Somos bajo la piel

Somos bajo la piel          xx
 dispersión/pensamientos en continua eclosión
                           -cortina de humo
                         imposible de tocar...-

Balbucir/invocar...todo es comienzo...
Y ese tejer de las ideas en tu vientre/cerebro
                          de lo que nunca será...
               -entre millones de larvas de mariposa-

Temer y que te baste... 
Pensando en su vuelo a través del paseo inicial
que realiza la oruga
      por tus intestinos/sexo/     sesos.

No... /
diría que a lo mejor... -pero lo retiro-
porque el cuerpo siempre encaja los golpes que le dan.

Mira duro/mide duro...
Otras veces sé líquido levemente torpe/
objeto de un alma que cuaja/moja...
        y se desliza-destila complacida/ complaciente.

Se tú, 
y en lo dúctil/
-difícil de lo desigual de saberlo-
te encontrarás con alguien que conozcas
                                ...y sabrás 
a quien de todos tus yoes debes seguir/

Ser es descubrirse.

He seguido

He seguido todas las indicaciones/instrucciones/     xx?
                                 inclinaciones...         
 -pero no era así-
¡Por Dios.../ 
es como si nos hubieran estado engañando a posta...!!     

Destilé y saqué la retorcida luz de la PALABRA 
de su garganta atravesada...
-esa garrapata detrás de la oreja 
            chupando de nuestro cerebro-
            Hasta partirme el corazón por la mitad 
  con la hoja/
navaja de afeitar los cadáveres 
en el tanatorio del deseo.
                     
Después fui organizando las nubes por orden alfabético/
de lo que desdibujaban al sobrevolarme/
                         sobrepasarme...
Pero este nido de piojos/ojo del viento
me eleva alto/
más lejos de lo que pueda volver a volar
del que podía haber sido
y me va a soltar bien arriba/...  mientras me dosifico
desinflo del gas de helio/de los sueños... 
Cuando no tengamos fuerza ya.../  -ninguno de los míos-
    lo sé/ bajaré a por ti soltando lastre
cagando leches...

Estoy escribiendo -para mi recaída- un diario 
casi profético/poco poético, prosa fría/
al amparo del brillo verde de la única luciérnaga
que queda en este mundo.
Realmente triste.../bastante triste...
para re-leerme/
re-almarme 
cuando ya esté muerto....  o por casualidad 
haya aterrizado??
                    No sé dónde... -me digo
¡Y para qué/ -también es ninguna otra opcción-

Y seré/me veré como un sosoman/
al espejo del entrenador-exterminador aporreado 
entre las cuerdas/cruceta del rin
con la toalla en la cabeza soltando-emanando vapor 
de la loco-motora
inadaptada a unas vías/vida séptica...
y todos gritando a mi alrededor
mientras la sangre gotea mezclada con el sudor
y el llanto.../ pero ya he perdido.

-¿A qué se corresponde...? ¡Sólo dilo...! 
¿Quieres seguir en la pelea...?
¡Como si tuvieras que salvarte de algo...? -Me preguntó
La muerte es el camino en vida/
por el que no tienes más remedio que pasar...
-no importa el resultado-
ahora ya no tienes de qué preocuparte... -pensé
todo está abortado/dirigido
predestinado a su fin.

No sabía si estaba en el cielo o en el infierno...
hasta que una mano me tocó
y alguien me dijo...
-Es por aquí, pasa/ -y no vi a nadie- pero entré.
Ahora todo es gris, no hay color
pero la longitud de onda del sonido e imagen 
y de su eco en el laberinto de trincheras
cuando vuelve todo a mi cabeza.
-parece que lo conozco-.
Y entonces creo en una posibilidad...  Yo.


Hay grietas de agua

Hay grietas de agua             xx
       y grietas de sequía...     
y un aljibe lleno de tinta... /en el cerebro/ombligo
 que Él
     ha inventado para ti.

No hay respuestas.../
cuando la pregunta es siempre la misma-.
Lee... -me digo, y los espíritus se instalarán en ti.

         Ya saldremos de esta/no te preocupes...
-me continúo diciendo
Y amarse 
como el amanecer despelleja la oscuridad de su castigo.
Todos nos equivocamos alguna vez.../
la duda nos persigue/
                                  pero nos protege...

¡Ahí es donde quiero estar.
He soñado tantas veces con eso...? 
-¡Sí, 
el modo de hacerlo también importa/
aunque el resultado sea el mismo...
yo no te puedo salvar.

P.D.
No se trata de que la queja resuelva el problema,
ella es la primera 
de la que nos debemos soltar...
La actitud es la observancia;
el camino lo despeja el machete de la acción
la voluntad y el coraje
aunque el tesoro nunca está donde esperabas.

La vida es una serpiente venenosa
que ha mordido el filo del cáliz que has de beber
enroscada en la muñeca de tu memoria
mientras alzas la copa/
La fiesta sólo dura cuatro días y mil noches...
-eso es todo-/
El todo que está en tu templo/discoteca, 
ese hueso hueco y redondo 
como la pelota pinchada/desinflada de un niño
harta de puntapiés.

Este campo de juegos 
es la válvula de escape a nuestros fantasmas.
La pluma, la mano y los sesos hacen el resto...
Somos la escusa perfecta/cuña que separa 
y aparta las partes del mundo.
Somos el fin último de una pregunta
esperando las palabras en la boca adecuada...

Estar despiertos hoy no es mejor ni peor 
que dormidos el resto de la eternidad...
Ni saber lo que te llevas entre manos
quiera decir que así seas.
La niebla ciega tus ojos de la luz
que limpia te deslumbra/ desatada
de la muerte.
-Ser o no ser no importa si no lo sientes...-






 

Ya no queda nadie…

Ya no queda nadie...               xx 
salvo unos dedos solitarios escalando las púas/cuentas
                                  del tallo del rosal..

Soy más humilde y tímido de lo que aparento...
            y más traidor de lo que acabo de escribir
                     que jamás lo haya sido...

Soy de una vez
la suma de cuantos trozos     
de lo que se rompió aún quedan sueltos... sin pegar/

A veces creo que el futuro me huye/ conmigo...
            pero no es así, lo aprendí de la especie.
Al final todo se queda como estaba.../
en una isla. ¡Yo!

Nuestra suerte varada, 
-náufragos después de la tormenta
de la creación-/ enterrados hasta el cuello -sepultados-
soportando los gusanos/guantazos 
de las olas 
sin poder salir del cuerpo.

Al final ni el alma ni tú sois lo que buscabas...
Somos plantas/flor de pétalos de carne 
y su aroma atrayente 
penetrando por las fosas nasales de la tierra/cementerio 
                                         para devorarnos...

De lo que empecé a decir... sólo me quedo con esto:
"Somos la razón/ y el sentido de nuestro existir...
-¡Menuda perogrullada!


La carcasa/cáscara de La Tierra nos oye

La carcasa/cáscara de la Tierra nos oye     xx-  
y se detiene...
Tómatelo a bien, con calma... -nos decimos-.

¿Cómo puede uno tropezar en su propio cuarto/
con su propio pie?
Nos tienen cercados, nos han apabullado/amurallado con sus credos.
Esto no es justo, -no hay límites...?-           
Y todo en el mismo desván del polvorín.

Siento el embargo de mis huesos y del alma de cera/arena
en lugar de carne
-casi todo ya en el cono de abajo/lágrima de cristal 
                                                 del tiempo...-
No sé si por castigo/ ni por qué sigo vivo.
El descanso eterno debe ser menos aburrido y más dulce
que todo esto.
           -pero es que hay días que me siento tan simple-

Como un feto acurrucado en la bolsa de su escroto/
   de cada uno de mis ridículos/testículos
maniatado a las argollas oxidadas de cada estancia 
               gineceo del que no quiero/ ni me digno a salir...

-No eres tú el único crucificado... que lo sepas...
La vida nos ha capturado en su red de tela de araña, 
                                        -sólo queda esperar-.


 

Amanece en el lugar de siempre…

Amanece en el lugar de siempre...  xx+   
La habitación está tibia,
             la avispa persigue a la mosca...
             la tinaja de la ganas vacía
             el mosquito... -que no te ha dejado dormir-
ni Dios sabe dónde está.

Una escama/costra de cal o salitre al pie de la escalera
al bajar...
Mientras te quitas la camiseta del pijama 
para cambiar/combatirte
darte una ducha de agua caliente... al vapor del alma 
que se te escapa atrapada en el cristal.
Chorretosa, de lágrima fácil/
                                   hasta el suelo.

El Universo y tú a solas, -en duelo- en mitad de la calle,
cuando te miras al espejo.
Sobre tu piel el dibujo a imagen
           de la tierra cuarteada...
con sus hierbajos secos/manchas/lagunas del fango; 
algunas de aguas turbias
                         canalizadas en azul...
y una huella de lombríz en el fondo que no alcanzo a distinguir...

Su anacronía/avioncito de papel reseco que salta desde la ventana 
de tu corazón 
empujada por la mano del niño 
                   que ayer la hizo volar...
Las golondrinas posando como muñecos de futbolín
ni se inmutan.

Otra vez ese espejo/la puerta de los sueños doblados... 
todos metidos 
en el mismo saco del tío Saín.
Paquete, cuarto de baño/cuadro de Dorian Grey.
Y el espíritu infinito de no envejecer
hecho papilla por la trituradora de la realidad.
Como ese despertador saltando en la mesita de noche
-a todo gas-
bailandote el tiempo.

-Otra vez las sobras...
Tú también estás metido en el ajo, que lo sepas.

Quién cuidará de mí

¿Quién cuidará de mí cuando yo no esté?    xx+ 
¿Mi fantasma, tal vez...?
          ¡Qué angustia! 
 Complots, costa/casa de artilugios.

A cada muerte la entierra su muerto...
-la tumba su último albergue-
El pino te recordará de tus paseos por el monte
    cuando te lleve dentro/ transformado en caja.
 El pozo, su piel/pared 
     escuchará tu silencio. 
El espejo de la luna -escondido entre las nubes- huirá 
de tus sueños convertidos en hombre lobo... 
y el sol
y un chasquido..
y te preguntarás por qué?

Mira...
la eternidad nos lleva en su seno/pecho, 
como a una lagartija la luz le atrae y le ayuda a cazar,
como a una prometida su anillo... al altar.
No te quepa la menor
ni más pequeña duda
-porque todos estamos en lista...
        incluso antes de que el destino lance los dados-

Te aguarda si... a ti/ y a todos,
convencida por la promesa que le hiciste al nacer 
         mientras llorabas berreando arrepentido, -y
querías volver al vientre de mamá-.
         Vivir fuera era empezar a morir,
                ahora lo sabes/la llevas implícita... 

-Te confío/confino a mi otro yo... que quiere escapar también.
¿Lo quieres?
   ¡No!
   Ya tengo bastante...
Viniste cerca del ti que conozco
pero regresaste olvidado del juego/
          fuego graneado al que estamos sometidos.
Y en serio... huir solo, de uno...
Estar herido de por vida/ sabiendo que desaparecerás para no volver
es algo que no entenderé nunca.

¿Para que hemos venido... Señor?
¡Ves como esto es una metía/sarta de mentiras?

-Diminuto caracol en el cáliz de la flor de la manzanilla.
La jaula no es nada sin la sombra de la lombriz 
en el pico del pájaro.
     Como al principio de los tiempos
el amor de Dios y su despiste nos convierte en sus cómplices.

¡Ah! ¡Qué bien!
Los suyos también son preciosos...
  -No, no lo has entendido. Ufff
 Alguna vez tus ojos se darán la vuelta/ 
                                y mirarán para dentro.