¡Le falto yo!

-¡Le falto yo! 
Al menos eso me ha dicho...         xx+

¡Ya...
Encuentra una cita pronto, en ese mar que nos aflige/
-interfiere-.
A veces el cristal y sus transparencias
            nos recuerda lo frágil que somos
y lo duro que resulta todo...

-Pero un muerto ya está muerto, 
¿Habíamos quedado en eso...? Sin esperanzas;
ni gime, ni se preocupa, ni espera nada de nadie
                                       por nada/

¿Así que todavía vives...? ¡Entonces alégrate 
                        por el hoy del mañana, 
del que te alejas entre tanta culpa/
-a pasos agigantados de siete leguas-
detrás de tanto lamento!

-Sólo quería una excusa 
                para estar un poco más a su lado,
         parecía que su dolor buscaba mis caricias...
¡Nada es para siempre, chaval!, salvo el orgullo 
             de la memoria y el de las mentiras.

El saber engañarnos también es un arte, 
-y del bueno...-
Cabalgamos colgados de un hilo/soga que se balancea 
al son del viento y de la fuerza del animal.
Todo depende de la medida y del cálculo 
de tus necesidades.
Con un soplo suyo -el de la riqueza/suerte- 
                      bastará para sanarte/ o ahorcarte...
Somos una débil deficiencia por corregir en su parca deriva.
-Cloto, Láquesis y Átropos-
¡Ya ves, poca cosa...! 

-Siempre estás igual.
¿Cuándo acabará todo este martilleo/galimatías
     martirio que te infringes tan vana-mente?
En cuanto te mueras, ¡tesoro!
-y piensa que cada vez te queda menos...- 

-Alégrate entonces corazón mío, -y sin piedad-
cuyos pasos sigo sonámbulo/borracho/embrutecido 
por un amor caprichoso/incomprendido 
desde mi nacimiento prisionero 
en su celda de castigo
...porque te quiero a morir
y no vivo sin ninguno dentro/

Tampoco parezcas/resultes un idiota cursi, 
-aunque lo seas...-
-¡Jo! Me das por todos lados.
Eres blando... mi niño, muy blandito/
y te dejas.


2 comentarios sobre “¡Le falto yo!

    1. Mi intención es esa…/ que se entienda y resulte fluido/cómodo… incluso divertido,
      y que te invite a algún tipo de reflexión…
      Sobre todo cuando vuelva y los lea de nuevo.
      Pero todavía me queda mucho camino, -no voy ni por la mitad…-
      Gracias por tu tiempo y tus palabras.
      Cuídate.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s