Se comieron los gusanos

Se comieron los gusanos           xx
algunas de las palabras
que dejaste escritas para mí
-en el parte de oficio-
En el tocho de papel amarillo
que estaba al final del bloc de notas/
post-it.

Era tan dulce, tan lindo,
tan entretenido...
que no aguantaron más
y lo están devorando.

Trato infructuosamente
buscando entre los restos/
entre el montón de pulpa y de virutas,
acertar cual era su mensaje.

Escucho un eco nervioso/convaleciente
que pasea/pelea por las galerías del papel
en esos espacios tan diminutos/ocultos
-aún sin desmoronarse-
Invocando a mi suerte
para que se hagan legibles...

Jamás se desparramaron con orden
cuando estaban sobre el microondas,
o pegados en la puerta del frigorífico...
Ni cuando alguna vez se cayeron al suelo,
y menos ahora…
-cuando están siendo devorados-.

Rezo al dios de la discordia...
por nuestro bien/por su bien,
por el tuyo/por el mío,
por el de los dos,
por el de los tres.

Que recobre todo esto pronto el sentido,
antes de que vuelvas
y me mandes a hacer la compra,
la colada, la plancha, la comida,
la merienda, la cena, las camas,
la noche, el día...
-¡Mi amor!-

2 comentarios sobre “Se comieron los gusanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s