Oír/ huir al reloj

Oír/ huir al reloj susurrante/rugiendo       xx+
desde el interior de sus engranajes 
fiel a sus pasos/posos de tiempo/pozo del escalón 
hacia la muerte... 
-y que no te despiertes-.

Resulta un alivio mirarlo y escapar a sus garras
-sin encajar un sólo golpe suicida en nuestro corazón-
Crujido a crujido/traste dándole al traste/
consuelo y eco firme en su cuerda de acero flexible
en la disparidad de las semejanzas
con uno mismo...

¿Cuántos latidos se pueden esquivar/ -y soportarlo-
o equivocados aguantar en esta puta vida
en paralelo 
con/a la misma frecuencia/música/
son de la máquina infernal?
¡Piénsalo bien...

-¡Déjame, traidor!
¡Suelta, suelta de una vez!
-¡Aguanta, por Dios...! ¡Qué prisas!

El narrador/
Las horas más tempranas discutiendo...
-así somos todos-. 
¿Las oyes tú también?


2 comentarios sobre “Oír/ huir al reloj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s