El sol, la luna…

El sol, la luna... el agua/    xx.
              la brisa/la risa de hombre,
                                   su hambre... la sed.
Todos me abandonan para volver, lo mismo que no haces tú.
Por eso me resultas/ y concibo... tan atractiva,
                            traviesa/atrevida/
e interesante.

Amanece igual que ayer. ¿Lo has visto?
Sin ti...
Y no ha pasado absolutamente nada de nada
-nada en particular-
ni siquiera un minúsculo detalle de lo distinto.
              Ni me parece/s mejor ni peor ahora. 

Algo está cambiando...
-¡Sí, será el tiempo/


* Publicado anteriormente 23/10/19



Nuestras vidas…

Nuestras vidas...          xx+.
            que como el viento escuchamos al marchar
viajan compartiendo/compitiendo 
en ese deslizamiento de los tópicos 
más cerca del abismo 
que del reposo absoluto de cualquier otro lugar...
Polvo de correcaminos que si descansara podría dejar/
darnos algún respiro al gaznate...
-Yo el coyote-

Sabíamos que te ibas a perder en aquel hermoso lugar 
-más pronto que tarde- 
                     nada más entraste y te entré/.
    Me he quedado quieto para escucharlo y contárselo
    a los demás angelitos 
de mis argumentos que vienen conmigo,
y comprendo entonces los movimientos de lo que descarnó
nuestra aventura
haciendo posible tu huida...
No es fácil pensar de manera contraria a lo acordado/
y más cuando sólo está en ti.

Somos un lobo feroz fracasado/fraude de enmienda... 
un despropósito
-me digo cada vez que intento algo- 
y sin respuesta
ni corto ni perezoso me agarro y lo intento de nuevo,
                                               o sea, 
no hago en absoluto nada digno de tu clemencia
-acierto-
salvo esperarte en el bosque.

El tiempo no vuelve/ y tú tampoco... 
la gran noche acecha.
Lo que no está ahuyenta a lo que hay... -lo has visto-
¿verdad?
Y los pájaros...
El molde de su silencio se despliega/resbala 
en el quicio del dolor 
que le infringe la duda ante la posible derrota
       y es tan didáctico/delicada-mente estricto
como su inexistencia causante en fuga 
-aunque fuera verdad y no un sueño-.

¿Qué orilla a un hombre a la soledad
 cansado de ser invisible...
               sino la atracción del corazón/
               agujero negro de la nada?
No hay descanso... -maldita sea-.
No puedes ofrecer la caridad que reclamas a tu alma
como parte tuya
si nunca ha habitado en ti.
No haces nada más que quejarte, trotamundos
abocado a un callejón/cajón de pérdida de la memoria.
Tu cerebro... en descomposición.
    La distancia es la mejor consejera...
                    -de cerca y de lejos- 
¡y así nos va!

P.D.
Nunca se logra/concilia la deconstrucción 
             de tu anterior yo creador... -caracter- 
ni morada alguna pretérita preferida
más allá de la homogenización impuesta 
por la transcultura/
las corporaciones... y la decisión de caer en la trampa.
La compleja industria de los folletines/"polletines"
y pesquisas/ -dimes y diretes-
hasta empapelarnos el cerebro como una red/pared
de barrio obrero. Nos hacen caer.

No se pueden recuperar las eyaculaciones perdidas
ni la sustancia de sus navegantes podridos
en el organismo social del pasado
y del futuro 
ya muertos en una sucia trampa
de zombis visionarios/tránsfugas carroñeros.

¿Qué es mejor... atender a tu demanda de lecturas
informativos/tv y demás... -sombríos-
o eliminar el veneno que a todos nos mata/intoxica?
¿Y entonces qué sentido tendría vivir en este status quo?
-Al menos en el panorama actual-.
No hay manera de echarlo fuera/sacarlo del camino
                                      en marcha...

El miedo como a un extraño que somos de nosotros mismos
te hace empatizar con él
aún a sabiendas que siempre vas a perder
y entonces qué¿? -Te dices... pues yo.../
vuelvo a empatizar -esta vez- con la esencia del ser
e intento transformarme en mariposa.

Leo/escucho y doto a mis poemas/pensamientos/vida
de nuevo músculo
y así me ejercito en las creencias/crecida de mi espíritu
suicidándose presto a la locura
a la hora marcada por el reloj vital del día a día...
-costumbre que me impongo de mi cuerpo esclavo
que no se quiere rendir
haciendo esperar al verdugo-/

La peor de las salidas posibles es no tener alternativa.
Pero existe una siempre... -en picado/pecado-
y no te la digo.

* Publicado anteriormente 22/10/19


Al verte…

Al verte... te reconoce/ renacido              xx?.
mi otro yo        
-inocencia del subconsciente perdida en aquellos bellos días- 
   y su caravana de hormigas, pluma de nido en el tejado/
botín que no se quiere soltar
hasta haber alimentado a todas las larvas del deseo...

Vástagos sacándole los ojos al diablo del miedo
entre las tejas
      de haberte prendido/endiosado sólo con la mirada.
Diva/deriva de paja corta del azar 
como semilla de pie de león sobre mi pecho
esperando tu soplido.

Y de regreso/reencontrada a la distancia de la crueldad 
                                      menos finita
            altar lleno de flores donde te puse...
Y esa elección inconscientemente disminuyéndonos.
Hasta echar/estrechar nuestros corazones
por el pasillo-retrete de la razón -sin motivos-.

Demasiados tatuajes/dibujos eternos para este destierro
speaker/apartheid del destino...
Necesito un alma nueva  -a posteriori- de la pérdida.
             Todo está truncado/trucado... 
me la arrebataste/
la vendiste en el mercadillo de los lunes 
nada más llegar a tu fiesta.

Elástico que hoy se estira/
enganchado en el crucifijo del contratiempo
     -contraste de la suposición mal heredada del amor-.
     Cerrojo sin ninguna trascendencia... pero con llave/
Nuestro cautiverio así postergado, presos
intentando dar un paso adelante/
prestar nuestro odio al Dios de lo no nacido
para volver como si nada...

Y de tu ira/rencor ni me acuerdo -sacando ánimo-
porque quizás no existió...
Pero hoy tengo la rabia de un perro de pelea en celo,
                                y eso no me salva...
Ni que vengas otra vez a decir/ te quiero!

-Tú sueñas... chaval!


* Publicado anteriormente 21/10/18


Alguna palabra

Alguna palabra que nos faltó...         xx?.
o que sobró quizás -sin piedad- amontonada/matándonos;
   así llegué hasta ti, de esa manera...  largo/   
  -sólo coincidimos en eso-.

El abrazo de nuestros días, -a cada momento- cambió...
Ya no nos quedan monedas/cromos para intercambiar  
                                    -me dije
hasta completar el dibujo que nos sostiene/contenía 
           dentro de aquel puzzle ahora desalmado...

La fuerza vigilante tiembla
en el vasto erial donde todo se cuece/sucede, 
ya lejos de mí.
Y me mareo
y espero a que vuelvan a su sitio las cosas, 
pero no es así, ...y vuelta a empezar,
-porque te respiro/repites mucho buscando el nuevo lugar
                       como un perro cansado/abandonado-.

Mi albergue... el mercurio del termómetro/vida, 
-piso por piso- impulsado/expulsando al vacío
        hasta donde tú me has elevado, sin oxígeno
        en los pulmones para seguir el camino
-ruta/candor de polvo de tiza en los bolsillos-
y el dueño/sueño de la razón 
esperando que acabe la clase de la Señorita Pepis...

La semilla de lo real/innegable ha pasado...
desprotegiéndonos en la niebla/duda que entra y no sale, 
              te posee y se convierte en fantasma más...
Ya cada error es una vuelta de rosca que aprieta
y aprieta
y eso es lo que importa ahora, -nos lo debemos-
un armisticio antes de que reventemos 
o nos corramos por completo
sin poder entrar ni salir de ninguna parte.

Lo que aún no se ha escrito, ni dicho, ni visto  muere 
       en el sacrificio/elegía de este poema/poesía
relato, y en cada una de las palabras no pronunciadas 
retenidas por decoro, 
como en un preorgasmo de mal agüero... 
-escribir es eso... no decir nada para nadie
                 escepto para calmar/mitigar tu ego-
Porque los dioses/musas andan muy sueltos, distraídos 
mirando sus tipitos-silueta de puntitos a seguir
   de estrella clavada en el firmamento
   ese cuaderno de los deberes al final del TBO. 
Ellos sabrán...
por qué nos dejan así/abandonados a nuestra suerte
                para que hagamos solos el dibujo.

Ya... cada uno de los espíritus oriundos 
y huérfanos de seso van en busca de una nueva oquedad 
para llegar y trasvasarse a la calavera perpleja
que no entiende la pregunta
que se escapa de la mano del príncipe Hamlet
           hasta algo que no les recuerde nunca/
                          nuestra estancia aquí.

Los gusanos ya no están por la labor/ tampoco... 
-se han mudado- sólo hay polvo,
vacío y el olor a tierra
           para el resto de la eternidad/tumba
    -en la vida que nos queda de lo que nos pasó...-
Hasta que te escancie el alma,
y haga otro boceto
adivinando el tipo de persona que seas
y la impermeabilice
a la intemperie de la desigualdad de lo incomprensible
en las rutas del cielo... en una tarde de lluvia.

Su mirada de mujer/sobre cada una de mis palabras pisadas
-ya marchitas- y el aroma de su corazón 
igual que el de un insecto vagabundo que ha vuelto 
para picarte... 
se ha posado 
pero ya no estás/ni eres tú... 
                                     igual al de ayer.
Y la noche... convertida en piedra de obsidiana/perfidia 
                que no nos protege de la angustia...

No hay material/ni crítica...
justo lo contrario de lo que nos habían dicho.
Nunca/nadie nos educó para esto... 
-Sólo sumas y restas, de como escribir y leer bien...

La grieta en el estanque/imagen del desamor 
                            galopa golpeada por la fusta 
                    que no tiene memoria/ni doctrina
corriendo/corrigiéndose sola como una gota de sudor
                   por el cristal de las gafas del Señor
        que nos ama desde su sillón en la gloria/al sol.
Y no hace nada, -porque ya sabe/tiene previsto
                            como debe terminar todo esto-.

El invento al final no nos salió del todo mal, -pensamos...
                            De lo que hay que pulir
                    ya sólo quedan las cenizas
en el aire de la hoguera que vuelan hacia una muerte segura.
Filamentos en ascuas... sten/plumón de la bombilla/
-bomba de relojería-
y la palomilla de la luz haciendo que bailen las sombras
                          en la pared de lo que fuimos.

-Sigo sin entenderlo, ¿eras tú o ella... no?
Ninguno, ya no quedaba nadie. 
El infierno estaba cerrado/clausurado por falta de medium...
                                    para los dos/


*Publicado anteriormente 20/10/18


Cada vez que

Cada vez que las hojas cambian...     xx?.  
                 cambia el árbol, 
en su caída 
la caricia que nos lame mientras vuelan
-prisioneros del pasado- le besa la mano al olvido
sin haber bebido aún de la boca 
que le abrió la tierra con sus raíces.
-Somos una circunstancia más; sombra/sobras de la vida 
                       plantados en un suelo hostil...-

Mi amor, hay que dejarlo...  ya es hora, 
                               la luz empieza a declinar
a conjugarse en el fiel del horizonte/holocausto
de este atardecer.
Eso es todo... y aquella vez,  cuando nada era así.
¿Te acuerdas?

No tengas miedo, 
a cada momento vamos construyendo nuestro futuro,
-todo cambia para bien cuando la confianza
está preñada de las ganas de existir-
Cada uno de nuestros actos es un motivo/ladrillo más,
                ladrido/bocado a la esperanza.
Verás como todo mejora, ya no puede ir a peor
                               -no le queda sitio-.
La semilla de esta unión ha roto su confinamiento
/vaina desprendida al azar
zarandeada por el viento. 

Cuando nos acercamos tanto a algo... 
-aunque querido a rabiar, sin quererlo igual después-
sigue rodando/rondando en nuestra mente
como un sereno 
que no quisiera abrirte la puerta para que escape/salgas...
Y lo llamas/lo llamas, sin que te obedezca.
Sólo oyes el ruido de las llaves.
Esa es la película de nuestra alma cautiva 
llena de ridículos
en el edificio del cuerpo/cenagal de los recuerdos...
                       -el cuento del nunca acabar-

Y lo mejoras con los sueños/años, -mientras tanto-
y le añades nuevos inventos 
de la modernidad inmortal que nos compara
imaginativa/
que nos compra con sus artículos de ninguna necesidad/
                                                   necios
como a un científico loco entre sus experimentos.  
Y acabas de remate.../ por no poder dormir, ni vivir, 
sin descanso alguno que alivie la carga
de esa infame tarea.
Tú, en medio del cajón de los líos/desastre.

Aquello está tan lejos, como de cerca esto 
                      de lo que aún no ha sucedido.
Y te lo cuestionas... una y otra vez/
Por eso lo preferimos ante la incertidumbre
que todo pase
ya puestos... que sea lo que tenga que ser.

Nos agarramos a lo que nos rodea... 
a lo que más cerca tenemos,
y justo es por lo que no podemos huir, por el vallado
que hemos ido construyendo...
Y maquillamos/desmaquillamos a nuestro antojo al enemigo
con los ojos cerrados del corazón
para que no nos escuezan y echemos a correr/ o a llorar.
Alejados así de la realidad, 
separados por el pellejo de los párpados sordos
                  o la turbiedad de las lágrimas.

Así gira el mundo... y el destino...
                     sobre la punta del dedo índice de Dios
                    el mismo con el que nos echó del paraíso
                                y se saca secos los mocos.
            Anda algo entretenido... sí/

-Estás que no cagas con Dios
...ni que fueras a heredar el cielo¡?

No te preocupes por tu existencia;
lo que ha sido y ha pasado alguna vez, no deja de serlo ya/
                                                       jamás,
y con eso debe ser suficiente. Alégrate... 
                    al menos estamos vivos/lo hemos vivido.
Aunque no lo tengas del todo claro, ni dónde...
Ten por seguro que vas a pasar más tiempo sin vivir 
que viviendo.
Tranquilo.

-¡Pues me dejas igual que al principio!
¿Sigues o no con ella...!
No lo sé, sólo me acuerdo del árbol y de su fruto 
                                         en usufructo...
-Cada día te quiero/me lías más- Djobi djoba.
Uffff, qué rollo tienes! Total... "pa ná"


* Publicado anteriormente 19/10/18

Es domingo…

Es domingo...          xx+.
         medio día ya,        
               casi la tarde      
          -como tú de agotado/desganado...-.
Y lo aprecio/aprieto, acaricio contra mi pecho, así 
sin más...

-¿Quién sabe?
Ábrelo... 
todavía no ha acabado el fin de semana.
              Ven, siéntate conmigo/
                  aquí, a mi lado...
¿¡A que parece más largo?


* Publicado anteriormente 18/10/18

¿Pero qué es eso…

¿Pero qué es eso...? parece un punto/   xx+.
¡Has dibujado un puto punto!    
  ¡Grande/bestial...!

Ahora esfuérzate conmigo, ven... deja que te coja la mano/
deja que la apriete y sujetemos bien el lápiz...
Haz otro, y otro... ¡Ves! ya está.

Tres.../esa es la respuesta.             
            ¿Qué te parece?

-¿Me quieres o no... di? 

* Publicado anteriormente 17/10/18