Silbaba…

Silbaba...                 xx+
ya de su memoria decapitado 
rodando monte a través/ 
        -cuesta abajo-.

Huía del forajido... 
-atravesado de muerte/
seccionado su corazón 
por la daga certera de un cupido 
                   hecho hombre-.
Sin otro honor ni motor 
que ser espejo de la belleza.

Ahora reposa en las faldas de la colina 
entre los brazos de su amada 
que le esperaba tendida/-abatida 
         a orillas del estanque.

Muerto, teñida ya el agua de rojo 
con el reflejo de la luna llena en sus ojos, 
                  -noche etérea/sobrante- 
sólo dentro de sus cabezas...
-¿Y qué quería, 
sino volver a estar con ella? 

Y allí se quedó para siempre 
como estatua de piedra/ 
mojón guía de la artillería naval 
-...dragaminas de la armada
                     desesperación-.
-¿Pero tenía razón, no... 
ella lo deseaba/lo necesitaba igual/
-volver a estar juntos- tanto o más que él?

No, 
ni siquiera existían... -ninguno de los dos-
era el sueño épico de una flor 
que había sido cortada para regalo 
-por algún amante...- el día de San Valentín.
-¿Y cómo lo sabes? 

Porque yo soy el tallo que dejó...


* Publicado anteriormente 26/AGOSTO/18


10 comentarios sobre “Silbaba…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s