Sufro distinto/

Sufro distinto/ siempre igual...           xx.
con la misma media luna, uña en el galillo
-gatillo amenazante...- 
uno la sien y el otro a la yugular.

La soledad cósmica me mira comparativa, y compasivo... 
de soslayo
                soy su lacayo, 
uno más del prostíbulo/patíbulo del placer.
Me encuentro solo.../
junto al brasero eléctrico de mi ánimo,
sus muelles al rojo vivo siempre me han fascinado
                          ...los miro hipnotizado.

Te imaginas la desolación tan amarga que supone...
en el corazón del verbo/cerebro 
                        ver como a tu esqueleto
           lo atraviesan las raíces del joven árbol/
-convertidas su hojas en espinas de suelo-
mientras te afanas en quitarles la corteza/
las pelas, para que hagan juego contigo
y con él... 
conjuntamente en busca del alimento
recién quitado de su boca.
Ese es el deseo prohibido y yo su rehén.

Allí donde no hay nadie mi reino no es sólo tuyo, 
-soledad eres mi aliada- 
¡Qué lo sepas...!
Y un cáliz de veneno rebosante/
        abono para los gusanos del después
que nos espera/separando el grano de la paja
                                               -a los dos-.
Y no es que lo prefiera, pero te veo venir
con la escusa de antes/el mismo pretexto de siempre,
                                   el del otro día.
Y uno se cansa...

¿Te acuerdas de la aguja/ -cariño perdido en el pajar-
pues me la he clavado en el ojo
donde no tengo la viga...
-¡Pero qué lioso eres... anda, ven!

 

13 comentarios sobre “Sufro distinto/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s