdemos a cada instante
                                  sin saberlo/-borrego-
                          y donde vamos a acabar después...
      llenos hasta los topes de nuestra sabia ignorancia
borrachos/embarrados en su polvo de arcilla.

Y siendo verdad/siento la suposición de volver 
transformados... -por alguna magia especial-
    y empezar como si fuera ayer.
¿Te lo imaginas/ no sería maravilloso...?
Como Peter Pan/Wendy y Campanilla en El país del Nunca Jamás
que nos apeteciera...

Hay tanta fe/esperanzas, inversiones catastrales puesta en ello.
-dádivas y prebendas- 
¿Será que el hombre se ve reflejado en la naturaleza
y la copia/acopla a su imagen/gustos... verdad?
Para escapar.

-¡Oye! que yo sólo quería maquillar-lo maquiavélico/tétrico
    en lo que acostrumbras covertirlo todo cuanto tocas,
                      con una liviana sonrisa...

¡Tío!... pues yo sigo pensando en las mariposas/
la ballena/
y el cocodrilo Tic Tac.
 

A veces llego al verso que busco

A veces llego al verso que busco       xx   
  demasiado tarde.../o "cagando leches" quizás.

Uso las palabras como el que afila su navaja/cuchillo
y no es así...
ellas no quieren eso y se esconden.
-¿Qué nos queda/qué te preocupa? Él también  lo hace...

Bla, bla, bla... bla/bla /es curioso... muy curioso,
su aullido te atormenta.
Por un momento acepta que todo es así/que nada es así...
hasta que las cosas se pierdan de vista.
-¡Por favor...detente/cógelo ya de una vez,
o calla!

Y desaparecer entre las nubes igual que llegamos
como lo venimos haciendo... 
  por la pura inercia de la especie.
       -Triste aflicción/ficción la mía,
    quiero multiplicar por diez lo irrepetible... ¿sabes?-.

-¡Y vas y te despiertas...!


Nada de todo esto ocurre/existiría

Nada de todo esto ocurre/existiría      xx
  si no lo escribo.
    Hágase la luz, 
pues la oscuridad ya estaba...

¿De qué otra manera puedo asegurarme 
y demostrar
que esto no es un engaño...
                       un maldito sueño?

Escribo como si todo valiera, y eso no es.
-Invita a la perplejidad/confusión, 
¿cierto?...
¡Tengo tantos/tan grandes proyectos para ti,
                                          mi yo!

-La muerte me ha pedido un autógrafo, 
-en la presentación de nuestro libro-, ¿lo sabias?
¿Por qué no bailamos ahora después con ella...?   
      ¡Venga, ven!

No, no la escuches, te seducirá. 
Hagamos mejor las maletas/recoge
        vámonos de aquí, que ya nos conocen...
          y no te olvides de pagar las copas.

¡Os quiero chicos, ha sido divertido!   
-Oye, que nos tiene apuntados en su agenda/
                               carné de baile...!?  

¡Corre!!!  

 

Tras de mi muerte cautivo…

Tras de mi muerte cautivo...         xx?                    
                soy preso y carcelero;
    sin ningún interés particular/
                                ejecutándome de continuo
                    por mi propio juicio convicto y resuelto.

De modo que, sin hacer lo que debo,
       doy rienda suelta en el cauce de los despropósitos
                    a esos escritos que me colapsan...
Escritos al rojo vivo, 
incendiarios
y llenos del hechizo/glamour desde mi interior, preferidos y pérfidos... 
sereno.

Restriego mi genio/genitales por el lodo
   en señal de la fe que me proceso/por la necesidad de aliviar el picor   
...dolor que me produce en el culo
la introducción a la filosofía de la vida.

La naturaleza como ente global...
                      al que hay que alimentar y darle teta              
 mantener e incrementar infinidad de necesidades -como a un crío chico-
sin ningún tipo de obviedad/salvedad/
voluntariedad... que desde hace tiempo me rodea y paraliza
incomprensiblemente abyecto chupando de mi savia/sangre...

Amor y odio se dan cruzando sus brazos
la cicuta en brindis. El sentido de vivir es su lucha...
Si no fuera por el hombre -el yo que los interfiere- 
seguro que serían buenos amigos... como faceta de una vaga posibilidad.

                       No sé lo que duraré, ni por qué de todo esto
                           ha sido así.../ni me arrepiento
en el caso sublime/hipotético de que se pudiera remediar...

El rastro/rostro de lo que persigo
                               permanece enmascarado
     y nunca alcanzaré a contemplarlo
tal como debió de ser en su nacimiento
desnudo, puro...
         sin ninguna sustancia contaminante/alucinógena/Musgos y salitre
del envejecimiento del cosmos de la humanidad.
Por lo que me siento completa-mente confundido.

Pero en su búsqueda
las cargas de profundidad/presión...
       las cagadas de cabrón, -que lo soy-
se van a quedar secas pasados los días/como la flor aplastada
de las hojas del libro/espíritu.           

Las matas silvestres como los animales salvajes/otras personas
las van a deshacer... igual que la lluvia o el frío,
          incluso las pisadas de algún senderista
sin vocación ni ganas de hacer daño.

Toda esta palabrería va a quedar en nada...
excepto de refugio en mi cabaña/-su progenitor-
       junto al río, junto a mi cueva en la arena
                  y la cuerda colgando en los sauces llorones/chopos
de los primeros años/baños
   antes de que bajara el caudal de las fuerzas con la creciente
inconveniencia de la edad...

Los miraré/leeré bien atento
                 una noche de tantas, de esas que me gustan;
          y sabré que no lo he conseguido...
el reconstruir/recomponer ese puzle
    que andaba por ahí suelto... -mi vida-.

Pero entonces ya me va a dar igual/exactamente lo mismo.
Es mi batalla/mis soldaditos 
y lo dispongo así...
como el azar/suerte me han enseñado
      en este maldito baile de máscaras/divino mundo del diablo.

Y de esta manera/hasta que me canse... pienso perecer.
¡Chao!
Hasta siempre.
Mi amor/odio los hago tuyos también
y para variar... 
envueltos en una persiana de varetas mágicas de papel/
                         pergamino/pantalla del Internet. Lo siento.

¡Si tú supieras, amigo...!
Todo lo que me cabe/llevo dentro y no atino a largar...
te olvidarías de mí, te lo juro,
          te puedo resultar tóxico.

El que advierte es un cobarde, como siempre lo hago
...que también.
Pero bueno, que me largo...  
Bye.