Miro la brasa de mi cigarro

 

Miro la brasa de mi cigarro en la oscuridad,         xx
y veo tu imagen,
cuanto más lo chupo, más brillas.
¡Oh brasa! Cómo me ardes...

Te deseo porque te siento
como el rocío, el sol, el viento,
el relente, el fresco hielo...
la noche, la mañana, las flores
la neblina densa/el fruto seco.

Te quiero, porque me da la gana...
cuando me mezo porque me angustio,
cuando vuelvo porque te encuentro.

Voy a graznar en el flujo de tu cuerpo,
con patenas de oro jugando en el suelo...
laminarte con la lengua pegajosa de mariposa,
  cada rincón y recoveco.

Voy a devorarte/tragarte de una sola vez,
sacando el lodo caliente de tu infierno,
sin gloria, ángeles, ni cielo...
si acaso un hilillo de sastre,
        enganchado en tu pelo.


11 comentarios sobre “Miro la brasa de mi cigarro

  1. •~…esa brasa, está en el filo de la lengua… como escriben esos versos en las ~llamas del infierno~. Placeres, desgastado en los recovecos del infame deseo. La metáfora final deja buen gusto, para deleitar la imaginación~•

    Le gusta a 1 persona

      1. •~…las palabras están ahí~aquí… cada quien decide como usar~la… decir~te “me encanta” se quedaría muy a media… aunque entra perfecto… prefiero jugar con las sensaciones que transmite al leer~lo, sin pensar…solo dejando fluir, la “imaginación”.~•

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s