Te gusta coger las riendas

Te gusta coger las riendas, lo sé...     xx+
Te chiflan los libros y la gente.
Te encanta el conocimiento mediante la investigación.
       Piensas que no hay nada que no puedas hacer 
       si hay un solo hombre que ya lo haya hecho.
Te gusta competir/compartir para ser más ecuánime
                                    y eficiente.
Siempre te ha llamado la atención lo increíble.
Deseas y actúas -sin-/o en base 
a las consecuencias...
Sabes aguantar en el dolor/error/horror de la sospecha.
-La lógica para ti sólo es un juego-.

No tienes por qué ser sincero en la medida de tus principios/
                             posibilidades -si no l@s tienes-.
Te consideras una geometría más en el horizonte
del Universo... 
y de la circunferencia de La Tierra 
-en el amanecer de su órbita-
de la promesa/ilusión/sueños y engaños a años luz.
Y sin embargo te notas/te sientes lugar...
      no más que una mancha de aceite en el pavimento/
      suelo/lecho/-refugio que nos espera-.

Entre cada partícula y las raíces del mundo
                      crees y creces con fe.
             Eres el príncipe de tu futuro/
             cómplice e inventor de tu presente.
Nada te asombra ni te chantajea 
         entre el deleite de lo sugestivo
ni borras del pasado un ápice/ brizna de ti
que hayas sido.
-porque si algo te supera sólo puedes ser tú...-.
Inquisidor de su opuesto 
e imperturbable/indolente a la vez.
Prefieres la revelación intuitiva/-visión directa- 
y de cómo se organiza tu cerebro/ a estar ya enseñado.
Eres todo oídos, carne en ebullición, crepúsculo en llamas,
         corazón de agua y sal, gesto/gusto/efecto/afecto,
         mueca tibia de leve chaman...
       Sabia sonrisa, flujo azul, alma de la oscuridad
       infierno del infinito... ángel de su guarda.                  
                                                    -Lucifer-.
Buceas/buscas el eje/punto de apoyo de la traslación del cosmos
y entre el vuelo/
-vuelco del polvo en suspensión de sus cenizas-
                navegas entre las tinieblas...   
                entre la bruma del pensamiento
y ese cosquilleo de sentirte humano/[Alíen]   -al unísono-.

Ningún desagravio
ninguna desilusión que te implique/inquiete.
    Ser natural/la espontaneidad... 
    encuentra su hogar/-cobijo en ti-.
Aventurero/descubridor pero austero de lo oculto/
                                 culto a su vez.
No te preocupa lo sagrado ni la prepotencia
            -solemne procedencia de la espiritualidad-
más que el ladrido de un perro o el salto de una piedra
rana arrojada sobre un lago/estanque 
     o del llanto del gato en celo
     atravesado por el aguijón/dardo/veneno 
     del instinto carnal.
Porque no sabemos de la luz
cegados por la verdadera realidad que nos miente 
                                      y nos mata
         como si tuviéramos la culpa de todo/algo.

  Somos la semilla del hechicero flotando/vagando
  más allá del canon/cuna del sin retorno/resurrección.
Y aun así vivimos insatisfechos/olvidados
                   del/por... -El Creador-.
Todo se reduce al abismo de la incertidumbre 
de lo que ha de ser
en el hambre impecable/implacable de los apetitos...
Esto es para el resto de los mortales porque en ti
                  nada se da que no sea en equilibrio
          y de la mejor pose/calaña/catadura posible.

-Tú eres el mentor
el que hace que todas las cosas existan/exijan/giren 
                                 y se mezclen
bajo tu manto a su antojo/nuestro rededor.
¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Por siempre aleluya!
               Señor del sortilegio-.

Si algo no te gusta lo digieres con aplomo 
                                 pero sin ignorarlo.
No sueles hablar de más ni actúas de manera contraria
a lo que piensas y sientes.
Aunque no te agrada ser organizado entiendes que a menudo 
es lo correcto -lo más acertado-
sin escatimar en tiempo ni gastos.
La resignación nos desea pero a ti, -en cambio...-
                                    contigo te adora.
El silencio/la soledad no te dañan ni los ves innecesarios
ni te sientes culpable de tus defectos
y los asumes de buen grado
junto a los de los demás que haces como posible cuerpo tuyo.
Al sufrimiento por el esfuerzo/culpa/trabajo 
                           no los sacralizas.
¿Qué hacen los tejados con la lluvia?               
-Pues igual-
Ni la masa atareada ni su imprecisión te posa/pasa factura/
aplasta ni te rindes...
aún debajo de/con todo su peso.

Te comprometes sin necesidad, sin que te lo pidan
porque sientes que se debe hacer...
-crear/crecer- a la par con el resto y en el respeto
en las condiciones que se pueda mejorar 
                   con el medio/entorno.
Persuadir/sugerir... inventar mejor.
¿Para qué ese intento de convencer si después no se asume
                                          ni nos entienden?

La imagen/carga/crisis/tara social enquistada 
       no te crea ni fuerza ningún tipo de dependencia
        de la que no puedas salir airoso.
Satisfecho en todo y de nada a la vez...
Te proteges de la soberbia impertinente de la sabia sabiduría
        del conocimiento residual transversal que nos machaca
        con su legado de siglos
        haciendo que todo siga/parezca/perezca igual.
Eres valiente/altivo/humilde, cobarde con moderación
          sin llevar más peso a cuestas del necesario...
sin estar de continuo arreglando/maquillando las cuentas
datos/dados.

Ni tu lenguaje/sexo/país/continente te sobrecoge
por encima de las demás cualidades, 
                     y te sobrepones
cordial/amigable con equidad 
ante su continuo flirteo/empujones/balanceo/balbuceos...     
-Porque el otro nunca pierde-.

Si miras hacia abajo sin vértigo 
y no te asusta el riesgo y en/a cambio te emociona.
Si nunca sabes hasta cuánto/cuándo es suficiente
                                              les bastará
y/pero continúas aunque no te haga falta
tan sólo para aumentar las riquezas de La Tierra/
                                      los otros.
Si estás dispuesto a curiosear/averiguar/indagar
sin ningún otro tipo de tribulaciones
atribuciones/tributos
ni más tentación que la propia del objeto/
                                        -el objetivo en sí-.
Si tu estado mental/emocional no condiciona tus actos
        ni pierdes la confianza/cabeza por el enojo
        la desesperación o las alegrías.
Si entiendes que de vez en cuando es bueno para ti 
 y los tuyos
 echar una siesta/un vale para/por estar descansado...
 ir más lejos/relajado
 y pensar mejor respecto a todo esto/eso que te digo/
cuento.
Entonces: eres mi héroe/líder/campeón...
y todo lo que hagas, [Yo] -lo asumiré como mío-.

-¿Hay club de esto? ¡Porque quiero mi pin?
¡Tú calla! corazón, esto no va contigo.
            -Nada es lo que parece...-¡?!


*Publicado anteriormente 15/MARZO/18



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s