Se aprietan las carnes

Se aprietan las carnes             x?
entre las costuras de tus tejanos
atrapando a su siervo alado
entre dos palmeras zarandeado.

Estrechan sus morros,
comprimen su palmo...
donde viaja el deseo catapultado
hacia las salinas del caos.

Notas en cada contoneo
ese fogón, señor del trueno.
Olimpo de dioses/
            Monte de Venus.

Se funden los muslos
al ancho del formidable culo...
Mientras que su blusa de lana
simula los entresijos que imaginabas...
Trepando en ardores que te clavan
en el crucifijo de su campana.

Y así se engancha 
          la piel de las ganas
en la cremallera que desgranas...
acercándote a la fragua
que jugosa te empalma,
reventando el botón de metal
y le metes mano hasta las entrañas.





Un comentario sobre “Se aprietan las carnes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s