Poco…

Poco...                   xx
y un no saber puesto de lado/    
en pie, en su contenedor    
           a tus espaldas...
          -es todo cuanto sabemos-.

El cuerpo nos provocó la desdicha;
lengua/aguja girando/embrollando nuestros intestinos
   como una nube de azúcar dándonos cuerda desde el interior
        atravesándonos el ombligo...

Y la seguimos buscando...
se lo damos todo, -la vida también es todo-.

Terco/impotente el día, desobedeciéndonos...
junto a la realidad que nos envuelve/vuelca al oscuro refugio 
                      del alma que gravita medio muerta.

Sin nadie al otro lado... -engañados- sin poder volver
y reclamar nuestra victoria ahora suya... 
         -el cielo y la gloria metidos en el mismo ataúd-

Pero... al que seguimos/velamos con toda nuestra fe/
      fuerza en empujar y penetrarlo...
¡Cómo nos habían enseñado!
Hasta rompernos la cabeza/los cuernos; y vivir como locos
                        maniatados por lo que nos dijeron...
Como un toro embolado zarandeado por los mozos/demonios
en mitad de la plaza del pueblo.

P.D.
Nunca estamos libres de la ignorancia... nos ronda/
y nos hace caer. 
¿Eres tú el culpable...? 
¿O es el abismo de todo lo conocido 
por el que nos han empujado/

No saber lo que se sabe, ni tiene importancia...
lo interesante es saber/descubrir y sacar a la luz 
lo que no se sabe.
Ese es el motivo de la razón que justifica 
la pregunta del sentido de nuestra vida;
el ser o no ser expuesto/ 
           sin la respuesta...

-¡Qué sepas/ 
no significa nada si no te sirve para algo.
-La respuesta se convierte así en la pregunta;
y vuelta a empezar...-
Nuestra calavera/
peonza anclada así en lo alto/a nuestro esqueleto
despojada de su seso 
-de tanto girar-. Eso es el hombre... 
un manojo de huesos unidos por un motivo inexistente. 

Su invento/-la creación de un ente
sobrenatural- sólo es una ilusión para justificar su existencia.
No somos nada excepcional salvo a nuestros ojos.
-El cosmos ni se inmuta- 
Apenas nota/sabe de la existencia de La Tierra.
Y nosotros dentro de su jaula, como pájaro cantor...



Y dejar de ser objetivo

Y dejar de ser objetivo para los que apuntan   xx-
                           con sus palabras.  
   Ojalá fuera lo de siempre -así de sencillo-.
        Humo sin prender, sin tener a donde ir...

Ayer y el nunca jamás de lo que fuimos...
            y notarlo todo como ahora lo siento,
                no menos que huida/
      yendo de un lado para otro, vagabundo...

  Y cuando bajen a despedirse, 
-el resto de los muertos vivientes-
                  educado como el que más...
 darles a cada uno un beso de Judas en la boca
      apretando sus cabezas/calavera contra la mía 
                          hasta verlas reventar.

Y sin hacer mucho ruido, 
sólo el crujir de huesos y de dientes...
              -sin mediar palabra alguna-
                transportar el cadáver 
   y devolvérselo a su dueño, al creador.

-¿No era un regalo?
Ya, pero me han engañado... -no tenía seguro de vida-.

P.D.
Nada de lo que somos nos vale; si no hemos aprendido
           que la vida es la muerte misma saboreándola/
                               relamiéndose los dedos.
Nunca saldremos de ella victoriosos ni vencidos,
si no sabemos cómo matarnos primero!
                      -Vivir es morir en cada momento-.


Pruebo a ser de lo que soy

 

Pruebo a ser de lo que soy        xx-
                    o algo parecido...
Nadie lo sabe con certeza,
pero me gusta pasar los días pensando así
                         -en las musarañas-.

Bajo la sombra/alfombra de cada lugar, también me fijo;
        y la de cosas que se pueden decir o esconder
en ella/allí.
                                              
De todo aquello que se habla/   inventado o no;
              como si hubiera tenido forma/
         fama, vida de/en alguna otra existencia...

Y entonces me acuerdo de mi yo, 
vagando por el Universo...
Con su traje espacial/ -me mira- y me veo en el cristal
de su casco. 
Parezco otro tonto...
y me despierto siendo el mismo/limpiándolo para que brille más.

Creo que mi vida ya ha sucedido antes/en algún momento 
fuera de la caja tridimensional de la parábola
lineal.../longitud, profundidad, ancho
                del espacio/tiempo...
Sé con toda certeza/ -porque me da la gana- que hay otras dimensiones
-mínimo 26-
que escapan a nuestra comprensión...
según la teoría de cuerdas basónicas.

Y me gusta no saber lo que me espera 
mientras que sucede... como un brujo adivinando mi futuro 
porque me lo sé
de la otra vez.
Sólo somos una repetición/reproducción que ya ha pasado
alguna vez en algún lugar... y es justo ahora  
-qué casualidad-
cuando la estoy viendo/viviendo en este espécimen.  ¡Yo!

Estoy convencido y convirtiendo en mi mejor enemigo,
-a cada paso- porque lo recuerdo 
en muchas de sus acciones con resultado negativo.
Y quiero luchar contra él 
                    pero no quiero vencerlo/por miedo/ y así...

Tengo claro que del flujo/sustancia que gravita en la totalidad 
del cosmos
no soy más que una chispa insignificante.
Pero hay veces que me creo algo/alguien... 
                                         y me da gusto.

Pero no le doy demasiada importancia -tampoco a eso- ni a nada 
de lo que veo o leo,
porque todo es una gran mentira... 
Y entonces elijo una cualquiera -al azar- 
para entretenerme en este viaje a ningún lugar.

-Bueno... la cuestión es probarse.


El cielo

El cielo es del pájaro que sabe volar;     xx-  
       -el ojo- su nido en el árbol de la vida 
 y lo pensé...
         algo estaba pasando
  mientras que yo lo esperaba... -todos habían partido
desaparecido, -menos yo-.
El ser en la cueva del no ser... y así.

Equivocado/perdido en la estación
             quién lo puede saber... -yo no-
Y me senté en los barrotes del banco/cuerpo/cárcel de hierro
de la cruda realidad
hasta que dejé de notar el culo
entumecido... Sordo de un silencio abismal penetrándome
como las anguilas/angustia de río atraviesa
el tímpano de la red.

El camino viaja dentro, –me dije-
aunque no se mueve/ni va más rápido de lo ansiado...
ni vuelta atrás alguna. 
En los raíles no hay pasado
                sólo futuro... -y no sé si lo sé-.
              
Y es cierto que también he elegido
              lo que hay de él en el viento...
en la memoria de saber sufrir... -en la densa glorieta
               niebla de la esperanza/esperada aurora-.

Ya, la miel y la cera me saben a risa/sesos/
huevos fritos,
a chamusquina.
Todo sabe igual, a lo mismo... -tomes lo que tomes-.

La estación parece desierta, es una maravilla 
                                   el tiempo que hace...
Respiro hondo,
           sabe mejor.

Ya sé que mi tren nunca llegará.
-¡Irte...!? 
Sólo conozco una manera y por ahora, ¡no!

-Pues sigamos a las nubes... ¿Vale?
O ¿es el humo de la loco-motora?

Echo en falta

Echo en falta esa pizca de paciencia        xx?   
que sé que a otros les sobra, la beben/
                 saborean a espuertas...
No es que tenga prisa es que no me aclaro/diluyo.

Me gustaría/quiero resolver lo antes posible y aquí/así voy.
Me falta ese ralentí/cuaje,              -sobre la marcha-,
que dé/da nuevo volumen/forma a un fluido de mejunjes
                        difícil de digerir a palo seco.
-Ese chupito del después que todo lo cambia-. 

Si recapacito atraigo ante/hacia mí tantas cosas a la vez...
                  Es tan extenso el espectro de posibilidades
que alterna y se las folla a todas.
Ideas vírgenes que ahora hacen la esquina
en cualquier edificio de los que hemos construido
para resguardarnos,          
             cobijarnos de la dudosa nada
                en su alcoba de hadas...

Me/nos gusta su talle/figura, están pero que muy buenas
las muy cabronas, guapas/chaparras, estilizadas...
Con su pañuelo al cuello 
                        y su chaqueta sobre el hombro
             sujeta por un dedo/plisando el brazo
apuntando hacia dentro
donde guarda el placer de hacerte suya.

No, no tengo/ni dejo ningún rastro de paciencia...
me suelo ir/volcar 
                 con la última que viene/llega.
Quedo con ella para que me conozca bien
a ver qué le parece el tema y después de habernos hecho
                    los preguntaos de turno/rigor, 
pasamos al asunto
y así pues; como que no se puede ser/ir...

Las creemos nuestras/propias y son del mundo
que las ha visto nacer/crecer
                           de cada neurona obrera
portadora de su viaje aunque a veces se monte/salte/
vuele de una cabeza a otra...
ella sigue siendo siempre la misma para mi/todos
         -lo que es de una manera no puede ser de otra
por más vueltas que le demos/das...-

Si eres un prisas/lento... piensa que por algo será.
Tal vez tu naturaleza te haya abonado/criado
                      crecido así por algo, para algo.
Sólo tienes que encontrar el motivo
y encontrarás tu razón de ser.
Somos lo que somos...
porque de otra manera no seríamos nosotros.

Por más patas/vidas que tenga un gato
                       siempre se ha dicho 4/7.
Y hoy no estoy para contradecir a nadie
e incluso, ni a mí...
Si hay que estarse quieto pues lo estamos.
Pero por poco tiempo.
¡Vale!

Chao tú/a ti... que te dejo.
Que ya he terminado/hemos sufrido lo nuestro...
Y saluda al viento de mis partes.../beso en la nuca/boca/
pubis y del bello polvo/
piel de gallina/desengaño eterno/etéreo/rollo inmenso
que me crispa las sienes.
-¡Corta tío, mira que te cuesta...!

Dterninus vobiscurn “Dios está contigo.”
-¡Ya!



Tu mundo en cinta…

Tu mundo en cinta...     xx
una cita sin despegar/despejar?

Polvo en los tobillos, cueva/solar donde tu ego entra
                                        y se multiplica, 
           -se mutila en su eco de letanías...-
           La peonza girando con el rostro desencajado.

Con los años ya no te imaginas ni dibujas 
       viéndote en el reino de los cielos,
                                ya paraíso perdido
                     aquí en La Tierra...
-Ni el cura ni las monjas te han convencido de nada-.

Te has convertido en barrio a las afueras.
El odio al sonido/silencio del cansancio, la resignación 
            se puede convertir en una pistola a la sien... 
                   Prende la envidia y nos decapita/
           precipita al vacío tras la bala de su disparo...
A veces se acostumbran a tu olor sin acercarse ni atacarte
/son los perros de la noche.
-Ya he tenido bastante pasión por hoy... -cuelga cariño-.

Si nadas contra corriente puede que te arrastre 
                                     cuando no puedas más.
                       -¡Puto Karma... deja ya esos libros!


                           

El día se parcela

El día se parcela                 xx   
en estadios llenos de espectadores/  
    depredadores observando/pendientes de lo que hagas...
Los cuatro puntos cardinales del Universo en vilo 
esperando que te decidas.

¿¡Verdad que no!?
¡Verdad que la vida es más sencilla!

¡Qué te lo crees mucho tú...! 
         ¡Bobo, que eres un bobo!

-No, yo no creo en nada a lo que no le pueda tirar piedras...
¡Eh... qué es para el otro lado!