Triturando estrellas

Triturando estrellas    xx
con el molinillo que me regalaste.
Señalando con el dedo corazón
un dibujo imaginario...
Como el soplido en la cara
de un bebé para cortarle el hipo,
se borró tu imagen de mi memoria.

Con las virutas de grafito
liadas en la goma
en un ataque de locura
la he vuelto a recomponer
y sigue pareciéndose a ti.

¡Qué pena de recuerdo...!
Ahora ha perdido totalmente
la razón entre tanta tachadura.

Sombras/sobras que me crecen
que me alargan
de una oscuridad insaciable
inútil...
Pues no soy yo
lo que ella necesita.

5 comentarios sobre “Triturando estrellas

      1. Unos días más tarde Lucio, buenos días. Gracias al interés de tu apoyo, que te gusten las publicaciones que hago, son todo una responsabilidad, intentar agradar a lo máximo que pueda, pero ahí esta el alimento de cada día; encontrar la mejor emoción y compartirla, más importante que el resto que ya viene adjuntado, cuando se trabaja con amor. Recibe mi agradecimiento, a tu apoyo, desearte buen camino, salud y larga vida.
        Saludos
        Anselmo
        Postdata, ¿ La Piel del Mercado ? porque ? Es la primera vez, que lo voy explicar, la piel esta en todo, siempre en juego, de ese mercado, tan extenso, de tantos rostros y pretensiones, la piel sometida a cualquier demanda, porque la piel tampoco puede ser independiente, a su propio cuidado, mejor tomarlo como medio de supervivencia, adaptada a las exigencias del momento, dependencia en mayor o menor medida, para mi piel cuanta menos dependencia mejor, porque ni la piel, me llevaré.

        Le gusta a 1 persona

      2. Te agradezco las explicaciones…/Anselmo, pero sabes que no hacen falta. Sigo tu blog y el twitter porque tiene cosas que me interesan.
        Yo también deseo que todo te vaya muy bien…/ mientras aguantes…
        Ánimo y cuídate…
        Un saludo!
        Lucio

        Me gusta

      3. Un abrazo, aguantar, siempre sin fallar, ni un día, porque el aguante, es cuestión de, descansar de vez en cuando, por eso me alejo de ser ese burro trágico, que decía aquel, si, que sucumbía bajo una carga, que no podía llevar, ni arrojar, las respuesta, la mía es la que acabo de describir, descansar en el transcurso…, creo que en esto no pensó Federico, al que empecé a leer con ocho años, Suiza.
        Buen día.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s