La vida sigue

La vida sigue ahí fuera/ -a ciegas-          xx+
                y el patíbulo del universo en flor.
¡Qué bonito sonaban las cosas mientras las pensaba/
                                        imaginé...!

La luz/el sol/su reválida/ y la llama de la realidad
        han fundido mi piel como la cera de una vela. 

Tiene que haber algo ahí abajo... 
-me dice el Señor-
       un soporte/bancal/baranda de gramas 
         cerca del manantial de tu huella/
ideas donde te agarraste por primera vez
antes de caer/nacer...

¿Cómo es posible...?/¡no me digas eso...!
Ya no me queda... -ni creo que pueda durar mucho-/ 
                                       me duele...  
Voy a reventar por los cuatro costados.
Sangro por mis sienes lágrimas de mercurio y seda;
       serpientes que trenzan su corona de espino 
trepando por el pie del cáliz/
-cuerpo de un alma- 
que estrangula mi respiración al querer salir 
 y cruzarme con la azarosa traición/espejo
             zarzas del río/ -puto destino
              que asedian mi muralla...-

Mírame.../  ¡Truhán...!
¿Por qué finges? ¿tienes algo que decirme?
              ¡Cuanto antes lo hagas mejor!

Lo cierto es que lo siento...  -me dijo-
Me tengo que marchar a otro lugar.
              Tengo que salir de tu cuerpo
de un momento a otro... 
¡No lo sabías...?
Tu cuota/ración/porción de lo que sea
               ya ha terminado/
ha expirado/la has consumido.
No debiste hacer nada
ni haber utilizado tanta fuerza –relojes-
para detener/marcar el tiempo/
...nunca habrías tenido bastante/
                ni la suficiente.

Bregar/nadar/saltar contra corriente/
flotar en la adversidad no nos va a proteger
        -a estas alturas de la sesión/del pase...-
Pensar como malgastar el poco tiempo que nos queda/
tampoco estaría mal
pero no te puedo asegurar/prometer nada...

¿Por qué nos haces pasar por esto? 
¡Quién eres?/
¡demonio/divinidad¿?
-Antes o después tenía que salir a flote este martirio-.
¿Es acaso por lo que le hicimos a tu hijo...?
¿o a ti?/
por el destierro de tu Dios al profundo
                     fuego/sueño del eterno...
-Tarde o temprano iba a ver la luz
el despiadado... y hacérnoslas pagar todas juntas-
lo sabía/

De modo que...  el mundo/    
...No sé/ si lo he entendido o lo entiendo.../
¡Sí!, 
ahora creo que lo veo...
Todo está lleno de ciudades pan/
templos de ficción/utopías
libros de engaños y de mentiras/de sobras
de escombros de las sombras del hombre poso 
ya pasado/
de la duda primigenia mutilada 
y de su no respuesta... así correspondidos.

Lo que queda por venir ya está escrito.  
-Me dijo con voz -esta vez más leve-.    
           Lo real ya estaba allí/ahí fuera 
                  antes de que llegaras tú.
Y no te preocupes chaval -todo está controlado-.
                   Se arreglará.../seguro!           
                           Ya lo verás...

Y seguí creyendo en Él, -sin saber por qué 
o si era lo mejor...-
pero por si acaso/ quizá por los intereses.


2 comentarios sobre “La vida sigue

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s