El diablo con su cola de flecha

El diablo con su cola de flecha        x
apunta directamente hacia donde tú estás.

Haciéndote el remolón
como si no fuera contigo la cosa...
tiemblas igual que la hoja de papel
en manos del culpable/ 
o de un borracho.

Pecas tan a menudo/cada vez
que se te presenta la ocasión,
porque compruebas/has visto
que no te pasa nada...

Pero él ya ha decidido
lo que va a hacer contigo
cuando menos te lo esperes;
en cualquier momento...

Te va a colgar del cuello/garganta
atado de pies y manos
al filo de una tapia llena de vidrios
en el mes de los gatos en celo,
vagabundos y sarnosos;
gritando/peleando los unos con otros
por querer echar un polvo...

Para que purgues bien tus fechorías
para que te arrepientas...
Mientras te arañan/se agarran a ti
con sus garfios para no caer
y te sacan los ojos/las tripas 
como a un pescado...
Mientras te surge la duda 
          del gato de Schrödinger.

-No me lo imagino...?


5 comentarios sobre “El diablo con su cola de flecha

  1. Habrá que ver si el diablo es real o no. Puede que sea parte de una paradoja y así como puede encarnar el mal, también puede ser juzgado de la misma manera, entonces la pregunta del millón es: ¿Juzgar le corresponde a…? Nadie esta exento de juzgar o ser juzgado. mientras pensemos en Schrödinger .

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s