Me late anegando el terreno

Me late anegando el terreno    x
con la imagen que nombra
acuñada en la memoria 
de mi retina...

Hedor a la calavera viviente
que regurgita y te devuelve
el primer reflejo/
aliento fétido de la mañana
empañando su lisa piel.

Es el saludo íntimo del espejo
con ese gesto al desdichado/
desconocido asiduo...
desde su habitáculo/nicho
del buen restaurador.

Siempre llega antes donde estoy,
y me abraza, me envuelve por completo,
hasta se mete dentro.../me imita.
Se mueve, se mofa, golfea
y me saluda el muy cabrón...
sacando la lengua.

Cambia tan lenta-mente
que no me doy cuenta 
en lo que me estoy/se va
convirtiendo ese pobre payaso...

Parece que se transformara en otro
como yo...
Tarareando -siempre distraído-
alguna nota triste 
en comunión
con no sé qué tema/cosa...

Incluso hay veces que me habla,
como si nos conociéramos de algo/
como si fuéramos alguna vez amigos...
Entonces ya tranquilo -el de ambos lados-
como si lo hubiéramos entendido todo/
sin despedirse cuando se va.


PD
El saludo de cortesía/por educación
es sólo eso... no te equivoques
y andes persiguiendo expectativas
o dando explicaciones.

Ni te imagines algo/más 
de lo que hayas visto.
-con un gesto es suficiente-
Tampoco soltar de golpe
y que se caigan de culo...







Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s