El libro da calor…

El libro da calor...     xx+
prueba a ponértelo encima.
Déjalo reposar un instante sobre tu pecho.   
¿Lo notas?
            ¡Qué tibieza!
-como si te mirara dentro...-
Como si fuerais parte del sueño de un niño
que no siente absolutamente nada más que placer.

Cada libro es un viaje, una vasija/
visita guiada a través del tiempo.
                  -tuyo y del autor-
Laberinto/alboroto que desde lo alto contemplas
viendo correr al minotauro tras la damisela
               que por fin la caza/se cruzan.
                          Y se hacen el amor.
Hasta que llega/viene el héroe de turno
         y lo echa todo a perder/-al traste...-

Así son los árboles del bosque... 
             pulpa blanca para almacenarla 
             en grandes/duras/extensas ollas
-cráneos de los significados de sus letras-/
antes ramas y raíces
...ahora libro/atmósferas de su embalaje, 
                      alas del progenitor...

El libro una vez más te salva/
-es fuego en potencia-
en la leñera, junto a las miserias de tu cuarto/
                                frígido cuerpo...
Y tú el furtivo, el nómada, el cavernario
            en busca de su refugio/calor/abrigo
para las noches de frío en soledad o en compañía...
Y te conviertes -como él lo fue-
        en hojas, papel de un día/de una vida.
Bajo la lluvia de la atenta mirada
del que ha de arder... /su fruto.

Entonces empiezas/aprendes a actuar con equidad
al sentir lo otro como tuyo.  
Ya no te encuentras ni te sientes solo
    danzando
con el espíritu de las palabras... 
               También hay un susurro 
traduciendo el silencio de su lectura.
Parecido a la voz que antaño te velaba y guiaba 
hasta el portal oscuro del sueño.

Y te duermes rindiéndote/mecido en la brisa/
calma que te acuna
que te ayuda a salir del todo, vaciado
          con el prodigio de la nueva ficción/verdad.
          -Nana para tus neuronas-.

Eso es el libro/ un cuento para ayudarnos a domir
el sueño...


* Publicado anteriormente 14/MAYO/18



Brindo por la descendencia

Brindo por la descendencia/trascendencia...       xx+    
de estas mis últimas palabras.
[In póculis (Entre copas...)]
Para que encajen/maten con bala asesina a la suerte
             y me elijan suyo/ustedes para leer-me.
             Acojo vuestro espíritu/alma 
en mi seno/verso/corazón...

Bebamos pues; -por todos nosotros...-
           ¡Ahora es el momento!
Dancemos alrededor del reo/
fuego que impregna/preña al invitado
olvidado en el aroma de su cocción.
-El poema...- ¡Aleluya!

Tallemos nuestro grácil semblante
                    hasta el claro del día
mientras damos caza al sueño/la composición
y/de su significado/
-otra vez lejos...-

Llevo para la ocasión
una jauría de ninfas traviesas/faunos chiflados...
apestados/apostados/metidos en la caravana/
                      -remolque del Cadillac-.
Vino especial/gran reserva, cerveza en su punto
            -como el mismísimo hielo/culo del diablo-.
Licor café, ambrosía, wiski 12 años, vodka acaramelado,
                         Ron, sandevid de limón/tónica.
Acepto cualquier sugerencia para hacer crecer
la bodega/despensa. Y a posteriori...
lo que hagamos con todo ello quedará entre nosotros.

Tengo carne fresca, verduras, hortalizas del tiempo.
-Podemos pescar...-
    La casa aunque es de madera, 
    está bien acondicionada/orientada.
No hace falta que lleves/cojáis bañador, ni pijama.
La laguna está igual que todos los años por estas fechas/
tibia y clara, como una piscina.

El embarcadero precioso/preciso dispuesto para acogernos
y acatar nuestras órdenes.../sus trastos/lancha.
Hay unos neumáticos gigantes de tractor y de coche.
Algunos artilugios de la modernidad/
              -burbuja, patines, esquís...-
El cielo está nítido/limpio como un espejo
y la previsión no parece que diga/indique 
                                  que vaya a cambiar.

El sol en su cenit ilumina hasta cegar.
Calienta como si estuviera completamente enamorado 
de todo lo que pasa/toca...
Las noches son una delicia/y más a la intemperie
                                -sin saco de dormir-.
Nos vamos acercando al cuarto de la luna en creciente/
¡Ya verás/ qué pasada...!
Y las estrellas...¡Ufffff... las estrellas 
están casi todas visibles.
No falta ninguna.
Y Algol... 
¡Qué chulo el ojo de la medusa parpadeante!

En cuanto al terreno; 
...por cualquier apartado/sitio que eches
te puedes dar/encontrar con unas rocas enormes/viejas,
                 desgastadas por la cuchillería/garras/
-uñas de la fiera/feria...-
Peripecias de tanto como han visto/vivido/gozado y sufrido.
Sirven de tópico para sentarse, descansar las espaldas, 
esconderse... y grabarles lindas sentencias 
para la posteridad.

Los árboles son densos, frondosos, impenetrables a la luz...
Hermosos en su negro fulgor/verdoso bronce ultramar.
Los troncos parecen cuerpos de estatuas/
esculturas del bosque
con vida propia... -ya te los iré presentando...-
En su silente cortejo/escondrijo no pasa nada/
                                   nadie desapercibido.

No hay muchas aves, 
las pocas son puntuales en sus tareas...
Su canto/ruidos, a penas molesta/se siente, 
pero están ahí, como sombras que se mueven e invitan 
                                  a volar/meditación.
¡Chist...! ¡Silencio!... -Soledad diáfana/cuarto oscuro-

¿Bichos?... /Sí, hay algunos bichos.
             Sé a lo que os referís...
Pero tienen más miedo que un tonto/ -o sea que nosotros-
Los perros se encargan de ahuyentarlos 
y de avisarnos a su vez -de lo que sea que venga...-
Son extremada/sumamente cariñosos, algo “pesaos”/
perezosos quizá”.

El green/césped bien cortado, a su justa medida
para que no tropieces.
Se puede ir descalzo casi por toda la finca.
El terrazo del camino/tarima es antideslizante/
                                     lo he intentado...
También he fumigado para los mosquitos, 
-¡que son la leche!-
por si gusta ir desnudos... ¿No sé?!¡

Aviso de que una pandilla de hippies/stripper/
vagabundos/moteros/ -difícil de catalogar...-
Están acampados desde hace un par de semanas
                  algo más arriba de la playa, 
en la ribera del reducido cauce
que abastece al pequeño lago, -al otro extremo/
al norte de la ensenada-.
Me han invitado más de una vez a sus fiestas...
                  -muy acogedoras, por cierto-
Entre las chicas y lo que no son las chicas/sí
-por qué no decirlo...- y alguna sustancia alucinógena
liada en tabaco/alcohol.
Se trata de personas entusiastas, distendidas/divertidas
sin mucho compromiso/ni recorrido.

El pueblo/la tropa/gentío anda bastante lejos.
Que no os preocupe... no llega ni su ruido/ni las luces
              de la gran manzana/ciudad vecina/vacía.
Que habréis podido contemplar/comprobar que existe...
desde las curvas de la serpiente/calzada/carretera.

Estoy abierto a cualquier tipo/-modelo de idea-
               trópico/tópico que se presente...
Tenemos el mundo a nuestros pies
y un pelín más arriba.../la eternidad. 
-Mientras la tierra no abandone su eje en el firmamento/
cosmos-
Todo es posible...

Podemos jugar pues... /
a cuantas diaclasas se os ocurran/apetezcan:
a la “gallinica” ciega, al escondite; por ejemplo, 
a los colores, al parchís, a la Oca, 
al Monopoly, al scrabble, al teto…
Atrevidos/foráneos coloquios, tertulias de mesa redonda...
                                         ¡Triangulemos!
Como mejor veáis/queráis para pasar el rato.../
-ver llegar el tren-.

¡Anímate pronto!
[Ad utrumque paratus (A vuestros pies)]
Dispuesto a cualquier cosa;
-He intentado limpiar/señalizar bien el camino
a mi modo.../mono/manera.
Chao.
¡No olviden los preservativos...!/
Y un lavado de intenciones.
¡Chusco/sí...!
Ya sé que no es lo mismo
Pero es así.
                             ¿¡Cierto...!?
Es lo mejor para la salud mental/creatividad 
                                holgazaneante...


* Publicado anteriormente 12/ABRIL/18


Sobre un mes de julio

Sobre un mes de julio me paré a pensar     xx+ 
                  cerca del cementerio.
-Que una mojigata señal afuera no es suficiente
para devolverme entre lo prestado-
¿Y qué diferencia había entre ellos y yo...?

Así empezó todo,
y el vago de esta desazón/disertación.
Como una conspiración/respiración profunda 
                             y triunfadora
antes contenida, agobiado por el flujo/fluido
del espíritu global que emanaba del recinto
con las alas replegadas -sueltas 
al fin...- iba alzando el vuelo       
berreando/
barrenando en círculo con mi dardo
la diana de la memoria.

Con la boca abierta de par en par
sobrevolé el lugar
-llorando mudo sin dientes- como un bebé viejo 
medio ahogado, “pasao”, manchado de sangre 
      feo/feto -nadando al fin a sus anchas-.
Creí verme en un nuevo nacimiento...

Y te miramos Señor/ -docto pastor-
y nos vimos en la cara del que también nos miró
-en su pantalla/escáner- 
con los latidos de su tacto/
gesto... apretado puño del corazón-
agarrado/atrapado por los pies...
Veníamos sin saberlo, como tú, 
de la otra parte... 
-Porque yacemos en algún lugar antes que en este, 
                                         lo sé-.
Lo he sabido siempre, es fácil/ 
lo tengo bien claro.

Sobre su lecho/suelo... 
los nervios de la matriz desalojada
como serpientes venenosas
-raíz de lo real- que nos persigue ya huérfanos
del cuerpo que nos dio la vida
desde el comienzo del inicio al parirnos
-precipitándonos al vacío mundo...
del que no tardaremos en volver a salir-

Abrazados en su hedor/-gusto del recién nacido-
esperamos exultantes
en la cómoda victoria del conquistado.
Convencido me veas, o no, partir 
   como antes de lo que fuimos... te acuerdas¿?  
-Me digo
Y nos saludamos/
sacudimos de la evocación que nos idolatró
en otros tiempos menos flácido/
moderado.
Solos tú y yo, cara a cara otra vez...
Una reestructuración/reencarnación del Karma
-carmín rojo de ligue de fin de semana-.

Somos una carta perdida, -de la manga...-
devuelta a su dueño el tramposo-.
Todo se reduce a una conjetura/atadura de cordón
del zapato que nos aprieta 
una vez hemos echado a andar.          
-Conciencia del ser-. 
¡No más!

Nada, absolutamente nada tendrá nunca el sentido
que tan azarosa/celosamente tú y yo le 
estamos dando ni queremos...
en consonancia de alguna justificación.
Ni con todo el cariño del mundo/ 
porque todo tiene su trampa 
culpa y castigo...
-La que alguien ha puesto ahí en exclusiva 
 para cada uno de nosotros-. Vivir.

Y volviendo al cementerio:
somos de la sepultura su relleno, -el pájaro cantor-
     la tela de araña en la comisura de los labios/
     cornisa de la estatua de piedra 
                           esperándonos.
Somos la paciencia-penitencia del tiempo 
     mientras nos degüella/descomponemos,
     -polvo remolido una y otra vez...
al son de su maza-

El atardecer de una molécula/melancólica y armoniosa 
ilusión hecha carne, -hambre de hombre ciego
que por ver vende su alma...-
y de su ansiada resurrección crepúsculo...
La oración y el rezo silencioso del que nos mira 
ya muertos
como en él, el que nos sucederá...
-uno más de tantos-/

Somos un susurro en el aire/brisa, olvido/
adiós y dolor.
-Mucho dolor...- y del bueno 
del que pudimos escapar/aguantar
          en el horrible e indiferente placer 
del que sabe que todo lo abarca y acaba.
Esa es la paz del guerrero en el saco de ascos/
piel de muda de la culebra...
-examen de su desdicha/concebido y locura-.

Así alcanzamos la calma... 
al fin nuestro cuerpo huele en serio/de verdad
a pestes de podrido 
con el rostro
rastrillo/ y la máscara
que ha venido arrastrando/persiguiendo
tras de sí la muerte... -añorado-.

Hay una adivinanza a título póstumo y personal¿?
¿Qué animal de la tierra tiene conciencia/
consecuencias de que existe
   ...y sin embargo
   deja que se apague/pierda su luz/estrella?

¡Pues hala/ ya está!
Mañana más...
Fin.

* Publicada anteriormente 6/ABRIL/18



Tan sólo unas líneas

Tan sólo unas líneas de bolígrafo/papel/ pantalla      xx    
       a dos palmos de nuestra nariz nos separan.

¡Y que tú repares en mí
y vengas a buscarme querido lector!
          O hayas caído por casualidad
en el hoyo/trampa del libro/ internet;
-me da un poco de así...-

De todas las maneras y formas
a ti también te lo debo... -el ser-.
-Como si alguna vez hubiera sido sólo cosa mía¿?-

Mi descarnado ecosistema-entusiasmo por perdurar
se ha solapado/brotado/transportado en/a
otra mente... -la tuya-.
Y entonces sé que vivo por el cosquilleo de las raíces
                         intentando salirse del tiesto
que tan amablemente has sujetado/mantienes
-has puesto por unos instantes en tus manos-.

Quiero amasar la amenazante neblina
que entre lo tierno/dúctil y baboso de tus sesos/sexo
                       me atrae/tira de mí hacia ti...
y quiere comerse/-gratinar al bestiario-.

Sé que todo esto puede no significar nada...
         -Pero se inmortaliza en la garganta
         palabra de honor de las letras-.
Voz de nuestro espíritu viajero/aventurero.
Viaje en el tiempo/disimulo/desmayo hacia el fondo
fin de la eternidad...

Mi corazón así, en tus manos... -saltando de alegría-
para que lo guardes en uno de tus bolsillos
        del reloj, del chaleco, de la falda/
        de la billetera/pañuelo...
Junto/más juntos, más cerca del tuyo... ¡Eso es!

Ahora nos latimos/lamemos/limamos al unísono
   como dos amantes acariciados por el tacto
trasiego/ajetreo... 
-el uno sobre el otro-.
Aguantando la respiración del susto de la inmediatez
inmensidad del abismo en el que hemos caído...

A ti, y sólo a ti... por siempre y obra del destino
te debo la vida señor anónim@.
Y a mí... que me he querido/-perseverado tanto-.

Un beso a discreción para todos en el pecho/
                                       pulmón/plumón.
Y al vecino de al lado.../imagen/cara... Ese rostro 
que todavía late y sonríe al leer 
                    toda esta sarta de farfullas
                    pelufas de cañizo/cariño/desazón
que parten de mi araña de agua/-entrañas de la
inconsciencia-.
¡Zas...!
Te espero...

Un adiós nunca es una despedida/ -ni para siempre- 
                 si uno de los dos no se va/


* Publicado anteriormente 28/MARZO/18



Cierra este libro/

Cierra este libro/te engaña.      xxx  
¡Ay el lenguaje y sus trampas...!
Devuélvete a lo que eres y recapacita.
Hazte esta pregunta...  ¿Qué es bueno para mí?
Si todavía continúas sentado leyendo...     
                           ¡Abandona!

Toma algo entre tus manos, endulza tus sentidos, 
                                    ilusiónate...
y cuanto te plazca/apetezca...     hazlo.
Luego ve hacia/con el sol, lo real  
y continúa su camino...
el que ya conoces y el nuevo por andar.    
               -No tengas ninguna prisa-.

Al final sé que volverás/me sujetarás, 
mirarás al cielo/
mar de fondo y lo comprenderé, -te entiendo...-   
                     yo también lo hago así.
Las taras, las rarezas nos unen/se juntan 
somos gemelos en adopción.

Nos queda poco, lo sé...   
-y lo que hay/apenas nos sorprende-.
Somos una viñeta/paradoja nefasta de la raza, 
                          la cultura y la razón.
Escribir se está convirtiendo en un disparo, -spleen-
sin apuntar, ni soñar 
antes de encontrar las palabras.
Sometemos al lector a traspapelar sus ideas, 
sentimientos/   
ennui...

La ilusión es perversa, -el saberse inmortal...- 
un escándalo depravado a la deriva en la porqueriza/
                       infierno de los charlatanes.
La lengua es la prisión del pensamiento 
                         y de la imaginación.
Restos de la comida entre los dientes.
[-Me rindo.../ojalá fumiguen...-]

Escribo porque el mundo sigue 
                   y no me da tiempo a ir tras él.
Solitario y errante... sin estar roto ni desajustado
con todas las tuercas aún.
A veces no saber lo que quieres no es lo mejor.
[-En mi caso.../es eso-]

Escribir para borrar lo no dicho... 
                         -sortilegios/orgías aparte-
                 cuando lo bueno es la transparencia
                      lo que trasciende al ser.
Mientras la vileza y el rencor salen juntos...
el desahogo los confunde con la ensoñación/
desnudo integral
en la playa de las mentiras...

Los libros son soledad -que lo sepas-  te la alivia/
                               camufla/sustituye.
¿Dan abrazos/acaso...?  ¡Pues venga...    puerta!
Sé lo que me digo pero no sé lo que soy 
ni lo que hago aquí...
y así.
Y eso.../eso es un horror, 
un monstruo dependiente/desesperante.

Que sepas que... por eso leo/escribo, 
busco cura/monaguillo/
fraile y una monja de convento de clausura 
                 -como mi tía abuela Leonor-.
Y alguna golosina para entretener la espera/despensa
depravación despierta...

Soy de lo que no he sido en el pasado un hueco/
                                         hueso más.
De mi presente la ayuda para salir de ahí.
       Y después...   nada de lo anterior.
-Ya te dije que no siguieras leyendo hombre inteligente-.
¡Te lo avisé...!

P.D.
En el gozo/pozo/zanja de lo que he escrito
                                esta mi alma enterrada.
Y te observa por una rendija/fisura en el féretro/tumba/
talud por donde se cuelan las hormigas/-hacen su camino
de ida y vuelta-
con el día a día que fuimos/hemos sido/ y/o 
                                   queremos ser...

Te saludan con su trofeo a hombros, lo agitan/
te invitan a que pases conmigo y eches un pitillo/ratito
-y así descansar
         con el humo turbio en los pulmones/corazón-.

Cuando me lees, en/al frio calor de la muerte,   
que sepas la siento/
se hace gracias a ti menos austera, más atractiva
y llevadera...
En el silencio ese demonio nos habla/susurra al oído/
                                         de los dos
                     sobre la otra vida que tuvimos/
                          de la que pudimos escapar
de la que podíamos haber disfrutado.
De lo que seguimos esperando aquí, ahí fuera.../
adentro/aturdidos
-mientras las hormigas vuelven a por más una y otra vez-.

Un libro son tres vidas encontradas: 
la tuya, la del árbol
y la de algún idiota desesperado 
         que no tenía nada mejor que hacer...
                      que se mete por medio 
a pasar/ventilar las hojas caídas en la hierba
donde nos tendemos mirando al cielo.     /y esperas...

-¡Qué valor!?/   -ver las nubes pasar-
¡Como si no tuviéramos nada/ otra cosa mejor que hacer!
¡Como si no estuviéramos ya todos locos...!


* Publicado anteriormente 8/MARZO/18


Tumba de arrecifes…

Tumba de arrecifes...     xx
            la voz mártir.
La palabra... -casa del poema- 
sustituye a la imagen
como si no hubiera modo de escapar
                   al ojo fascinado.

Grieta/herida en la pared del papel.
          Gota/caldo que clama
colma el vaso de lo dicho.
Rosa y espinas de su misma piel 
arrancada de un sueño
...echada a volar como el fuego/
en un canto de sirenas/neurona
ya en calma.

Día a día nacen del silencio/
de lo callado
como navío que se echa a la mar...
Llave/pezuña tierra adentro
en busca de los caminos de su corazón 
-alivio y olvido-.

Las páginas de lo bello son olas/alas
que doblegan/miden, calculan
bifurcan y rayan el cielo.
Grito, 
danza/rincón de residuos...
Ruido/luz del alma 
y su condena.

Vivir y escribir...
es como hacerlo dos veces.



Que siempre haya alguien más listo…

Que siempre haya alguien más listo.../    xx-    
                            audaz que tú.  
Incluso que haga que te entiendas y conozcas mejor 
cuando lo lees...
Sólo es una coincidencia, un extravío de la casualidad/
canto de ave/duendes invisibles...
Claustrofóbica alucinación que te proporcionas 
en digna mímesis/teletransportación
                convertido en Capitán Memo;
                            -para más inri-.

Tu auténtico demonio.../ángel verificador
espera 
a las puertas del cielo... 
con la única copia de la llave maestra 
             con la que puedes entrar.
¡Eres único, -idiota-!

Nadie/ni nada... por más que lo parezca
debería, ni nos debe hacer sentir                  
                como lo que ni ellos saben que son
-es una aproximación al catón del parvulitos
que nunca nos dejamos atrás...-
Ellos largaron y punto.

A la postre... la eterna complejidad de los elementos,
y sus fisuras en el cosmos
no debe darnos pie 
a aceptarnos hijos adoptivos/putativos
de nadie
-credo ideológico/influencer, religión, poetas...-.

Todos ellos, perros/-guerreros- en el magisterio 
de la santa cloaca/incombustible don de la palabra...
imagen 
que alguien ha procurado preservar 
                     hasta nosotros. 
Y por consiguiente... 
rechazaron/aniquilaron a otras.                  
Por lo que todo tiene de turbio.../injusto, arbitrario.

Desde Homero que pudieron ser más de mil,
hasta el Eclesiastés que lo fue...
Pessoa que se amargó a sí mismo con su soledad/
al Ovidio complaciente.
Shakespeare plagiando a sus coetáneos 
o Cervantes a una mano.
O el Papa Francisco, todo rellenito... 
que les sigue repartiendo hostias/su bendición
y generando santos, beatos, etc.
-todo sea por la causa-.
Igual que otras multinacionales del interés propio...

Algunos entre el saque y los bosques de bambú
a los perdidos.../malditos del absenta.
Pérfidos 
de la sociedad alcoholizada, 
colonizada por una filosofía pura radical...
Suciedad actual confesional de entes/antes y del ahora
vomitiva,  
en la que todos nos vemos dispuestos a seguirles; 
al menos de mente
hasta la muerte global de nuestro espíritu
                                  así secuestrado...   

Pues no, no hay nada nuevo bajo el sol/ o sí...?
-Como esto...- todo está dicho y además
en múltiples ocasiones, en todas las direcciones de las lenguas
y a todo color.
Sólo queda vivir la vida... la que llevamos entre manos/
nos pertenece.
Eres su dueño, no te dejes embaucar/
embadurnar con los Santos Oleos 
             antes de haber muerto/ y de verdad.

Nadie nos va a salvar...
ni aquí/ ni en cualquier otro mundo.
Esto/eso es todo... cara de conejo/ojo derecho de Elmer Gruñón.
Ya has visto como acaban 
          sus preferidos/...   -llenos de perdigones-

Y no sé... pero es que/ si sigo... no acabaría nunca...
¡Es tanto lo que no me encaja y desajusta!
Tal vez sea el recipiente o la serpiente...
                                      ¿Quién sabe? 
Y si no fue ella la que nos creó y/mordió 
como mascota 
que somos de Dios -a su imagen y semejanza...?-
 -pues qué no lo entiendo!
O tal vez sea la nada preparándonos para el sacrificio.

-Más bien eso último...