Descontar lo gastado

Descontar lo gastado de lo que resta/     xx?  
ahí estamos todos estancados/
paralizados...
como unos dedos llenos de llagas 
que esculpieran su certeza en la corteza de la piedra
en torno a algo... 
-parecido a una cabeza-/

Sólo hay una huella reservada en el alféizar
...la que ocupará tu cuerpo boca arriba/nicho.
¡Pero hay de los afligidos...!
De sus llantos reza el murmullo de las olas del mar.
Esa queja que no cesa...
Esa desesperación/aflicción que nadie controla/gobierna
y se estrella contra las rocas...
resbalando en la arena/

Lo complicado es la situación abordo de la nave 
de la vida/
secuestrada por el motín de cada parte
del cuerpo inservible/irrecuperable
en progresión contraria a lo que te gustaría...

Apenas quedan agujas/puntadas en el paño
para coser un nuevo traje... de verdugo/
La tierra prometida... ya no hay quién la cultive.
La fe ha escapado en busca de otro lugar
más cálido y seguro con su amiga 
-la tarjeta de crédito-.
Desde aquí todo se ve gris/ 
ya no está de moda creer en nada... si no lo compras.
Los templos están vacíos/
-el profeta ha renegado de su profecía-
¿Era ahí donde te ibas a refugiar?

P.D.
Con los años nos rendimos a la evidencia...
-de que cada vez/ se puede menos-
Sin un espíritu fuerte y joven dispuesto a la lucha
sólo nos queda esperar la partida de defunción
con el sicario de turno...

Aunque querer es poder... según algunos/
-más vale maña que fuerza/dicen otros-.
El final es uno.
Y vete acoplando a tu novedad... -la voluntad del cambio-
ese cuerpo en continuo declive/mengua
...y no pretendas imaginarte en lo que no eres
porque el engaño es una mala paga.

El espejo/ o tus amigos/vecinos de siempre
pueden resultar de gran ayuda...
-sobre todo- si eres corto de vista.
La vida se gasta contigo dentro 
-vais en el mismo lote-
Aunque creas que puedes escapar
con alguna parte tuya etérea/alma...
más vale que te fijes mejor por donde vas ahora.

Todo lo que empieza acaba alguna vez, ¡seguro!
-Ya... eso lo has dicho decenas de de miles de veces...
¡Bueno, para que no se te olvide... -qué te crees 
de otro mundo...-!



8 comentarios sobre “Descontar lo gastado

  1. •~… en la práctica del día a día nos deci~mos lo que está trillado/|\gastado…, no es igual cuando el reflejo de quienes rodean lo implican, o te lo gritan. Esa es la gracia de la co~existencia. Y sí…, siempre hay un ser mutante aplastando las horas, la llegada al fin de lo que conoce~mos como nuestro fin. A veces cuando ya no queda más tela se descoser el traje antiguo o el de alguien más para volver hacer otra creación. Los hilos usados también funcionan, como creación. Así como las palabras recicladas, vacías, altaneras, o demasiado rebuscadas. Allá/|\acá no es lo mismo, pero siempre ilusiona el des~hacer y creer que se puede des~hilachar, de todo lo que hurga~mos. ~•

    Como siempre L. Brutal leer~te!

    Le gusta a 2 personas

  2. Querer muchas veces no es poder…¡Ay si lo fuera! Y la evidencia de que se nos gasta lo más importante es evidente en el preciso momento en que nos damos cuenta de que el hoy ya no es o no está siendo como el ayer. Ahí en ese preciso momento, antes todo parecía estar igual que siempre, pero no.
    Feliz tarde, un abrazo..

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s