A veces, las más nítidas ideas

A veces, las más nítidas ideas             x? 
se convierten en las más complicadas palabras
fundiendo contra el cielo de tu paladar
          lo que ignoras y nunca callas.

A veces, el médico debió capar las agallas
del deshonesto destructor y seductor espasmo
   que no sujeta ni apaga la brasa
entre tus labios fermento de babas.

Así, se violan mártires conceptos,
se quedan en cueros vivos las hermosas damas,
           revolcándose por la losa de mármol
esa tumba que llevas a las espaldas.

P.D.
No tienes que empeñarte
      en definirlo todo.
Lo volátil no está perdido,
está flotando/como prestado.

Si lo coges o das,
pierde su propio encanto,
    pasa a ser otro algo
masticando hasta los pies
su más exquisito garbo.

 

 

2 comentarios sobre “A veces, las más nítidas ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s