Un exabrupto enloquecedor

Un exabrupto enloquecedor       x+
engalana el parque desierto...
centenares de aves eclipsan al sol
en su peregrinar revuelo;
hasta se despierta tu voz
navegando en las horas de silencio.

Tus manos acarician el mar/
el sueño se hace concreto.

Este jardín tiene alas
de embriagado resuello...
ese de recogerte el alma
enhebrando raticos de asueto,
ese de morir despacio
hundido en pantanos inciertos,
ese de resbalar en el musgo
que, de peñasco en peñasco,
teje tu precipitado deseo.





8 comentarios sobre “Un exabrupto enloquecedor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s