Y dejar de ser objetivo

Y dejar de ser objetivo para los que apuntan   xx-
                           con sus palabras.  
   Ojalá fuera lo de siempre -así de sencillo-.
     Humo sin prender, sin tener a donde ir...

Ayer y el nunca jamás de lo que fuimos...
            y notarlo todo como ahora lo siento,
                      no menos que huida/
                    yendo de un lado para otro, vagabundo...

  Y cuando bajen a despedirse, -el resto de los muertos vivientes-
                                 educado como el que más...
                  darles a cada uno un beso de Judas en la boca
                apretando sus cabezas/calavera contra la mía 
                              hasta verlas reventar.

Y sin hacer mucho ruido, sólo el crujir de huesos y de dientes...
                             -sin mediar palabra alguna-
                  transportar el cadáver 
                   y devolvérselo a su dueño, al creador.

-¿No era un regalo?
Ya, pero me han engañado... -no tenía seguro de vida-.

P.D.
Nada de lo que somos nos vale; si no hemos aprendido
           que la vida es la muerte misma saboreándola/
                               relamiéndose los dedos.
Nunca saldremos de ella victoriosos ni vencidos,
si no sabemos cómo matarnos primero!
-Vivir es morir-.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s