Tendido en la colcha

Tendido en la colcha/concha de piel...    xx+ 
                  telo de la leche que hierve,
entro sólo con un trozo de mí en tu busca.

Hay un brillo en la oscuridad de punta de estrellas
que quieren alcanzarte/
desinflar el globo de lana de la luna blanca
          para que vuelen/naden los pequeños renacuajos 
          como caballitos de mar, transparentes
en tus entrañas/abismo abisal de la caverna...

En esa tierra temblorosa y sus acantilados 
llenos de continuadas réplicas
                  que ya anuncian el gran momento...
                Entonces es cuando más disfruto/jadeo, 
    cuerdo de oficio, loco por devoción... y reviento.

Junto al mensaje/
       embalaje del enjambre de placas tectónicas/abejas
con alas de cera que liban de los nervios.
Mientras vemos el mundo arder en nuestro interior 
    bajo las llamas de la gran explosión atómica/atónitos
    a través de las ventanas de nuestros ciegos ojos... 
Y de su nido de cometas de lava ardiendo/
eclipsándonos, oliendo al polvo, ceniza, sudor 
que hemos echado a volar lejos del hombre
/hambre apaciguada 
-tú mi sepultada Pomeya-... 

Y entonces te veo continente al completo, repleto
          desde mi nave espacial/dron, y me extraigo/
extasiado en su contemplación, de sus complementos...
comportamiento absorto.
De tanta belleza como hay en el planeta tuyo
silueta rendida a los pies del Cristo clavado en la pared.
Y no quiero otra cosa que repetir, para verte muerta 
del todo...
sin que te puedas mover ni levantar de la cama
entre mis ganas/garras poseída...

Entonces me suspendo en el larguero como un gorrión/
-pájaro de molino- al filo del tejado indeciso
                             en un día de lluvia. 
Dando saltitos con los dedos sobre tu espalda 
hasta la otra zona que ya no responde a la llamada...
/dormida.

Y me voy despacio al cuarto donde al agua corre
sobre superficies blancas/hielos jabonosos que enfrían
más mi soledad.
Tu casi levitando no has tenido ganas
           de echar otro, -para multiplicarnos-
                           ni siquiera de fumar.

La noche respira también gordita y agotada
en el silencioso trinar del sueño/almas gemelas 
que nos transitan
combinando/cambiando de envoltura
como fantasmas borrachos bailando a la comba con su sombra 
     después de una gran velada/fiesta... Bacanal 
"a pajera abierta".

Este baile de vampiros, ahora sólo en mi cabeza,  
ha reunido en su graderío de grafito y tinta 
-entretanto te lo cuento-
lápiz y pluma incluidos, 
gratas palabras en el ordenador.../
también a tantos espectadores como localidades hay
apostando el anticipo de sus ganancias/furtivos...
     contra reembolso, perdiéndolo todo al rojo y par
     de la esperanza muerta de risa vencida
-con tan sólo un gesto tuyo...-

Lo que hemos jugado... lo que ha sucedido, 
-al fin y al cabo-,
se lo hemos ganado de igual manera a la ruleta rusa 
                                       del tiempo
con el mismo número que lo perdimos...

Y no me ha importado nada, si a ti tampoco te importa...
Cuando quieras repetimos.
Recuérdelo... -Par y rojo-  
mejor mala suerte que ninguna... ¿no?

-¡Cuánto menos puedes más quieres... 
                                   parece 
como si necesitaras probarte a cada momento!
-con la edad/
se está convirtiendo en vicio-.


13 comentarios sobre “Tendido en la colcha

      1. Hay una samba lenta que dice: “Que venga Vinícius, a enseñar nuevos vici-us…”
        (Se refiere a Vinícius de Moraes, el de la Chica de Ipanema)
        Con una “garota”No es mala sugerencia
        Saludos

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s