La vida es una mortaja…

La vida es una mortaja... una mandanga/   xx?
martingala
venda que nos lía como a momias
cuando aún estamos conscientes, calentitos
                             -vivitos y coleando-. 

Tendríamos que desvestirnos/desvivirnos
desvalijados/
desvirgar nuestro amado modelo -al desnudo del ser-
                -solos ante el patíbulo del pasado 
                 ante nuestro presente futuro-.
Para que nos unte bien, nos embalsame el fornicador/
fornido verdugo... -el tiempo-
Y nos apriete las carnes, 
nos prepare para la otra vida
                    como se cura un jamón...

Para que no te pudras más de lo que estás
ni huelas de esa manera tan peculiar/
particular tuya 
antes de irnos... -saladitos en conserva
descomponiéndonos en la lata 
por un agujero 
por el que decidimos entrara la luz-

¿¡Pero de qué ungüentos estamos hablando, cari...!?
De una coraza de acero y algodón por dentro
protegiendo nuestro corazón
con fibra de vidrio, carbono14/metacrilato.
De unas pastillas eternas/sana-lo-todo. 
De unos calzoncillos de oro macizo.
De un puñal/pañal de diamantes.
De unas gafas de sol graduadas para cada ocasión.
De un pene, vagina insaciable 
-súper reconfortantes-.
De una mente hostil/volátil/versátil 
y articulada para cada artimaña¿? 
No creer en nada... Es eso?
¿Morir joven...?

Ahora te toca a ti....
¡Sigue con tu retahíla de deseos!
Súmate/súbete al carro/
                 noria de los despropósitos.  
Ven... soy tu hada/ninfa madrina
             que arde en pasión.../

-Cierta pizca de locura -veo que te sienta bien-
podríamos llegar a un acuerdo¿?


La vida sigue

La vida sigue ahí fuera/ -a ciegas-          xx+
                y el patíbulo del universo en flor.
¡Qué bonito sonaban las cosas mientras las pensaba/
                                        imaginé...!

La luz/el sol/su reválida/ y la llama de la realidad
        han fundido mi piel como la cera de una vela. 

Tiene que haber algo ahí abajo... 
-me dice el Señor-
       un soporte/bancal/baranda de gramas 
         cerca del manantial de tu huella/
ideas donde te agarraste por primera vez
antes de caer/nacer...

¿Cómo es posible...?/¡no me digas eso...!
Ya no me queda... -ni creo que pueda durar mucho-/ 
                                       me duele...  
Voy a reventar por los cuatro costados.
Sangro por mis sienes lágrimas de mercurio y seda;
       serpientes que trenzan su corona de espino 
trepando por el pie del cáliz/
-cuerpo de un alma- 
que estrangula mi respiración al querer salir 
 y cruzarme con la azarosa traición/espejo
             zarzas del río/ -puto destino
              que asedian mi muralla...-

Mírame.../  ¡Truhán...!
¿Por qué finges? ¿tienes algo que decirme?
              ¡Cuanto antes lo hagas mejor!

Lo cierto es que lo siento...  -me dijo-
Me tengo que marchar a otro lugar.
              Tengo que salir de tu cuerpo
de un momento a otro... 
¡No lo sabías...?
Tu cuota/ración/porción de lo que sea
               ya ha terminado/
ha expirado/la has consumido.
No debiste hacer nada
ni haber utilizado tanta fuerza –relojes-
para detener/marcar el tiempo/
...nunca habrías tenido bastante/
                ni la suficiente.

Bregar/nadar/saltar contra corriente/
flotar en la adversidad no nos va a proteger
        -a estas alturas de la sesión/del pase...-
Pensar como malgastar el poco tiempo que nos queda/
tampoco estaría mal
pero no te puedo asegurar/prometer nada...

¿Por qué nos haces pasar por esto? 
¡Quién eres?/
¡demonio/divinidad¿?
-Antes o después tenía que salir a flote este martirio-.
¿Es acaso por lo que le hicimos a tu hijo...?
¿o a ti?/
por el destierro de tu Dios al profundo
                     fuego/sueño del eterno...
-Tarde o temprano iba a ver la luz
el despiadado... y hacérnoslas pagar todas juntas-
lo sabía/

De modo que...  el mundo/    
...No sé/ si lo he entendido o lo entiendo.../
¡Sí!, 
ahora creo que lo veo...
Todo está lleno de ciudades pan/
templos de ficción/utopías
libros de engaños y de mentiras/de sobras
de escombros de las sombras del hombre poso 
ya pasado/
de la duda primigenia mutilada 
y de su no respuesta... así correspondidos.

Lo que queda por venir ya está escrito.  
-Me dijo con voz -esta vez más leve-.    
           Lo real ya estaba allí/ahí fuera 
                  antes de que llegaras tú.
Y no te preocupes chaval -todo está controlado-.
                   Se arreglará.../seguro!           
                           Ya lo verás...

Y seguí creyendo en Él, -sin saber por qué 
o si era lo mejor...-
pero por si acaso/ quizá por los intereses.