Dejemos que el día    

Dejemos que el día   x.
escape/ -escampe-
se evada a nuestro control...
al de los periódicos
al del hombre del tiempo
al horario obstinado/
obtuso en ser obedecido.

Dejemos que el día se desnude
deslíe/ -disipe abandonado...-
Dejemos algunos momentos vagos
vagabundear como pobres sin destino
en la cola de la beneficencia 
de la eventualidad/
de lo casual...

Esperemos la buena nueva
desde otro sitio, al otro lado/
desde la acera de enfrente
donde no mane ese hedor rancio
ha gastado/ ha usado...
-de lo ya repetido-.

Dejemos que sea él mismo...
-sin terquedad/sin absolutismos-.
Dejemos que elija... que juegue
que se deslice
por el tobogán de su propia muerte.

P.D.
Hay días que se hacen largos... muy largos
demasiado/
Parece que no quisieran acabar
...como si no fueran a terminar nunca.
-Sí, yo también la tengo/ 
-me da esa sensación... alguna vez-.

*Publicado anteriormente 15/03/18


5 comentarios sobre “Dejemos que el día    

  1. Es bueno dejar algo siempre a la improvisación, dejar que el día se vaya sin tiempo controlado, al albur de lo que suceda, sea lo que sea, porque va a venir de todas maneras. En un mundo con prisa sé que es difícil aunque hay momentos en que tampoco es demasiado imposible, quizá solo momentos. Buenos días hoy.

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s