Viviré detrás de mí

Viviré detrás de mí     xx?           
atraído por el empujón/balanceo donde me columpio...

¿Hay alguien ahí? 
¡Derrota, ansias.../ contestad!?
¡Transmigración oíd/o huid!
¡Por favor concédeme este último deseo...!
No puedo pensar en nada más.
-¿Qué vamos a hacer... 

Como Dios manda apuñalo la desventura y a la muerte... 
-luciérnagas de la noche-/
y sin embargo me consume el pensarlo/ 
-lo de mi victoria-

Meditación... lástima me das/-al más alto nivel-
A medida que pasaban las horas...
y desde su cumbre/reloj de orejas de piquillo 
con el martillito a cada lado-
el tiempo de su mundo y los números...
son tachados uno a uno por la lanza que los señalan/
flechas tartamudas que vuelven a por más y más
de mi pecho traspasado hasta el corazón
oliendo a cliché/taller mecánico.

-¿Alguna cosa más?
No, eso es todo/ -por ahora...-.
¡Y vuelve a tu cuarto/burdel/cárcel
del difunto en el que nos estamos convirtiendo!

P.D.
La vida de cada individuo está llena de matices...
tantos o más como conciencias persisten/
presiente que le abordan 
y debe reconciliar.
Ser a expensas del no ser/o de una ilusión
tampoco está nada mal...
pero hay martirios que no nos merecen.

Está claro que el hombre es un ser engatillado
                          ya muerto/ como su Dios...
lo único que hace es dar vueltas y más vueltas
en el ataúd/nave espacial por el cosmos de su mente.
              Somos la chispa eléctrica de conexión
no más allá de un cuerpo que late por la corriente
de lo corriente...
Cuando fluye/ o sufre un paro/ -lo que es deja de serlo-
y lo que ha sido deja de funcionar
y lo que él pensaba que sería también/ 
-aunque nadie lo entienda/ni sabe...-

Somos la cadena que nos suelta y ata al mismo tiempo
en un espacio/ hueco 
que sólo podemos llenar cada uno de nosotros.
Somos el tapón de cualquiera de los agujeros del queso 
que el Señor le ha puesto al ratón de la razón...
Nada más que unos condenados del cepo alambre
mientras que confundidos olisqueamos 
el taco de madera con sus huellas dactilares
grabadas en su costado por la grasa en los dedos
del que nos viene a cazar y la ha manipulado/afinado
para liberarnos muertos del después...

Del otro lado -qué sepas- nos espera otro igual
que a su vez espera a otro y a otro 
y otro, y así...
¿Acaso sabes tú de algo diferente?
-Pues yo creo-veo sucesiones/
secesiones del yo... 
desperdigadas mientras caemos al abismo.
Y no sé si alguna agarrará y echara raíce de nuevo...
Ya!

*Publicado anteriormente 21/02/2019


4 comentarios sobre “Viviré detrás de mí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s