Esto es triste/

Esto es triste/            xx
           ¡pero que muy triste...!   
Todo lo que me gusta o quiero resulta imposible.
A veces me acaloro sin motivo,
pretendo no darle más vueltas al asunto, 
                                    pero al final...

Estoy desquiciado/hastiado, perplejo, con un sudor frío/
blanco como un nabo 
-y no me está dando nada del otro mundo-.
Sólo soy yo, 
que no me aguanto...

Un fogonazo se me pasa por la mente.
Mi cráneo sediento de la sangre/coraje que no le llega...
     Sólo evoca la grasa/caspa 
 de su constitución y cobertura 
-escamas sebosas del pensamiento- fosilizado/fallecido.

De un tiempo a esta parte cabeceo.
El paisaje/pasaje se balancea, todo a estribor o babor/
              de proa a popa en su lata de sardinas...

Me gustaría saber y ponerme a hablar 
de cosas sencillas o entretenidas/extenderlas 
                           entre los dedos de mi mente
como el que hace malabarismos/ejercicios de distracción
                                  magia de neuronas...
en lugar de estar siempre pendiente del truco.

Ni mi almohada/alma sabe, ni conoce quién soy
         resistiéndose a acomodarme en la costumbre.
   Miro el techo de la habitación entre mis penurias
   mientras aguardo deslumbrado 
por el brillo del filo de la navaja/luz de la mañana...
   Y sólo veo cucarachas moviendo las antenas/
   corretean para que las persiga con la vista.
Sobre sus lomos/espalda, alas... 
al mundo llevan en su despedida, 
despiadada espera de despropósitos
                              embargándome/engañado 
al otro lado de la virtud; 
ni mejor vendida que la ofertada.
Hueco/reservado al antro de la locura 
al que le he comprado su billete/boleto de regreso
pero no me decido...

¿Seré acaso un poseso/receso, limo de estiércol? 
Sí, y se percata mi espíritu 
de lo que soy huida en fuga/alejado hoy 
                           de lo que soy capaz...
No sé si dejarme caer/crecer en la melena 
de la cobardía y derrumbarme para ver qué tal.

En el fondo y sin ningún sosiego... 
avergonzado ya desde pequeño
espiro mis penurias en el penúltimo avance/pupitre
del fondo de la clase
desde la casilla de esta partida
y el adiós del para siempre observándonos 
como buitre que nos va a desquebrajar los huesos... 
                         -si es que los dados 
                no nos son del todo desfavorables-.
                                               
Y que te vayan dando/o andando, ¡qué no es poco!
algo de resuello... -me digo
para el Tao/Ícaro/Sísifo que eres.
Mientras trazan todos ellos el círculo de la muerte 
                                             en el cielo
los cuervos también acechan 
entre sus graznidos espeluznantes
          el avance/movimientos cada vez más cerca 
          de la cortina de sombras 
      anulando/anudando presa la tuya contra el suelo.

Me he vuelto miserable, ruin, solitario y cabezota...
Todo un esperpento/persiana de pellejos y odios 
       que rabian y se rebobinan sin parar en mí
       como una conciencia/puré de angustias
para las desdentadas ganas...

Esa alergia crónica a obedecer me causa fatiga/fustiga...
Agota y agita mi sosiego 
como una araña que corriera hacia su presa…
-Tiembla hasta la vista de las imágenes 
        de cuanto existe a mi alrededor-.

Sueño con la primera vez -en casi todo lo que fui-
a cada momento 
de los que me acuerdo al hacer algo... 
nada más empezar.
Pero ya se han ido la mayoría de mis colegas 
                                      al otro mundo
                   como si nunca hubieran existido…
y saben muy bien que los tuve/que los vi y que los vencí
porque la sangre de su ira corre aún por mis venas... 

No sé si es bueno o malo, no lo sé...
porque no lo concibo de otra manera, 
a veces creo
parece más bien un invento/capricho mío.
Y eso es lo que hice... me temo/         engañarme.
           Ahora no puedo culparme por ello... 
cada prisión tiene su huésped 
en la función del castigo 
según las tablas de la Ley de Moisés el viejo.

Abracemos el canto eterno del que parece/padece
de lo cotidiano su trampa 
hasta llevárselo a ultratumba. 
Ni alivio futuro/ni cataplasma ya embalsamándome 
                 es mejor remedio que la enfermedad.
      -el furtivo ha dado caza al guarda de la finca-.

El tiempo que falla/falta 
no me va a enterrar/encontrar igual de despierto...
Todo es silencio en esta tarde de oscuridad
           como si ya hubiera pasado por aquí antes.

Me zumban los oídos.
Parece como si hubiera vuelto de nuevo a nacer
pero sordo/roto, 
mirando para todos lados/incrédulo, 
porque no sabe de donde salen y parten los ruídos/voz
                    como el que nunca se fue.
Tal vez sea eso... que todavía estoy aquí. 
                                        Y me maldigo.
Metáfora vertical que me quema y cae/cede 
a seis pies bajo tierra 
  como una cruz llena de pecados capitales ardiendo...
  -Ku Klux Klan de mi alma negra-.

¡La detesto! 
Esa llave de madera sin dientes 
ante la que con tantas urgencias nos arrodillamos 
           para que nos abra las puertas del cielo
-utilitaria-
inaudita, opresora de la culpa por haber nacido...
¡Qué horror!

Habito en el ánima de un cañón abandonado 
-del circo vintage de mi mundo-
vagabundo de la tercera guerra en ciernes y de las risas 
        por las cosquillas de las mariposas encendidas 
        en la capilla de la Virgen/-su ruina...-

Me disculpo, y claro no soy ningún Dios
para que me vaya todo de perlas...
Podría haberle ocurrido esto a cualquiera... 
                           pero ha sido a mí.
Descartaré desearte otra vez apetecido. Estoy harto, 
y no me busques más... 
  Por cierto... el otro día lo sabía, 
-dijeron que llegabas-
y me cambié la muda... y luego de sitio-.

-Pues yo llevo varios días sin ducharme, 
porque donde estoy... dicen que ya no hace falta.
¡Eso si que es tener suerte!



Nada de todo esto

Nada de todo esto ocurre/existiría      xx
                      si no lo escribo.
Hágase la luz, 
pues la oscuridad ya estaba...
¿De qué otra manera puedo asegurarme 
y demostrar
que esto no es un sueño...
       un maldito engaño?

Escribo como si todo valiera, y eso no es.
-Invita a la perplejidad/confusión, 
¿cierto?...
¡Tengo tantos/tan grandes proyectos para ti,
                                          mi yo!
-"Diario de un suicida... por ejemplo-

-Hablando de la muerte/ me ha pedido un autógrafo, 
-en la presentación de nuestro libro-, ¿lo sabias?
¿Por qué no bailamos ahora después con ella?   
      ¡Venga, ven...!

No, no la escuches, te seducirá con su cuerpo/vestido
o en su vértigo. 
Hagamos mejor las maletas/recoge
        vayámonos de aquí, rápido/ que ya nos conocen...
-y no te olvides de pagar las copas-.

¡Os quiero chicos, ha sido divertido!   
-Oye, que nos tiene apuntados en su agenda/
                               carné de baile...!?  

¡Corre!!!  

P.D.
Escribir es una muerte anunciada.


 

¿Te imaginas un reloj con hambre atrasada…?

¿Te imaginas un reloj con hambre atrasada...?          xx
Encogiéndose, farfullando sus tripas/espiral
mientras avanzan las agujas, velamen, aspas
de los demás artilugios que comen/barruntan
apretándolo en su eje, conocimiento, barriga
hasta saltársele los engranajes/cuernos.
Abatido su corazón/bolsa del esperma 
de las esperanzas formidables/geniales
de sus engendros genitales...


Así es la liberación del oprimido.
Así queda el mecanismo del opresor.
Destrozado/aniquilados, borrados del mapa...
Como la ciudad de Cartago por el Imperio Romano.
-Que por cierto, sigue estando allí, en Roma/el poder-.

Pero siempre aparece alguien
con su libro sagrado de mitos, cuentos y leyendas
que lo arregla/recompone...
y vuelta a empezar, a rodar.
Por eso el mundo es redondo
del mismísimo uso que se le da y lo desgasta
maleable como el que más...

¿Te has fijado cuántas cosas
tienen forma curva/redondeada?
¿Te has mirado a los ojos/
las gotas de sangre, odio, sudor...?

¿Has visto la punta de una bala, casco/
capullo/moneda, esquina de la tarjeta de crédito
o la cara de dolor del que sufre por culpa de otro?

El alma de la naturaleza humana -si existiera-
sería un cuadrado de labios/lados infinitos/punzantes...
donde emparedar, fusilar a los truhanes/gilipollas/
necios, indolentes y cobardes que pudiendo tomar medidas
no hacen ni hacemos absolutamente nada.

Alguna vez las pagaremos/pegaran
todas juntas de una en una
las pegatinas de la vileza/deshonor
en el álbum de la historia.
Tú, yo, nosotros, ellos y seremos/
serviremos de combustible a los ojos del futuro
arderemos al amparo del fuego lento del eterno...
-si no es este ya nuestro fin/infierno evidente
única realidad/finalidad, lo que estamos haciendo hoy-.

De todos es la culpa -más o menos-...
La tierra mientras tanto se cuece en su interior 
desesperada de ver su corteza como se la carga/
denigra el hombre. 
Y de vez en cuando le escupe a su cara la lava
producto de la cocción de sus entrañas
o le manda recados en el aire/ojo del huracán
hijo menor del agujero negro que todo lo absorberá...
o moviendo sus tripas por el corte de digestión
que le supone tanto dolor de ver sus almas en superficie
cómo pasan de todo...

Tú, yo otra vez... ¿Qué más da quién sea?
El resultado es fin... mientras te pudres/
echas a perder, delinques, traicionas
desde dentro o desde fuera de ella,
qué más da... 
El caso es que no lo evitamos
ni hacemos nada para remediarlo.

Sólo que a algunos les duele
y pagan con su vida
pero otros, en cambio, parece que disfrutan/
porque les han salido bien las cuentas...
le han echado/tirado buenas cartas
como si les hubiera tocado algún tipo de lotería.
Demasiado bien en este campo de aniquilación total,
cuartel tan bien amañado
a costa de sus hijos/los que vendrán...

Siempre ha sido y es así...
por los siglos de los siglos, amén
O no amén, que también
porque podría darse el caso de que esto cambiara.
Simplemente con dejar de hacer daño/
lo mismo, no sé...

¿De verdad que no vamos a conseguirlo...?
El cambiar este sórdido/ciego mundo
lleno de hormigas/tiburones hombre.

¿Lo necesitamos así?
Como el que padece Síndrome de Estocolmo.
¿Es ese el sentido/motivo de nuestra existencia...?
El estar siempre jodidos, hasta el culo
con el agua al cuello.

Está claro que sólo somos carnaza
para los perros del guardián. Pastor
que nos premia con la promesa 
de llevarnos consigo de caza
para contemplar desde lo alto de su caballo/
castillo, halcón y toda la Corte Celestial;
cómo nos descuartizan, desgarran, desnaturalizan,
masacran/hacen papilla nuestra vida, ilusiones, entrañas/
entre sus colmillos... las fieras de la alianza.
-garrote vil/angustia que no le da al progenitor 
que nos parió en estas condiciones...-.

Mientras Él los acaricia al poco, -conseguido el trofeo-
con su mano de poder absoluto y con la bolica del mundo
sujeta/clavada en uno de sus polos una mini cruz
y el bastón de mando en la otra.
Haciendo estiramientos/estímulandonos para que muevas la cola
mientras te dan...

El hombre nace exclavo de una tierra real y otra su cuerpo
el de una sociedad y su hambre... -demasiados amos-. 
Y cuesta mucho su liberación en tiempo real...
en esta pequeña y diminuta vida.
Sólo de lo que no se sabe aún le puede llegar/venir
la salvación... -somos cautivos de nuestra ignorancia-.
No estamos preparados para entenderlo, lo que sea, de lo que se trate
por eso seguimos igual.
El enigma sigue en baldío por esos campos de Dios...

-Esta vez has echado el resto... 
Pero te recuerdo, que el juego del "tute subastao"
se basa como el mus en un farol.
Casi todos los juegos parten/lucen esa premisa.

Ya lo entiendo, somos engaño, eso es... 
Un engaño en el aire 
que todavía no ha cobrado forma 
           ni surte los efectos deseados en la partida...
¿Es eso lo que intentas/quieres decirme... verdad?

-No, idiota... te digo que aprendas el juego/sus reglas...
A veces, hacerlo sencillo es lo más complicado.

Creo que no puedo, son demasiado buenos para mí.