Cosida tu boca

Cosida tu boca     xx
  llena de abejas colmada...   
-plagio erróneo, más dócil que dúctil-
Me interpreto cuerpo 
en la elección de una sola dirección y de un orden...

Zarpa tu continente.
Tu rostro/cara desencajada se declara culpable... 
títere, pajarillo de papel. 
Un dibujo, 
boceto de alegatos que no te salvan
en la erótica caza del masturbador de imágenes 
reconvertido en cazador/   -recolector de palabras...-

Insatisfecho vientre de luciérnaga tus sesos/versos
siempre viciados por los mismos vocablos
vacíos, alumbrando a lo oscuro... confusión/
Hostigado,
implorándome rezo/-prietas las filas-
            que dejes de desobedecer a la ignorancia.
¿Cómo lo llevo...?

¡Fatal! 
¿Te he dicho que estoy preñando deidades...?
Tengo a rebosar la estancia de soledades geométricas.
Poemas incorruptibles... sin estilo/ 
en su rutina/sin ritmo y con ripio...
-de había una vez y eso-

¡Maldita sea...!
Pues claro que te escucho/me dan ganas de llorar
y deseo olvidarte, como tú a mí 
y estar completamente solos, 
desintegrándome/descifrando mi código genético,
            ego ergo sum, -tarado/analfabeto incluido...-
Y dormirme en su canasto como Moisés 
chupándole el dedo gordo/la polla al faraón
mayor del reino,
mejor incrustada que nunca... en las agallas del saber.

-¡Inigualable/inadmisible/inaguantable! 
¡Pero qué cerdo eres... tío!

Me gusta ser cerdo, ¡imbécil!
A ver si yéndose la olla/ sin tu mediación/bendición
escribiera algo bueno... Morfeo.


P.D.
Ningún explorador salió antes de cualquier lugar
            sin imaginar primero lo que buscaba.
Somos un murmullo perezoso en cascada libre
dependiendo de la lluvia/ del sol 
y de las estrellas.
-Nuestro mundo es todo cuanto no conocemos...-

De la verdad... un cuarto no existe, otro cuarto 
no es real/ un tercero es inventado 
y por último tú -el que cierra el caso- destiñe
pierde aceite por un tubo/culo...
teclado/boli/
pantalla de la flechita/lápiz.

Nuestra vida es inaguantable 
                   y lo que hacemos carece de sentido/ 
porque no tenemos seguridad en lo que se es o queremos... 
Así no se consigue nada de provecho
y además... carecemos de cojones/ovarios/
-cero patatero en ganas de luchar-.

A la postre damos palos de ciego como el que ve.
Escribir sólo es una señal más de nuestras debilidades
         de lo que nos puede salvar detrás del muerto/
esa jaula vacía llena de excrementos
-eso son los libros...- 

Es muy difícil la vida en cada uno y sus alrededores/
por eso nos quedamos tan cortos/ solos...
-depreciados/desperdicios del ser-. 
Hay elementos de repugnancia hacia uno mismo
y la totalidad de las cosas mudables que nos rodean.
Somos una casa sin perro guardián 
con el ladrón dentro.
Nos intervenimos... no somos libres a propósito/
-Y lo sabemos-.

 

 


¡Oh desequilibrio…

¡Oh desequilibrio...    xx?
   -delirio del deseo/ deja de mirarme-!      
  Beso/bebo de tu boca 
            la sed que no atajo/tengo ni debo...
            Algún día no responderé.

Hay paraísos que no han sido imaginados/
conquistados, ni pisados
...-dibujados por mente alguna-
a los que me uno, y me siento siervo/esclavo 
en/de su ausencia
                                    por descubrir...

Hay tanta belleza oculta a la que quiero llegar...
-ese romance en el cementerio de las mentiras/
          esa fatiga que nos abruma y libera a la vez-.
         Lo sé por la puta “punzá”/punta del iceberg 
                             por el que transito...-
Como el erizo/lomo de Mobik Dik lleno de arpones... 
tiñendo el océano de rojo
vaciando/bombeando con su viejo corazón
la sangre/furia de la vida 
mezclándose con la sal y el agua del mundo ya ejecutado.

¡Una cosa...!?
¿A dónde van las mariposas cuando desaparecen...?
¿Te imaginas que nos pasara a nosotros igual/lo mismo?
-Tenían/tienen una entrevista 
                  con el Gran Wayomin... en su debut.

No es momento para bromas...
Te estoy hablando de lo que nos perdemos a cada instante
                                  sin saberlo/-borrego-
                          y donde vamos a acabar después...
      llenos hasta los topes de nuestra sabia ignorancia
borrachos/
embarrados en su polvo de arcilla
con las gafas empañadas del vaho del alfarero
/fantasma de lo que somos...

Y siendo verdad/  siento la suposición de volver 
al gran problema 
sin la ausencia de lo anterior...
transformados -por alguna magia especial-
              y empezar como si fuera ayer.
¿Te lo imaginas/ no sería maravilloso...?
Como Peter Pan/Wendy y Campanilla 
en El país del Nunca Jamás que nos apeteciera...

Hay tanta fe/esperanzas, inversiones catastrales 
puesta en ello... -dádivas y prebendas- 
¿Será que el hombre se ve reflejado en la naturaleza
y la copia/acopla a su imagen/gustos... 
verdad?
Para escapar y no someterse al combate.

-¡Oye! que yo sólo quería maquillar-lo maquiavélico/tétrico
    en lo que acostumbras a convertirlo todo cuanto tocas,
                               -con una liviana sonrisa...-

¡Tío!... pues yo sigo pensando en las mariposas/
la ballena/
y el cocodrilo Tic Tac.


P.D.
Vivir a la primera es una ofensa al detalle...
 

A veces llego

A veces llego al verso que busco       xx   
  demasiado tarde.../
como si remontara alguna corriente o "cagando leches" 
-quizás sea eso¿?-.
Nunca me concibo en él
ni doy con la manera adecuada que nos haga visibles/
legibles/leales a ambos.
No soy el remedio para lo que me pasa... -lo sé.

Uso las palabras como el que afila su navaja/cuchillo
y no es así...
ellas no quieren eso y se esconden.
-¿Qué nos queda/qué te preocupa? Él también  lo hace
con todo lo suyo... 
las palabras huyen de su traición/

Bla, bla, bla... bla/bla /es curioso... muy curioso,
su aullido/polvareda te remonta y atormenta.
Por un momento aceptas que todo es así/
que nada es así...  -eso es lo que pienso
hasta que las cosas se pierden de vista.
-¡Por favor...detente/cógelo ya de una vez, 
o calla! 

Y desaparecer entre las nubes igual que llegamos/
como lo venimos haciendo...
  por la pura inercia de la especie.
-Triste aflicción/ficción la mía.
 Quiero multiplicar por diez el pan y los peces
 de lo irrepetible... -mi modo de ver la vida/¿sabes?-.

En este carnaval del infierno
del que me niego a salir sin dejar de ser cómplice... 
Jauría que lo devora todo/ 
desde su cielo de sonrisa fácil -dioses inestables-
en su charco de agujas/corazón al rojo vivo
sanguijuelas que nos beben/nos chupan el saín
llenándonos de horas maduras... -ya casi muertos-
basura del inconveniente por haber nacido/
que nos traspasa como la lanza del romano
el pecho...

Yo ahora su liberador.../ su enterrador
en/a cada latido/palada de/con lo que escribo.
Y dejemos el luto en las lágrimas negras
de lo que no pudo ser.

-¡Y vas y te despiertas...!


Nada de todo esto

Nada de todo esto ocurre/existiría      xx
                      si no lo escribo.
Hágase la luz, 
pues la oscuridad ya estaba...
¿De qué otra manera puedo asegurarme 
y demostrar
que esto no es un sueño...
       un maldito engaño?

Escribo como si todo valiera, y eso no es.
-Invita a la perplejidad/confusión, 
¿cierto?...
¡Tengo tantos/tan grandes proyectos para ti,
                                          mi yo!
-"Diario de un suicida... por ejemplo-

-Hablando de la muerte/ me ha pedido un autógrafo, 
-en la presentación de nuestro libro-, ¿lo sabias?
¿Por qué no bailamos ahora después con ella?   
      ¡Venga, ven...!

No, no la escuches, te seducirá con su cuerpo/vestido
o en su vértigo. 
Hagamos mejor las maletas/recoge
        vayámonos de aquí, rápido/ que ya nos conocen...
-y no te olvides de pagar las copas-.

¡Os quiero chicos, ha sido divertido!   
-Oye, que nos tiene apuntados en su agenda/
                               carné de baile...!?  

¡Corre!!!  

P.D.
Escribir es una muerte anunciada.


 

Tras de mi muerte

Tras de mi muerte cautivo...         xx                   
                soy preso y carcelero;
              sin ningún interés particular/
ejecutándome de continuo
por mi propio juicio convicto y resuelto.

De modo que, sin hacer lo que debo,
   doy rienda suelta en el cauce de los despropósitos
a esos escritos que me colapsan.../ y contemplan.
Escritos al rojo vivo, 
incendiarios
llenos del hechizo/glamour desde mi interior, 
preferidos o pérfidos... 
ya sereno.

Restriego mi genio/genitales por el lodo
   en señal de la fe que me proceso/
              ...por la necesidad de aliviar el picor   
/dolor que me produce en el culo
la introducción a la filosofía de la vida.

La naturaleza como ente global...
         al que hay que alimentar y darle teta/              
 mantener e incrementar infinidad de necesidades 
                         -como a un crío chico-
sin ningún tipo de obviedad/salvedad/
voluntariedad... 
que desde hace tiempo me rodea y paraliza
incomprensiblemente abyecto chupando de mi sangre...

Amor y odio se dan cruzando sus brazos
la cicuta en brindis. 
El sentido de vivir es su lucha... -Me digo
Si no fuera por el hombre -el yo que los interfiere- 
seguro que serían buenos amigos... 
     como faceta de una vaga posibilidad.

No sé lo que duraré, ni el por qué de todo esto
    ha sido así.../ni me arrepiento
en el caso sublime/
hipotético de que se pudiera remediar...

El rastro/rostro de lo que persigo
                               permanece enmascarado
     y nunca alcanzaré a contemplarlo
tal como debió de ser en su nacimiento
desnudo, puro...
sin ninguna sustancia contaminante/alucinógena/
Musgos y salitre
del envejecimiento del cosmos de la humanidad
                   se aparean mientras duermo...
por lo que me siento completa-mente confundido.

Pero en su búsqueda
las cargas de profundidad/presión...
       las cagadas de cabrón, -que lo soy-
se van a quedar secas pasados los días/
como la flor aplastada del azafrán
          de las hojas del libro/
y del espíritu.           

Las matas silvestres como los animales salvajes/
-otras personas las van a deshacer...- 
igual que la lluvia o el frío,
          incluso las pisadas de algún senderista
sin vocación ni ganas de hacer daño.

Toda esta palabrería va a quedar en nada...
excepto de refugio en mi cabaña/-su progenitor-
       junto al río, junto a mi cueva en la arena
y la cuerda colgando en los sauces llorones/chopos
blancos de los primeros años/baño
   antes de que bajara el caudal de las fuerzas 
con la creciente corriente
-inconveniencia de la edad...-

Los miraré/leeré bien atento
  una noche de tantas, de esas que me gustan;
          y sabré que no lo he conseguido...
el reconstruir/recomponer ese puzle
que andaba por ahí suelto...
 -Mi vida-.

Pero entonces ya me va a dar igual/exactamente lo mismo
todo lo que les pase después...
Es mi batalla/mis soldaditos 
y lo dispongo así...
como el azar/suerte me han enseñado
      en este maldito tablero/baile de máscaras/
                  -divino mundo del diablo-.

Y de esta manera/hasta que me canse... -pienso perecer-.
¡Chao!
Hasta siempre.
Mi amor/odio los hago tuyos también
y para variar... 
envueltos en una persiana de varetas mágicas de papel/
                         pergamino/pantalla del Internet. 
                                               Lo siento.

¡Si tú supieras, amigo...!
Todo lo que me cabe/llevo dentro y no atino a largar...
te olvidarías de mí, te lo juro,
    -te puedo resultar tóxico/pernicioso-/ huye de mí!.

El que advierte es un cobarde, -como siempre lo hago-
...que también.
Pero bueno, que me largo...  
¡Es lo que hay/
Bye.




El libro da calor…

El libro da calor...     xx+
           prueba a ponértelo encima.
Déjalo reposar un instante sobre tu pecho.   
¿Lo notas?
         ¡Qué tibieza!
-como si te mirara dentro...-
Como si fuerais parte del sueño de un niño
que no siente absolutamente nada más que placer.

Cada libro es un viaje, una vasija/
           visita guiada a través del tiempo.
-tuyo y del autor-
Laberinto/alboroto que desde lo alto contemplas
viendo correr al minotauro tras la damisela
                         que por fin se cruzan.
Y se hacen el amor.
Hasta que llega/viene el héroe de turno
           y lo echa todo a perder/-dar al traste...-

Así son los árboles del bosque... 
             pulpa blanca para almacenarla 
             en grandes/duras ollas
-en los cráneos de los significados de sus letras-/
ramas/raíces
...ahora libro/atmósferas de su embalaje, 
                      alas del progenitor...

El libro una vez más te salva/es fuego en potencia
en la leñera, junto a las miserias de tu cuarto.
Y tú el furtivo, el nómada, el cavernario
               en busca de su refugio/calor/abrigo
para las noches de frío en soledad o en compañía...
Y te conviertes como él
        en hojas, papel de un día/de una vida.
-Bajo la lluvia de la atenta mirada
del que ha de arder-

Entonces empiezas/aprendes a actuar con equidad
al sentir lo otro como tuyo.  
Ya no te encuentras ni te sientes solo
    danzando
con el espíritu de las palabras...
También hay un susurro 
             tradruciendo el silencio de su lectura.
Parecido a la voz que antaño te velaba y guiaba 
hasta el portal oscuro del sueño.

Y te duermes rindiéndote/mecido en la brisa/
calma que te acuna
que te ayuda a salir del todo, vaciado
          con el prodigio de la nueva ficción/verdad.
          -Nana para tus neuronas-.