Piel/pellejo pegado

Piel/pellejo pegado        xx
al esqueleto de lo que escribo.
Todavía anda tambaleándose
como animal sarnoso
por la playa virgen de su desembarco.
Huella clavada en la arena.
Carne llena de crías de garrapata 
desprendidas del cuello sobre el paseo/
líneas/calles/sombras entre los adoquines
de barro/gabro/grabaciones táctiles
de ciego en tu sesera...

Sin rastro que seguir
por los continuos manotazos/
lametones de las olas/can/Caín. 
Perro traidor que lo vuelve a dejar todo igual/
como al principio/como de madrugada
cuando aún no lo ha leido ni pisado nadie,
la estela de las últimas horas...


Sin hada/ni nada a quién dirigirme
la cabeza ha echado a rodar/un vale
en/con la certeza de estar/
estoy seriamente herido/descompuesto/
puzle imposible...abandonado en el estercolero...
-detritos del mal-.
Atravesado por un espetón/aguijón/espigón/
florete de academia de tiradores/payasos
de un grupo/juego infantil también arrumbado
echado a la basura...

Me da igual palo/nauseas, releer algún/
ninguna línea/renglón
que no contenga la misma idea
de tantas veces angustiado/atormentado/
descompuesto..."desconjerinllado".
Ojo de perla negra/muda/ropa interior
en una concha.../cancha grotesca/
costra vacía ya reseca/defecada,
olor oliendo al cuerpo podrido 
que la fecunda/evacúa....
Luz ardiendo en su ojo/globo/bola del adivino,
adhesivo perpetuo dejando ciega 
a la pitonisa del futuro.
Pirata de pata de palo clavada
como esquirla a la puerta del cielo.

Los escritos son polvo a tus espaldas/lomo
de alas de mariposa/cochinilla de bancal de patatas,
roja con puntitos negros del demonio.
Pelusillas aparcadas/riñendo con los filamentos
incandescentes/medio fundidos/en carne viva
que te invitan al baile/vuelo de vampiros
antes de que se apague la luz -para siempre-
de una puñetera vez.

El cuerpo como las embarcaciones cogen/
toman cierta deriva/experiencias de suciedad en el casco...
Y se vicia/incorregible todos sus movimientos/pensamiento
haciéndose más intensos/descontrolados/inquietante/pronunciados
conforme pasan los años/navegas/edad/tiempo.

Lo que escribes son los restos de un naufragio
varados en un mar de ficción 
en el que todavía no se ha puesto el día 
ni la luz del ojo blanco de la luna...
ni el rojo oro en llamas del sol.
Eres un puto fantasma merodeador del valle de los muertos,
toda una ciudad vuelta del revés volcada/sacudida/
en caída libre hacia el infierno del vacío
más inhóspito y cruel...

Somos la pesadilla de Belcebú hecha carne,
la humana reencarnación de un sueño.
El ser tangible de un espíritu que vaga errante 
por el infinito abierto en cesárea del Universo...
Galaxia que gira como una sierra atragantándose 
en las pupilas/garganta del Dios que nos creemos.

Somos nada, y nuestros escritos menos...
Solo viento sin destino a la suerte de lo sin vida.
Ya muertos antes de nacer...

Todo lo que somos se lo debemos a un deseo
y él sigue sin tener descendencia...

-¡Uffff! y todo porque no te gusta lo que has escrito,
menos mal que no ha sido otra cosa...



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s