¿Te imaginas un reloj con hambre atrasada…?

¿Te imaginas un reloj con hambre atrasada...?          xx
Encogiéndose, farfullando sus tripas/espiral
mientras avanzan las agujas, velamen, aspas
de los demás artilugios que comen/barruntan
apretándolo en su eje, conocimiento, barriga
hasta saltársele los engranajes/cuernos.
Abatido su corazón/bolsa del esperma 
de las esperanzas formidables/geniales
de sus engendros genitales...


Así es la liberación del oprimido.
Así queda el mecanismo del opresor.
Destrozado/aniquilados, borrados del mapa...
Como la ciudad de Cartago por el Imperio Romano.
-Que por cierto, sigue estando allí, en Roma/el poder-.

Pero siempre aparece alguien
con su libro sagrado de mitos, cuentos y leyendas
que lo arregla/recompone...
y vuelta a empezar, a rodar.
Por eso el mundo es redondo
del mismísimo uso que se le da y lo desgasta
maleable como el que más...

¿Te has fijado cuántas cosas
tienen forma curva/redondeada?
¿Te has mirado a los ojos/
las gotas de sangre, odio, sudor...?

¿Has visto la punta de una bala, casco/
capullo/moneda, esquina de la tarjeta de crédito
o la cara de dolor del que sufre por culpa de otro?

El alma de la naturaleza humana -si existiera-
sería un cuadrado de labios/lados infinitos/punzantes...
donde emparedar, fusilar a los truhanes/gilipollas/
necios, indolentes y cobardes que pudiendo tomar medidas
no hacen ni hacemos absolutamente nada.

Alguna vez las pagaremos/pegaran
todas juntas de una en una
las pegatinas de la vileza/deshonor
en el álbum de la historia.
Tú, yo, nosotros, ellos y seremos/
serviremos de combustible a los ojos del futuro
arderemos al amparo del fuego lento del eterno...
-si no es este ya nuestro fin/infierno evidente
única realidad/finalidad, lo que estamos haciendo hoy-.

De todos es la culpa -más o menos-...
La tierra mientras tanto se cuece en su interior 
desesperada de ver su corteza como se la carga/
denigra el hombre. 
Y de vez en cuando le escupe a su cara la lava
producto de la cocción de sus entrañas
o le manda recados en el aire/ojo del huracán
hijo menor del agujero negro que todo lo absorberá...
o moviendo sus tripas por el corte de digestión
que le supone tanto dolor de ver sus almas en superficie
cómo pasan de todo...

Tú, yo otra vez... ¿Qué más da quién sea?
El resultado es fin... mientras te pudres/
echas a perder, delinques, traicionas
desde dentro o desde fuera de ella,
qué más da... 
El caso es que no lo evitamos
ni hacemos nada para remediarlo.

Sólo que a algunos les duele
y pagan con su vida
pero otros, en cambio, parece que disfrutan/
porque les han salido bien las cuentas...
le han echado/tirado buenas cartas
como si les hubiera tocado algún tipo de lotería.
Demasiado bien en este campo de aniquilación total,
cuartel tan bien amañado
a costa de sus hijos/los que vendrán...

Siempre ha sido y es así...
por los siglos de los siglos, amén
O no amén, que también
porque podría darse el caso de que esto cambiara.
Simplemente con dejar de hacer daño/
lo mismo, no sé...

¿De verdad que no vamos a conseguirlo...?
El cambiar este sórdido/ciego mundo
lleno de hormigas/tiburones hombre.

¿Lo necesitamos así?
Como el que padece Síndrome de Estocolmo.
¿Es ese el sentido/motivo de nuestra existencia...?
El estar siempre jodidos, hasta el culo
con el agua al cuello.

Está claro que sólo somos carnaza
para los perros del guardián. Pastor
que nos premia con la promesa 
de llevarnos consigo de caza
para contemplar desde lo alto de su caballo/
castillo, halcón y toda la Corte Celestial;
cómo nos descuartizan, desgarran, desnaturalizan,
masacran/hacen papilla nuestra vida, ilusiones, entrañas/
entre sus colmillos... las fieras de la alianza.
-garrote vil/angustia que no le da al progenitor 
que nos parió en estas condiciones...-.

Mientras Él los acaricia al poco, -conseguido el trofeo-
con su mano de poder absoluto y con la bolica del mundo
sujeta/clavada en uno de sus polos una mini cruz
y el bastón de mando en la otra.
Haciendo estiramientos/estímulandonos para que muevas la cola
mientras te dan...

El hombre nace exclavo de una tierra real y otra su cuerpo
el de una sociedad y su hambre... -demasiados amos-. 
Y cuesta mucho su liberación en tiempo real...
en esta pequeña y diminuta vida.
Sólo de lo que no se sabe aún le puede llegar/venir
la salvación... -somos cautivos de nuestra ignorancia-.
No estamos preparados para entenderlo, lo que sea, de lo que se trate
por eso seguimos igual.
El enigma sigue en baldío por esos campos de Dios...

-Esta vez has echado el resto... 
Pero te recuerdo, que el juego del "tute subastao"
se basa como el mus en un farol.
Casi todos los juegos parten/lucen esa premisa.

Ya lo entiendo, somos engaño, eso es... 
Un engaño en el aire 
que todavía no ha cobrado forma 
           ni surte los efectos deseados en la partida...
¿Es eso lo que intentas/quieres decirme... verdad?

-No, idiota... te digo que aprendas el juego/sus reglas...
A veces, hacerlo sencillo es lo más complicado.

Creo que no puedo, son demasiado buenos para mí.

4 comentarios sobre “¿Te imaginas un reloj con hambre atrasada…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s