Dama de barro/animal del maligno

Dama de barro/animal del maligno,        x
-frente a frente/cara con cara...-
Junto a tus arenas movedizas descansa
el que pronto has de servir hasta tragártelo vivo.

¿Quién habrá, quién llegará antes para sepultarte...
para hacerte/pedirle una misa al redentor/diablo del cura
antes de que desaparezcas?

Que no sople el viento de las bajas presiones/
ni altas intenciones en esa tu rotonda/cruce de caminos
de arterias y venas en la bola roja de tu pecho...
Que se seque su pantano de ríos caminos de la sangre.
Que deje de llover/llorar esas nubes tristes, tan bobas...
en el interior del cristal de tus ojos.
Que cambie el mundo su eje/rumbo de traslación en su rotación.
Que la tierra se gire inclinada y dé marcha atrás
como una peonza puesta del revés...
Que vuelvan los muertos de esa enfermedad incurable.
Que los vivos renazcan/florezcan a cada momento/latido
sin parar, sin deformarse/sin ningún esfuerzo
ni detenerse/siempre jóvenes...

Entonces…
¿Cambiarían nuestros principios
si desapareciera el hipotético final cruel...?

¿Se detendrían los relojes preñados/en cinta
quedándose obsoletos
arrojados al coso/pozo de los leones del sacrificio?

¿Quedarían entonces como amuletos sin fuste
para los supersticiosos/brujas y hechiceros
supuestos habitantes/habitáculos del mundo
en sus nichos/abismo del replicante...?

Ya no tendríamos ganas de escribir/leer
ni de coexistir o soñar.
Cada uno en su foso/coso individual 
voluntaria-mente perseguido esclavos...
Jugaríamos a no comer/ni al juego sexual ¿o sí?,  
¿qué importa, qué más da...?

Volar solo con los brazos, nadar con las orejas o la nariz...
Colegios llenos de niños burbuja en su pompa;
niños probeta por ordenador,
niños de porcelana, de diamante, irrompibles.

Asilos/geriátricos y las iglesias vacías...
Cunas repletas, tiendas a rebosar.
Calles sin coches con pea-tones ebrios/borrachos
arrastrados por la inercia de una vida 
que los pretende asesina.

Animales de todas las calañas/razas y credos 
con sus letanías, rezo reunidos en el bancal del Señor...
Cielo sin gloria ni color/campo de concentración 
de emigrantes en el exilio/deportados entre sus ruinas.
Infiernos clausurados/caducos/obsoletos/cerrados
a cal y canto...sin fuego, y los demonios en blanco
siempre de vacaciones.

Familias sin componentes ni competencias en la educación
de sus retoños ya inexistentes...ajenos al clan 
y glamour de antaño...
Pueblos vacíos/viciosos/viscosos/vírgenes y suicidas 
intentándolo de nuevo, -darse muerte-
porque no aguantan más...
¿Pero qué vida sería esa.../es esta en la que estamos viviendo?

-¡Qué lio!, tú el cínico!
Como sigas así.../ ¡vas a llegar lejos! Con lo sencillo 
que resulta obedecer.

¿Has probado hacer las cosas como Dios manda...?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s