Todos tenemos un orden

Todos tenemos un orden de prioridades      xx.
               gustos y preferencias...
Todo es un producto manufacturado
desde nuestro más remoto/recóndito/continuado aprendizaje/
mestizaje/tatuajes del viajero.

Nadie ni nada lo puede/podrá cambiar/borrar... [¡Jamás!].
En toda nuestra vaga/inútil/delicada/escasa...
pobre existencia/vida.
Esa mezcla del exterior/interior es un nuevo subproducto
compilando/copulando/compitiendo/rivalizando 
con el original y único;
-caracteres/tendencias de nuestros genes-.

[-Hay una cuota en el comportamiento
que nos viene de los padres,
estamos predispuestos a un tipo de carácter
y si no hacemos nada...
será con toda seguridad el que prevalezca-].
-Amén.

Puede que si se ejerce cierta tensión/fuerza/
agobio contra ellas...
[-dado lo cambiante del entorno/
lo volátil/débil/sinuoso de nuestra propia naturaleza-].
-Aunque nos dé la sensación de que desaparecen
las antiguas maneras/vicios-.
¡Solo están dormidas!
Son residuos incombustibles/indestructibles.
A poco que se remueva el cuerpo/medio/probeta experimental
donde alguna vez se echaron/disolvieron. Tú.
Este vuelve a coger/tomar su tono/color
del organismo que lo causó.
Emoción/dolor/goce físico/espiritual.
Convertido esta vez en una nueva crisálida/
mariposa del ego volando después...

(¡Es algo a tener en cuenta...!
¡Toma nota cara de bellota!
¡Nadie ni nada puede dejar de ser/no ser 
lo que alguna vez ha sido! Así de simple/sencillo...
¡Pequeñajo!)

P.D.
Somos la misma persona metamorfoseada desde el interior
por el genocidio/desgaste de nuestro cuerpo.
Muerte constante y sonante... mezclándose 
con las circunstancias de la evolución de la especie/
de las cosas que nos ha tocado vivir;
-sociedad/cultura/medio ambiente-.
¡Yo soy el que soy y siempre seré el mismo!
¡Aunque no lo parezca!.../o perezca.

Un ejemplo está en el arte...
Ningún autor puede escapar a sus “ángeles/musa/demonios”
y vuelve siempre a/hacer lo mismo...
Vuelve a su “amuleto de salvación monóculo/anónimo”:
A las mismas formas/figura/color/lenguaje
...disposición de las manos/cuerpo al hablar/
del gesto en la mirada/del libro/cuadro acabado...
de la reflexión en barbecho/baldío/brotando torpe
-frotándose las manos el puto destino-.
Aturdido por su eco/sonido que no le deja ni ver/respirar.
-De lo que intenta escapar... cada vez que lo inicia/
empieza algo.

Ese es el motivo del arte/ huir de uno mismo... escapar.
Intentar dejarlo en ese sitio/obra/realidad inventada/
-entorno que se ha creado para él-.
Engatusándolo/pervirtiéndolo... para que se deje obediente/
convencido...
Pero no hay manera de conseguirlo¿?

Escribir/pintar/pasear -como cualquier cosa que se haga...-
son el abrazo ejecutor/verdugo/comodín del ser.
Aunque los ojos parece que ven/orientan de diferente forma;
los cimientos/raíces te hacen crecer igual/
escorado/hundido sin remisión para el mismo lado.
A eso se llama tener estilo/no tener perdón/
Es el carácter un castigo¿? -castillo de naipes-?
El saber ser y ser lo que es... de pura inercia...
sin pretenderlo-

Aunque intente escapar... sólo se voltea una y otra vez
como la campana/campanilla de oración del monaguillo.
El sonido/el balanceo en la estructura de la torre/
al que acuden los feligreses/su gusto;
es lo único que queda/su queja/deleite para sí-.]
Es un impulso incontrolado/natural...ajeno al consciente, 
que tiene más fuerza que cualquier estímulo/artificial/
inducido.
Es como un espejo en el fondo del armario/probador/ataúd
donde apareces siempre tú/te pongas la ropa que te pongas/
de la postura que sea/te aceptes/adoptes o no...
Así vas a vivir/descansar 
para el siempre de los "siempres”. 

Tus fotos/legado... darán la verdadera imagen/vuelta al mundo
a la que perteneces/has creído/crecido/vencido.
Hablarán de ti/por ti...
a todo el que se digne a contempl/arte/leer/presentir
esos rasgos/saborear/pelar alguna fruta del paraíso
al que perteneciste/perteneció tu ser.
Sin manzana/serpiente/ni dioses... /ni hostias...
El habita ahora/descansa como invitado/individuo
huésped tuyo/en el interior de su funda... capullo/
Y las palabrotas son/es porque estoy enfadado...
¡Qué se note!
¡Lo siento Papá...!

A todo nos jubilan alguna vez.
¿Qué le vamos/podemos hacer a lo que ya está hecho?

Otra P.D.
La palabra vuela/abre/suelta sus alas
hasta llegar a la celda de la colmena... 
allí cría la miel, la cera...
El papel no era su objetivo
ni la tinta ni el aire.

Todo habría terminado en un instante más...
pero no/
ya no hay tiempo...

Somos el medio que todo lo hace posible/
Dentro llevamos la semilla
/la chispa que nos hace arder.
Nadie ha vuelto jamás de sus cenizas
salvo la palabra/ y el escrito...

Donde hay... siempre queda/
En algún lugar de las células espacio-tiempo
se quedan impregnadas con lo que hayamos sido...
-Siempre igual... -el mismo tostón-
con/en la confianza vive/ y muere el cautivo.













12 comentarios sobre “Todos tenemos un orden

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s