Poco…

Poco...                   xx
y un no saber puesto de lado/en pie, 
    en su contenedor-mochila a tus espaldas...
                  -es todo cuanto sabemos-.
Déjame dormir con lo que tanto he soñado  -le dije
            como un perro atado al carro de su amo...
Pero no/ tampoco.

El cuerpo nos provocó la desdicha;
lengua/aguja girando/embrollando nuestros intestinos
            como una nube de azúcar dándonos cuerda 
desde el interior atravesándonos el ombligo...
Y la seguimos buscando...
se lo damos todo, -la vida también es todo-.

Terco/impotente el día, desobedeciéndonos...
como lepra arrancada del cuerpo
junto a la realidad que nos envuelve/vuelca al oscuro 
           refugio del alma que gravita medio muerta.
Sin nadie al otro lado... -engañados- 
sin poder volver
y reclamar nuestra victoria ahora suya... 
-el cielo y la gloria metidos en el mismo zapato/
                                               ataúd-

Pero... al que seguimos/velamos con toda nuestra fe/
      fuerza en conjugar/empujar y penetrarlo...
¡Cómo nos habían enseñado!
Hasta rompernos la cabeza/los cuernos; 
                       y vivir como locos
maniatados por lo que nos dijeron...
           Como un toro embolado 
           zarandeado por los mozos/-demonios-
           en mitad de la plaza del pueblo.

P.D.
Nunca estamos libres de la ignorancia... 
nos ronda/y nos hace caer. 
¿Eres tú el culpable...? 
¿O es el abismo de todo lo conocido 
       por el que nos han empujado/

No saber lo que se sabe, ni tiene importancia...
lo interesante es saber descubrir y sacar a la luz 
                                lo que no se sabe.
Ese es el motivo de la razón que justifica 
la pregunta del sentido de nuestras vidas;
-el ser o no ser expuesto/ 
           sin la respuesta...-

¡Qué sepas/ 
   no significa nada si no te sirve para algo.
La respuesta se convierte así en la pregunta;
                          y vuelta a empezar...
Nuestra calavera/
peonza anclada en lo alto/dando vueltas 
y más vueltas hasta penetrar en el barro 
de nuestro cerebro/
despojada de su seso volatizado -de tanto girar-. 
Eso es el hombre... 
un manojo de huesos unidos por un motivo inexistente
                            incomprensible y ruin
de inercias... 

Su invento/-la creación de un ente sobrenatural- 
sólo es una ilusión 
para justificar su existencia.
No somos nada excepcional salvo a nuestros ojos.
-El cosmos ni se inmuta- 
Apenas nota/
ni sabe de la cohabitación/presencia de La Tierra.
      Y nosotros dentro de su jaula/ 
como pájaro cantor...


-¡Vaya.../ aquí estás.../ creo que te mereces 
a alguien que te regale algo de más conversación.
Circuito de una voluntad insaciable/
redondel/espiral de ojo ciego.



5 comentarios sobre “Poco…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s