El amor es una hipoteca

El amor es una hipoteca que le hacemos al corazón...   xx?.
Nace de la falta de autoestima/desconfianza en uno mismo
necesitamos del otro para reafirmarnos.
¡Y así nos va...!

El matrimonio... su ejemplo más plausible/
es la única conquista donde las batallas 
-entre los contendientes- se dan justo después... 
cuando quieres recuperar el terreno
que se había dejado desguarnecido
-...embobao como ibas-.

La sed de cariño/el hambre de que te quieran...
es proporcionarle a la radiografía de un globo de neón/litio,
los motivos/argumentos para que no vuele.
Hay corazones que nacen/se reproducen/mueren
están hechos “añicos” porque quieren/les va
son así de masocas...
Como al que le gusta ir al cine/estar solo/ al cielo/
pasear el perro/leer/contemplar las hojas del almanaque
medir las estrellas/el dolor de cabeza/
y un largo cartel de ejemplos... etcéteras.

¡Pavo perpetuo! -A esa edad la llaman-.
Al cambiar el año/días/la conveniencia... 
siempre hay un momento-fecha/navidad 
marcado para su sacrificio.
[Quo usque tandem...?  ¿Hasta cuándo...?].
-Mientras La Tierra gire!!

Somos lerdos/tan desconsiderados con lo que amamos,
como el supersticioso con la pata de conejo 
que alguien cortó... -para su buena suerte-
-¿Todavía no has pasado página verdad? 
¡Ya...! ¡Se nota...!
[Semen retentum venenum es "El semen retenido 
(no eyaculado) es venenoso"].
¡Sí... -lo estoy notando-!

¿La mujer es una trampa/desgracia 
o un don de la naturaleza? -Más bien lo que tú te creas
y de lo que estés/haya pasado...
Si tienes mujer y no os entendéis,
puede que nunca te entiendas ya con ninguna...
-es algo genético/implícito en ti-.
¡Para muestra un botón!
Pero si insistes... 
Hay un rastrillo/disco pub de amoríos -trasnochados amantes- 
para deshechos de casorios/corsarios de hogar 
del matrimonio
-por si te interesa la segunda mano-
No... ahora no estoy pensando en eso...
estoy pensando en ti.




Desde otra dimensión

Desde otra dimensión       xx?
el binomio de amor no correspondido menos complejo/
más comprensivo... -corrosivo-
te tirará un beso de despedida con la mano
cuando abandonando el cuerpo de esta nave/aventura
dirijas la mirada a lo que pudimos ser 
y nunca seremos...

A las profundidades del océano/abismo latiendo solo
en otro corazón/otro orbe menos sádico... elástico.
Lejos de este suplicio/silicio de neurótica
en la caricia... venda que me aplicas.
Ganaba/imaginada inoculando pasquines de monsergas/
transfusiones de pancartas/folletines 
por tu sangre navegando hasta la mía
-un reloj sin percusión/ sin alarmas... ni ronquidos-

En las gárgolas/argollas del cascarón de la goleta/
panza de los residuos galimaníacos
-tarde ya para el presente del hoy pasado...-
Escalpelo rayando el ojo/ojal/ojete del pábilo/
pasivo/transitivo indirecto del mundo tuyo/ de los dos...
Otra mancha de placer ido/
una manada interminable de tormentos atropellándonos
con el café del desayuno y la mala leche
que se te ha quedado después de dormir 
-como es habitual...-
al ponerte delante de la ventana a fumarte el horizonte
de un único cigarro.

Otra vez la piedra plana/rectangular/esbelta
ha vuelto a sonar y tirar de la señal de un goloso/galgo/
ansiado/distraído/necesitado mensaje oculto 
por la toalla tendida en el lavadero...
Todo sigue/continua tal como lo dejaste en la intimidad... 
con todos sus/los ingredientes listos 
para el nuevo día.

En este otoño la luz escasa vuelve a mirar desde dentro...
Me gusta su magia, aprovecho la oportunidad que me abre/
que brinda sus puertas/puesta de sol
a quedarme tranquilo/esperándote... con el corazón roto.
Con el rostro flácido estaba más a gusto.
Desenfoca/desenfunda la mirada hasta disparar
perdiéndose los ojos en el mar abierto por la ventisca
ventanas en la tarde muy avanzada -vieja tarde ya-/
hace combustible con los detritos vomitados por la tormenta
para la fría noche de quererte
trepando como un Santa Claus descuartizado 
por el balcón.

Estas urgencias por sistema/con sirena de fin del recreo
esta desventaja de no haberte llegado a tiempo
termina en garabato/glamuroso/clamoroso...
garabato.
Las proclamas incuestionables de que tu adiós 
es más vital/vivo y evidente... 
son las sonrisas que me echas como alimento a las palomas/
ratas del parque/cerebro/ganster a lo Bogart
-qué más quisiera/querría yo
que esa dureza frágil como respuesta...-

Mi consuelo/sueños florecen a la sombra de tu silencio...
sólo les falta la primavera de tus ojos
en el bancal/bacanal de dolencias
sin calmante ni analgésicos posibles... rendido/
Ha remitido con la configuración/fecundación in vitro
-germen de un beso cautivo por darme...-
en el cautiverio con la bola rodando 
por las escaleras abajo.

Mal acomodo... la ausencia no tiene tino en ningún lugar.
Te desluces con la clara señal/flechas de error
en este cruce de caminos/ -perdido Cupido¿¡
Cielo/ciclo fucsia tu piel/vestido de tarde/
noche/madrugada/amanecer flotando en baldío...
Cada ocaso/crepúsculo es la membrana última de la retina
derrotando al espacio-tiempo... foto que engulle 
la fábrica de escombros del pasado
ante el pesebre lleno de grano en la boca de la trituradora
mandíbulas de la realidad perpleja... dragón gusano/
Hagamos borrón y cuenta nueva
mis miedos/mierdas no están para otro susto¿?

¡Por cierto... ¿Qué hacemos aquí? Amodorrados/
Por qué de su engranaje/cremallera a medio subir
sin fondo a la vista el descosido
y la carne dejándose ver...
Es el juego del silencio hospitalario
patíbulo de un guiso en crudo lo que me pones a la mesa¿?
Extremadamente volátil... como un aborrecido/
embrión de lacito rojo para tu mal de ojo
genio a lo Will Smith.
Viene con la práctica... y la lectura de las instrucciones
-ya lo intuía...- por Amazon.
Nadie me mira así desde mi más tierna infamia/
con ese sin sabor tirándose un clavado 
al río del que no salgo/ -sin orillas...-

P.D.
No sólo es imposible entender algunas cosas
sino que también... es inútil explicarlas¿?
La confusión es la mezcla del saber de lo que se conoce
con el no saber de lo que se espera...
Todo se aclara cuando se hace/
El espectáculo tiene más de un precio/aprecio/solución
según la grada/asiento del que se mire.
La moraleja es ciega al interés de los contendientes...

La razón se desnuda para tener texto/sexo fácil
con el entendimiento de las expectantes expectativas
de las experiencias.
Nunca seremos libres sin un claro deseo.
Tu religión es ser lo que eres/-seas lo que seas¿?-
La vida es un intercambio de cromos hasta juntar el álbum.
Todos somos el mismo... porque partimos de lo mismo.
La paciencia es la recompensa/-esperanza disfrazada
en este baile de máscaras...-

-Sigo en el mismo lío con el que empezaste... Y yo.../ 
Para que veas que nada acaba 
si no te lo propones 
y lo terminas con tus propias manos.
Somos la causa de un deber, de una falta por hallar...
de un hoyo que rellenar
de un cuaderno vacío de palabras insensibles/invisibles
que nos niega...
Somos el sueño de una luciérnaga/lectura imaginaria
-la construcción de un mundo, de un imperio 
a nuestra imagen y semejanzas-
Somos del tamaño de nuestras ilusiones.

Al final... cada cual cava el hoyo a su medida/
-en la medida de sus posibilidades-
No podemos ser más de lo que somos.
¡Aunque te vendan/compres la mejor moto
el camino -la carretera- es la que hay...!!



Bandadas de vencejos

Bandadas de vencejos    xx?.
con sus graznidos/silbos -pitidos 
de partido de alevines de futbol sala-
patrullan cada mañana/atardecer el cielo de mi casa
en busca de mosquitos...
Otras veces son las tórtolas o las merlas; 
-esta vez son ellos-.

Los observo en la dificultad de su entorno...
contra los edificios/acantilados que perfilan regateando.
Se persiguen como cazas -sin tregua- en una batalla aérea:
     espacios, cornisas, antenas, chaflanes... 
doblándolas
como verdaderos profesionales de la aerodinámica/
                 acrobacias/filigranas/jugueteos...
Me los imagino también con las bocas abiertas.
¡A ver si nos dejaran sin un mosquito! 
-que falta nos hace- ¡Pijo!

De repente/pronto se van calmando
en cuanto el sol asoma por los tejados...
La diferencia de temperatura ahora no es tan extrema
-desde el asfalto hasta las cumbres de los pisos-
La brisa arrecia y desaparecen dejándolo todo en silencio
                  como después de una pelea de chavales/
                                    final del recreo...

El fondo azul, los algodones/nubes deshilachadas 
entrelazándose con los ruidos de algún vehículo,         
-y el vacío regio de la tranquilidad- 
de un fin de semana cualquiera... -hoy-
Esperando que arranque/pase algún coche más
para desplegar/echar el toldo y hacer el menor ruido posible
para no despertar a mi mujer y a los críos...
Si tapo el poco fresco que entra a la casa 
-se conservará caliente-
como si fuera un horno todo el día,
es menester dejarlos para más tarde en lo alto/arriba...

Ver volar las flechas negras como ráfagas de metralla
variando sus trayectorias -es todo un espectáculo-,
Sigo esperando que se levanten 
apoyado en la baranda de hierro de la terraza...
La cafetera ha burbujeado/el frigorífico navega 
con su runrún por el pasillo hasta las habitaciones.
Alguna nube que cubre el sol hace que escasee la luz...
Voy a seguir leyendo a Larkin, que junto con Anne Sexton
y Sylvia Plath son mis nuevos fichajes 
para este verano del 2016
-voy por la mitad haciendo señales...
Son escritores de ambos lados del Atlántico/
-poesía confesional-

Los semáforos sueltan a la carrera los autos locos/
motos/chicharritas...
al poco cesan los ruidos excepto algún rezagado.
Las moreras parecen plumeros medio rotos 
con sus corazones verdes arrugados... llenas de pulgón/
palomillas blancas.
Una ciclista china -de rojo y negro- se refleja 
en la fila de coches aparcados junto a la acera de enfrente
al otro lado de la calzada...
Fotogramas en las ventanillas que la reproducen 
tartamudeando/apareciendo y desapareciendo a su vez 
en los coches paralelos de la otra acera; 
un zigzag/en bumerán sin fondo/ni fin.
Ahora uno de rosa con su casco lila, 
casi igual de femenino...

El dildo de la estafeta de correos amarillo limón, 
-radiante- con su boquita y bigote a juego 
y la trompetita en su costado.
Los bufidos de los aspersores del jardín 
con sus pausas/cambio del ritmo en sus giros...
Los aparatos del aire acondicionado 
que todavía continúan encendidos -en automático- 
arrancando a intervalos de calor.
Climatización le llaman.

La tranquilidad del fresco lamiéndote/enfriando la piel 
del lomo a tu contra/su paso. 
Los ronquidos de algún rezagado o de alguna sonora descarga 
de pedos o un estruendoso crujido de botella 
con burbujas descorchada.
Los bichos que pululan desorientados;
secuencias homogéneas/cadencia plausible 
señal del día en que estamos.
Y el olor a pasteles calientes...

Las cabezas de las farolas a lo ET/guerrero espacial/
apagadas.
El muñeco de la señal del paso de cebra 
que no se decide a cruzar, -y eso que no viene nadie...- 
                           porque la calle está vacía.
Las papeleras como campanas vueltas del revés 
con las basuras... papeles esturreados por las losas/
baldosas rojas y blancas que trazan sendas de crucigramas
/partida de ajedrez con sus muñequitos de mierdas...
otras hexagonales/octagonales 
simulando colmenas en el suelo con las abejas gigantes 
rotos sus cuernos al querer entrar...

Cualquier movimiento retumba/hace eco llegando nítido
-sube hasta el tercero sin escalas- 
y hace que te fijes cómo anda/
                              o a dónde va/qué hace...¿?
                       cualquier transeúnte de la mañana.

La vejez sin gloria apoyada en el tubo de acero/
embellecedor de la balconada y la mirada del observador 
persiguiendo a su presa que a su vez es capturada 
por otro desde distinto lugar no muy lejano 
mientras que ambos persiguen el paso/rodar de los coches 
alguna conductora despistada con la falda hasta la cintura
         enseñando las bragas 
y esa carne del diablo en el stand del cazador cazado
/carnicería.

El fumador empedernido relamiéndose el último humo 
 que ha dejado escapar después de asfixiar sus pulmones, 
              se mete otra vez para dentro de su casa...
Los conocidos encontrándose sin fuste 
en una conversación de -pico esquina-.
El tipejo paseante del perro que se para hablar 
con cada perrista que se cruza en su camino/
el fulano en plan deportivo/
la señora resuelta sin vistas/tarea concreta...
          se deja seducir con la menor tontería
          -a menos que el par de mimos me estén engañando-.

Las persianas desplegadas con sus guiones 
y agujeros del último pedrisco...
Empiezan a subirlos como un parpado enrollado 
para dejar pasar la luz/
que pase algo de aire también a cambio de invitar/
inundar la calle del tufo de la muerte/
              cuerpo del delito de la noche.
Y alguna señora sacudiendo el mantel de las migas
del desayuno... o la alfombra.

Los hilos de tender a la espalda de los lavaderos 
acristalados... escasos trapos, -quizás olvidados-
Las macetas bibliotecadas por ventanas/alfeices.
Los toldos aún sin echar/un vencejo retraído/
esquivo/perdido tal vez esquivando no sé qué... 
-o buscando-
Las rayas discontinuas de la calzada 
o las del aparcelamiento del bien común público
ocupado por las máquinas de cuatro ruedas de caucho
y aceite goteante de motores pestilentes...
-como si se hubieran meado y cagado a la vez-
Aunque eso ya lo hacen los perros del vecino
en las esquinas que apestan 
o en los troncos sumisos del árbol.

Las tapas del alcantarillado quejándose 
en cuanto las rozan/pisan/aplastan las ruedas de goma.
Las antenas/los cables dividiendo las imágenes 
como subrayadas por un rotulador negro/
o las de cara de plato con su micro/
verruga en el ojo…
La chica con el perro y el vestido de siempre, 
que ya sé dónde vive...
-la vi entrar a su escalera el otro medio día-.
Los ladrillos/fachada/piel repintada 
y las grietas o las tuberías que trepan 
hasta abrirse camino hasta el cielo...

Los grandes árboles exportados/llegados de otros climas
en nuestras aceras reventándolas con sus raíces feroces
con su brote y desnudez a destiempo 
-para esta región- pero quedan de la hostia: 
palmeras de california/Egipto... eucaliptos de Australia/
jacarandas de Pensilvania o de la Patagonia china.
Y esa moto renqueante tosiendo toda constipada, -vespino-
mientras supera la rampa del garaje 
para salir de la cueva
submundo de las almas todavía dormidas...

El clak de la cerradura/el motor sordo del ascensor/
el balanceo de las ramas empujadas por el aire/
sus flores mirando hacia abajo, 
cansadas de todo este rollo... -digo yo...-
La ciudadanía escondida bajo las sábanas/
los preparativos del desayuno/los preservativos del ayer...
La duda/deuda al despertarse y ver tu nuevo rostro
el del nuevo día, 
cogidos de la mano hasta la ventana.

Y vuelves a sentarte otra vez y esperas/leyendo...
a que te hagan todavía más la puñeta todo ese follón.
Salgo y miro...
Una paloma muy señorona con tacón alto 
avanza por las baldosas con la atención fijada 
en el horizonte del cruce de la manzana...
Una moza con la carpeta y los libros en el brazo 
                         apoyados en el costado
y la mochila pequeñaja a la espalda, 
anda con garbo, melena/gafas;
es época de exámenes.

¡Ay...! aquellos días/sus fiestas/
el encanto eterno de la juventud 
y las gentes que conocí...
Todos esos anteojos con lo que calculo/mido ahora lo demás.
Y así voy... escribiendo/contándolo todo, 
como si tuviera alguna importancia.
-Para nadie...- y menos para mí
 que ya me lo sé.

Y sigo... y no hay nada que me lo impida/ -por ahora...-
como pintar el mundo, 
pero eso es ya otra dimensión.

Deslumbrarse

Deslumbrarse/derrumbarse ebrio y aterrado...  xx?  
demasiado humano para alcanzar la gloria.
Sin nombre/sin destino/sin sentido
-como cualquier otro...-

Uno tras otro caemos/como un chaparrón...
Afecto convertido en infeliz gratitud/murmuraciones/
gestos de un rostro retraído por el tiempo 
desguazándote...

Alma/nacer/vivir/gozo/freno/invitación 
hacia la tierna desesperación 
agitándose entre las fauces del ogro...
Sin límites/sin mundo/sin nada/
Orquídeas/rosas/tulipanes de plástico/
fortaleza/calzón/bragas...muertes pequeñas/muerte grande.
Desprecio/espada/sangre...tregua/incendio/
limo/fortaleza/frontera/su trampa...
Momentánea foto/salivando/justo/injustos
-el reloj sigue contigo y sin ti...-

¿Pero quién al final de sus días le va a importar nada/
-un moño de abuela- excepto que se va...?
Exacto/estructural el océano vuelve a rugir 
bajo la embarcación de mis palabras 
peleándose contra la quilla...
¡Qué viejo que estoy Señor... -y qué poco me quejo-

¿A quién le puede interesar menos que a mí todo este follón/
a la costa de donde/lo que sea que quiera 
que varado habito...?
Pero seguir/... para eso te escribo/-os quiero un montón-
diamantes en bruto.../adonis y mártires... 
a todos os quiero...
y bebo de la mano de lo mejor que deseéis ser/

Sed felices/ aunque cuesta... 
¡qué rollo-... 
y sigo... y largo/ muy largo... sí/
Uffff...



Todos tenemos un orden

Todos tenemos un orden de prioridades      xx.
               gustos y preferencias...
Todo es un producto manufacturado
desde nuestro más remoto/recóndito/continuado aprendizaje/
mestizaje/tatuajes del viajero.

Nadie ni nada lo puede/podrá cambiar/borrar... [¡Jamás!].
En toda nuestra vaga/inútil/delicada/escasa...
pobre existencia/vida.
Esa mezcla del exterior/interior es un nuevo subproducto
compilando/copulando/compitiendo/rivalizando 
con el original y único;
-caracteres/tendencias de nuestros genes-.

[-Hay una cuota en el comportamiento
que nos viene de los padres,
estamos predispuestos a un tipo de carácter
y si no hacemos nada...
será con toda seguridad el que prevalezca-].
-Amén.

Puede que si se ejerce cierta tensión/fuerza/
agobio contra ellas...
[-dado lo cambiante del entorno/
lo volátil/débil/sinuoso de nuestra propia naturaleza-].
-Aunque nos dé la sensación de que desaparecen
las antiguas maneras/vicios-.
¡Solo están dormidas!
Son residuos incombustibles/indestructibles.
A poco que se remueva el cuerpo/medio/probeta experimental
donde alguna vez se echaron/disolvieron. Tú.
Este vuelve a coger/tomar su tono/color
del organismo que lo causó.
Emoción/dolor/goce físico/espiritual.
Convertido esta vez en una nueva crisálida/
mariposa del ego volando después...

(¡Es algo a tener en cuenta...!
¡Toma nota cara de bellota!
¡Nadie ni nada puede dejar de ser/no ser 
lo que alguna vez ha sido! Así de simple/sencillo...
¡Pequeñajo!)

P.D.
Somos la misma persona metamorfoseada desde el interior
por el genocidio/desgaste de nuestro cuerpo.
Muerte constante y sonante... mezclándose 
con las circunstancias de la evolución de la especie/
de las cosas que nos ha tocado vivir;
-sociedad/cultura/medio ambiente-.
¡Yo soy el que soy y siempre seré el mismo!
¡Aunque no lo parezca!.../o perezca.

Un ejemplo está en el arte...
Ningún autor puede escapar a sus “ángeles/musa/demonios”
y vuelve siempre a/hacer lo mismo...
Vuelve a su “amuleto de salvación monóculo/anónimo”:
A las mismas formas/figura/color/lenguaje
...disposición de las manos/cuerpo al hablar/
del gesto en la mirada/del libro/cuadro acabado...
de la reflexión en barbecho/baldío/brotando torpe
-frotándose las manos el puto destino-.
Aturdido por su eco/sonido que no le deja ni ver/respirar.
-De lo que intenta escapar... cada vez que lo inicia/
empieza algo.

Ese es el motivo del arte/ huir de uno mismo... escapar.
Intentar dejarlo en ese sitio/obra/realidad inventada/
-entorno que se ha creado para él-.
Engatusándolo/pervirtiéndolo... para que se deje obediente/
convencido...
Pero no hay manera de conseguirlo¿?

Escribir/pintar/pasear -como cualquier cosa que se haga...-
son el abrazo ejecutor/verdugo/comodín del ser.
Aunque los ojos parece que ven/orientan de diferente forma;
los cimientos/raíces te hacen crecer igual/
escorado/hundido sin remisión para el mismo lado.
A eso se llama tener estilo/no tener perdón/
Es el carácter un castigo¿? -castillo de naipes-?
El saber ser y ser lo que es... de pura inercia...
sin pretenderlo-

Aunque intente escapar... sólo se voltea una y otra vez
como la campana/campanilla de oración del monaguillo.
El sonido/el balanceo en la estructura de la torre/
al que acuden los feligreses/su gusto;
es lo único que queda/su queja/deleite para sí-.]
Es un impulso incontrolado/natural...ajeno al consciente, 
que tiene más fuerza que cualquier estímulo/artificial/
inducido.
Es como un espejo en el fondo del armario/probador/ataúd
donde apareces siempre tú/te pongas la ropa que te pongas/
de la postura que sea/te aceptes/adoptes o no...
Así vas a vivir/descansar 
para el siempre de los "siempres”. 

Tus fotos/legado... darán la verdadera imagen/vuelta al mundo
a la que perteneces/has creído/crecido/vencido.
Hablarán de ti/por ti...
a todo el que se digne a contempl/arte/leer/presentir
esos rasgos/saborear/pelar alguna fruta del paraíso
al que perteneciste/perteneció tu ser.
Sin manzana/serpiente/ni dioses... /ni hostias...
El habita ahora/descansa como invitado/individuo
huésped tuyo/en el interior de su funda... capullo/
Y las palabrotas son/es porque estoy enfadado...
¡Qué se note!
¡Lo siento Papá...!

A todo nos jubilan alguna vez.
¿Qué le vamos/podemos hacer a lo que ya está hecho?

Otra P.D.
La palabra vuela/abre/suelta sus alas
hasta llegar a la celda de la colmena... 
allí cría la miel, la cera...
El papel no era su objetivo
ni la tinta ni el aire.

Todo habría terminado en un instante más...
pero no/
ya no hay tiempo...

Somos el medio que todo lo hace posible/
Dentro llevamos la semilla
/la chispa que nos hace arder.
Nadie ha vuelto jamás de sus cenizas
salvo la palabra/ y el escrito...

Donde hay... siempre queda/
En algún lugar de las células espacio-tiempo
se quedan impregnadas con lo que hayamos sido...
-Siempre igual... -el mismo tostón-
con/en la confianza vive/ y muere el cautivo.













Me hubiera gustado

Me hubiera gustado ser más listo/o menos tonto/torpe   xx.
pero no así... /en tierra de todos y de nadie...
Distingo el ser y sus contornos... 
                    la mirada del que está aquí/o ahí/allí.
A diferenciar lo controvertido y especial del espectáculo...
sus épocas de odio.../guerras/amor... y de paz.
El parecido de tantas cosas por hacernos iguales
y su mundo de presencias ante él desnudos/descolocados/
descolgados/desconsolados...
Una soledad residual a la que vamos albergando 
en nuestro suelo/a nuestro lado/lecho... 
-casi con arrojo/sin ningún agrado-.

Soy un hombre sin provecho/irredimible...
Porque lo he observado un buen rato/y ya es de día.../
me encuentro despierto.
Todas las partes que hay en mí navegan 
hacia el mismo naufragio viéndome igual que ayer... 
-como si no hubiera pasado nada-
busco qué se puede salvar para empezar con buen pie/hoy.
El otro ser del que procedo y se cría/crece en mí...
me empuja...
¿Quién puede querer oponerse a eso...?
-Despertarse a veces parece entrar en un nuevo sueño-.

Uno es siempre el mismo hasta que su otro yo 
se lo arrebata.
Soy la suma de mis sucesivos cadáveres...
-no hace falta decirlo pero me siento carga-
La vida/el tiempo/la gente apenas duran unos segundos...
en su trayectoria-el camino- son los cuerpos 
que hemos dejado atrás.
Somos ciudades de paso del ahora/una decisión quizás¿?
Por alguna razón esto es así/estamos aquí.
-¿Y qué es lo que hago yo? Pues eso... 
¿Qué es lo que haces tú..?

Partimos de un hecho/ y lo lloramos o gozamos igual
como si fuera lo mismo/ -o nada hubiera pasado-
Escondidos entre nuestra versión de los hechos
somos de su secreto la voz.
Llevo conmigo una parte que recela y la abandono/
la dejo detrás para que no estorbe...
Interrogo a todo lo que sin ser llamado viene.../ 
-acude a mí- como si fuera su reclamo.
Sólo la emoción nos embarga y pone cerco 
cuando la dejamos actuar.
Aceptar se convierte así en una falta no convenida.
-Al final nunca se acaba uno de fiar de nadie-.

Hay mentiras que sin ser buenas ayudan/apoyan a la verdad...
-hacen todo lo posible por ella-/ 
y se esfuerzan demasiado en serio...
El espacio que ocupan es un dios mestizo.
Luego el crepúsculo limpia con su ácido corrosivo/
luz amarilla y ocre... la máscara/fantasma del día... 
instante/segundos/hora y las devuelve a su estado natural
-una ilusión-.
La esperanza que se ha adelantado
quiere ser pronto engullida por el ocaso...
a sus pies el animal se echa para que lo acaricien...
                                       pero no hay nadie.

El hombre sin otra voz que la suya se traslada de corazón 
en cada pregunta... puentes -de la que se hace cautivo-.
Las respuestas entonces se consumen/
agotan todas las preguntas ante la noche más oscura.
Oímos con el oído de lo que ya conocemos...
-eso es lo que pasa-.
No basta con una respuesta/
la pregunta ha muerto antes que tú.

Vuelvo a ser humano ante ese olor que me confina/confisca/
fascina/ y ejecuta en el lugar de su existencia única
al pensarme vivo en el parto/-partida de confusiones...-
Soy el escarabajo que se esconde 
en el laberinto sin paredes/de/en la arena del desierto... 
para clavar/catapultar su semilla...

Superada toda necesidad/la perfección me ha sido imposible.
Hay límites que no se cruzan/peligros 
que te hacen besar el suelo una vez puesto a salvo... 
-a esos me refiero/remito-
de ahí venían mis metas/el temor/angustia al enemigo
-yo y los otros-.

Buscaba a alguien a quién culpar para salvarme.../
sólo es un mal gesto.
Ignorado por ese impulso.../ -pero es lo que me apetecía-
Sea o no lo correcto... no es por lo que ha de pasar/
-creo que hay que pensar en lo de más adelante-.
No necesito aborrecerme para estar a gusto.

Junto a la orilla del talud/promontorio 
crecen las malas hierbas/matas.
Noto una hormiga correr por mi brazo
ni ella/ni yo estamos seguros de lo que va a suceder/pasar
...ni el modo en que lo percibes/siquiera
-o es o no percibido-
ni de lo que quiera que vayamos a hacer nadie/ninguno.

Las distancias hieren por igual a uno y a otro lado
                                   de esta.../la duda.
-escarcha/día/mañana lenta y pesada-
No estaría mal que de vez en cuando 
mantuviéramos algún tipo de conversación...
aunque solo fuera para entrar en contacto 
                            con nosotros mismos.
En la duda del asombro florece y se arma su aroma
mientras nos ejecuta/cultivándonos cautivador...

Ven si tienes algo que decir... y oigámoslo.
Cambia tus quejas por un buen vaso de vino
en lugar de rebanarte/devanarte/nos los sesos... 
que no te dejan en paz/ni descansar en ningún momento
a ninguno...

La humanidad rueda en el lío azaroso.../
hilo de su memoria.
Somos semilla flotando/volando con el viento...
una bola de nieve gigante ardiendo/madeja
-gravitando como el polvo-
siempre camino de un rayo furtivo de luz
para dejarse ver... que nos vean/
tal y como somos en realidad... -nada-.
Un lago/laguna de muerte con su barquero ya derretida
y las dos monedas en su mano con el puño cerrado/
es el premio de su castigo.

Las olas/alas del ángel anunciador/exterminador 
clavadas en la pared del futuro.../horizonte inaccesible/
oscuro/difuso... ya casi fallecido/
apareándose con los demás otros del ayer pegados 
en el muro de las lamentaciones...
Larga pena a la vida... largo cielo.../ turbio cereal/
furtivo vino el vino de nuestra eucaristía
(beber es libertad).
Allí no hay otro lugar que este...
Lo sé.

Adiós... torso/-haz de resplandor-.
La sangre del árbol ha vuelto a sus raíces.
Un amargor protegiéndome de lo igual/
-cálculo de lo pretérito-.
¿No soy yo/acaso... una existencia más de tantas...
                                       continuada?
Pureza de casta los órganos.../
orgasmos evidenciándote ante lo real.
Agua y saliva de mí cráter/carácter/-ya medio podridos-
Luna.../ la bestia y su amo tirando juntos
subidos en el mismo carro.

Muéstrate salvaje... yo.../
y sal de tu escondrijo/escupitajo...
arcano estanque de hiel/verde oliva/fosforescente esperanza.
Satélite/cometa de pueriles/purezas.../falsas veladas/
mosquito de otoño en el invierno más innoble/
indomable.

Apuesta contra tu sombra... -y echa el resto/cerrojo-.../
ya nada más te queda.../ ni tienes por hacer.
¿Qué saber no es imposible.../envuelto en brasas/
alambre/zarza de espino
corona/lecho y nido a su vez del redentor?

Destrona el alma de su feudo/quebranta sus campos 
y tendrás la paz que deseas...
Reinicia tu tiempo/su tiempo/el tiempo en general...
hazlo barbecho/sol/lluvia/agua vertical/estanque/fe de ley.
En un extremo la humilde realidad... en el otro tú.
-No.../no hay salida-.

Oh Señor... deja a tu ángel que vuele en paz...
como los ojos proféticos
de/en un mundo esclavo de la libertad -libéralo de su ser-.
Sabes muy bien que me llevarán a tu templo
-tarde o temprano-
y nos veremos con tanta gente después.
¿Quiénes serán mis enemigos/amigos del ahora entonces?
¿Conviviremos todos juntos? 
No, no hay respuesta... 

El camino que andas está solo en tu corazón.
No hay extravío entre la pared curva del pozo/
                                  ni del cubo/cordel.
Lo que ha caído/desciende bajo la tierra 
-ya no resucita...-
Cada cuerpo es la vaina/reclamo/brote de un alma prisionera.
Todo poema es un cuerpo que conquista un páramo/
pájaro que vuela en busca de hacer su nido
gloria inexistente/prometiéndola/prometiéndose necesario...

Se oculta para que no lo desveles/te estorba/te abraza 
por la espalda para que no lo veas/
su rostro no tiene forma conocida/ -es oscuro-
como el agujero de un ojo de piedra.../ 
es mudo... -pero te habla-.
Su cerebro un tintero.../ un enorme y gigantesco tintero... 
ciego/tapado... que se comporta como un invidente/
dando golpes y palos de ciego... -al cielo-
¿Qué pasa/estaba.../estará ocurriendo por tu/su mente?
Se lee para convocar a los espíritus de lo dicho/
visto/oído/... -sueño-
El escritor es un fantasma más de tantos.

A veces existo/a veces no... -me digo-/
igual que tu... -no soy nada-.
Nos hemos quedado en la orilla de la senda/
                                  sin otra oportunidad/
la casualidad esperando su regreso 
por donde no has de pasar de vuelta... ya gastado.
A veces me siento/descuartizándome 
-universo de avalanchas-/trozos de un lugar insoluble.../ 
de doble intención que me cruza la cara/del envés...
y muerto respiro la tierra atravesándola 
y salgo por el otro lado...
sin escapar de uno ni de nada
sólo de mis castigos/ -antaño cariños de una realidad
insalvable-.

La pasión/el olvido... otra vez desterrados/destronados
haciéndome jirones/trizas... la conjunción del yo...
y del ser en potencia.
Pero nadie de aquí sale en su busca...
estoy petado por la edad/una franquicia/exclusividad 
que me perpetua mortal
a pique de caer/continuar vagando/cayendo por el abismo 
por el que bajabas antes de esta maldita pausa...

Los cielos/celos del afecto... -de lo que tanto te gustó-
con los territorios del corazón conquistado/
y la dejadez del conductor de la obra/bus/animal/bestia
en pie/aplauden... al menos/ lo hemos visto...
Cada mañana/manzana que muerdo/
me trae recuerdos del pecado original/pasado irracional... 
y lo tontos que fuimos al perder el paraíso/
ya a sus puertas.../casi dentro... 
¿Te acuerdas?

Porque todos conspiramos contra el mismísimos Dios Padre/
                                              y creador...
cada vez que desatendemos nuestro deber.
¿Y cuál es ese?
Pues hacer lo que sea... -ser/ ...por ejemplo-.

No hay justicia cuando todavía los muertos necesitan/
                                   quieren hablar...
Algo debe de estar ocurriendo por ahí abajo.
Ni yo soy libre del terror de tus hijos/-sociedad-       
porque tú quisiste.../ellos lo dijeron.../
y tú te quedaste convencido...
Al final... Él sigue reinando.../-porque ha vuelto-
por los siglos de los siglos...
-de tus horas atrapado en su bendición-
salud perecedera...

Un terrón/temor/terror de azúcar para el que gana/ -sí-
porque así funciona esto... 
y las apuestas/-todas al triunfador- vistos los huevos
decimos que era burro-macho...
Un manojo de zanahorias si eres vegetariano 
o harina al rabo/una vez muerto.
Y otra vez Amén... y otra vez adiós.
No sé si me he enterado/
enterrado a la suficiente profundidad...
-Yo en cambio/te veo aparecer como el que nunca se ha ido.
¡Garrapata seca de guardarropas en el trastero 
de la nave/Arca de Noé!

Qué extraño/largo se me está haciendo esto... ¡uff...!
Comprendí un sentido nuevo/ -un ritmo 
que antes me había pasado por alto...- y lo deseé... 
pero no ando/ni estoy seguro.
Aprender a como no hay que vivir... 
¿Quién se lo hubiera imaginado...?
A menos que todo se trate de un juego.
¿De qué submundo somos atrayéndonos/ pues...?

Tomo por testigo lo transitorio...
Bondad/fidelidad/felicidad y provecho.../
donde empalarme/ampararse... -donde sólo haya ojos...
/y el error entre en acción/a voluntad-.
Ver lo que otros vieron y aun así continuar igual... 
                                           -una pena!
Todo estaba escrito de antes/ no te preocupes...
sólo redundas... -me digo.
No escribir no significa que no hayas matado a nadie.
La voz de lo que llevas dentro/palabra vieja/gastada
que viaja manchando/machacando el aire...
Eres un gran manipulador/patán/mentiroso y embustero.
¿Te reconoces entonces...? 
¿Qué has arriesgado? ¿Menos de lo que diste.../
o te dieron de propina? 
¿Verdad?

Dios en persona ha venido a verme
pero le has dicho de nuevo/ -hecho la cobra-
como que no estaba/o que habías salido...
o no sé qué... para qué¿?
-Una pena... sí...
Toda oración es la ofrenda a una esperanza muerta.
por eso rezo y lloro... cojonuda-mente/
en conjunto.

Las promesas son un pacto con el tiempo perdido.
Hacen falta pero no a ciegas... 
aunque la vista nos atara las manos/
aunque se nos antojara casi imposible...
eso son los pequeños acomodos/escombros guiados por el ojo 
de una linterna de luz vacilante/
-sólo quietud del deseo en suspensión/a la espera...-.
La mirada no se detiene... es arena 
en el voladizo de cada seno del cristal/
volteada.

A veces me demoro con mis pasos en la escucha/
escuelas de lo prometido/ -un compromiso- quizás¿?
Su eco en mi cabeza de un lado para otro...
como una bola de acero de esas máquinas infernales
de las salas tragaperras...
y sé que me voy a perder por un agujero 
hecho en el tablero de dibujos y luces chillonas...
No sé si le quedan más monedas al Señor
70 créditos a la partida... -lo que tengo claro...- 
Es justo lo que no sea otra cosa.

Sí... demasiado vulgar.../ -ya lo sabía-.
Solo al cerrar los ojos veo lo que veo...
y nadie por mí puede ver.
Imperfecto e impagable/infumable y a su vez brillante 
y saludable... con el sabor en la boca 
a lo que he probado... mientras me relamo
como un buey viejo/ cansado...
Duermo dueño de mí/en su refugio/ a su abrigo 
de su refrigerio y despilfarrado paso... pasado
en las suaves y cariñosas manos atendido/
ave de vuelo lento que planea sobre las fauces 
del feroz y cruel obsequio.../ 
-la vida-.

P.D.
Somos grano/semilla perdida en un campo seco
esperando siempre del exterior la clave/
las respuestas/la salvación... 
Sólo la suerte puede hacer que germines
que brote la esencia/sustancia/germen/genes
para perpetuarte 
antes de que desaparezcas del todo...

Aún así ya estamos perdidos, esto es ningún lugar/
Nos lo hemos creído/ existimos en el engaño...
Somos la imagen que nuestra mente ve de nosotros
...un producto de ficción que ha aprendido a saber sentir.
Nada que tenga otra solución que no sea la muerte.
Vivimos esperándola porque le pertenecemos en prenda/
-somos un préstamo a fondo vencido-
que nunca nos dejará libres de la deuda de haber sido algo
para el resto de la eternidad...
Somos el dios de nuestra esclavitud/







¡Apostar o no

¡Apostar o no por Dios! (?)  xx?
¡Qué más le puede dar a Él...
que pierdas o ganes la vida eterna/entera!
Si desde siempre lo ha tenido todo claro 
-resuelto para/sobre ti-.

Todo eso de la salvación... ¿¡De qué...!!!?
Y esas zarandajas/puñetas/corpiños que se han escrito
es para cautivarnos...? 
en libros tan gordos/importantes.
¡Después de todo… (??)!
¡Ya ves... no sirve/ha servido/vale para nada!
Perder así el tiempo...
en cosas que no te van a aportar algo digno/positivo (¡?).

Parece que siempre/y desde el principio...
Él lo ha tenido bien/bastante fácil/y resuelto.
¿¡O no!? ¿¡Tú me dirás...!!?
¡Porque nada lo puede explicar (¡?)! ¡O sí!
Salvo el nombre/amuleto de tantos/bobos/listos.
¡Que ya se verá al final!
¿Qué es lo que hay.../de qué se trata?...
¡Si es que hay algo...!
¡Más de lo que hayamos sido (¿)! ¿O seguiremos/
y hasta cuándo siendo?

¡Vaya lio!... para tan poca cosa (¡).
¡Qué importancia le damos a algo tan sencillo!
Como al consumo de nuestra propia vida...
-energía espiritual y analíticas-
o al motivo/sentido/de nuestra presencia aquí en La Tierra.

P.D.
Nosotros nos gastamos/
alimentamos de todo lo que sea capaz
de darnos otra oportunidad/-nuevas expectativas...-
por eso tendemos puentes/construimos naves espaciales.
Hemos inventado un cuerpo universal/humanidad (?),
para atribuirle/darnos pie/
-causa de nuestra razón de ser...-

¡Bueno...! cada uno se apoya en lo primero que encuentra
cuando ve que se desvanece/desintegra y lo necesita...
algo... -real o imaginario-.

Hay una genética de la obligación/instinto de supervivencia
que prevalece/perdura más allá de la razón científica.
Tal vez sea ese el motivo de inventarse a los dioses.
Primero/ porque se desconocía todo...
y había que darle alguna explicación a los efectos naturales.
Ahora/ por vicio/necedad...
Andamiajes que nunca quitamos de nuestro edificio/
pastillas para una salud diezmada por las enfermedades
y esa otra incurable/la vejez preludio de muerte.

Incluso hemos creado un ente abstracto/ALMA...
-como ligazón externa/extrema.../esclusa/excusa perfecta-
por la que luchar vivos o muertos.
Una soga de cordeta para atar los zarzos de gusanos/
capullos a las paredes de la sala...
y la calefacción adecuada para producir la seda.

Esa es la gran pregunta.
¿Volará la mariposa.../y hasta dónde?
¿O se quedará en la caja de zapatos...?
Así con todo... –pase lo que pase-
habrá negocio en beneficio de la cría/
producción de un tejido tan preciado... -la salvación-

Dios/los dioses son/es un lujo/hijo adoptivo/un postizo
adaptad@ nuestra conveniencia/sabiduría/
intelecto necesario/necesitado...
A imagen/y semejanza nuestra.
¡Por eso nos va tan mal! Por el parecido/-es nuestro clon-
Necesitamos un cambio... ¡Yaaa!/ a rabiar...

-¡Anda!... para un poco...
¿Y a todo esto... qué has comido hoy?
Un danone.
Creo que necesitas algo más de fibra...