¡Y yo aquí…/

¡Y yo aquí.../ lo que es inevitable!             xx?
Con una sencilla avería/fisura/rotura del reactor atómico
desde su eje al núcleo de la tierra... @

Ella tenía razón...
Su fuga/ [la del reactor] rara indiferencia/
condensación de mejunjes
no significaba falta de consideración.
Por eso le resultaba tan atractiva
por su indolencia/-saber estar- tan bien disimulado.

Te acuerdas de aquellas tardes/en aquel jardín.../
-sentados uno encima del otro- en los bancos de piedra
o en las sillas de metal... -solos-
Cuando nos mirábamos midiendo/contando las estrellas
calculando la esfera/galaxias de uno 
en los ojos del otro 
con un beso...
Pues desde entonces y hasta hoy.../ te sigo queriendo
-en ese recuerdo...- ¡claro está!

Deseas traspasar la frontera que hay entre nosotros
pero.../ aunque aún no te lo creas
no me da ni chispa de gusto ni celos.../ -que lo sepas-
El que lo hagas o no lo hagas/que lo consigas o no
es cosa del tiempo...
¡Qué llueva o salga el sol... me da igual!

En tu fuga/ se esfuma contigo parte de lo que me gusta;
y lo siento igual que si me cortaran un brazo/
el corazón...
Te abriste camino hasta mí indultando
cada uno de mis desatinos/ y no era cierto...
Yo no fui de esa manera tan esquiva/ ni equivocado
-...es tu visión de los hechos-
Tu clase/mi dejadez... coinciden en darse una tregua
un armisticio descafeinado.

Cuanto queda de ti en mí/ me cita en el burladero
y la necesidad de entrar a matar también...
¿Dime... /es miedo eso que huelo?
-No, y no hace falta que seas tan grosero.
Bueno.../es la única manera que conozco
de entendernos.

P.D.
La suma/tumba/cúmulo de afrentas anula el rédito
reduciendo su interés a cero.
Ningún crédito es para siempre -todo vence-
...por muy interesante que este haya sido/sea
-y de los buenos recuerdos ya en olvido
también sin escatimar en prenda-

Cada palabra que se diga a partir de ahora
                       es una fosa insalvable/abismo
lleno de culebras y de serpientes venenosas/
hambrientas.
Al final... su resultado/ siempre será el descontento
-desconcierto- 
ya que la suma de los dos catetos
será igual a la resta de los improperios
dividido por el cuadrado de la hipotenusa/
hipoteca gastada y pago 
liberados de su compromiso...

No hay que ser muy listo para saber
que se crece a distintos niveles -y tiempo dispar-
...que es pura casualidad o sometimiento
el coincidir -del todo- o en parte alguna 
para siempre jamás.
Fin.

Nota:
Lo que es bueno y dura 
es porque se insiste en su beneficio/busca y captura...
-lo que no todo mortal aguanta-.
La ansiada felicidad se convierte así en una quimera
de tira y aflojas.
Una balsa de aceite donde flota la mariposa
de la esperanza, cuya llamita se agota
nada más se deje de atender.

¡Y qué se busca...? Si no algo de sustento
para el alma y el cuerpo...
Pues el corazón navega entre dos aguas
y su timonel/mente se rige por el viento.
Si todo cambia... 
por qué el amor iba a ser menos?




2 comentarios sobre “¡Y yo aquí…/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s