Junto a la rambla

Junto a la rambla     xx
donde se abancalan
los pocos esqueletos de limonero
que todavía quedan en los huertos.
Vigilados por los brazos
de un eucalipto cansino/enrarecido
y la interminable columna de cipreses...
He visto deslizarse
sin hacer el menor esfuerzo
una densa cortina de humo.

Fantasma de un fuego oculto
que baja arrastrándose
desde la poderosa loma
del Cabezo Cortado...

Se va tragando una a una
todas las imágenes/figuras
que intentaban mantenerse en pie,
dejando completamente nublado un paisaje
al que ya estaba acostumbrado.
-Ahora no sé a qué atenerme
sin ese horizonte tan confortable/
reparador...-

Un ejército trasnochado/agotado
apuesta con ponerme sitio/
fecha de caducidad...
Escribiéndo números en la pared/
suelo de la nave
con el extremo de un palo
apartando el polvo de escayola.

Desde la puerta de entrada,
con la persiana a medio calar,
acecha una figura a contraluz
que no distingo.

Las chapas de uralita/con su oleaje,
descansan sobre los triángulos de hierro rojo
de donde cuelga el altavoz
con la música aún con vida.

De repente... una ligera brisa
penetra por los ventanales
en el cenit de la jornada.
Intenta hacerlo todo legible/tangible
pero continúo junto al capazo
con la masa lista.../
la batidora aún caliente
y los moldes de caucho esperando...

El sinfín anda a lo suyo
con un chirriar entre tripas vacías
y a tiza patinando por la pizarra.
El barro blanco/la fibra de vidrio/las anillas
la cuchilla/los guantes de goma
todos esperan mi orden...

Pero yo estoy escuchando a Art Garfunkel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s