Miro a la gente

Miro a la gente      x
con los ojos de mis edades/
...esas que tuve.
Veo con los ojos que voy perdiendo
desde unos nichos/pozos en mi cara
de los que penden de un fino hilo
en su castillo/torre de papel.

Persiguiendo al espectro de mi otro yo
que huye
se salen de sus órbitas
sin darle alcance.
-La fuerza física ya no es la misma
aunque el ánimo se mantenga joven-.

Ahora te dejan colgado
con la merla/mirada del ayer
en el interior de una densa boria/bruma
dándole gusto al gatillo
que no atina con el disparo.

Sólo les falta no decir nada.
Si no hablaran...
tal vez lo entendería/
tal vez lo habría entendido.
Pero siguen en sus trece...
¡Me quieren volver loco!

Junto a la rambla

Junto a la rambla     xx
donde se abancalan
los pocos esqueletos de limonero
que todavía quedan en los huertos.
Vigilados por los brazos
de un eucalipto cansino/enrarecido
y la interminable columna de cipreses...
He visto deslizarse
sin hacer el menor esfuerzo
una densa cortina de humo.

Fantasma de un fuego oculto
que baja arrastrándose
desde la poderosa loma
del Cabezo Cortado...

Se va tragando una a una
todas las imágenes/figuras
que intentaban mantenerse en pie,
dejando completamente nublado un paisaje
al que ya estaba acostumbrado.
-Ahora no sé a qué atenerme
sin ese horizonte tan confortable/
reparador...-

Un ejército trasnochado/agotado
apuesta con ponerme sitio/
fecha de caducidad...
Escribiéndo números en la pared/
suelo de la nave
con el extremo de un palo
apartando el polvo de escayola.

Desde la puerta de entrada,
con la persiana a medio calar,
acecha una figura a contraluz
que no distingo.

Las chapas de uralita/con su oleaje,
descansan sobre los triángulos de hierro rojo
de donde cuelga el altavoz
con la música aún con vida.

De repente... una ligera brisa
penetra por los ventanales
en el cenit de la jornada.
Intenta hacerlo todo legible/tangible
pero continúo junto al capazo
con la masa lista.../
la batidora aún caliente
y los moldes de caucho esperando...

El sinfín anda a lo suyo
con un chirriar entre tripas vacías
y a tiza patinando por la pizarra.
El barro blanco/la fibra de vidrio/las anillas
la cuchilla/los guantes de goma
todos esperan mi orden...

Pero yo estoy escuchando a Art Garfunkel.

Con el aro más santo

Con el aro más santo        xx
de la luna blanca
en el azul más negro...
Dislocada por fin la madrugada
tejo la noche reventando estrellas.

Sobre la cabecera
esta bombilla encendida
destilando espejismos...
En las ascuas de sus filamentos
revelo cada sueño
pero su negativo es siempre
la puta realidad.

Su corteza lisa de espejos ciegos
es la sala de despiece.
Laberinto donde me encuentro
y me pierdo.

Sin ningún hilo que seguir
ni del que tirar
-desde donde me encuentre-
que me garantice
un nomo de sapiencia...

Flameado/manteado al cielo
huelo a desencanto/
A carroña podrida
que necesita de algunas especias
para no oler tan mal.

Seco en el campo de las horas
huerto muerto de los días...
con ese sabor a hiel
que todo lo aborrece.
Con este remiendo de piel del mundo
tan grande
que me embute por completo...

Necesitaría un respiro/algún tipo de tregua
para acabar de una vez
con este tormento/alumbramiento...
O quizás haber padecido en el pretérito
una huelga de hambre fetal
y no haber nacido.

Andas como el borracho

Andas como el borracho        xx
que no sabe si tiene
el suelo bajo los pies.

Te mueves
en esa distancia de la duda
con la tierna y hermosa sensación
a la locura.
-Caramelo de manzana/ilusiones 
vendido en el puesto de la carne 
de adentro...-.

Intentas hilvanar el balance de tus logros/
llantos/lágrimas...
entre el escozor y ese cosquilleo 
que las arrastra por el viento en contra.
Abandonadas/alojadas en el paladar 
junto a tus mocos
o en la corteza/cresta de tu cráneo rapado/
crin de la nuca...

Vas a ritmo de chirigota -sin casco-
con la Vespa tironeando
de vuelta a casa.
Con la bujía comunicada
por una pestaña
    sin dar la chispa...

Orgullo/piedra basal

Orgullo/piedra basal    x
menisco del templo
que empinaste...
Te alzas
en columna infinita sobre mí
soportando una carga
que no es sólo mía.

Llanto acumulado, capas de rencor
encerrado en una perla brillante
llena de rabia/engordando
en su oscura soledad.

Cruzaron sus atrevidas raíces
la senda de la envidia
chupando sólo odios...
Creciendo de su árbol
frutos ya muertos.

-Cada lágrima malgastada
va secando nuestro corazón-.





Cometes un asesinato

Cometes un asesinato        x
esperando siempre que llamen a la puerta
para detenerte
pues olvidaste, con toda seguridad,
eliminar tus huellas de la zona del crimen.
¿O no...?

Así te pasas la mayor parte del tiempo…/
esperando algo que tal vez no sucedió.
Un recuerdo molesto, otro insatisfactorio hecho...
otro preñado/encinta,
otro medio sordo/tuerto...
-Todos desgajados de su entorno/periplos/
límites/linderos de su féretro-.

Acoso/malos tratos de la incertidumbre
que abre/brota/nace en el tiesto/tesón/
corazón de la razón
como una bala/mala hierba
a la que hay que atrapar/fumigar/fulminar/
extirpar...

Tod@s/absolutamente todos te rondarán
a porfía -sin darte tregua-/
...aunque des con la cuartada lógica
pues la perfecta no existe.
-Seguimos en empate...?-

Sí.../creo que sí
...ni detenidos.


Humeas sin prender…

Humeas sin prender...        x
calentándote con el ahogo
de esa neurona electrocutada/
En esa conexión baipás
al cuero cabelludo
de la corteza celeste de tus credos.

Clon manirroto
gandul girasol de media noche
esperando el nuevo amanecer...

Te imaginas al ogro más fiero
exprimiendo cráneos 
para bebérselos
mientras almuerza con brazos
y piernas/
o tapea entreteniendo su hambre
con dedos/ojos y orejas...

¡Así eres tú
cada vez que te desaprovechas!