También se adelanta

También se adelanta tu mordida...       x?  
aceptándome alimento con la mirada que me niegas
que mis ojos se sienten presos/ocultos
bajo los parpados 
por el miedo/asedio/al que se ven sometidos.
-deleites que de ti parten-

Te reconozco por lo que llevas puesto en la boca
cuando te marchas.../-porque me asusta/suena-
Me di cuenta por el tacto de que ya no eras tú/
ni respondías igual a mis caricias/
que no gemías como otras veces...
-te habías olvidado incluso de fingir-.

Me haces cada vez más fuerte/inimaginablemente hábil
...con las nuevas oportunidades 
que me das para vencerte.
-¡Tú estás loco...!

Ni lo sabes.../lo bien que me sienta.
Ni te importa, ni te interesa lo atractivo/
importante que es la estrategia en la tragedia de la guerra.

Normalmente se presiente en la escucha/
por el ruido del resbalón a la entrada-de su puerta
corriéndose liberado por el cerrojo...
-que he de estar despierto/prisionero hostigándome- 

Como la espada de Conan el Bárbaro.../ de peineta...
me inclino para que te la arranques del pelo/
trenzas del moño... y me ejecutes
antes de que te meta de nuevo/ otra vez
en la lámpara/cascabel de ¡hAla!-dí-no/

Allí... bajo aquel enorme árbol/ 
por el que trepa la serpiente
hagamos de nuevo el amor 
-aumentemos las criaturas del mundo-
justo donde descansan los cuarenta ladrones/
con el papel en la mano leyendo los sermones
pasados a limpio que me replicas 
cuando no te hago caso y preferimos echarnos la siesta.

Luego vendrás a secuestrarme/ -sin que esté despierto-
en un carruaje fúnebre... /de ruedas plateadas
y de corceles negros a la luz de la Luna
-porque sabes que me gusta la luna/ y me encanta el negro-
Pero no me convences.../ de que todavía 
nos fuguemos juntos/de que me fume contigo
el último pitillo -pos polvo-.

Siempre me lo has anunciado  –y sé que vienes-
aunque me haga el triste/el escondido/el condolido...
Como el reloj de la torre
-apresurado dando la hora- 
mientras las palomas asustadas
huyen en cada uno de tus arrebatadores ángelus...

Y no me pellizques más en el muslo/culo...
-que no nos ha visto/ni oído nadie-
ya he aprendido hablar con sigilo-abonico.
-La soga floja y su coeficiente de durezas/ cuenta...?-.
¡No...!

No estoy todavía para eso... ¡Mi alma...!
-¿Y el látigo...?/ 
Tampoco.
Pues bájate los pantalones que vamos a jugar 
al veo/veo, al teto... -según te portes...-
¡Soy todo tuyo... lo sabes muy bien
que a tus pies florezco!

¡No te pases...calamidad/ que sólo es un juego!
¿!Tiras tú... o tiro yo!?
¡Anda...
déja que lo piense!?
¡Estás tonto... yo, siempre/



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s