El tiempo pasa la tierra cambia…

El tiempo pasa la tierra cambia,         xxx   
el hombre perece bajo ella y sobre él
porque también cambia
     pese al grito.

Atrapado, apretado entre los dos mundos/ambos...
y no puede por menos que sacarle filo al colmillo
     que lo mantiene preso y desangra.

Somos prisioneros en superficie
y del peso de su angustia por desbrozarnos...
Atravesados de continuo por los biorritmos de
          nuestro organismo/espíritu.
Opacidad espacial que germina
como el grano de oro de Belcebú
 en los labios del hada madrina de Heidi.

Somos plantas, suelo, foso de sonrisa y serpiente/
cosa, presencia, rumor,      alivio sobre las noches
en la gran ciudad de los sueños...

Divinidad palpable/realidad confusa
minutos de ausencia en su celda de castigo.
Olas de escarcha sobre el capó
     del descapotable del rey Midas
en la fiesta 
donde nos hemos perdido.

Tu desconsuelo viste de Prada
con bragas de esparto y calzón de alcanzabas/
                         calabazas...

-¡Te deseo suerte colega...!

Él… mi eco del corazón/

Él... mi eco del corazón/              xx?    
transformado en líneas blancas, verdes
y amarillas;
saltando sobre el fondo negro de la pantalla/monitor
con rayajos/tachaduras 
                en rojo y azul.

La bola sebosa de gel recorriendo mis costillas
guiada/conducida por el sabio doctor.
Y lo oía... -a mi corazón- como si estuviera fuera
mejor que en mi propia hacienda/
humilde morada.  

¡Y cómo resoplaba el fulano!       Ansioso/
medio ahogado, faltándole el aire...
Parecía que suspirara afligido por mí.

“Escuchaaggg.../escuchasggg, buen hombre
–Me decía...
Aún respiroggg/escuchaggg con qué fuerza lo hago.
“Escuchaggg, escuchaggg...me    por favor"

Y lo escuchaba... ¡Pues claro que lo escuchaba!
¡Cómo no lo iba a escuchar, clavado en mis oídos
como lo tengo a todas horas?

Mientras el médico con su bata blanca
        y su cara de hacerse el interesante
trazaba líneas en su cuaderno de bitácora
conforme le iba sugiriendo/apeteciendo.   O cavilaba
/cambiaba el rumbo
del sin sentido de lo que allí ocurría...

Creí ver en algún preciso/precioso momento a un duende
que saltaba en equilibrio
                   entre los alambres/muellecitos/
tirolinas de mis arterias... Y los claros del bosque
de la zona ostial en la DA hacia el camino viejo
del tanatorio más cercano/UCI.
      Por el que presumiblemente pasaría mañana
de vuelta a casa o para quedarme tieso, si es al otro lado/
ardiendo...

Bueno, eso no lo sabemos...
¡Qué exagerado soy!!!
Tampoco es un prueba de magistratura o
examen del Juicio Final.

Ahora se infla, no se decide, cae y se levanta/
expande su líquido.
Bufa/mengua parece que se afloja.
Apaga/se crece, coge brío y ronronea acomodándose
                                contento.
-Después del susto que se ha llevado el pobre hijo mío...-

Se contonea contándose/cantando a ritmo del segundero
para apaciguarme...
Y aguanta, me aguarda/espera.../esperamos juntos...
-Lo que sea que tenga que venir-
Está que se sale el puñetero.
¡Algo nervioso
          sí que parece!

Y me ruboriza lo que no nos hemos perdido
      en desaprovechar las cosas de nuevo.
Con una fraternidad/lealtad endiablada/envidiable
como si tuviera derecho    
a algo...

P.D.
Lo que no bucea asfixia invasivo
y te retuerce/supera.
             Supuran las ganas de cuanto no hayas hecho
al punto de querer volver a por todo...
                        Pero ya es tarde,
ni él ni tú estáis para tanto trote.
Ahora descansa encerrado/agotado
  dentro de tu seno
como un bebé viejo perdido en el parque.

-¡¿Qué le vamos a hacer!
   Ya has oído al doctor...
                 Mañana puede que sea otro día?!
Si el Señor tiene a bien...-

Que echen a rodar las cabezas/

Que echen a rodar las cabezas           xx+
cortadas a temprana edad. 
Lancémonos en peregrinación/persecución
cuan balones fueran...   y juguemos con ellas
como si nunca hubieran tenido vista/oído/
olfato.../    ni cuerpo...

Dejemos volar la imaginación del dragón dormido/
del conjunto de la estatua de bronce
en lo alto del edificio/azotea...
Dejémosle soñar para cuando despierte otra vez
buscando donde caerse muerto.

Levantemos con fuerza la tapa de nuestro sepulcro
y arremetamos con ella al gentío.../
-cortejo fúnebre en retirada-.
Aplastemos con la voz de nuestro nombre
la cucaracha de vida mundana/     insana...
de la que nos hemos ido alimentando día a día. 
         Para volver... y descansar para siempre
en un lugar apartado/cautivo pero con honra.
Donde los malos hierbajos no enturbien nuestra mirada
al incorporarnos por última vez 
                    a contemplar la tierra...

Un momento...
Si miras.../y te fijas en el segundero con atención...
el tiempo parece que se detiene...
¡A que sí...!?
-¡Eh! Que hemos llegado...
            ¡Ya está bien por hoy!

Pues/eso...  /otro beso con queso.
  -¡Qué besucón eres.../fantasma!  

En mi corazón hay huellas secretas

En mi corazón hay huellas secretas                xx+   
que desconozco su procedencia/particularidad/hondura.
Que sólo él tiene presente/ajeno a mí/
sin que yo pueda hacer nada por remediarlo/
ni influir…
-Es que.../convertirse tan pronto en rehén…
menudo rollo, menuda martingala-.

¡El cinturón y los cordones…!
No podemos arriesgarnos a tropezar y caer...
deberías de apretártelos más.
Discurre/edifica… tómatelo con calma...
-¡Ya lo sé Tom…/tranquilo...!

Sólo se trata de un autoestopista/
una autopsia de balancines/banalidades veniales/troncales…
Alas de mosca descuartizada/secas en el filo/borde.
Abordaje salvaje/alfeizar de la ventana/
restos de la caravana de hormigas/guiones de la carretera...
"Somos rumiantes/tasadores/pasadores de tiempo".
-Ve al grano…

Pues que lo dejes pasar… /ábrete el esternón
y quítatelo.¡Acaba de una vez…!
-Ya estoy dentro…
-Qué rapidez… ¿Estás bien?
Trasplantado/irreversible…
Me lo he arrancado de cuajo/está glamuroso/chorreando.
¡No es tan rojo como lo pintan/dibujan...!

Pues ahora vas a hacer lo mismo conmigo que contigo…
Recuerda que este cuerpo, -su cuerpo- es igual
que el de antes/ que el de después.../tenlo presente
-¿Seguro...? Por lo de la anestesia/medicamentos/
conocidos/amistades y eso…

Los enemigos/la duda… empiezan a resquebrajarse;
quebrantar su eco golpeando las traviesas de su cascarón
cada vez que te cuestionas.
Y deja de latir ecuánime/su cadencia habitual
se desplaza/e inquieta/cruje...
Y eso no te gusta/por la fuerza de las olas/
marea/memoria/minas de profundidad/caballitos de mar.

Tienes que salir de tu cuarto oscuro
mirar a los gatos… /¡Cómo andan!
como que estuvieran perdidos…
¿De dónde vienen o a dónde van?
¡Pobres miserables…!
Y parecido a ellos transformarte en Batman/Super Ratón.
Acabar con los misterios de la noche.
Ese enigma/miga musculosa en el gaznate
del estrepitoso estropicio/estereotipo desconcierto del azar
que se resiste a que te largues...
-Que la tragues sumiso
y crezcas robusto y confiado-.

No seas plasta y acarícialo más a menudo.../ ten confianza...
Deja a tu corazón que suene/que haga bailar a tu cuerpo:
Si tiene secretos, para él también lo son…
Si se acelera para él pierde…
Si le gustas.../te amará…
No lo defiendas si no te merece…
Cuando notes que cambia su ritmo haz
como si no te dieras cuenta…
Dale un beso de despedida al acostarte…
Salúdalo cuando te levantes…

Y respira hondo…/que sienta el apretón
del cariño entre tus vísceras... apaláncalo/
arrinconado contra las cuerdas de tu costillar.
Y sal del rin/emborráchate con él
y con su novia/ la vida…
¡Y olvida lo demás!

-¿Café con leche?
Cortado/gracias…

¡Disculpe...! he cambiado de idea.
Me va a poner un corto descafeinado de condensada/
con ron/"bombón"... y unos trocitos de bizcocho.
Churros con chocolate bien espeso/
y si le quedan... un plato de buñuelos y paparajotes.
-¿Nada más señor...?

Por ahora/con eso me basta...

Declaración de intenciones…

Declaración de intenciones…        xxx
-Hay que llevar/tener cuidado con lo que se le dice a un hijo...-

Tengo la confianza puesta en procurar
no hacerte comentarios gratuitos que generen tensión
o conflictos entre nosotros… en una especie de cebo
para captar tu atención y que me obedezcas... tipo/:
“Si no vas a misa de mayor/aunque eres mi hijo
nada será igual...”
Eso me dijo mi padre enfadado al ver que pasaba de él
y no seguía con la educación religiosa que con tanto celo/esmero
se empeñó/pensó que era lo mejor e intentó inculcarme...

Ya sé que se habla mucho... -guiados por el afán de convencer-/
cuando creemos que llevamos la razón...
hasta niveles insospechados del infortunio más irrespetuoso
generando tensión e incluso se pasa de la crispación al enfado.

Existe un punto de inflexión después del cual no hay vuelta atrás,
lo que se ha dicho/dicho queda y está...
Es donde se quiebra el hilo que nos conducía a través
de ese laberinto lingüístico tan enmarañado y lleno de trampas
repleto de significados ambiguos
del que ya no podemos salir/ni escapar...
Pues el interlocutor ahora no está ocupado en comprender
el “por qué” de las cosas que dices...
está aparcado en la despreocupación/comparación
-doble sentido- respecto de si pretendías una u otra cosa...
y sin pensarte ni oírte pasa al contragolpe/contraataque
más pendiente de él que de ti.
Incluso aunque vayan cogidos de la mano del cariño...
Se quedan definitivamente en lo que se está viendo/viviendo
y se ha entendido para siempre jamás.

Son palabras y gestos que se enquistan en la memoria.
Nudos engarzados en el rosario que te perseguirá
que te acompañará cada vez que tengas que recurrir a nuevas
e improvisadas oraciones simulando a solas/o frente a él.
Nada ni nadie puede remediar algo después de haberlo dicho...

Por otro lado, también tengo la confianza puesta
en la total falta de la necesidad de pegarte un bofetón
o de darte un palo cuando te equivoques o clavarte una mirada 
inquisidora después de no haberme hecho caso(?)     
…/nunca, que lo sepas...
Aunque lo haya hecho alguna vez, y no sé si me arrepiento…
no lo sé...

Por lo general la violencia genera/engendra más violencia
y tarde o temprano terminarías comportándote igual
con los tuyos, incluso conmigo...
Se dice que al final acabas haciendo lo que te han hecho...
-Por si acaso…- (¡?).
No quiero que me guardes rencor y mucho menos
por haberte pegado... 
Algo tan vil y sencillo de evitar cómo es eso...

Tengamos presente que la insubordinación
es una condición, un atrayente natural de todo ser vivo
en un intento de hacer siempre las cosas a su manera...
Observaremos, sin ningún género de dudas;
que la experiencia de cada uno es más educativa y eficaz
que cualquier relación/lección magistral proveniente/
contenida en los libros o de los mayores...
Pues esta se lleva a cabo en nuestro interior
y la otra viene de fuera.

Por mucho que nos empeñemos en convencer al mundo
de las nuevas generaciones invadiéndolas/
llenándoselo todo de grandes citas e inútiles mamotretos.
Todo ello debe reducirse/es tan sólo... tímidos
e intrascendentes ejemplos que acaso debamos tener en cuenta...?
Y no deberíamos/no nos dejaremos guiar más de lo necesario
por aquellos que ya vivieron su vida aunque pretendan
velar -y lo hagan de buena fe- por la nuestra.
Más que una imposición que se vaya quedando/
debería tratarse de una sugestiva/atractiva sugerencia....

Cada cosa tiene su momento/lugar bajo el sol/tiempo
en el espacio diferente a cualquier otra conocida o por suceder...
Aunque sean parecidas, nada puede ser igual
ni lo mismo para siempre...
Cada problema requiere de una solución adecuada/ajustada
a todo aquello que lo rodea en ese preciso/precioso acontecer
del instante/época/cultura, saber científico o del que sea...
¡Amén! (?)

Confío también que con el tiempo... me cure de la necesidad
de creer que eres una prolongación mía
y como tal deba tratarte...
Puesto que originariamente tuve algo que ver
eso no implica que deba sumergirme a perpetuidad
con la sensación de sentirme responsable de tus alegrías
o culpable de/en tus fracasos.

Tampoco me da derecho para interponerme o mediar
como arbitrio de tus decisiones/intencionalidad...
Ni mucho menos infringir algún tipo de sabotaje
en su elaboración/resultados.
Y mucho menos sentirme dueño de tu destino
o albacea de cualquiera de tus suertes... (?)
Todo ello se quedará como apreciaciones tuyas.
Porque estás viviendo en una nueva vida
rodeado de elementos que yo nunca habría podido soñar
ni imaginar/

Tengo claro que no soy quién... -y menos ahora
a estas alturas... donde apenas puedo configurar un sentido
a mi existencia... apremiado/aquejado
por el poco crédito que al parecer aún me queda
ni de esta una salud absurda, irrecuperable...
Cada vez más torpe, que se sucede de manera irreversible.

-Aunque no me ha ido del todo mal…- (¡?)
Siempre he estado acompañado de esa sensación
"de por qué a mí...” o "de por qué así"
y no de esta o de aquella otra manera
que tal vez... habría sido más o menos ventajosa...
Por si acaso... dejémoslo estar.
Porque rara vez he encontrado una respuesta lógica
ni divinidad que escuche mis innumerables faltas/plegarias
capaces de aplacar mis “vomitivas” dudas/deudas contraídas
encadenadas, trabándome para/hasta la posteridad a perpetuidad.
Siento que todo esto se acaba sin remedio
ni posibilidad alguna de rendición/redención ni de solución...

Por lo general los sentimientos de lo incomprensible 
hacia lo que me rodea
ha sido el caldo de cultivo/campo de batalla.
Esas arenas movedizas en las que se ha ido ahondando/
profundizando mi interior insatisfecho con un acento grave
clavándose y ahogando al pobre animal
en el que me he convertido...

Viendo a todo el mundo que pasa inalterable
mientras me inunda una marea de continuos reproches/
desatinos... ya sea conmigo mismo o hacia los demás.
Apilándolos,  hoy se agolpan a mis espaldas
y me hacen doblar la rodilla con sus llamaditas de atención
tanto de los supervisores/supervivientes de/ante lo común
y de sus benditas reglas del juego...
Por consiguiente, nunca sería un ejemplo digno/
continuación a seguir ni orador al que escuchar.

Por eso no pienso ni trataré de influenciarte
de ninguno de los modos -ni por supuesto por la fuerza-
con mis ideales o creencias.
¡Ya ves...!
Y todo para sentirme más seguro/orgulloso allá donde estés
de que todo te va a funcionar a las mil maravillas.
Engañado por la necesidad intuitiva/instintiva de cuidarte/
de protegerte del mal
incluso más allá de nuestras posibilidades...
Porque tú eres tú y yo soy yo.

Pero en verdad te digo; que pase lo que pase...
siempre serás mi hijo.
¡Te quiero!
Y deseo para ti lo mejor con todas mis fuerzas
y así será hasta el final de mis días
y de mi último aliento.

Sea lo que sea, se trate de lo que se trate, digan lo que digan...
intentaré estar conforme con aquello que hayas elegido.
Lo que desees se convertirá en objeto de mi causa
...o al menos no me opondré.
Soportaré tus desavenencias/tus vicisitudes.
Lucharé a tu lado con fervor a favor de lo que necesites
en común acuerdo con sentimiento mutuo...

Recuerda por donde quiera que vayas/donde quiera que estés…
de quién eres/de dónde vienes
y hasta dónde deseas/quieres/crees que puedas llegar...

No desearé ningún mal para ti ni para los tuyos.
Lo que decidas hacer será bienvenido.
Lo que deshagas o rechaces intentaremos mantenerlo
lo más lejos posible para que no te alcance o perturbe.
Te contaré las historias de mi familia porque disfruté
cuando me las contaron, como de mis sueños e ilusiones...
Para que nos vayamos conociendo sin ahondar demasiado
en ellas, pues no quiero predisponerte ante algo
que si tú no quieres no tenemos por qué compartir.

Mis principios... si es que los tengo
o existen/queda alguno todavía...
se encontrarán alguna vez paseando junto a los tuyos
pero otras veces tomaran caminos distintos/diferentes.
Si te he servido de algo ha sido desde el cariño
nunca lo entendí como una obligación.

Sólo puedo pedirte disculpas si alguna vez has notado
cierta presión con mis inquietantes y desafortunadas formas
de decirte algo/las cosas... pero es lo que conozco/
lo que se...
y en cierta medida me vi en la obligación de enseñarte
como el tutor que he creído ser durante ese pequeño periodo
de nuestras vidas que pasamos juntos bajo el mismo techo.

Vale, ya termino... un beso muy fuerte.
Hasta luego corazón/cuídate bueno.

Te gusta coger las riendas, lo sé…

Te gusta coger las riendas, lo sé...     xxx?
Te chiflan los libros y la gente.
Te encanta el conocimiento mediante la investigación.
    Piensas que no hay nada que no puedas hacer 
si hay un solo hombre que ya lo haya hecho.

Te gusta competir/compartir para ser más ecuánime/
  eficiente.
Siempre te ha llamado la atención lo increíble.
Deseas y actúas sin/o a base de/con las consecuencias.
Sabes aguantar en el dolor/error/horror de la sospecha.
  La lógica para ti sólo es un juego.

No tienes por qué ser sincero en la medida de tus principios/
                      posibilidades si no l@s tienes.
Te consideras una geometría más en el horizonte
del Universo y de la circunferencia de La Tierra 
                               en el amanecer de su órbita
de la promesa/ilusión/sueños y engaños a años luz.
Y sin embargo te notas/te sientes lugar...
      no más que una mancha de aceite en el pavimento/
suelo/lecho/refugio que nos espera.

Entre cada partícula y las raíces del mundo
                                   crees/creces con fe.
Eres el príncipe de tu futuro, cómplice e inventor de tu presente.
Nada te asombra ni te chantajea entre el deleite de lo sugestivo
                 ni borras del pasado un ápice/brizna de ti
que hayas sido.
-porque si algo te supera sólo puedes ser tú-.

Inquisidor de su opuesto e imperturbable/indolente a la vez.
Prefieres la revelación intuitiva/visión directa 
                                              y de cómo
se organiza tu cerebro a estar ya enseñado.
Eres todo oídos, carne en ebullición, crepúsculo en llamas,
        corazón de agua y sal, gesto/gusto/efecto/afecto,
mueca tibia de leve chaman.
       Sabia sonrisa, flujo azul, alma de la oscuridad
infierno del infinito... ángel de su guarda.                  
-Lucifer-.

Buceas/buscas el eje/punto de apoyo de la traslación del cosmos
y entre el vuelo/
              vuelco del polvo en suspensión de sus cenizas
navegas entre las tinieblas...   
      entre la bruma del pensamiento
y ese cosquilleo de sentirte humano/[Alíen]    al unísono.

Ningún desagravio
ninguna desilusión que te implique/inquiete.
Ser natural/la espontaneidad 
                  encuentra su hogar/cobijo en ti.
Aventurero/descubridor pero austero de lo oculto/
culto a su vez.

No te preocupa lo sagrado ni la prepotencia
            solemne procedencia de la espiritualidad
más que el ladrido de un perro o el salto de una piedra
arrojada sobre un lago 
                  o del llanto del gato en celo
atravesado por el aguijón/dardo/veneno 
del instinto carnal.

Porque no sabemos de la luz
cegados por la verdadera realidad que nos miente/
                                      nos mata
como si tuviéramos la culpa de todo/algo.
        Somos la semilla del hechicero flotando/vagando
más allá del canon/cuna del sin retorno/resurrección.
Y aun así vivimos insatisfechos/olvidados
del/por... El Creador.

Todo se reduce al abismo de la incertidumbre 
                                    de lo que ha de ser
en el hambre impecable/implacable de los apetitos...
Esto es para el resto de los mortales porque en ti
                  nada se da que no sea en equilibrio
y de la mejor pose/calaña/catadura posible.

Tú eres el mentor
el que hace que todas las cosas existan/exijan/giren 
                                 y se mezclen
bajo tu manto a su antojo/nuestro rededor.
¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Por siempre aleluya!
               Señor del sortilegio.

Si algo no te gusta lo digieres con aplomo 
                                 pero sin ignorarlo.
No sueles hablar de más ni actúas de manera contraria
a lo que piensas y sientes.
Aunque no te agrada ser organizado entiendes que a menudo 
                es lo correcto lo más acertado
sin escatimar en tiempo ni gastos.

La resignación nos desea pero a ti, en cambio...
                                    contigo te adora.
El silencio/la soledad no te dañan ni los ves innecesarios
         ni te sientes culpable de tus defectos
y los asumes de buen grado
junto a los de los demás que haces como posible cuerpo tuyo.

Al sufrimiento por el esfuerzo/culpa/trabajo 
                                no los sacralizas.
¿Qué hacen los tejados con la lluvia?               
-Pues igual-
Ni la masa atareada ni su imprecisión te posa/pasa factura/
aplasta ni te rindes...
aún debajo de/con todo su peso.

Te comprometes sin necesidad, sin que te lo pidan
                   porque sientes que se debe hacer...
crear/crecer a la par con el resto y en el respeto
en las condiciones que se pueda mejorar 
con el medio/entorno.

Persuadir/sugerir... inventar mejor.
¿Para qué ese intento de convencer si después no se asume
                        ni nos entienden?
La imagen/carga/crisis/tara social enquistada 
       no te crea ni fuerza ningún tipo de dependencia
de la que no puedas salir airoso.

Satisfecho en todo y de nada a la vez.
Te proteges de la soberbia impertinente de la sabia sabiduría
        del conocimiento residual transversal que nos machaca
con su legado de siglos
haciendo que todo siga/parezca/perezca igual.

Eres valiente/altivo/humilde, cobarde con moderación
          sin llevar más peso a cuestas del necesario...
sin estar de continuo arreglando/maquillando las cuentas
                                       datos/dados.

Ni tu lenguaje/sexo/país/continente te sobrecoge
          por encima de las demás cualidades, 
y te sobrepones
cordial/amigable con equidad 
ante su continuo flirteo/empujones/balanceo/balbuceos...     
-Porque el otro nunca pierde-.

Si miras hacia abajo sin vértigo y no te asusta el riesgo
                     y en/a cambio te emociona.
Si nunca sabes hasta cuánto/cuándo es suficiente
                                            les bastará
y/pero continúas aunque no te haga falta
      tan sólo para aumentar las riquezas de La Tierra/
los otros.

Si estás dispuesto a curiosear/averiguar/indagar
        sin ningún otro tipo de tribulaciones
                                        atribuciones/tributos
ni más tentación que la propia del objeto/
objetivo en sí.

Si tu estado mental/emocional no condiciona tus actos
        ni pierdes la confianza/cabeza por el enojo
la desesperación o las alegrías.

Si entiendes que de vez en cuando es bueno para ti y los tuyos
echar una siesta/un vale para/por estar descansado...
ir más lejos/relajado
y pensar mejor respecto a todo esto/eso que te digo/
cuento.
Entonces: eres mi héroe/líder/campeón...
y todo lo que hagas, [Yo] lo asumiré como mío.

-¿Hay club de esto? ¡Porque quiero mi pin?
¡Tú calla! corazón, esto no va contigo.
-Nada es lo que parece...- ¡?!