Recemos

Recemos por lo que ha de venir...    xx 
yo soy vuestro mentor/redentor   -el verdadero profeta-.
¡Escuchad!
¡Saltemos de júbilo! en el baile de ninfas/abisal
desde/en el mismísimo borde, centro de la sima
                -en su caída/vuelo ya sin retorno-

Comer y beber cuanto encontréis/tengáis a mano
...halla a vuestro alcance
hasta reventar las letrinas/trincheras
de vuestro desquiciado desperdicio 
                    -aquí en La Tierra-.
Arrojad vuestros sueños a la basura,
desprendeos de las visiones deslumbrantes/
                                        encantadoras.
Alucinaciones que han cegado y
     llenado vuestro universo de mierda.
Alzad vuestro puño demoledor de almohadas destrozadas.
Sacar la ganzúa, el gancho de estibador/
                                  el de izquierdas.

Asómate/aparece erguido, da con ganas
la patada en la lona/boca/cabeza.
  Abre las cortinas del telón hacia las tinieblas.../
   vapor del acantilado/
   alcantarillado infectado de ratas.

Escuchad los acordes ya mustios/desolados acordes
               que vagan como nunca lo hicieron.
Más hondos/sordos si acaso que antes;
     más aún que su añoranza esbirra/arbitraria
     mendigando una orquestada trama,
para hacerse con el poder de nuestro reino.
Y lo han conseguido, sí ... esa pandilla de inútiles/
-embaucadores y embusteros-.
¡Vaya si lo han conseguido!
Los tiranos y comerciantes del mundo.

¡Gritad mientras se pueda!
El ocaso en llamas se acerca...
estamos en manos del diablo.
El apocalipsis se avecina/expande
            difumina como un grillete gigante enano.
Al de San Juan lo ha dejado en pañales/corto/esquivo,
    arropado sólo por los creyentes afines/incrédulos
que no dan crédito a lo que ven.../y pasan...
ni sienten en sus propias carnes
      ni ven con sus propios ojos,
      -están viciados de siglos-

Y no sólo por La Palabra/Sagradas Escrituras
           ni de los cientos de dioses ya marchitos;
sino los salvadores del ahora,
los de la carne que nos apróxima al hueso: internet
el big data/los influencers...

El mar levanta sus alas,
         vuela hacia donde estamos...
surca la tormenta de grietas/lava de sus entrañas.
Rajas en la corteza de su fondo marino/de almas
                   descargas de la voz del de arriba
rayos y truenos que nos mantiene aún atemorizados,
-al mundo que desfallece sin respuesta- 
y tiembla asustado de un miedo enquistado
     en la cultura preventiva/pervertida de masas.

Sus generales/papas/políticos... gobernantes 
no pueden hacer nada por ti/ni por Él,
les sobrepasa el empuje del final del planeta/
-la máquina 
en su placenta ardiendo-.

Al que se amontonan/amotinados, vencidos
pálidos como zombis.../hambrientos ya de varios días/años,
atravesados por el cuchillo del terror... 
                                  largos cuchillos/
        curvos como rabo de rata.../las ondas del monitor
                 que todavía late en su pecho infartado...

Indefenso como un animalillo de laboratorio
oprimido/apretado por la mano del sabio doctor
       que le inocula sueños/esperanzas imposibles
                                   sin poder dormir.
Observado en su jaula de normas para volverlo loco
de remate/sin remisión...

Adentrándose/girando/destornillando/
desternillados de risa...
destrozándoles sus intestinos.../ la rabia que se cría
en su vientre como un alien comiéndose
          cualquier órgano que encuentran
en su maltrecho cuerpo de nenúfar/acacia en flor
        en mitad del desierto del imperio del ser.

Y verlos como sufren mientras se desangran.../
-más de la cuenta-
en premio por la desgana que tuvieron y
                    se dejaron vencer
                         ante esta... la sinrazón.

Sin haber movido ni uno/un ínfimo/minúsculo dedo
mientras eran absorvidos por la promesa de la felicidad
-eterno futuro-.
¿Hay algo mejor en que pensar?
-Ese es el premio al bueno, el castigo 
de la no consecución 
al malo-

Rebosante la lava empareja ahora la tierra con su manto;
     haciéndola bufar una vez borrados del mapa los minúsculos
                     bichos aún vivos, -y a no más tardar-...
Un gas venenoso verde como el coral
ha precipitado al suelo los que en su vuelo huían.
Y bajo la superficie...       un gran reptil sin ojos
                       atraviesa las galernas/galerías/túneles
                                   excavados por la humanidad
      para su proyección hacia la eternidad de lo infinito...
Destruyéndolos como a moscas/hormigas en su retrete;
con su ataque preventivo/radiactivo 
               en digestión desigual...
-vaho de dragón atómico/cementerio nuclear-
De donde se alimentaba mientras vivía/y creció...
y se hacía más y más poderoso,
incluso
que una de los cientos de miles de millones
de cucarachas que se exilian a otros mundos 
en traslación.

Nada queda ya en pie de lo que antes se conocía/nada...
sólo queda esperar.
La nueva gran explosión está al caer; 
          para borrarnos a todos del mapa.
            Pero no importa/nada importa...

¡Ufff, me estoy despertando,
y el día no ha hecho más que empezar...
Un sol radiante ha zurcido un posters/dibujo/
atravesando las varetas de la persiana;
convertidas en rayas rojas/de oro en la pared del holocausto.
Un mural... 
un sencillo mural/de juegos de guerra, que tengo clavado
       y no sé el motivo por el que lo pinché en el yeso...
        pero sigue ahí/adornando la habitación.

Estudio la posibilidad de quitarlo,
pero hasta hoy.../-pues que no...-
Me confunde tanta claridad, al mismo tiempo 
                       que me encuentro fatigado/extenuado...

-Ni soñando descansas; -rostro pálido-.
Café por favor... con dos terrones de azucar
o mejor un chorro de leche condensada?
                  -A mandar, querido/


14 comentarios sobre “Recemos

  1. ¡Vaya explosión, Lucio! En principio pensé en la que se nos está viniendo encima con las elecciones, donde todos ladran/prometen pra llevarnos al catre… Luego pensé en el cambio climático, en esta tierra que está agonizando bajo nuestros pies. Y también pensé en todos los mandamases del mundo que arrasan con lo que pillan por delante sin pensar en nada más que en amasar poder, poder y poder/y dinero, claro.
    ¿No sería mejor que cambiaras el mural por otro más bucólico, un río cristalino lamiendo las piedras enmedio de un bosque de castaños…? tus sueños serían mucho más relajados.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Los tiranos no dejan de ser los comerciantes del mundo que nos venden, descarnan o matan por un puñado de monedas que engordan su orgullo, su sed de poder. Pobre del que se cruce en el camino de estos personajes, su vida vera como se destroza y tira a los perros obedientes que lamen el culo a su amo. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Entras muy fuerte, como siempre. Y muy lógico también, para luego finalizar pues eso… a tu estilo. A veces puedo tener reminiscencias árabes y empiezo por el final.
    Para los creyentes, entre los que me encuentro, todo es más sencillo y natural. Que cada cual haga y viva como crea conveniente hacerlo. ¿Rezar? Si crees en ello…hazlo. Es la mejor forma de conversar con Él. Y no, él no está sordo. Seguro que te escuchará, otra cosa es que te responda en la forma que tú quieres que lo haga.
    Bueno ya me alargué demasiado para ser sábado. Un abrazo y feliz casi domingo ya.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s