Silbaba…

Silbaba...                 xx+
ya de su memoria decapitado 
rodando monte a través/ 
        -cuesta abajo-.

Huía del forajido... 
-atravesado de muerte/
seccionado su corazón 
por la daga certera de un cupido 
                   hecho hombre-.
Sin otro honor ni motor 
que ser espejo de la belleza.

Ahora reposa en las faldas de la colina 
entre los brazos de su amada 
que le esperaba tendida/-abatida 
         a orillas del estanque.

Muerto, teñida ya el agua de rojo 
con el reflejo de la luna llena en sus ojos, 
                  -noche etérea/sobrante- 
sólo dentro de sus cabezas...
-¿Y qué quería, 
sino volver a estar con ella? 

Y allí se quedó para siempre 
como estatua de piedra/ 
mojón guía de la artillería naval 
-...dragaminas de la armada
                     desesperación-.
-¿Pero tenía razón, no... 
ella lo deseaba/lo necesitaba igual/
-volver a estar juntos- tanto o más que él?

No, 
ni siquiera existían... -ninguno de los dos-
era el sueño épico de una flor 
que había sido cortada para regalo 
-por algún amante...- el día de San Valentín.
-¿Y cómo lo sabes? 

Porque yo soy el tallo que dejó...


* Publicado anteriormente 26/AGOSTO/18


Me tengo que ir,

Me tengo que ir, creo que me llaman...         xx?
   ¿Qué hace toda la vida/ todavía este tipo aquí? 
–te preguntas...

Diría yo que menguamos en la cotidianidad/continuidad,
      exponencial-mente sin ser Luna/satélite 
de nuestra Tierra/-cuerpo-.
Busco la secuencia clara/incitante de lo obvio. 
-Por mí no te cortes/molesto...?

¿No es acaso una locura descabellada 
                   abarcar en el vacío de su espacio
                    el cuerpo desintegrado/deshecho
y llevarlo a cuestas cuán calvario/-ya cadáver-
        sin más peso ni clavos, sin espinas
               sólo sangre/madero/sandalias de soga
y el látigo del centurión arreando...?

También se podría entender que no lo quiero
-aunque sería lo mejor para todos-/ambos...-
él y yo; 
pero no es así, lo busco
escondido en su dolor... ese olor/-amor irremediable
a la muerte-
que nos impregna el vivir.

-Cuéntame... ¿y qué hiciste?
¿Hay sentido/vida/sonido más allá de la luz...?
¿Comenzó el Génesis -y sólo quedamos tú y yo-?, ¿es eso?
¡No seas bobo/despierta!!

Me tengo que ir, noto su llamada...
Siempre parece que quisieran abrazarte 
                           cuando menos lo necesitas,
                             -pero no me importa...-
           
Un hilo de seda/saliva 
desciende por tu garganta hacia la rambla de anillos/
cartílagos flexionados -por el nudo de congoja-
después de las últimas palabras que he oído levitar
mientras pensabas en voz alta para adentro
en esta atmósfera de mierdas cotidianas/conta-minada
para evitar que eso suceda... 
-la no resurrección del pasado-

Aferrándote/agarrándolo todo bien sujeto,
-como en un apretado y profundo suspiro-/abrazo
rosario/abanico que te ahoga
y anuda a las palabras no dichas, 
pero que has oído/huyendo de la memoria.
Arenas movedizas del reloj -que atrancadas ya no caen-
de la silenciosa depresión que te asfixia 
estrangulado por la cintura de las dos esferas/
-esperanza del tiempo que te has dado-
salvando cuello, tronco y cabeza... 
rosario de huesos/carne en putrefacción
con la que te persignas y rezas.

Ojalá que no se nos ocurra volver, a lo que fuimos...
a ninguna de las dos partes  -arriba ni abajo-
nunca jamás unidas... -ni sus letanías-
Como el jinete misterioso/sin cabeza.

...Cae espuma de su boca, de lo diáfano, 
y no me arrepiento, ¡Tú!  
La hoja de la lengua/cuchillo de las mentiras 
remonta la corriente de aire que te vence 
arroja al fin
al vacío
en el camino/río seco de tus arterías/
tertulia
estómago y/cerebro
ahora lleno de piedras a hombros del tío saín.
          
-¿Cómo sabes que me voy si aún no he vuelto
ni completado el ciclo menstrual de haber llegado 
y darme la vuelta... 
sangrando en ese espejo/entrepierna tuya?

Solitario/solidariamente vasto/irreproducible/inhóspito
siempre te has dejado caer/vencer 
a la primera de cambio, 
-por eso lo sé-             porque te conozco... 
Eres un maníaco depresivo compulsivo reiterativo!

Te apartas/aparcas en el silencio más abominable/
-apabullante...-
Era evidente/demencial, 
que no duraríamos mucho tiempo juntos...
Ser vapor de alcohol/lodo de escarcha/
espejismo en el desierto
-demasiado fácil para que nos arrastren-/
tragase la tierra/-duda de la nada- 
en el socavón del olvido 
y el desprecio.

Ahora he cambiado de ubicación 
             porque estoy bastante nervioso.
Y te acuno en la caída libre de cada latido/ 
del ligero parpadeo con el que te miro, 
a salvo desde la vaguada del lagrimal,  
hundiéndome cada vez más
en las circunstancias/circulación/
circunvalaciones de mi botica/bolica del mundo
-globo ocular de lo fantástico- 
nadando a la contra
en el agua oscura/ciénaga -de lo más podrido del ser-.

-¡Eso no es cierto, por Dios...!?
Habiendo hecho lo imposible/
imperdonable/impensable, con tan poca cosa... 
no florezca de su fortaleza ni la más diminuta hélice 
de diente de león
en cualquiera de sus grietas/-zozobra-
para jugar con sus semillas el viento...

Y te veo/lo veo todo fatal...
como si estuviéramos muertos.
-¿Tanto puede durar esto, o simplemente te doy pena?
Porque yo no le encuentro/veo sentido ni final...

Todo te lo debo a ti.
Ojalá vinieras... deberíamos morir otra vez 
y volver resucitados...
Creo que alguno de los trozos se pueden arreglar     
-acaso reparar-
repartir el trabajo a medias...
en la medida de lo justo o de lo pensable
y de lo /posible.

Sólo necesita ser rojo.  -Sí.../como el corazón.
            Nos necesitamos más de lo que crees.  
                               Y latir juntos. 
-También... 

"Oda a la esperanza perdida".
-Parece el título de una rapsodia...?
                       ¡Lo es!

-Al final era por ti/ o por una chica...
                               -tanto rollo-.
¡Y yo qué sé!¿?

* Publicada anteriormente 25/AGOSTO/18







No sé/

No sé/ si he cumplido con mi/tu/su cometido...       x+
¿Pero, es causa suficiente para no pedir perdón
el haberme tenido que arrodillar ante sus ojos
maduros para el llanto?
Y no pude/supe qué hacer después...
¡Velarte!
¿Habíamos acordado eso acaso?

Sabia de la proximidad de tu adiós
pero no fue suficiente...

P.D.
Las hordas de los salvajes recuerdos
atronan/acampan/
atoran la válvula de escape
de la olla a presión de la mollera.

A estas alturas... -de la contienda-
con la edad y la disminución del ímpetu/fuerzas
casi nos importa tres pepinos
lo que antes era causa del deseo 
o propiciadora de conflictos/

Con el tiempo.../ el tiempo nos devora;
y de lo que va quemando/quedando 
-en su reconstrucción-
ya nada se maquina igual que antaño...
Ahora es diferente
ya no somos el de antes/ -ni lo mismo-.

El problema es el dique seco/estanco
-la no distancia-
en el que se empantanan/aclimatan los recuerdos
como si de axiomas/
argumentos válidos imperecederos
se hicieran generales 
por encima del cambio/ritmo natural
de los acontecimientos...

Debemos entender -para no caer en la trampa-
que hoy no manda lo que ayer nos hizo factor/
aunque nos gobierne su necesidad...
-cautivos por despecho-.
Al final/ somos animales secuestrados 
por su propia sombra/-historia-.

Somos el cúmulo de tantos cálculos/resultados
que no atinamos ni encontramos nunca
-al que se supone que somos...-
Para despejar la incógnita
debemos eliminar al paciente inglés?/


* Publicado anteriormente 26/JUNIO/18



Se retorcía/

Se retorcía/liaba el pelo     xx?   
-los cabellos entre sus dedos-
igual que lo hace la lumbre/flama nerviosa
remontando/insuflando/absorbiendo
el aire de todas partes
    -cosas de todo tipo a su alrededor...-           

Ahora la puedes besar. -Pensé.
Si, lo deseo... 
atacaré sin cuartel.
-Pero tampoco me ayudó mucho la idea
        porque me puse algo nervioso-.

-¡Anda!...
Señor, -don no merece la pena-
tu nombre me da risa...
¿Pero por qué/ 
qué hiciste al final...?

Nada.

P.D.
Muchas veces nos quedamos mirando/-absortos-
imaginando lo que vamos a hacer
de manera que después no sabemos
si ha pasado/-está pasando- 
o ha sido todo un sueño/alucinación...

El caso es que lo descontamos como real
-de la vida misma-
incluso lo sentimos como hecho.
Esa doble identidad del yo pensante
que deja aturdidos al resto
en su lecho de muerte.../-duelo-

La intención no basta/ni es suficiente
aunque nos satisfaga en la mayoría de los casos.
-Somos para lo que queremos
         un obstáculo más...-


* Publicado anteriormente 25/JUNIO/18

Otra vez los días

Otra vez los días se hacen largos/ -lagos    xx 
tan grandes por San Juan...-?

Memoria prodigiosa conviérteme en tu alidado
/esclavo...
me recuerdas tantas cosas que ya no existen
-querida mía-/
He recibido llamadas muy extrañas
en el hogar/-ocaso de mi sesera-
            estoy tan inquieto...

-Aquí me tienes, ¡desembucha!
Soy todo tuyo...
¿Qué he hecho esta vez?
Sabes que soy sincera/clara/atractiva-mente inconclusa.

¡Ahora lo entiendo...! 
Desde aquel entonces nada ha vuelto a ser igual?

Mansedumbre del ignorante rescatado de su culo
ocio/odio/oído genital/cenital y amparo...
¡Dime que lo he interpretado mal.
¡Vamos...! ¡Dímelo!

-Tú mismo...

P.D.
Nos hacemos pasar por bobos inocentes/
-como el que no quiere la cosa/ o 
nunca ha roto un plato...-
Cuando sabemos de sobra 
lo que buscamos/ y nos interesa 
a cada momento.

Después del festín/
-orgía mediática con uno mismo-
nos encarnizamos/lo enmarcamos en el recuerdo 
                      con lucecitas de neón.
Y luego nos quejamos de que se ve todo lila/

Está claro que el ayer tiene su valor
como moneda de cambio del presente
como inversor del futuro...
Pero se nos olvida la verdadera realidad
                   -la de los hechos- 
cebados de por vida con lo que quisimos/ 
o queremos creer.

* Publicada anteriormente 23/JUNIO/18

Saca/ libera

Saca/ libera de esta nube de polvo mis pies   xx+ 
que sea la tibieza de la arena de tu playa
             la que grabe/module mis pasos
para crear una nueva dimensión...

-¿Qué si no cambio?
Pero si sólo pienso en ti.../ -lo hago todo por ti-.

¿Nos apartamos/apareamos por separado?
¿Es eso lo que quieres.../
quizás haga que mejore nuestra relación.

P.D.
La modernidad del intercambio de/en la pareja
el ir y venir a un terreno imposible de conquistar...
El abandono y la consiguiente fatiga
de sus contendientes -rendidos a su suerte-
hace factible que la entrega en porciones
les empache/ 
-y no de lo mismo-.

¿Quién puede saber nada de uno y del otro
cuando el mundo es un completo caos/engaño?
Cuando las mentiras campan a sus anchas
        y la verdad se esconde avergonzada...

¿Quién puede dirigir un destino sin alma?
No, los experimentos son diversidad
-y aunque en la variación está el gusto- dicen...
Necesitamos cierto cúmulo de certezas:
una sería/ donde nos lleve el instinto del corazón/
la otra...                     -olvidarnos de todo-.

Nunca una relación podrá saber de su final,
deconstrución/descomprometerse...
      pero está claro que existe
-como ese sol que alumbra-
Por lo tanto... 
no pienses ni te castigues inútil-mente 
sólo actúa/         -el tiempo dirá-.

* Pulicado anteriormente 22/JUNIO/18

Que te quieran

Que te quieran sin saberlo...?   xx-  
  -sería más gratificante si lo supieras-.
Pura anécdota.
-Ya.

Quien te quiere.../ añora 
                  y también sueña consigo
    en ese mundo maravilloso que ha creado/
construido/
inventado para ti.../ambos.
-Suele pasar, sí.

Y a todo esto...
dijimos que después, cada uno a su casa/ no?


P.D.
Nunca estamos libres de caer en la ilusión
               de imaginarnos en el otro...
Forjamos un anillo a la medida
-unas esposas a la espalda-
y lo peor de todo es que gozamos.
(La dialéctica del amo y del esclavo).

Nos convertimos en el personaje principal/ 
al que dirigimos/odiamos o amamos
                  en nuestros sueños
sin saber de ese final dependientes
como de una droga/monos
pendiendo de la interrelación/ficción
   cuyos escarceos navegan a la deriva...

Lo mejor de todo -sea lo que sea- es discernir/
y disponer del tiempo suficiente para hacerlo.
  Y después dejarlo quieto/ como si nada...

La prontitud del castigo no merecido
al personaje en sí/ -o fuera de él-
es el cansancio/
error del deambular del verdugo
         como alma de su cuerpo separada.

Ser en justicia/ y no querer ser a la vez...
  -no es delito ni un suicidio-
es jugar al escondite con la existencia/
  Morir de una o a plazos... 
                             qué más da?


* Publicado anteriormente 13/JUNIO/18