Te espero…

Te espero...        xx?.
en las profundidades del cosmos/cuenco de mi mano,   
en la cuerda floja de la quinta nota de la bóveda celeste
                       -al dictado de tu memoria/maneras
y manías tuyas de decirme muda las cosas.

Te sigo y te espero encadenado... 
en el silente dulzor de lo que me gustaría oír.

...Me estrujas como al colador de tela
que escurres para sacarle todo el jugo de las hierbas;
capirote de hachonero 
relleno de las semillas trituradas del café/
-fe que he depositado
                                 desquiciado en ti-

Yo sólo gimoteo por placer.../-que lo sepas- 
                              y hago pucheros de barro 
            con las arrugas de la cara -que me tiembla- 
mezclando la levedad 
de la suave arcilla de los sentimientos
con las ganas de romper a llorar... -sólo eso-.
Me resbalas mejor así entre los dedos/ -Me dices
        
Como la sal/babas de caracol en la boca pegamentosa 
por el viento de lo que arrastras con la mirada
de la tormenta colina abajo;
               y el picor de sus partículas flotantes/
                al respirar juntos con el beso de Judas 
amasando mansas las palabras 
que escapan 
y que nunca vamos a volver a gozar...

Allí también te espero...
porque cuando me relamo saben a ti/ 
                            Y de lo que no escucho
hago una fiesta de fin de curso para festejar 
el ciclo terrestre de nuestro dasamor, e... 
invito a todos los comensales de lo pasado a follar/callar
rompiendo en brindis/
chocando las copas de nuestras cabezas/cuerpo
-rebosantes de sesos/decesos sin sexo...- 
hasta reventar/ 
rotas/ hechos añicos.

¿Sabes también dónde te espero...? 
En cada burbujita explosionada por el aire del cava/
                                dándote en la cara 
                     para que espabiles y me atiendas
con tu boca/labios en el filo del cristal de mis deseos...

Lo mío es pura espera, 
-pero la eternidad es tan larga... y mi cariño tan ciego-
                   ¡Lo nuestro no tendrá fin/-te lo juro-
por mis siete vidas reencarnado en gato 
y Batman a la vez...
-Hay muchos gatos y perros últimamente/
vamos a tener que hacer algo...¡?-

Es la moda animalista, de la ensenada/ensalada filosófica...
del ser/de sonreír/del yoísmo conmigo mismo y para el resto
de los influencer/del gasto sin necesidad
y de la puta mierda...
-donde vamos a ir todos a parar-.
Amén.


*Publicada anteriormente 12-10-18

Sufro distinto/

Sufro distinto/ siempre igual...           xx.
a la sombra;
en la misma mitad de la media luna, 
uña de cuernos bien afilada/dedo en el galillo/yugular
-gatillo amenazante...- 
directo a la sien que baja del intelecto al pecho
en baipás a las razones que no dan para más.

La soledad cósmica me mira comparativa, y compasivo... 
de soslayo
                soy su lacayo, 
uno más del prostíbulo/patíbulo del placer.
Me encuentro solo.../
junto al brasero eléctrico de mi ánimo,
sus muelles al rojo vivo siempre me han fascinado
                          ...los miro y me hipnotizan.

Te imaginas la desolación tan amarga que supone...
en el corazón del verbo/cerebro 
                        ver como a tu esqueleto
           lo atraviesan las raíces del joven árbol/
-convertidas su hojas en espinas de suelo-
mientras te afanas en quitarles la corteza/
las pelas, para que hagan juego contigo
y con él... 
conjuntamente en busca del alimento
recién quitado de su boca.
-Ese es el deseo prohibido y yo su rehén-.

Allí donde no hay nadie mi reino no es sólo tuyo, 
-soledad eres mi aliada/ lo tengo claro- 
¡Qué lo sepas...!
Y un cáliz de veneno rebosante/
        abono para los gusanos del después
que nos esperan/separando el grano de la paja
                                           -a los dos-.
Y no es que lo prefiera, pero te veo venir
con la escusa de antes/el mismo pretexto de siempre,
                          el del otro día. ¡Mañana!.
Y uno se cansa...

¿Te acuerdas de la aguja/ 
                 -nuestro cariño perdido en el pajar-
                  pues me la he clavado en el ojo
donde no tengo la viga ajena...
-¡Pero qué lioso eres... anda, ven!
Y todo por un polvo/ uffff, cómo está el mundo...¿!


*Publicado anteriormente 11/10/18


Y entonces…

Y entonces... apareciste tú         xx. 
   como vuelta de unas vacaciones horribles
           igual que un despertar desaliñado/desalmado
sobre el terreno que me tienes en renta... -exuberante
                                   pero en baldío-.

Frívolo me repantigo en este asedio ante tu presencia.../
asentamiento que despliego 
sobre la totalidad de la planicie de nuestro Universo 
con un único deseo/clímax/ambiente de lo nuevo... 
-Que cambie de una puta vez la rotación de La Tierra
y conocerte de su rebufo la traición
desde primeras horas de la mañana 
                        en cada minuto que te pierdo-.
                                     
Y cederle a su resplendor
la encarnación del sueño puesto a remojo
                24 horas antes... -porque se lo merecía-.
            Con una aspirina en el bolsillo del pantalón
                                            por si acaso.

¿Qué ha quedado de todo aquello que imaginé?
Adobe/arrope de amor 
         con ligeros toques de lujuria...
                  ¿Y qué coño es eso? -Me digo
                  ¿Tizas blandas en aceite/ un cocido?

¿Qué has hecho de mí, ilusión traicionera?
                  ¿Un espantapájaros.../una pesadilla?

¡Y tú tan lejos corazón... como siempre!
Serpiente que repta/resta, -que no la veo nunca venir-
                con la manzana del pecado en la boca.
   Ni te acuerdas de lo que Dios nos dijo... verdad? Eva.
¡Ya verás que pronto acaba todo...!

El paraíso a nuestras espaldas pesa/
-!Alabado sea el Señor! [Salmo 68:19-35]


* Publicado anteriormente 10-10-2018.


 

Su quietud

Su quietud en fuga me asustaba             xx
               como presa agazapada me escondí 
detrás de la máquina traga-perras/
-penas del desierto de mi soledad-
llena de arena/añoranzas, atrancada sin funcionar.
Y el glacial del olvido/diablo crujiendo al deshielo 
tiritando manso en la imagen de no estar allí.
-Martillo de Thor 
empotrándose en mis sesos-

Me alejé de su destierro desanimado 
ante el sacrificio azteca que se avecinaba... 
                            destripado mi corazón
                                 con vuelo/fuego raso,
sobre la cabalgadura de un disparo del conquistador.
             En su desaliñado/desencajado rostro
vi el destiempo pasar huérfano con la siguente bala 
entre los dientes hacia la recámara...

Ahora abandonado vegeto/       -delego en todo
el yo de ambos en un plácido descanso...- 
mientras navegamos 
como dos cisnes rosa por la laguna Estigia.
              Sí... más muerto que vivo 
 y sin haberle pagado todavía al barquero
que me tiene de orilla a orilla hasta que junte las monedas.

Ha sido un placer.../ ausente de tantos "quizás"¿?
Pero bueno, -al fin y al cabo un placer...-
         con ese misterio que te desarma y desloma.

-¿A ti qué te asusta más?
Llegar... llegar tarde, o no llegar nunca.
Niguna de las tres cosas... Ser, -sólo ser- esclavo
en cuerpo y alma/  
hasta donde el gusto nos lleve...



 * Publicado anteriormente 09/10/18



Alucino/

Alucino/aterrizo de júbilo     xx. 
            -en tu planeta y su satélite-
en los perfiles de su esfera.../ 
arrecife que modela mi mano cuando te recorre.
La figura se adentra y le miente a mi mente
como un ciego espermatozoide en el agua dulce del semen/
estanque lleno de pececillos mordisqueando 
                   sin dar con la moneda...
                                    óvulo/óvalo del amor.

Y me acuerdo de ti.../
y te restriego con el puño contra mis ojos/te reconstruyo 
aun cuando no te veo 
en ese fotograma/programa informatizado que mi robot/
                       aflicción... sabe de memoria
echándote de menos en/a cada milímetro
que no te tiene ni me sientes.

Cincelo la semilla del diablo de este teatro de esperpentos
con el rostro lleno de carbón/cabrón... betún de Judea/
                          sal que araña del sudor/
olor a jornalero
recluido en esta mina a campo abierto por ti
-de angustias y desasosiego-.

Y entonces te repites en mis venas/versos
como una flor que se abre al viento desprendida de sus alas.
Un desafío/escalofrío me recorre envolvente/
involuntario,
estrellando el flujo de la auto-compasión/-¡tu no...!-
               contra mí frente/-indiferencia errante- 
sin seguro a terceros... Ni muerte, ni gran invalidez, 
ni dinero para el taxi de regreso.

En lo que tardo/cuesta el conocerte 
he comprendido y comprendo que el concebirte
           es lo que más me duele al no tenerte completa
           -...y aun así sigo soñando contigo-.

Es un misterio/sistema de algoritmos indescifrable/
                   una religión que no me puebla, ni cura
que me pueda salvar desde el púlpito con su sermón.
Y es así, estés o no a mi lado...
Y ese es mi mayor error,
no poder extraerte/sacarte de mi cabeza/
                                                   corazón.
Me siento como un caracol feliz-mente dormido...
                           -pegado a tu pared/.


* Publicado anteriormente 08/10/18


El oro del sol

El oro del sol          xx?.
con sus clavos como agujas hieren mis ojos...  
Siento el hielo de tus carnes fundiéndose 
                                en el aliviadero/
muelle de descarga
-bahía de la desesperación-.

Viciosa/
viscosa para ser preferible/ -en su jugo-
juego contigo en mi mente...
Brillante y/grasosa ola de calor del cegador instante
-a imagen de los de antaño- 
                          en el peor de los momentos.
Yo y el mundo del revés/ revolcándonos
a los pies del demonio
sin saber nada/
sin poder alcanzar la gloria de tenerte
-ya en el infierno-.

El gozo/gusto que nos procesamos se acuerda/ es mutuo, 
-no lo olvides- 
y se nota...
Intenta estar poco tiempo inconsciente/dormida 
          no se revele del negativo la foto 
lo bien que lo pasamos alguna vez juntos
y desborde al subconsciente/
porque lo sabe y no nos interesa, tan lejano...
-lo de empezar de nuevo/
para salvar al clon de nuestro amor perdido- 
ya en el desierto 
más de curenta días con sus cuarenta noches... 
sin agua/
sin nada que echarse a la boca
ni al espíritu de la desazón desnudo.

Nidos en la cabeza de plumón de ganso/plomo fundido
lo han dibujado en la almohada 
con la huella de nuestro rostro/recuerdo
                     convirtiéndose en balas de asalto. 
Pólvora y proyectil unidos/ de ese tiempo gris 
-en su cuerno de avispa/ánima del dolor- 
embutida en capullos de mariposas ya muertas 
                    antes de su transformación... 
refugio/óbito y resurrección para el nunca jamás
-sin despedirnos-.

Todos los polluelos/orugas de la muerte/ 
deseo y desenfreno quietos 
                     sin más hambre del calculado... 
             ahora nos asfixian desde lejos
                  perdidos en el horizonte
y nos tienden sus tentáculos sin resolver/
espolones apuñalándonos por la espalda
amputados de nuestro sueño convictos y asesino
apuntando a la sien con su revólver 
-yacen inertes/cádaver
secos a las puertas del cielo. 

Vives en el pasado de lo que has pensado vivir/ 
de lo que sería tu vida... -Me dijiste 
Sí, si te sirve de algo/de consuelo, 
                                           tenías razón...
El corazón muerde, igual que el sexo inexistente quema/
Mira como tengo el alma/arma/ ama! 
     -porque se vio implicada con tanta  zalamería-.
-Tonterías de bobo de turno... 
Podías meterte a sereno¿/ 
por lo de no encontrar nunca la lleve/ y eso...
¡Ya lo sé... me quejo de puro vicio!

* Publicado anteriormente 07/10/2018


Cada caricia…

Cada caricia... 
es una descarga eléctrica/eclética;          xx
                    -y no se lo digas a nadie-.

Tú no piensas en ti como yo...
    En mi alojamiento hago del tuyo pincel.
-¡Ay si no fuera así.../ y fuera cierto!

Donde nunca se estuvo hay un sitio reservado para los dos.
-¿Me quedo otro rato...?
¡Sí!

Sin éxito.../ existo en la pasión que nos rodea
que responde a lo que nunca probaste
                              ni gozaste 
quizás atrapada en la presunción/ -reo de un supuesto-
sin que saliéramos nunca de la habitación
de nuestro pensamiento...

Y nos tumbamos juntos a masturbarnos/prácticamos sexo 
                         como en un sueño de amor/ 
                                   -en cueros vivos...-
ante el reflejo de la escarcha cayendo/sudor y afecto
    sal negra en el cuarto oscuro de la bola de cristal
de nuestro vientre/
reloj mudo de la imaginación.

Esa torpe palabra atrevida/ que te atraviesa granuja
propuesta mía 
a la oreja te esponja/aguza/azuza... 
                                     -lo sé-
como gato asustado que huye hacia atrás.
Quién sabe hasta dónde...?!... y lo que te espera allí/

Tu cuerpo es un paladar de azúcares y/azucenas 
                  que han oído con la lengua de mi voz.
          -Tendré que escuchar/leerlo otra vez, 
                                         porque yo...¿?


* Publicado anteriormente 06/10/18