Trato de pasar

Trato de pasar inadvertido         xx+.  
        a la clandestinidad de mi cerebro,
en la soledad/-independencia de mis silencios...-
pero me conozco de antes, y lo sé.
Es imposible.
-La buena sintonía/conjunción entre mis diferentes "yo"
es pura casualidad -una utopía-.

Me despierto retorcido
     -como los brotes tiernos del naranjo
              acosados por el minador o las agujas
del sarmiento agarradas al alambre guía-
aplicándome calmantes de todo tipo
por cualquier orificio/
agujero...

¿Cómo recuperar el tono de lo que me toca ser/
sanar/sonar bien... 
acorde con el mundo sensorial/interestelar 
     del que me siento no menos que cebo de ratón?
...por lo pronto antes del Apocalipsis/exterminio-
                               para que el gato/
              látigo del creador siga dormido
y no se cebe demasiado en el erial de mis carnes...

Esa crueldad incierta, lívida, vilipendiada
a la que me voy acercando/sometiendo
como una promesa 
compartiendo/compatible hasta ahora con mi holocausto, 
contaminando el bosque salvaje
de una escarcha maléfica/maldecida... 
                             -mi melancólica-.

Me siento abatido, alcanzado...
vuelto/disperso/dispuesto "nivel mil"
                             a la contra/ 
contraria de cualquiera que se me acerque... 
    -como un perro atado al carro de su amo celoso
en celo-. 
   
Me voy reduciendo, arrasado/arrastrando
sin sabor a nada/ni caso a nadie, 
ni oído, casi mudo...
con la desesperación y la rabia ahora triunfante
a flor de piel... -pero sin caer en la provocación-/
                 copado/campando a sus anchas... 
                           por cualquier camino que vaya.

En la parte trasera del descodificador/desfibrilador
decorado de este teatro ambulante
espero a que pase el resplandor de los flases/
                            -luciérnagas de la noche
relámpagos del miedo-
...y vuelva a ver con nitidez tras el espejo
en la profundidad 
la imagen del ser que pudo gobernar...
-El sol en su bola de cristal anaranjada de pitonisa
        nos saluda como un candil/canario en la mina-
Y nosotros fuera, siempre fuera...
esperando el fruto.

Apostaba contra mi indisciplina y perdí...
todo para desagradar
-como un borde-.
Se trataba de una pulsión visceral no intelectual...
No seas/ni vivas de las mentiras mientras puedas, me digo/
pero sé que soy de sentidos/sentimientos opuestos
encontrados... descontrolado!

Ese burbujeo de tristezas manando/
-como dialogos de Platón...-
pompas de mocos en el pañuelo negro de la rendición/
arriado con la cabeza arrancada al enemigo en ciernes
                               en los puros huesos.
Tibia/fémur y humero
haciendo la señal de la cruz bajo la calavera
en la capilla/barco de los despropósitos... 
como un asesino proscrito por los mares/males del mundo
                         en el infierno de los sueños.

Las "granás"/tripas y corazón de mis entrañas desgajadas
ondeando al viento entre las balas de cañón;
razonamientos 
que rompen el casco 
cáscara/cascarón del huevo de las ilusiones, 
       y me hundo... -me hundo rápido y pelágico-
Hasta alcanzar la planicie del asco/ocaso.
Como el galeón fantasma de Piratas del Caribe
va mi tropa por el fondo del mar/ 
       igual que por la pila del agua bendita
       en busca de la salvación/ y de la paz eterna.

En bloque con todo mi ejercito 
doy un paso inorgánico al frente -absorbido en vida- 
                               carne sin sangre 
que alimente ni un minuto más el cuerpo de mi alma
            allí-así entregada/en ofrenda al redentor...
-vampiro de las tinieblas-.

Blanco y frío 
para la última foto del sepelio/fin de curso,
          mirando al techo de la capilla
         dentro de mi caja de madera toda lacada...
-ante las faldas del altar-/en un carrito bien mono 
guiada por los operarios del Señor
del templo que he de pisar conquistado ya 
desde mi nacimiento con un nombre
                   en su pila/capilla del bautismo.

¡Ufff, todavía respiro... 
                Absuelto por momentos!! ¡Menos mal!!!
mientras plancho en mi mente los pétalos 
             de la margarita del destino
antes de arrancárselos de cuajo al azar/
La suerte de la vida... esa que creé y crié en mis días
de navegante por los libros
y de las palabras de la gente esclavo;
lleno de cenizas/confianzas 
porque parecían brotar desde la mismísima hoguera
verdad de Dios y de La Tierra
engendrando una cadena de mentiras...
-grilletes a los tobillos y la razón-.

 -Diáfano en lo esencial- junto a todos los fieles
puestos en fila para el sacrificio...
"corre ve y dile" de mis pensamientos
...imaginados ya indispensables/imposibles/muertos de risa
en los labios que me besan al despedirse 
del cadáver florecido, aún virgen 
en el prado de esta maldita/inhóspita pesadilla
      pues veo que todo no deja de ser un sueño...
-ufffffff y otra vez... ¿¿¡menos mal-/

Ardo en la lumbre/brasas de la noche... 
sin encontrar justificación/ni argumento válido alguno.
Se agitan dentro como en un cóctel/
corazón, testículos, nervios y mercurio, -fervor distante-
en la indolente hecatombe, 
cascada/ceremonia de liturgias 
                        repetidas hasta la saciedad
con el beneplácito de un ideal utópico suicidándose/
colgado de un almendro/olivo/
olvidado igual que Judas...
nunca perdonado/
confundido/pervertido por el pecado y el dolor.

La serpiente del sufrimiento
repta huyendo por las cavernas huecas 
                           del flujo de la memoria,
        túneles vaciados de su líquido elemento
       sorbidos por el monstruo del deseo... 
hecho a sazón/espadachín que me tienta/
tiene de espaldas contra la pared
por falta de buen juicio... -y ni lo he notado
por la fuerza de la costumbre-.

Ahora... chorros de oro
del manantial de la gloria de tu divinidad futura
                            buscando el cielo...
dan cuerda al reloj/noria del viejo molino
en la vaguada de Dante. 
Talentoso recuerdo hecho añicos/convertido en polvo
igual que lo vas a estar tú, en un "pis pas"... 
 

La crisálidad de la cristiandad ha encontrado en su Biblia
todos los cuentos (Salmo 23)
que te harán dormir para siempre
                         ya tranquilo en su Amén.
-No te despiertes mi niño, el hombre ya te alcanzó.

¡Por Dios...! ¡sigo dentro del sueño! 
...Es que no te das cuenta¿?
                 ¡Por favor/ quiero salir de aquí, 
que alguien me ayude/sáquenme de aquí/ quiero huir...
Ser otro, en otro lugar, en otro cuerpo
en la nada tal vez.../también¿?
envasado al vacío como una nave/cámara de gas congelada
hibernando sin despertar 
para el resto en la existencia/espacio-tiempo...

-¿Pero no estás ya así...?
...Todos andamos/estamos necesitados de escribir 
alguna tontería -de vez en cuando-
aunque sea con los ojos de la imaginación en la lectura/
¡Qué sepas, que cierta clase/tipo de frialdad/crueldad... 
¡espabila!

Ya lo sé, guapetón... 
por eso te llevo a ti de guardaespaldas/ y las pastillas.
Anda, cántame esa canción de Whitney Houston.
-¡No, que rompes a llorar...!

*Publicada anteriormente 03/09/18

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s