¿Te acuerdas

¿Te acuerdas cómo te liabas           xx.
                   con el cordón umbilical...  
y dabas vueltas y más vueltas 
en la placenta/líquido/saco amniótico.
Ensayando como un astronauta 
                                  -tú tan contento
                       para el circo de después-?

Al nacer no partimos de cero
                     ...también debe/cuenta 
el tiempo que pasamos atados, navegando
enchufados 
a la centrifugadora de mamá/            gestación.

-Amábilis insania (“Una agradable desilusión.”)


P.D.
Se nos olvida el otro corazón con el que latimos
durante algún tiempo, -su cuerpo/respiración
tan familiar...-
El timbre/llamada/aviso de su voz.
Los movimientos más asiduos/costumbres 
                            en cada uno de sus pasos...
de los días que pasamos encerrados en el cuarto oscuro/
                            de la carne/-su barriga-.
¿Dónde los hemos dejado...?
¡Dónde quedan ahora/¿?
Esa galaxia llena de luz sólo en el interior
de nuestros ojos cerrados/de rana.
         Esa figura de cera indefensa... flotando/

Nuestra cabezota de gigante liliputiense lo intentaba
          -poner orden al vacío en el que navegabas-
Caminábamos en otra gravedad/dimensión cósmica
ciegos...

Nunca volveremos a tener una oportunidad parecida
                                           ni similar
salvo la del último viaje/ despegando del todo/
esta vez sin amarras ni ayuda para soltarnos
y dejarnos caer sobre la tierra
Nos habremos gastado/deteriorado
                                        del uso... 
y así partiremos/-sin sentir ni padecer cosa alguna-
                   muertos... envueltos en una bola/
bolsa de muerte real bien interpretada
evolucionados en el seno/zanja abierta en el suelo
                 grieta por la que aullará el alma
-hacia el interior del silencio más profundo-
perdida/extraviada de todo lo que fuimos...

Y de nuestra cuna/fábrica de sueños/chuches
-nunca más se supo... ni se sabrá...-
salvo la mano que la mece por las fotos de la memoria/
letras o alguna que otra pintura...
       -que también será enterrada junto a lo demás-.
Lo que una vez se gestó en un mundo/-el tuyo particular-
morirá así para siempre junto al hombre
que le dio vida.

Lo que no era vuelve con él/ y de lo que existió...
sus sobras
su sombra en el espejo/rotor del universo/fogonazo
                   de algún tipo de imagen huyendo...
Tal vez su fantasma¿?
Pero mamá fue de verdad porque la recuerdo...
y, creo que yo.../ no sé¿?
-como objeto pensante-.

-Dudo que la nada quiera hacer una excepción contigo;
"pulvis es et in pulverum reverteris" (polvo eres 
y en polvo te convertirás) 
El pensamiento no es un lugar/
ni una conciencia/
es un enano moribundo a las puertas del cielo.
-La luz que nos atrae al final del túnel...-

* Publicado anteriormente el 09/09/18


Si me entrego

Si me entrego y doy,        xx.
             menguo...?
Si cojo o tomo prestado/ debo...? 
Si espero y pienso, 
      mantengo...?

Si lo conozco no lo necesito/ entiendo...?
Ni me lo puedo imaginar,
creo...¿?

¿¡Qué más hay!? 
-Distorsión o el mar de lo igual,
                              -quizás la duda...¿?-

Aunque todo esto no signifique nada,
       absolutamente menos que nada...
                   -tampoco me importa gran cosa-.
-¡¡Buaaaa...Buaa...!!


P.D.
La bondad/la confianza en los demás
que llevas en los ojos se hace/y se transforma infinita...
                     sigue viva/habita y da brillo 
               en el hilo de los ojos que la recibió.

En la memoria se conectan los cables de/
                             con lo que hacemos.
La duda es neutral/natural ante las represalias
que nos infringimos 
     -hagas lo que hagas vas a ser castigado 
      por el remordimiento/conciencia a posteriori-.
El pensamiento nunca es ni ha sido libre.

       Por eso si actúas de acuerdo con el deseo/ 
designios de tu corazón/capacidad/paz espiritual...
nunca te arrepentirás -en absoluto- de nada.
Ser a expensas de lo que hemos hecho
es una dura carga 
pero se lleva/soporta mejor 
si nos ha dado algún tipo de cierta alegría.

Pero recuerda...
la necesidad imperiosa -y tan de moda- de ser feliz 
es un patrón/tapón que no deja salir a la luz
-por la presión- al que somos... 
-siempre hay un francotirador/traidor en algo/
de ese algo en potencia-.
Déjate llevar por el instinto -sin hacer/te- daño
y verás que cómodo te resulta.

Aunque seas un "anarca" de extrema/unción
-también te vale...-
porque todo lo que existe igual que se destruye
                    se crea/recrece de nuevo/
-si ha echado raíces- 
aunque sólo sea con la ilusión
de esa segunda oportunidad/nudo
-tan contrarios a todo y esperando...¿?-

Al final ser y no ser se convierte en la misma cosa...
una simple y puta elección     -en un puto 
                        singular y simple segundo-.
Ser es morir en/a cada instante/convertidos en nada
de lo que ahora sí existe.
Incluso lo dicho muere en el aire de las palabras...
                                  mientras vuelan/
Como el escrito en el cieno/cielo del papel... 
al poco
-ya sólo es lo que el otro entiende-.

-No has mejorado en nada el poema, -incluso creo 
que lo has desvirtuado...- a ti y a él/ con la P.D.
¡Qué te den...!!


* Publicado anteriormente 08/09/18


Ave María

Ave María Purísima/ César           xx?. 
los que van a morir te saludan...
Llena eres de gracia y entre todos los días 
me gusta especialmente el domingo por la mañana; 
         -...por si se te ocurre 
y me sorprendes con algún detalle-.

Que sepas que... ni yo distingo cuál de mis hormigas 
es la favorita/   -clon gemelo...-
Y no te equivoques cariño
       ciega astrología/rito unitivo/
antropófago del desierto -porque esto es muy delicado-.

Te doy pistas:
Mi elegida va siempre mirando/fisgando 
con el rabillo del ojo 
      alargándolo hasta las patas de gallo 
      de su pobre tiranosaurio rex/-objeto del deseo...-
Presumible-mente tu la veas mustia, mística, ecléctica
itinerante/
incesante en su latido de observación/pesquisas 
               y premisas reconocibles preconcebidas.
-¿Vació el cargador...? 
¡No!, gracias/ -espera un poco-.

Siempre habrá un después cautivo con aurora boreal incluida...
y en liza con su liviana paz abriremos absortos, 
bajo nuestros cuerpos
la voz callada del misterio de la carne que echa a volar. 
-Entonces seguro que nos comprendemos... 
¿es algo de sexo... no¿?
Entendámonos con o sin él/ si así lo prefieres 
o engatusa/gustas...

Vamos a ver... qué yo soy el de antes... ¿Te acuerdas?
-el del bicho/asunto-
El que no se hizo cargo en aquel tramo de la travesía/
   el insustituible,
el que nunca apunta ni dispara a matar
pero se inclina y chiva.
-¡Imperdonable!
¡Dímelo otra vez.../ pero ahora a la oreja!

Unas veces se gana otras se pierde... 
       -Le dije, después de aquello.
Ya sé que no soy/un modelo a seguir. -Bueno, ¿no sé...? 
Ni duda alguna me sedujo.
Yo seguía en mis trece liado con ella
-la otra idea/himenóptero...-

Una vez, muy/pero que muy cabreado...
azoté, flagelé el reverso de su entrepierna con mi látigo 
               esperando desprenderme en ella, su unidad 
               en mitad del abismo de lo que callé, 
lleno del odio/resentimiento que fluía 
de la fuente inagotable de mi impotente paciencia.
-No sé a qué puta cosa te refieres...

Porque siempre me tenía en celo/llevaba en volandas.
Y me susurraba al oído series de cosas/
casas, pajas mentales/paisajes,
nenúfares en flor oliendo a semen/conos extravagantes/
                              algas, escoba de bruja
muleta/amuletos de lujuria; tales como...

Seguro que te gusta lo que te voy a hacer, 
               en cuanto te pille desnudo...
No estoy casada/cansada aún sin tu antídoto, delirio lúdico.
                 Me gustan tus silencios de por ahí abajo.
La reina está algo delgada, se ve que no duerme bien.
Las larvas son algo asquerosas así de arrugada.
A la salud de la intemperie le gustas, que lo sepas.
Me tiemblan las piernas con la imagen 
que me voy haciendo tuya/-de ti dentro...-

El barco de barro del interior de mi cabeza/cueva,
zozobraba... 
se iba derritiendo y se veía/sentía hundir 
                       de un momento a otro.
     Este clima/movimiento suyo, me está matando
poniendo a cien, cachondo/volviendo tarumba...

Llámame/mándame un aviso cuando vayas a venir
o te pongas en camino... -Me decía siempre. 
                  Su polvo/el polvo que tú sabes
siempre lo tengo presente/necesitada de su luz.
-¡Pero si estábamos en el ajo...!- 
¿A qué enfilaba?
De todas las maneras, si me buscas/agita la campanilla
                     asegúrate de que estoy a punto...
No me creas cuando te diga que fuera no hay nadie
o que no ha pasado ni pasa nada.

Y un montón de cosas más, de este tipo/
-más o menos-.
Por eso te saludo y te mando recuerdos/recado para ella
    y de todos los que conmigo asistieron a la revuelta
en la fiesta de la calabaza de Halloween, 
Eres mi velada predilecta/mi amiga imaginaria 
                              imposible de renunciar...

Porque eres mi ídolo; fin de semana/-te quiero- 
viernes, sábado noche... y hasta el domingo ese de antes.
-Si, y el de mucha gente... /no te jode... 
te crees que eres el único.
¿Te apetece una copa?
-No, ¿y a qué viene eso...? si sabes que soy neutro.
¿Como el suavizante?
-Más.

*Publicado anteriormente 07/09/18




El viento,

El viento, la tempestad...             xx.  
la nube llena de vidrios rotos/nervios ardiendo
              a punto de tronar, de dejarlos caer/
                                 resquebrajarse...
-Todos y ninguno saben de ti menos que yo 
sobre el sentido de la serpiente-.

Soy el vacío mismo que no dejo
                         ni se puede llenar...
            Oigo sus pasos tras de mí, altivo.
            Sé cuáles eran por el número del pie
-la huella del enemigo que fui conmigo-.

La sombra se me adelanta
en procesión/premonición objetiva
aderezando/intuyéndose víctima a cada momento.
Están llenos de tierra sus zapatos, en connivencia 
con el enterrador
-prisas por verterme dentro del hoyo...-

¡Sálvame por favor!
-¡Olvídalo! Recuerda que nada es lo que parece, 
ni como te lo pintan... -salta/sal de ahí-
La táctica siempre estará a las afueras/
estratosfera del corazón... 
no seas pelmazo.

¡Ah!, mi quietud empobrece.
Estorbo, 
me pesan los huesos/-los huevos gargoles de los años
el ánimo falluto-.
-Luego, luego... ¿Qué prisa tienes?
¡No te quejes más!

¡Ay Señor, ten piedad de tu hijo!
-¡Ten paciencia... hombre!

¡Oh, mi atardecer!/ antecesor pasado sonríe.
Acabarme quiero ya la tarea...
Ver pasar el convoy de una maldita vez.
                         ¡Qué lento va todo...!
                         El cielo igual cada día,
            más liviano que un plumón de mosquito.

Todavía sueño...¿? pero eso no lo sé/ 
-si estoy dormido o despierto-
Habría que reducir distancias entre pausa y pausa.

Por alguna razón me reconozco lejanía... -eso es-
Uno no se acostumbra a ser un superviviente más
con toda esa crispación a la chepa,
mochila de las cosas que son irreparables/
insustituibles
-y por otro lado ya completa-mente rotas-.

¿Si me dejaran al menos curiosear entre los restos 
                de mi posible solución/futuro?
-Sabes que sería inútil cualquier pegamento,
                                ¡ya estás acabado!

Era sólo una idea, querido/y estimado yo...!
Sé que la saliva/ ni la pluma ni sus lágrimas 
                               me pueden salvar.

-En medio/mitad de este vacío hay una isla
que nos espera del naufragio.
¡Ya!

P.D.
Hay pequeños complejos que nunca echan a andar solos
pero tampoco te dejan. 
Son nuestros defectos los que nos hace así/
                               de diferentes...

El hambre y la sed de nuestro espíritu
no tiene espera/ni conoce/concede tregua.
Son las agallas y el coraje lo que nos hace crecer.

Somos la sombra en el suelo/vuelo de un ave 
                     en la memoria del conquistador 
de ese sol oculto
que prende por encima de nuestras cabezas...
y nos hace retroceder/a la vista.
        -El deseo de una piedra con ser río-
y la muerte desvergonzada limándose las uñas
para el baile/fiesta de disfraces que se avecina...

Nada acaba como empieza -salvo el hombre-

* Publicado anteriormente 05/09/18


Ser alimento

Ser alimento del Universo... paso,         xx.
gota de cera/creencia, hombre de arcilla/sombra pequeña
                         con el sol en todo lo alto.
Y sentir el dolor de las cosas como si fuera tuyo
como si fueras cosa...

El pensamiento también sufre
aunque de manera abstracta, de materia distinta...
Su carne/carga eléctrica... contagia a todas las células
y las castiga como si fueran sus esclavas
y él su señor.../pastor
con la honda del rey David de Miguel Ángel,
                            -su perro de ganado...-
al acecho de los borregos/sus ideas.

Somos corriente, imagen magnética cristalizada
transformada/transmitida en/por organismos que mutan.
Leprosos que se decapan, se mutilan
         con las conchas del mar/mal...
Con la muerte esperando, pisándole los talones
le echan los trozos arrancados de su cuerpo
                          para que se entretenga
              y no les devore todavía, a ellos...

El carro cruje, el conductor se balancea mientras la nave
sigue el curso del río infinito/ínfimo de la edad/sed 
                hacia el agujero/-hoyo de lo inerte...-

Podría haber sido peor, no lo sé...¿?
pero -hoy por hoy- voy como un pájaro abatido 
                       cayendo/
con la hélice del aparato empotrada en el cerebro 
en picado, en barrena...
Y no tengo ni la menor idea de cuanto pueda durar/tardar
                                -en acabar todo esto-.
Y tampoco sé si lo celebro¿?

[Mi creación cumple años/-constante-mente-
                  y revivir a cada instante
como si de un nuevo nacimiento se tratara
por no haber muerto todavía
se me está convirtiendo en un suplicio...]

P.D.
La nada te observa desde su nevera/-hielo del tiempo-
                         y ve lo idiota que eres
con ese carácter tan permeable... -cándido amorfo-/

Cruzar de mojado al norte sin resolver/
Buscar en ese discurso refugio para procesar lo que eres
sin hacer proselitismos de lo que debuta en ti
                                          cada mañana
adquiere unos ribetes/-flecos de la búsqueda- 
como una minuta, un subsidio de eternidad 
para tan minúscula calaña... Tú.

Desde la perspectiva escrita sólo eres mojigato/queja.
Te habría perdonado de haberte conocido 
                                 -mejor antes-
pero sería algo así como reconocer nuestra culpa.
      Todos somos pasado de algo que arrastramos
cansados de lo que sin saberlo nos espera
mientras hipócritas jugamos a ser dios
con el reloj en una mano 
y el hacha/vida
clavada al hueso frontal del cráneo... 
haciendo raja/grieta 
hasta el corazón ambulante desangrándose/

Somos un producto que se iluminó desde que lo vimos
y fuimos...
al oír su voz y sentirnos algo...
espuma de una promesa/especie original del primer mundo
navegando siempre supervivientes 
en nuestro propio naufragio...
Somos rescatadores de la realidad mercenarios
a la caza y captura de lo que nunca ha existido...
la chispa que nos incendia el barco
-hoguera de las vanidades/creyénndonoslo-
                como si esa aseveración
la verdad o la mentira importaran algo...

Todo es final.
Cualquier acto/pensamiento que tengas/te hagas... 
es su fin. 
Todo debe terminar alguna vez -por cualquiera de sus partes-
para que algo empiece.
-¡Eso es... con dos cojones/ o varios... 
tú no atrancas... colega!!


* Publicado anteriormente 04/09/18


Desde el púlpito

Desde el púlpito de oro de lo oscuro         xx.
hasta lo que te estás convirtiendo...
            te llevas y estás haciendo mucho daño
con su lenta agonía/descomposición del molde,
-viejo modelo 
que no te reconoce como suyo-.

Antes de que me fueras necesario
ya te echaba de menos,      -suplicio mío-
Y sin ayuda de la partera que calla...
    culebrean las horas que nacen al segundo
    sin ninguna autodefensa.

¿Qué somos.../
sino el dedo en el gatillo del revolver de la vida
disparando al aire 
como si de una fiesta se tratara...?

-¿Y eso no es mejor 
que la callada por respuesta 
en la esfera/bala
         bola del azul...
         atiborrando de hijos a la impúdica muerte?

Así pasan los días.../    así de lento voy yo
-canalla sin nombre-.
Apretado/exprimiéndose para encajar... y eso no es.
[¡Ni sé/ni pienso lo que me digo! 
¡Qué angustia...!]

-Anda, toma un poco de aire/respira "pa" dentro 
coge fuerzas
      y expulsa al maligno.
     ¡Venga, otra vez...
-pero deja de bailar en la cama, Carrie-!

P.D.
Nacemos 
y siempre queremos volver al vientre de la calma.
Abiertos los ojos ante la gran noche/
          la noche más larga y oscura
buscamos siempre otra vez la salida... -por la que escapar-
-pero no hay salida-
ya estamos olvidados/convidados/viciados/vaciados/
echados como desperdicio/basura 
del que se durmió 
en la cuna de la carne y del fuego del pensamiento
               pisoteado/aplastado por la máquina
que engendrado se hizo lanza 
atravesando el corazón de su creador...

Somos la mariposa/marioneta/hilo del tejido/pellejo cósmico
que forra el infinito en expansión del universo... 
-solos- 
por decir algo/
El suspiro/vaho de la fiera salivando
saliendo por el hocico
al morderle los genitales al demonio que nos acecha
empalmado de ganas que nos tiene...

En el ocaso del mundo 
el cristo resucitado de nuestra memoria
latirá en el pecho como un martillo/
que aplastará con la maza de hierro del reloj
el ojo del sueño
                                          y del deseo.
Con los sesos fuera empalado al madero
el cráneo seco/expuesto al sol y al pico de los cuervos
sigue con su sonrisa fija en el horizonte...
y la mandíbula apretada por la rabia 
-contenida aún-
sudando sal de salvación.

Por más atmósferas que navegaras/metáforas que escribieras
                        todo se resume en dos mandamientos:
te amarás a ti mismo sobre todas las coas.
-¿Y el segundo...?
El segundo no existe, ni la hora, ni los días...
Sin ti nada existiría... 
-nuestro silencio son sus alas-
Todo está en tu cabeza/ maldita/modelada/podrida cabeza.
Tu cerebro tan sólo es un chicle masticado-guardado 
por Dios -en su estuche privado-/
el cráneo del hombre-
para que no se le pegue en los dedos/
             mientras sigue amasando...
-ni al espíritu santo en forma de Santo Job- 
        ni de los angelitos/almas descalzadas...

-Ya no me acuerdo ni de qué iba el poema... 
Uffffff, cuanto rollo!!!
No fuerces.../ que si aprietas lo rompes, 
       -aunque tiene todas las papeletas-.


* Publicado anteriormente 01/09/18



La tibieza del blanco/

La tibieza del blanco/      xx   
   y la promesa en la penumbra de sus contornos...
   Sin ninguna obligación/necesidad necesaria 
                       -salvo lo que no hay-.

Como/cuando si de una vez se tratara -el escapado-
   expandiéndose y huido de su futuro en usufructo
               al amparo de lo que no ha de suceder...
       -va y se pega un tiro en la cabeza/madriguera-.
Y regresado tras esa frontera -entre la vida y la muerte-
de vuelta a casa/ y de su cerebro conquistado, solo... 
ya en mi cuarto
-abatido-
sin ser presa del pánico 
-porque no puede de otra manera...- 
Pedirle a todo esto que pase lo antes posible
                                      a otro estadio/

Algún nadie/ o algo así parecido a mi lado 
cogidos de la mano en este sueño 
y el sutil sin embargo... que se perdió en el trayecto
o la tentación a no ser visto/percibido
ni siquiera fugaz
de ningún deseo cautivo... 
         ni obra acometida engatusado/
-porque no esperando nada de la vida vivo más seguro
y mucho menos amargado-.

Somos la limpieza del molde/su cáscara de transparencias
-cristal de un retablo/hollín de lápiz sobre el papel
que lo enturbia todo
...máscara inmaculada de la criatura desdibujada/
                 caricatura de lo que desconocemos
                 hasta que se realiza 
al quitársela y quedarse un instante en el mismo sitio
-cara a cara-.
Y ser eso...
Otra vez nada... -a la espera-
para poder ser lo que no hemos sido todavía.
Un deambular perenne por los confines/garfios del multiverso
y del mini yo así sacrificado
                               converso/ 
convergiendo en el aliento/-fugaz susurro de la oscuridad- 
sombra del que nunca ha de nacer...
y de su cuerpo marchito
fantasma.
Sólo protocolos del vivir.

-Me dejas anonadado/enojado...

Nunca sabremos de lo que somos capaces, -ni haciéndolo-.
Hay un dicho/nicho de misterio/criterio/griterío
en la ejecución/
una parábola/paradoja de onda maquiavélica
oculta tras una grieta/        rendija del espejo  
que nos observa cuando nos miramos
pasando la información a la máquina/Matrix 
       que nos devora absorbidos/abducidos...
       el corazón 
      -hasta la totalidad de las entrañas-
       difuminando/mandando nuestra imagen 
a la oscuridad
en el agua de la mente global ahora removida
trascendiendo más allá de su caparazón...

Sólo somos la reencarnación de una ilusión/     
                            -un sueño que fluye/huye-
por un camino de cables en las tripas del monstruo
que no se detiene/deben     ni se puede pisar/transitar 
por los que nos interferimos...
magnetizados/-presa del Omnipotente-
encadenados del cuello colgando en el vacío
de este patíbulo/cadalso/
suplicio de vida/-rizomas de un único cuerpo de luz-.

Porque ya estábamos muertos antes de volver del éxtasis/
al existir de la materia.
Somos entes reanimados/rumiados por el tiempo
en el eco de una agónica agonía 
expandiéndose 
por el espacio sideral 
                        del caos, 
hacia su aniquilación/estallido final total permanente
                          que le atrae sin remisión
inclinándose ante la tierra
en ese asentamiento donde nada se discute
                                  -el ser-.
Somos el flujo/fluido del espíritu cósmico
atravesando el embudo/-constelación de almas
                              en contracción/digestión- 
entrando por el ojete/agujero negro/
culo de Dios
-tu actitud-.

-Pues me lo pones aún peor... te complicas
hombre insensible/.
¡Es broma, pavo... /que eres un pavo...!
Anda, descansa y tómate algo/-lo que quieras-.
¿Es que no ves la tele, 
cine.../
-es que no te gusta la ciencia ficción-?
pequeño H. P. Lovecraft.
Léelo/lelo otra vez y verás como te sabe diferente...


* Publicado anteriormente 31/08/18