Hay una línea

Hay una línea que lo divide todo,     xx 
una mano que traza y separa el lápiz de la tiza/
            la tinta del boli/la pluma... del ave
...un punto doliente/delante de ti insalvable -el tiempo-.
Y nunca se sabe hasta cuándo.../
-en qué momento se va a detener todo esto-
Y aprovechar esa pausa para saltar al otro lado...
y que la mano siga allí/donde quiera que ahora esté...
y nuestro brazo no sea el suyo/
y nuestro cuerpo igual tampoco.

Siempre hay una línea roja/una marea blanca 
-lienzo en llamas llamándonos-
y esa línea/raya negra más profunda/ceniza a las espaldas
de lo que nos podamos imaginar... en lo ardido/
-fluyendo incansable/en contagiarle tu enfermedad al resto.

Esa no tiene cuerpo/ni mano/ni articulación 
para que podamos arrancarla de la hoja de ruta
y echarla a volar...
Lo escrito no te devuelve a ninguna parte
pero sí puede hacer que vivas como eres
que te mires a los ojos
y te identifique donde estás...
Ser letra/palabra, también es ser.
Nos pertenecemos dueños en/con cualquier acto.

Vivimos en la reencarnación de nuestra conciencia
-que para dirigirse a nosotros 
necesita hablar-.
Sólo eso... 
Somos el médium entre la nada 
y algún otro tipo de nada.

¿Y mientras tanto qué? -Diría si no fuese yo... él/
Pues vamos vagando... 
como una pareja de novios-amantes
suspirando por conocernos/-o meternos mano...-
en este extraño/entrañable y manido 
                 parque del diablo/Getsemaní. 

P.D.
Cada poema es una fantasía/sinfonía...
-historia interminable-
Interpretan las palabras/su ritmo/sonido
imagen y los significados...
llenando la sala/cabezas de cachivaches.
...Mientras el director queda sorprendido
ante la magnitud de su obra/
batuta mágica... -eterna ya para siempre-

El oyente-lector no tiene por menos que aplaudir
en su regazo/regocijo/hueco del ala/aurora
al son y la cadencia de un espíritu
que se aventura/arroja al vacío de esa manera...

Escribir es latir/salir/ -dar a luz... nacer-.
Hablar es romper con todo-fractura del silencio/la paz
la quietud del alma.
Tú puedes ser.../ y eres 
cualquier cosa que se te ocurra en el papel...
             o en las brasas de las palabras.

Cada libro/charla es un oasis/
piscina en la que te puedes ahogar o nadar.
La diferencia la marca la ausencia de tu indiferencia
porque esta se establece en una escala de valores
internos y externos.../ es clasista.
-Y tú no tienes hartura... ni medida¿?
¡Por Dios...

-Los pasos del camino vuelven sobre sus huellas
como las olas del mar arrastran lo muerto a la arena.
Somos el efecto/inercia de un empujón. Nada.
Somos la soledad de un recuerdo atrapado 
por el cazador de sueños...
Tú también tienes buen pico... colega!
un sonso que no lo gasta/
-Todos somos uno/ chaval
y recuerda... nada es importante si no lo es para ti.
Ya!

* Publicado anteriormente 26/02/2019


9 comentarios sobre “Hay una línea

  1. Reblogueó esto en Semiología de la Comunicacióny comentado:
    … .¨Hay una línea que lo divide todo, xx -, …un punto doliente/delante de ti insalvable -el tiempo-. Siempre hay una línea roja/una marea blanca//raya negra más profunda/ceniza a las espaldas-Esa no tiene cuerpo/ni mano/ni articulación, pero sí puede hacer que vivas como eres/Sólo eso…, pues vamos vagando…, y algún otro tipo de nada. ¿Y mientras tanto qué? -/en este extraño/entrañable y manido
    parque del diablo/Getsemaní.
    -P.D.
    O en las brasas de las palabras-.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s