Tu soledad…

Tu soledad... la más celosa y harapienta            xx  
       se ha sentado en la taza del váter/terraza del bar
     a tomar unas cervezas/copa conmigo... a solas.
                    ¿Crees/te parece que no me la merezco?

-Pues yo os bendigo a ambos/los dos
en la monda de mi eterna media naranja... 
-de lo pendiente prometido-.
En el amor furtivo que no cesa y de su miedo paralizante 
                              perenne por dentro/
envasado al vacío en un cuerpo sin futuro.
           Psicológica y física-mente.../“patato”.
Y no espero nada, ninguna otra cosa tuya ni Suya...
Tan sólo que seáis un poco más condescendientes
y yo agradecido.

¿Qué milagro/desperdicio de uno se puede hacer ahora/
a estas alturas, hacia la eternidad de lo oscuro?
¿A qué me fuerzas Señor...? Soy tu siervo.
¿A que fuera un animal menos austero/usurero... deprimido
mientras veo como te alejas 
y la dejas a ella/la fatalidad más extrema, 
que me devore
                   como si fuera una alimaña?

¡Me relacione o no... existo, ¿verdad...?!
¿Dime?, ¿de qué sirve
esa insignificante soledad que te perturba haga sólo mía
temperada, pobre y sin agallas
cuando el resto/
grueso de las soledades en la espiral de lo infinito  
             -ataviadas con sus mejores galas-
                                   nos espera y acechan?

-¿Eso significa acaso que hemos terminado...?

Contigo puede...

6 comentarios sobre “Tu soledad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s