Ánfora sin cocer

Ánfora sin cocer,          xx
alquimista de esgrima.
Navaja de carne y sed...
vil pesadilla.

Podría rasurar tu vientre
ardiendo en su lidia.
Podría navegar en tu cuerpo
hasta perderme sin vida...

Ayer creé mil fantasías
y hoy, una a una,
me lapidan en agonía.

Ayer fui seducido y seductor
de los encantos de cada día,
...y hoy no veo ni las tripas
que evacuan mi desquicia.


P.D.
Estamos preñados -en cuerpo y alma- 
del barro/
rebabas
sobras en los dedos del alfarero.

Somos lo que Él ha hecho de nosotros...
-el reflejo de su ideal/
un pensamiento de polvo/agua y tierra- 
                                           Nada.

-¡Ya ves! En lo que creas/crees...  
te termina matando.





6 comentarios sobre “Ánfora sin cocer

  1. •~…uff…! que afilada estaba la punta de la espada, se entra aquí, y nunca se sabe como se saldrá… el cántaro fue estremecedor. Siempre voy leyendo entre líneas, esa que se escribe con los chasquido de los dedos un poco a des~tiempo… donde entra el valor del sentir a dar un poco de rienda suelta y creatividad. Embriaguez de las seducciones implícitas, casi visibles…! Ese final que deja mordidas en los troncos donde se guarecen los pájaros libres…!~•

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s